Padres y Colegios Nº 152 - noviembre 2020

Page 1

Nº.152

NOVIEMBRE 2020 ||||||

REVISTA

DEJARLOS SOLOS EN INTERNET ES ABANDONARLOS El grooming, es decir, el ciberacoso de adultos sobre menores con fines sexuales, ha aumentado exponencialmente en los últimos cinco años. Snapchat, Tiktok,Youtube, Twitch o Instagram se han convertido en los sitios más comunes donde los menores se relacionan con desconocidos. P.6

EDUCACIÓN EMOCIONAL EN CASA Aunque las familias tienen una mayor consciencia sobre las habilidades emocionales necesarias desde la infancia, no siempre se cuenta con la estructura para hacerlo. P.10

CONCILIACIÓN: ¡MEDIDAS URGENTES YA! El cuidado de los menores, si no pueden acudir a clase, recae obviamente sobre las familias (casi siempre sobre las madres). Por ello, el Club de Malas Madres reclama al Gobierno cuatro medidas correctoras urgentes y temporales para una buena conciliación. P.12-13

LA AUTOESTIMA FORTALECE LA SALUD MENTAL

¿ONLINE O NO?

Foto: Photocreo Bednarek

A favor y en contra

Sabemos que una mayor autoestima nos permite afrontar mejor la vida y los retos que nos va poniendo. Un grupo de psicólogas explican de qué depende dicha autoestima y qué podemos hacer desde casa para fortalecerla y prevenir futuros problemas mentales en nuestros hijos P.18

22 CONSEJOS PARA EDUCAR DISFRUTANDO. La educación de los hijos es una responsabilidad que podemos ejercer con más o menos gusto y acierto. Con estos consejos podrás hacer que sea además divertida. P.20-21


2

en portada

La pandemia ha traído un nuevo modelo de enseñanza: el colegio on line. Este sistema favorece a algunos niños pero perjudica a otros. ¿Por qué?

OLGA FERNÁNDEZ Carmen no quiere ir al cole. Ha descubierto que le gusta más la escuela on line. “Durante el confinamiento mejoró mucho en las notas. En su colegio tienen el proyecto iPad, no trabajan con libros en papel, todo es digital. Por eso se adaptaron rápido a las clases on line”, explica su madre. En el polo opuesto se encuentra su amiga Ángela: prefiere las clases presenciales porque le gusta participar, preguntar y hablar con los compañeros. “Sus notas bajaron durante el confinamiento porque perdía mucho la atención en las clases on line, se cansaba, y fallaba en los exámenes tipo test que les hacían a contrarreloj”, comenta la madre. ¿Por qué esta disparidad? “Hemos visto que hay niños que han experimentado una mejora en su rendimiento escolar con la enseñanza on line mientras a otros les ocurría lo contrario. Se ha debido básicamente a la falta de herramientas ante una situación de este tipo, junto con las fuentes de motivación intrínseca existentes en cada uno de ellos. En conjunto, ha podido deberse a los numerosos cambios que han sufrido en lo que entendían como su realidad instaurada: limitación de movilidad, suspensión radical de la asistencia presencial a la escuela, modificación de horarios y hábitos establecidos, gestión de emociones y situaciones…”, argumenta Silvia Alcarria, maestra de Educación Primaria y reeducadora pedagógica. Los casos de Carmen y Ángela pertenecen a la misma clase de segundo curso de Secundaria. Son dos ejemplos antagónicos de las consecuencias del teleaprendizaje, un nuevo método de enseñanza que ha sacado a la luz importantes cuestiones. Por ejemplo, el estudio Seis semanas de confinamiento: Efectos psicológicos en una muestra de niños de Infantil y Primaria, realizado por las psicólogas especializadas en desarrollo infantil Marta Giménez-Dasí, de la Universidad Complutense, y Laura Quintanilla, de la UNED, ha desvelado que el estrés se redujo durante el confinamiento en los niños de 8 a 10 años y que solo un 9% echa de menos el colegio. Otra ventaja de la enseñanza on line reside en que los niños víctimas de acoso dejan de sufrirlo. “Los que se enfrentaban en su vida cotidiana a actos propios de acoso han vivido un respiro puesto que no han tenido que convivir con los acosadores. En consecuencia, pue-

PADRES Noviembre de 2020

A FAVOR Y EN CONTRA

¿Enseñanza on line o presencial?

de haberse dado una mejora de su implicación escolar con las sesiones telemáticas. Pero desde mi punto de vista, no es una solución para los niños que sufren acoso escolar puesto que la educación es un derecho fundamental de la infancia y debe presentar las mismas oportunidades para todos”, puntualiza Silvia Alcarria. La pedagoga también advierte de que durante el confinamiento se ha detectado un aumento del ciberacoso,“es de-

cir, el acosador seguirá ejerciendo conductas abusivas siempre y cuando no haya un trabajo de concienciación e intervención con todo el alumnado, no sólo con los perfiles existentes: víctimas y agresores”. ALUMNO QUE MEJORA El perfil de los niños que han mejorado su rendimiento académico en las clases on line responde a unas

características muy concretas: el estilo de aprendizaje y los rasgos de su personalidad. “Los alumnos con una buena competencia digital y tecnológica, quienes disponen previamente de las habilidades informáticas necesarias para acceder al contenido escolar, han logrado alcanzar resultados favorables puesto que el dominio de las herramientas les ha supuesto una fuente de motivación frente a los aprendizajes. También los estu-

diantes cuya vía de aprendizaje dominante es la visual y auditiva, dado que la metodología más utilizada ha sido en forma de vídeos, videoconferencias, fotografías… Por otro lado, cabe destacar la importancia de las características individuales de dichos niños y niñas. Más allá de la manera de aprender, hay alumnos que han visto reforzado su rendimiento académico fruto de sus habilidades inter e intrapersonales, por ejemplo quienes poseen


en portada

PADRES Noviembre de 2020

Cómo aumentar el rendimiento en el “Telecole” n En el caso de los niños que han bajado el rendimiento, la pedagoga Silvia Alcarria recomienda una serie de rutinas que ayudan a mantener la concentración y mejorar el trabajo. n Respetar los hábitos de realizaciónde las tareas académicas y domésticas.

