Page 89

A R C O S ARQUITECTURA Y CO NSTRUCC IÓN SOST ENI BLE S

89

vivienda, de la que un 70% es básicamente calefacción y agua caliente. En España hay 16 millones de unidades familiares, por lo que fácilmente deducimos que las familias españolas destinan 16.000 millones de euros al año para atender las necesidades energéticas de sus viviendas. En Anese pensamos que pueden funcionar con el mismo nivel de confort pero ahorrando no menos de un 30%

“Ahora nos encontramos con un doble problema: el precio del petróleo y la presión de la UE con iniciativas cada vez más exigentes en esta materia. Ambos apuntan en la misma dirección, poner freno al despilfarro energético” de esta factura, lo que representa a nivel agregado 5.000 millones de euros por año, y 300 euros al año por cada familia, suponiendo un incremento del 1,5% en sus ingresos netos, en un momento de congelación salarial y de pensiones, cuando no disminución, por lo que significa una importante ayuda a las familias de cara a mantener su nivel de vida, y de paso, a la economía de la nación. En la coyuntura socioeconómica en la que nos encontramos, con muchas familias en situaciones delicadas debido a la crisis, ¿cómo es posible que nos permitamos el derroche permanente de energía? Son muchos los ejemplos de ello, pero entre otros está el alumbrado público, cuya factura en España duplica a la alemana o la británica. Pequeña puerta a la esperanza El Gobierno aprobó el pasado 27 de julio en Consejo de Ministros el 2º Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020, que es el marco de referencia nacional

para alcanzar los objetivos comprometidos por España con la Unión Europea. En este Plan, se considera una inversión de cerca de 50.000 millones de euros en su período de vigencia para alcanzar el objetivo europeo de mejorar en un 20% el ahorro y la eficiencia energética. De dicha cantidad, 27.000 millones de euros irían dirigidos al sector de la edificación, lo que representa 2.700 millones de euros anuales. Más recientemente, ha sido aprobado el RD 1/2012, que suprime transitoriamente las primas a las energías renovables, pero que en su artículo 3º punto 3 abre una pequeña puerta a la esperanza a través del autoconsumo de electricidad producida con renovables. Asimismo, están pendientes de publicación los RD de Balance Neto y Autoconsumo, y de Certificación Energética de Edificios, que deberían suponer un impulso en dirección positiva. Todo ello apunta a que ha llegado el momento en que necesariamente arquitectos, urbanistas y ESEs deben colaborar en el crecimiento vertical de las ciudades, habiendo quedado en evidencia que hacer crecer las ciudades horizontalmente es ineficiente económica, energética y medioambientalmente. Colaborar de manera conjunta en el diseño de un Gran Plan de Rehabilitación Nacional parece el camino lógico a seguir; unido al Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020 nos debe permitir alcanzar un parque de edificios sostenible desde todos los puntos de vista, así como cumplir nuestros compromisos internacionales de cara a 2020, una fecha, a estos efectos, muy cercana. ANOTE 384

EN LA PÁG. 97

495 ABRIL 2012

CIC Arquitectura y construccion - 495  

CIC Arquitectura y construccion - 495

CIC Arquitectura y construccion - 495  

CIC Arquitectura y construccion - 495