Page 1

Oasis de ternura


Ver y Con-moverse En segundo lugar, comparto la invitación del Papa Francisco a los jóvenes de México que sean revolucionarios de la ternura para transformar la realidad de su país con ternura dónde explicita

Imagen 2

que “la ternura no es lástima. La lástima voltea Con una delegación de la Pastoral Juvenil

para abajo, la ternura mira de forma horizontal y

Guadalupe hemos participado en la Pascua Jo-

a los ojos. La ternura nos hace iguales. La ternura

ven organizado por la Diócesis de 9 de julio en la

nos hace humanos.”

localidad de Trenque Lauquen. Hemos reflexionado durante la semana santa la lectura del Buen samaritano bajo el lema que (Jesús) “me

vio y se conmovió.”

Oasis de ternura Quisiera comunicar a los adolescentes y jóve-

Ante la situación actual, la invitación de ser

nes de la Pastoral Juvenil Guadalupe que se pue-

protagonista implica a seguir a Jesús para ver a

de cambiar la realidad que nos rodea con un

su alrededor atentamente dónde registramos

compromiso serio para crear un oasis dónde se

las necesidades del otro y no seamos indiferen-

respira un aire de ternura, de misericordia, de

tes con aquel que más sufre. En consecuencia no

fraternidad y de solidaridad. Aunque no poda-

podemos quedarnos con brazos cruzados sino

mos cambiar el mundo entero, podemos ser op-

debemos con-moverse, comprometerse con el

timistas de transformar la vida de algunas perso-

otro para transformar su realidad.

nas y la realidad injusta de algunas situaciones a

Para eso, comparto el testimonio del P. Pedro

pesar de las adversidades que tengan que en-

Opeka quién vio a los niños que estaban pelean-

frentar. Con la actitud de ternura que nos ense-

do por la comida en el basurero con los animali-

ña Papa Francisco donde el otro es valorado y

tos y se conmovió. Se comprometió con esa gen-

respetado con una mirada de iguales a pesar de

te de Madagascar para transformar el basurero

las diferencias, nos plenificamos juntos como

en un “oasis de esperanza”.

personas, cristianas y humanas.


De esta montaña de basurero, hemos hecho un «oasis de esperanza»

Imagen 3

Imagen 4

Es el 20 de mayo de 1989. Pedro Opeka ya es

un árbol En diciembre de ese mismo año lanzaba

misionero en Madagascar desde hace 14 años,

la asociación Akamasoa, «los buenos amigos» en

oficia en la sabana en Vangaindrano en una de las

malgache.

aldeas más pobres de la isla. «Caí enfermo, no me

«Hoy, cuando miro a esa ciudad desde la dis-

podía mantener en pie frente a tanta miseria y

tancia, me pregunto ¿quién puede haber hecho

sufrimiento. Me dije a mí mismo que me iría de

eso? No logro creerlo», dispara el religioso. Des-

Madagascar. Pero en ese momento mi comunidad

pués de casi treinta años de existencia Akamasoa

me propuso una nueva misión en la capital, Anta-

ya no es una simple asociación de lucha contra la

nanarivo», recuerda el Padre Pedro. «Lo que ví en

pobreza. Los «buenos amigos» conforman ahora

el basurero me hizo caer en el horror.» Desde

una verdadera ciudad, o mejor dicho un conjunto

1985, el gobierno centraliza todos los desechos en

de 18 ciudades que congregan más de 20.000 po-

un inmenso vertedero a cielo abierto a la salida

bres de Madagascar, con casas de ladrillos pero

de la ciudad, donde los pobres, en medio de los

también con estadios, escuelas y dispensarios.

animales, vienen a rescatar el mínimo pedazo de

«De esta montaña de desechos hemos hecho un

tela, pilas usadas o chatarra, cualquier objeto que

oasis de esperanza», dice el padre Pedro, que re-

pueda ser revendido en la calle. Los niños con los

cuerda las primeras casas construidas. «¡Todo co-

pies descalzos recorren a trancos estos desechos.

menzó con un ladrillo!», dice aquel cuyo padre,

«Recuerdo el shock. No era posible que los ni-

inmigrante esloveno, se convirtió en albañil en

ños pudieran vivir una vida tan inhumana. Fueron

Argentina. (Alexis Feertchak, El Padre Pedro, el

ellos lo que me sublevaron. Esa noche no podía

sublevado de Madagascar. Traducción: Ariel

dormir, me puse de rodillas sobre mi cama y le

Mazières.

pedí ayuda a Dios». Al día siguiente el Padre Pe-

svobodnaslovenija.com.ar/el-padre-pedro-el-

dro volvía al basurero, organizaba una merienda

sublevado-de-madagascar> 10 de julio de 2017,

con los niños y luego formaba una escuela bajo

Eslovenia.

