Page 87

A R C O S ARQUITECTURA Y CO NSTRUCC IÓN SOST ENI BLE S

87

tica, actualmente en trámite en el Parlamento Europeo y cuya aprobación se espera para finales de este año. Por último, no podemos olvidar la Directiva popularmente conocida como “Triple 20”. Pero como estamos

“España tiene una intensidad energética un 15% superior a la media europea; dado nuestro clima y nuestros hábitos de vida, no existen razones objetivas para este alto nivel. Habría que preguntarse quiénes son los beneficiados y quiénes los perjudicados”

Para entender cuál es nuestra situación y el camino a seguir, debemos en primer lugar situarnos en el contexto internacional. Todo parece indicar que el cambio climático originado por la actividad industrial y el modelo de movilidad actual, basados en combustibles fósiles, es una amenaza cada vez más real. El último informe de la Agencia Internacional de Energía (World Energy Outlook 2011) advierte que nos enfrentamos a un cambio potencialmente catastrófico, consecuencia del posible aumento de temperatura del planeta que supondría un desequilibrio y, por tanto, la desestabilización del ecosistema mundial. El profesor Birol, economista de la misma institución, afirmaba hace poco que nos encontramos ante la última oportunidad para limitar el incremento del planeta a 2 °C. Para la consecución de este objetivo, apuntaba que el 60% de las medidas se basaban en el ahorro y la eficiencia energética. ¿Qué están haciendo la UE, y concretamente España, para contribuir a estos objetivos? Desde la UE existen varias iniciativas al respecto, algunas con más de diez años de antigüedad, como la Directiva 2002/91/CE relativa a la eficiencia energética de edificios, cuyo incumplimiento le costó a España una denuncia de la Comisión Europea el pasado mes de noviembre. También es de destacar la Directiva 2006 de impulso al ahorro y la Eficiencia Energética y las Empresas de Servicios Energéticos, que tendrá continuidad en la nueva Directiva sobre eficiencia energé-

en España, no es suficiente con incumplir directivas y ser denunciados por ello, además nos dedicamos a importar más del 75% de la energía que consumimos, un 20% más que la media europea. En 2011, esto se tradujo en 48.000 millones de euros, casi un 5% de nuestro PIB, superando todos los ingresos del país por turismo. Con los precios de petróleo y gas actuales, 2012 camina hacia un total de 60.000 millones de euros, cifra que se corresponde con la mitad del gasto en pensiones,

495 ABRIL 2012

CIC Arquitectura y construccion - 495  

CIC Arquitectura y construccion - 495

CIC Arquitectura y construccion - 495  

CIC Arquitectura y construccion - 495