Page 12

PADRES Octubre de 2017

12 buena en lo suyo

MARÍA ACASO: productora cultural y profesora de Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid.

“La escuela no se relaciona con buscar la productividad” ADRIÁN CORDELLAT Su pasión por el arte le ha hecho introducir éste en el aula como forma de transformar la Educación y desarrollar la creatividad y el espíritu crítico de los alumnos. Ahora presenta Art Thinking(Paidós), escrito junto a Clara Megías, con el que pretende acercar al público este concepto que bebe del arte contemporáneo y que encuentra sus principios básicos en los descubrimientos hechos en los últimos años en el campo de la neuroeducación. -Un día llevaste una sandía a clase… y la clase se dio la vuelta. ¿Tienen las sandías un poder extraordinario o hay algo más detrás? -(Risas) Llevar la sandía a clase le da la vuelta al aula porque produce una situación que nosotros llamamos de “extrañamiento”, que consiste en situar un elemento no habitual en un lugar que no le corresponde. Esto es básicamente el mecanismo del arte contemporáneo, que provoca que la experiencia que se lleva a cabo en el aula sea completamente diferente, totalmente alejada de la clase magistral. -Esa sandía es un reflejo del concepto Art Thinking, que va ganando cada vez más fuerza en el ámbito educativo y al que acabas de dedicar tu último libro. ¿En qué consiste exactamente? -Es una metodología que lo que hace es recoger elementos del arte contemporáneo y llevarlos a la educación a través de un marco metodológico que sirve para los profesores de cualquier asignatura, ya sean matemáticas o historia. -El arte es habitualmente relegado en la escuela a un ámbito secundario, casi una actividad lúdica, de segunda clase, sin embargo tu defiendes que puede transformar la educación. ¿Cómo? -A través de cuatro elementos clave. El primero de ellos es el pensamiento divergente; el segundo tiene que ver con el placer, la motivación, el extrañamiento que comentaba al principio, un montón de nociones que generalmente están asociadas con el entretenimiento pero que nosotros llevamos a la escuela. En tercer lugar a través del empoderamiento de los profesores como productores culturales, que no solo transmiten conocimiento, sino que también lo generan.Y, por último, a través de la utilización de las herramientas de los artistas, que trabajan por proyectos.

María Acaso, autora junto con Clara Megías del libro Art Thinking (editorial Paidós) -¿Puede ser el arte esa emoción a la que los expertos en neuroeducación aluden cuando afirman que “no hay aprendizaje sin emoción”? -Absolutamente. De la neuroeducación surgen los principios básicos del Art Thinkingy de hecho por eso hemos escogido el arte, porque está completamente contaminado por las emociones, por el proceso emotivo. -A veces tengo la sensación de que nos hemos vuelto locos queriendo crear pequeños genios que escriban, lean y hablen cuatro idiomas cuanto antes. ¿Nos hemos olvidado de esa emoción, de la creatividad, del juego? -Sí, porque hoy la escuela busca la productividad genérica del mundo capitalista en el que vivimos. Nosotros creemos que hay que huir de ella, que la escuela y la Universidad no pueden estar relacionadas con la productividad, tienen que estarlo con la vida, con aprender a vivir, con desarrollar un pensamiento crítico. Y el arte puede ofrecer mucho en ese sentido. -A propósito de la creatividad,citas en el libro una frase del economista César Molinas, que dijo que en pocos años“todos los trabajos que

no requieran creatividad van a desaparecer”.Hoy más que nunca, ¿es importante fomentar la creatividad en los niños? -En un futuro próximo muchos de nuestros trabajos van a ser realizados por robots, así que lo más importante va a ser desarrollar en la escuela aquellas habilidades que no pueden llevar a cabo los robots.Y la creatividad es una de ellas, como lo son el pensamiento crítico o las competencias emocionales. Si

“Es importante desarrollar en las escuelas las habilidades que no pueden hacer los robots” queremos que realmente la escuela sirva para algo en el siglo XXI tendremos que orientarla a desarrollar estas competencias y no aquellas que unos robots pueden ejercer. -¿Y cómo podemos fomentar esa creatividad desde casa? -El concepto de Art Thinking también está destinado a padres y ma-

dres y a otras personas que no trabajan en el campo de la educación formal. Unos padres que quieren desarrollar la creatividad de sus hijos en casa lo que pueden hacer es convertir su día a día en una experiencia creativa. Por ejemplo, si cuando llegas del supermercado quieres que tu hijo colabore a la hora de colocar las cosas, puedes ordenarlas por colores en vez de a través del orden que seguirías habitualmente. Así estás convirtiendo la experiencia latosa de ordenar la nevera en una experiencia artística. Eso sería Art Thinking. -Escribe Luis Camnitzer en el prólogo que nunca se logrará el cambio en el sistema educativo si no lográis constituiros en un grupo de poder que moleste para lograr grietas en el sistema y luego cambiarlo. ¿Se empiezan a ver ya las primeras grietas? -Ya hay bastantes, pero hay que potenciarlas. Al final hablamos de algo profundamente político, porque el Art Thinking lo que intenta es desestabilizar el sistema creando ciudadanos críticos, con pensamiento propio, y que a través del lenguaje visual y de las artes se alejan de esa idea de consumidores

Foto: PADRES que prefieren los Estados para convertirse en ciudadanos. -En España,al menos,cada vez hay más proyectos educativos que apuestan por nuevas formas de educar, por despertar las emociones de los alumnos, pero ¿ves a la escuela española cerca o todavía lejos de ser ese lugar del que emana creatividad? -No es algo que tenga que llegar, ya está sucediendo, el problema es que está invisibilizado. Lo que tenemos que hacer los profesores que ya estamos haciendo estas cosas es agruparnos, comunicar lo que hacemos. Y a partir de ahí nos daremos cuenta de que esto ya está en marcha y se potenciará más. -¿Por qué crees que con la cada vez mayor evidencia a nivel científico que hay sobre esa necesidad de emocionar al alumno, de implicarle, sigue habiendo tantas resistencias al cambio? - La Educación se utiliza como un sistema de adoctrinamiento en el que lo único que interesa es que la población sepa comprar y votar adecuadamente. En el momento en el que haya gobiernos que eduquen para conseguir una ciudadanía crítica, la cosa cambiará.

Profile for Grupo Siena

Padres y Colegios Nº 121 - octubre 2017  

Revista digital para familias con hijos en edad escolar centra en la educación desde los 5 años hasta la mayoría de edad.

Padres y Colegios Nº 121 - octubre 2017  

Revista digital para familias con hijos en edad escolar centra en la educación desde los 5 años hasta la mayoría de edad.

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded