Page 13

los 90

aprobación del POGU fue tremendamente creativa con un impulso de dinámicas de gestión extraordinario. A.C.: Sí, de acuerdo pero con un poco de prudencia ya que detrás de esa afirmación parece que solamente pueden darse proyectos de calado fuera de MCC. J.L.M.: Las claves creo que son las mismas, y me da igual en qué época nos encontremos: personas y productos. La promoción y la motivación, el compromiso y la innovación. Los 90 fueron buenos años, pero ahora estamos en la mejor época, eso lo digo siempre. Todos los momentos son los mejores, porque son los que nos toca vivir, y hay que adecuar los modelos, las estrategias, invertir más en innovación, etc. no sólo en función de la tarea, sino del desarrollo personal. Se nos abren los ojos a la internacionalización. Se ha cimentado una buena posición y hay que aprovechar esto para el futuro. T.G.: Para mí la clave es dar con personas singulares que cogen la mochila y arrastran al resto. Como descansemos solamente en Modelos de Negocios lo tenemos difícil, tenemos que apoyarnos en personas que tengan la capacidad de transformar… Luego hace falta gente que se suba al carro, que se comprometa… A.C.: Si me permitís yo quisiera comentaros un descubrimiento que he hecho esta tarde, y es que tenéis un valor clave; tenéis una cultura, tenéis terminología propia, tenéis POGU´s y eso es una cultura propia.

Grupo ULMA. ¿Cuáles son los grandes retos para el XXI? T.G.: En este momento hay que olvidarse de hablar de internacionalización y globalización y ver el mercado en términos globales, con lo que implica para todo. Hay que trabajar para crear entornos donde la creatividad se convierta en productos vendibles, y los productos vendibles representen una innovación para la empresa que sólo se identifica si genera flujos de caja positivos. A.C.: No te contradigo si digo que si con un 5% retribuimos al capital y retribuimos a las personas, el resto debe ser para pensar en el futuro. J.L.M.: Es necesario que las personas que se van integrando sepan y conozcan la esencia del cooperativismo. Hay que trabajar para que la gente esté convencida, y podemos tener ventajas competitivas enormes. Hay que adaptarse y trabajar la integración de nuestras filiales y personas fuera de Oñati. F.E.: Capacidad de adaptación y en la medida de lo posible anticipación en todo lo que pueda suponer cambios organizativos, apertura a nuevas oportunidades de negocio, innovación y desarrollo de nuevos productos. Esa es la parte más importante, incluso a pesar de nuestra figura cooperativa, que en algunos casos puede ser ventajosa, pero en la medida que creces, que tienes una importante difusión geográfica y muchas más personas, empieza a complicar la toma de decisiones y nos puede hacer perder ventajas.

F.E.: Los 90 sirven para crear imagen, formar personas y pensar que tienes que salir al exterior, con el apoyo del Grupo. Tenemos capacidad de formación, compromiso, gestión… y esto hay que mantenerlo. A.I.: Para mí un elemento clave es que la gente de ULMA ha tenido capacidad para dar forma concreta a las ideas. Hablamos de innovación, pero ese compromiso de materializar las ideas no suele ser fácil. Y saber enfocar bien tres aspectos: producto, mercado y tecnología. Y no detenerse en los resultados, sino continuar, hay un saber hacer desde la cooperación. Más que valores y liderazgo, importa el compromiso. A.C.: Creo que no hay contradicción entre liderazgo y compromiso. Yo resaltaría que tenéis una cultura propia. Este año se celebra el 50 aniversario de MCC y en pocos años será el del

Fernando Recalde

"Las cooperativas tenemos la ventaja de ser una sociedad de personas y nuestro futuro es prometedor" A.I.: Hay que cazar el instante y seguir. Se está difuminando lo que hemos vivido, lo que te da la forma de ser, y eso se lo van a perder la juventud y las nuevas generaciones. J.M.L.: Evitemos que una nueva figura social pueda sustituir al cooperativismo, en función de que las necesidades actuales son totalmente diferentes a las que había cuando se creó el cooperativismo.

José Luis Madinagoitia

“En la relación con MCC hubo coincidencias de fondo y divergencias de forma” Entre las cosas que ayudaron al crecimiento fue que había una dejación empresarial en el entorno del Alto Deba. No vaya a ser que nos ocurra lo mismo a nosotros. Hay que crear personas capaces de ofrecer un servicio, considerando que la especialización en cada caso te puede llevar a triunfar o no triunfar. A.C.: Creo que hay que entender los mensajes que nos lanza el entorno. La globalización es un fenómeno que nos afecta; estamos ante mercados globales que nos definen. El elemento clave es la diferenciación que ofertamos al mercado. Tenemos que estar en un proceso de recreación permanente de nuestras actividades, hay que aceptar que todo tiene que estar puesto en cuestión. Repetir la historia no conduce al éxito sino al fracaso. La innovación no se produce sólo en producto, sino en maneras de actuar, de pensar, de relacionarse, de comunicar… Hay espacios para el futuro, siempre que creamos que es abierto. En el ámbito cooperativo hay que apostar por la pasión. Tenemos la juventud mejor formada, y hay que prepararla, necesitamos personas que crean y transmitan los valores cooperativos. El tiempo que vamos a construir va a ser mejor: si tenemos una juventud que no va a ser capaz de tomar el relevo estamos fallando en todo el proyecto, porque resulta que no creemos en las personas y eso es la base. Yo no tengo ninguna duda de que el futuro será cooperativo y de compromiso, elaborado en función de la libertad de las personas y del principio de una persona un voto. Tenemos que utilizar la intuición, entender los mensajes del futuro, aprender a usar el hemisferio izquierdo, y captar cosas que no se pueden demostrar, dominar la capacidad de anticipación. También cultivar el amor por el detalle, hacer las cosas bien. F.R.: Una de las claves del futuro próximo va a estar en el desarrollo profesional y personal de las personas y hacer todo lo posible para que el entorno de nuestras empresas propicie la innovación. Las cooperativas tenemos la ventaja de ser una sociedad de personas y creo que nuestro futuro es prometedor.

13

Los90  

Los 90 Suplemento Histórico