Disponible

en:

<http://


Los jóvenes y la Revolución de la Ternura “No podemos quedarnos de brazos cruzados, hay que hacer algo. Hay que recordar, para que nunca se nos olvide, que los intentos de transformar este orden social de manera violenta, no funcionaron (ni funcionarán). No es a través de violencias, ni de rabiosas ideologías de derechas o de izquierdas, como se podrá transformar nuestro entorno y nuestro mundo. La invitación que hace el Papa Francisco es que los cambios que se requieren solamente podrán consolidarse si proceden de la ternura.

La ternura no es lástima. La lástima voltea para abajo, la ternura mira de forma horizontal y a los ojos. La ternura nos hace iguales. La ternura nos hace humanos.

La ternura no es lástima. La lástima voltea para abajo, la ternura mira de forma horizontal y a los ojos. La ternura nos hace iguales. La ternura nos hace humanos. El Papa Francisco invita a los jóvenes a que sean revolucionarios, es decir, que transformen el mundo a través de la ternura. La ternura que

nos hace más sensibles, al estilo del Buen Sama-

Así como la compasión brota de las entrañas,

ritano, quien se conmovió, encarnó la misericor-

de que se nos remueva lo más interno del cora-

dia, hizo suyo el dolor del afligido y fue a ayudar-

zón ante el sufrimiento y ante las injusticias que

lo. La invitación a ser revolucionario de la ternu-

padecen los demás, de la misma manera la ter-

ra va en la línea de estar atento al otro, al dife-

nura surge como un sentimiento de cariño entra-

rente, al marginado, al que sufre. Ser revolucio-

ñable. La ternura nos ayuda a reconocer la fragi-

nario de la ternura significa tender puentes y es-

lidad y vulnerabilidad del otro. También nos ayu-

tar abiertos al diálogo y a la Palabra. Vivir la ter-

da a reconocer nuestras propias fragilidades y

nura, es ser portadores de la esperanza, es ser

debilidades. Todo ser humano tiene sueños y

esperanza. Esto es lo que el mundo necesita.” (El

anhelos, como cada uno de nosotros. Todo ser

Observador en la actualidad. Disponible en:

humano tiene dignidad por el simple hecho de

<https://elobservadorenlinea.com/2017/06/los-

ser humano. La ternura nos ayuda a reconocerlo

jovenes-y-la-revolucion-de-la-ternura>), 30 de

y sentirlo. La ternura nos permite conmovernos

julio de 2017, México.

ante el otro, verlo como igual y reconocerlo como hermano.


E-Referencias Lista de imรกgenes Imagen 1 - oasis. (De la tapa). Disponible en: <http://kiubole.mx/huacachina-magnifico-oasis-en-el-desierto-deperu> Fecha de acceso en: 10 de julio de 2018.

Imagen 2 - Pascua joven. Disponible en: <http://www.aica.org/32925-pascua-joven-una-forma-diferente-de-vivirla-semana-santa.html> Fecha de acceso en: 10 de julio de 2018.

Imagen 3 - Padre Pedro Opeka. Disponible en: <https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/f/fd/Fatherpedro01.JPG> Fecha de acceso en: 10 de julio de 2018.

Imagen

4 Akamasoa. Disponible en: <https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/ac/ AkamasoaJLV_3900.jpg> Fecha de acceso en: 10 de julio de 2018.

Imagen 5 - Papa Francisco. Disponible en: <https://www.flickr.com/photos/presidenciamx/24807441200> Fecha de acceso en: 10 de julio de 2018.

Oasis de ternura  
Oasis de ternura  
Advertisement