Page 36

Electricidad y Electrónica

Acceso online a datos útiles para la diagnosis y reparación de fallos

Bosch está haciendo ya del coche un agente activo de Internet capaz de proporcionar a los conductores una serie de ventajas en el campo de la seguridad, el confort y la economía. La compañía, que cuenta con un amplio know-how en todas las áreas implicadas, ofrece ya el hardware que establece la conexión con el mundo exterior, una plataforma de software flexible que pone en contacto a los proveedores y usuarios de los servicios, así como numerosos servicios relacionados. Pero Bosch también está impulsando la conectividad en los talleres, ya que ésta no termina cuando el coche tiene que ir al taller para un servicio de mantenimiento o reparación. Desde que la electrónica del vehículo es cada vez más potente y compleja, la compañía está haciendo lo posible para que los talleres puedan acceder online a ciertos datos útiles del vehículo para la diagnosis y reparación de fallos. En este sentido, el sistema de diagnosis “Flex Inspect” puede leer automáticamente la memoria de errores, revisar la batería, comprobar la presión de inflado de los neumáticos y examinar la geometría del chasis. Sobre esta base, el mecánico puede comentar inmediatamente al conductor los trabajos de reparación que necesita el vehículo, e incluso, durante la reparación, el técnico puede hacer uso de la tecnología de realidad aumentada.

SOLUCIONES BOSCH PARA LA CONECTIVIDAD DEL TALLER Los avances de Bosch en el campo del vehículo conectado pretenden ayudar a mejorar la seguridad, la eficiencia y la comodidad de la movilidad del futuro. Con ello, persigue un triple objetivo estratégico: Bosch lleva internet al vehículo para que se viva de forma intuitiva, proporciona funciones de asistencia con valor añadido y, además, conecta el coche con la infraestructura del taller. Texto: Redacción NT / Fotos: Bosch

Movilidad del futuro

En su camino hacia la movilidad del futuro, Bosch persigue tres vías de desarrollo hacia la conducción, que será electrificada, automatizada y conectada. “Bosch está haciendo buenos progresos en los tres campos”, señala Rolf Bulander, presidente del área empresarial Mobility Solutions, el mayor del Grupo Bosch, que continúa creciendo con fuerza, con una subida del 7%

en el primer trimestre de 2015 y con un incremento nominal del 13%. Las ventas de importantes sistemas como el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), la inyección directa de gasolina y los sistemas de inyección directa diésel crecieron, cada uno de ellos, en torno al 20% en 2014.

En opinión de Bulander, el motor de combustión seguirá siendo la base para una movilidad eficiente hasta bien entrada la próxima década, incluso aunque el sistema propulsor esté electrificado. Durante los próximos cinco años, la tecnología Bosch relacionada con el propulsor puede reducir el con-

sumo de los motores diésel en un 10% y la de los motores de gasolina en casi un 20%. Junto con la electromovilidad, el motor de combustión será aún más eficiente. En 2025, el 15% de todos los vehículos de nueva matriculación contará con al menos un sistema de propulsión híbrida.

SISTEMAS INTELIGENTES PARA EL COCHE CONECTADO Para dar a conocer algunos de sus más significativos avances, Bosch preparó un stand interactivo en el último Salón del Automóvil de Barcelona con tres estaciones interactivas e interrelacionadas, en las que el visitante pudo conocer tres sistemas inteligentes de la marca relacionadas con el coche conectado y la movilidad. “Valet parking” o aparcamiento automatizado. Sistema automatizado de búsqueda de plaza de aparcamiento y realización autónoma de las maniobras necesarias en parkings. Cuando el

18

conductor llega en su vehículo a un parking, la información sobre los datos del edificio y las plazas libres se transmiten al vehículo. El conductor confirma la función “aparcamiento automatizado” y abandona el vehículo. El coche busca la plaza libre y aparca automáticamente, enviando la confirmación “vehículo aparcado” al smartphone del conductor. Cuando el conductor desea volver a recoger el coche, solicita a través de su smartphone o tablet que el vehículo regrese al punto de entrega.

Comunicación ‘Car to Car’. Intercambio de información entre vehículos en tiempo real sobre posibles peligros, vehículos averiados, retenciones o situaciones climatológicas adversas, con el objetivo de que el conductor se pueda anticipar a estas situaciones, lo que redunda en una mayor seguridad. Por ejemplo, los sensores de un vehículo informan de una avería. Esta información “vehículo averiado” se emite al entorno más próximo y, así, los vehículos que circulan por detrás reciben la información y alertan al conductor con

suficiente antelación. El tráfico en sentido contrario también es informado y reenvía la información. Gestión de flotas. Además de mejorar la seguridad, la combinación de datos del vehículo también ahorrará dinero, especialmente para las empresas y flotas. Bosch conecta en red los vehículos de una misma flota, lo que permite una nueva forma de análisis, por ejemplo, para el mantenimiento preventivo. A través de la interfaz que forma parte del sistema de diagnosis a bordo, el vehículo reconoce la necesidad de cambiar una pieza. Así, tanto

los requisitos de mantenimiento como la identificación del vehículo se transmiten automáticamente al gestor de flotas a través del sistema telemático de Bosch. Los requisitos de mantenimiento se han introducido previamente en el sistema informático del gestor de flotas. El taller y la compañía de renting acuerdan la orden para el mantenimiento necesario, mientras que el conductor recibe diferentes propuestas de citas de los talleres más cercanos y confirma una cita por teléfono o de forma online desde su propio domicilio.

Chapa y Pintura - nº 394  

Chapa y Pintura - nº 394

Chapa y Pintura - nº 394  

Chapa y Pintura - nº 394