Page 6

Entrevista a “LOS 90

FUERON AÑOS DE

REVITALIZACIÓN Y EXPANSIÓN ECONÓMICA QUE VIVIMOS CON MUCHA ILUSIÓN”

Como Alcalde de Oñati en los años 90, ¿Cómo recuerdas el contexto socio-económico de la localidad en esa época? Lo que recuerdo es que se dieron dos situaciones diferentes, comparando la primera con la última parte de la década, tanto a nivel de Ayuntamiento como a nivel de pueblo. A nivel de Ayuntamiento se acometen fuertes inversiones como la compra a Unión Cerrajera de Mondragón el año 1989 de las antiguas centrales hidroeléctricas, hoy llamadas “Oñatiko Ur Jauziak”. El Ayuntamiento participó en esta sociedad con el 66,66% del capital social de la empresa, lo que supuso un fuerte endeudamiento debido al crédito de 850 millones de pesetas que fueron necesarias para hacerse con el patrimonio de Saltos de Olate, S.A., pero el esfuerzo mereció la pena, pues el pueblo de Oñati no podía dejar escapar aquella ocasión única para hacerse con el control de los manantiales y realizar inversiones en activos productivos, que generan importantes rendimientos para mejorar la calidad de vida de los oñatiarras. En cuanto a la situación del pueblo, había de todo, desde empresas muy competitivas a nivel

6

Angel Iturbe Angel internacional, que estaban funcionando con absoluta normalidad, hasta empresas con problemas laborales, incluso con necesidad de reducir sus plantillas. En ese momento había un paro del orden del 10% sobre la población activa, lo que obligó al Ayuntamiento, aparte de hacer un seguimiento muy cercano a los problemas del día a día, a organizar cursillos de formación según las necesidades del mercado laboral y promocionar pabellones a precios competitivos, dentro de los programas de Industrialdeas. Desde el Ayuntamiento abordamos también el problema de la vivienda constituyendo una sociedad, Oñatiko Etxegintza, S.A., en la que el Ayuntamiento participó con el 51% del capital, junto a otras tres empresas constructoras locales. Fueron años de revitalización y expansión económica… ¿Cómo se vivió esta etapa en Oñati? Efectivamente, fueron años de revitalización y expansión económica que vivimos con mucha ilusión tanto a nivel del Ayuntamiento, como a nivel general. En el Ayuntamiento reducimos el nivel de endeudamiento hasta llegar a ratios normales, por debajo incluso de otras poblaciones. En cuanto a la sociedad Oñatiko Ur Jauziak, a lo largo de la década de los noventa el Ayuntamiento fue comprando acciones a su socio, en función de los beneficios que generaba Nuestra Historia

Iturbe

dicha sociedad, hasta dejar establecida en 89,95% su participación en el capital social de la empresa. En cuanto a la situación general del pueblo, esta etapa la vivimos con fuertes y acertadas inversiones por parte de las empresas, tanto las cooperativas como las privadas, lo que les permitió ser más competitivas tanto en el mercado nacional como internacional, reduciendo la tasa de paro en un 50% sobre la población activa. Imaginamos que vivirías de cerca el desarrollo de las cooperativas que en esa época se agruparon en torno al Grupo ULMA. ¿Cómo recuerdas a estas empresas en aquellos años 90?; ¿Cómo era la relación del Ayuntamiento con el Grupo ULMA? En un pueblo de las características de Oñati y con las dimensiones del Grupo ULMA, viví muy de cerca la evolución de todos los negocios, con una relación e información fluida de los proyectos, el desarrollo y los resultados de los mismos. ¿Cómo crees que contribuyeron las cooperativas al desarrollo de la localidad en esta década? La contribución de las cooperativas del Grupo ULMA ha sido muy importante en el desarrollo de Oñati desde cualquier punto de vista. Ha contribuido a la creación de puestos de trabajo estables, tanto en

Los90  

Los 90 Suplemento Histórico

Los90  

Los 90 Suplemento Histórico

Advertisement