Page 10

especial › logística en alimentación Informe

Tomás Redondo: “Uno de los problemas de la logística en España es la elevada atomización. El número de empresas es muy alto, y ante una reducción de la demanda, estamos asistiendo a la desaparición de multitud de empresas de distribución y transporte”

ID Logistics Jean Marie Guérin, director de Desarrollo Comercial de ID Logistics, cree, respecto a la manera en que está afectando la bajada del consumo a consumo a la logística, que existe más una bajada de valor que de volumen. Es decir, que se mueve una cantidad de bultos o de kilos similar a la de antes (ya sea por optimización de la red logística o por cambios de productos de marca por otros de marca de distribuidor). “En ese sentido, no vemos una pérdida excesiva de actividad. Lo que sí es importante es que el coste de la logística en porcentaje del valor del producto puede subir. Hemos de encontrar soluciones desde los operadores para reducir este impacto: en IDL hemos sistematizado la búsqueda de mejoras que impactan directamente el coste por caja para nuestros clientes”, aclara. Respecto a los cambios que se están produciendo en la organización del almacén y el transporte de las mercancías, para Guérin, el cambio principal quizá venga como consecuencia de la implantación masiva de flujo tenso en toda la gran distribución, con plazos de entrega muy cortos. La consecuencia para los fabricantes es que han de buscar una forma de agruparse y optimizar sus entregas aguas arriba: se crearán como en Francia cen10

Logística Profesional • Marzo 2012

Durante el año 2011, la caída del consumo ha repercutido negativamente en los operadores logísticos, aunque los sectores de alimentación y gran consumo son de los menos afectados por trabajar con productos básicos.

tros de consolidación o almacenes de pooling. En distribución urbana, IDL tiene dos experiencias nuevas en ese sector: en Francia ha empezado a entregar en tiendas urbanas de Carrefour con un camión híbrido. Las ventajas son importantes tanto a nivel de consumo y contaminación del aire como de contaminación acústica. En España lleva meses probando vehículos de gas comprimido con ventajas similares a nivel de contaminación. En IDL ahorran combustible de dos maneras: trabajando con equipos nuevos EURO 5 por una parte, y por otra, reduciendo los km en vacío, algo que hacen a través de su sistema de gestión de transporte.

Traiglefer Darío Ramón, responsable de Desarrollo Comercial de Traiglefer, asegura que, evidentemente la bajada del consumo se nota en toda la cadena y también en la logística y el total de toneladas transportadas. “El tamaño medio del envío está bajando y con ello, en muchos casos, la necesidad de un mayor número de frecuencias de entrega. Dos variables que suelen ir en contra del coste/kg óptimo. Sin embargo, nos encontramos con que nuestros clientes no pueden soportar en sus productos un mayor coste logístico. Por ello, en Traiglefer trabajamos con nuevas soluciones de grupaje y modelos de distribución para adaptarnos a esta nueva realidad”. Sobre si se han agravado las prácticas desleales de precios por debajo de coste con motivo de las crisis, Darío Ramón, afirma que “aunque las empresas busquen rentabilidad,

necesitan volúmenes altos de mercancía para mantener sus redes. Además, los precios de venta no están recogiendo ni actualizándose convenientemente con el incremento de costes. No obstante, también nos encontramos con clientes que siendo conocedores de esta realidad y la amenaza que esto supone a medio plazo, colaboran con nosotros en buscar modelos conjuntos de optimización que nos permitan conseguir ahorros o ventajas compartidas”. Uno de los retos más destacados para el responsable de Desarrollo Comercial de Traiglefer es desarrollar para cada cliente la solución logística más adecuada, que dependerá de los requisitos comerciales que tengan de la tipología de envío de cada uno. Como ejemplo, en Traiglefer no disponen de un único modelo logístico, sino que estudian de forma individualizada y conjuntamente con el cliente cuál puede ser la mejor solución. Hay una creciente reducción de stocks en todos los sectores. No obstante, como los requisitos de los clientes no han cambiado, implica un aumento en la tensión en la gestión de los almacenes y el envío de mercancías. “Un operador como nosotros tiene que trabajar por conseguir la suficiente flexibilidad en sus estructuras que le permita adecuarse a los continuos cambios que se plantean en las operaciones”. Una vez más, la realidad nos está obligando a solucionar algo que ya venimos durante años discutiendo, como es la distribución urbana, y en esta ocasión, por ambos lados, existe la necesidad. Por un lado, las ciudades necesitan ur-

Logistica - 174  

Alimentaria apuesta por los mercados emergentes con gran presencia asiática Logis, soluciones a la logística, el transporte y el almacenaje...