Page 23

11

Traumatismos cardíacos Marco Tulio Baccarini Pires

I. Introducción. En el pasado, las heridas del corazón y de los grandes vasos eran

siempre consideradas fatales e intratables. En el siglo XIX, Billroth, uno de los pioneros de la cirugía, escribió: “El cirujano que intente suturar una herida en el corazón perderá el respeto de sus colegas”. No obstante, sólo poco tiempo después, en el año 1896, Rehn, en Alemania, realizó con éxito la primera sutura de una lesión miocárdica producida por arma blanca. Actualmente, el desarrollo y el avance en los materiales y de las técnicas de cirugía cardíaca hace posible prestar una mejor atención a los portadores de lesiones traumáticas del corazón, con reducción acentuada de la mortalidad y la morbilidad. II. Clasificación. Las lesiones del corazón pueden ser penetrantes, no penetrantes o iatrogénicas. A. Lesiones penetrantes. Son las lesiones más frecuentemente observadas en la práctica clínica. Las heridas están presentes en una amplia área, que comprende todo el precordio, la región cervical, la región axilar y el abdomen (Fig. 11.1). Cualquier herida penetrante en estos sitios debe ser considerada sospechosa de haber provocado una lesión cardíaca. En los casos de heridas penetrantes del corazón, solamente el 40% de los pacientes llega con vida al hospital; de éstos,

Fig. 11.1 Área en la que una herida penetrante debe ser considerada capaz de causar lesión cardíaca.

186

Baccarini | Erazo Mn de Urgencias Médico-Quirúrgicas -Muestras de páginas no secuenciales y en baja resolución

Baccarini | Erazo Manual de Urgencias Médico-Quirúrgicas  

¡Un fiel compañero en las unidades de urgencia y emergencia hace 25 años!  Compendio para la consulta rápida  Nueva edición revista y tota...

Advertisement