3

JOSÉ ANTONIO LUENGO, PSICÓLOGO DE LA UNIDAD DE CONVIVENCIA Y CONTRA EL ACOSO DE LA COMUNIDAD DE MADRID

“El acoso escolar físico desaparece con las clases on line, pero el ciberacoso se mantiene”

n Elaborar un horario base fle-

xible y modificable que sirva de soporte para la distribución del tiempo los siete días de la semana. n Configurar un protocolo de

actuación para las tareas académicas. Instaurar franjas de 45 minutos como máximo y priorizar descansos de 15 minutos, jugar con el tiempo según la edad cronológica del niño/a. n Crear un espacio de estudio con las condiciones óptimas y con el menor número de distractores posibles: distribución del espacio, condiciones acústicas y lumínicas… n Confeccionar un listado de normas consensuadas por los miembros de la familia que atiendan al nuevo funcionamiento en el hogar. n Establecer un límite tempo-

ral para el uso de dispositivos electrónicos: tablet, móvil, ordenador, consolas… n Ayudar a mantenerle motivado/ahaciendo uso de un lenguaje positivo y asertivo. n Propiciar la realización de tareas que combinen distintas disciplinas: físicas, culinarias, científicas, artísticas y musicales, entre otras.

El alumno que ha mejorado su rendimiento en clases on line es muy concreto. Foto: Zoran Zeremski

buena competencia social y autogestión emocional”, explica Silvia Alcarria. La pedagoga también añade otra característica: cuando el gusto o interés por permanecer en casa es superior al de estar en la escuela.Y en el caso de los adolescentes, el hecho de disfrutar de flexibilidad horaria: “Durante el confinamiento muchos adolescentes se han decantado por las clases online respecto a las presenciales porque se han dado cuenta que es una

metodología con mayor flexibilidad horaria y con un menor desgaste energético”. La brecha educativa también ha aumentado con la entrada en escena del teleaprendizaje. No todos los alumnos tienen los mismos recursos tecnológicos y esto incrementa las diferencias sociales. La ONG Save the Children ha asegurado que la pandemia y el confinamiento podrían provocar diversas consecuencias emocionales, sobre todo

n Fomentar el placer por la lectura y por dinámicas de relajación, ‘mindfulness’ y de meditación guiada.

en los niños con menos recursos. “Un alto porcentaje de estudiantes no ha podido acceder a contenidos ni ha desarrollado las competencias previstas. Además, ir a la escuela no se reduce única y exclusivamente al acto de aprender, sino que también brinda la oportunidad de cubrir servicios básicos para el alumno: becas de comedor, apoyo emocional para alumnos con NEE, atención individualizada, etc.”, concluye Silvia Alcarria.

¿Ha bajado el acoso escolar con el colegio on line? –Lo que hemos podido constatar es que el acoso escolar físico desaparece con las clases on line, pero el ciberacoso se mantiene a través de Internet o redes sociales. Esto indica que la tendencia de los acosadores a hacer sufrir a otros compañeros, a pesar de no verles físicamente en el aula, se ha mantenido. Entonces, ¿este tipo de enseñanza no sería una opción para los niños que son víctimas de acoso escolar? –No. La responsabilidad del sistema educativo, del profesorado y de las familias, es guiar la educación y el desarrollo de los chicos y chicas en un entorno seguro. La opción del tele aprendizaje priva a los alumnos de una necesaria e imprescindible experiencia de trato y relación con los demás. La escuela debe seguir invirtiendo para que los entornos escolares sean cada vez más seguros y estables. Un estudio de la Universidad Complutense ha visto que el estrés ocasionado por las clases presenciales en los niños ha descendido con el colegio on line. ¿No es esto una llamada de atención?

–Sí, esto debe llamar la atención al sistema educativo. Pero desde mi punto de vista, no para facilitarles una salida muy ligada a la consideración de fracaso: como no consigue encontrar su hueco en el centro escolar, se refugia en casa. Hay que trabajar para afrontar el problema. Al individuo hay que pedirle un elemento de autosuperación, pero el elemento de superación mayor hay que exigírselo al sistema. Es decir, los profesores deben cuidar especialmente cómo se va a tratar y a acoger a estos niños cuando vuelvan a las clases presenciales. Al volver a las clases presenciales, ¿el profesor debería estar más atento con los niños que han mejorado con el colegio on line porque se sintieron más cómodos y seguros en casa? –Sin lugar a dudas. Estos niños deben hacer un esfuerzo y entender que las clases on line son una situación excepcional y que deben volver a relacionarse con sus compañeros. Pero el profesorado también ha de desarrollar las herramientas de prevención del maltrato entre iguales, detectarlo y tratarlo inmediatamente.


4

coleccionable

PADRES Noviembre de 2020

ESCUELA DE PADRES 3.0

21

CAP. 21 // FORTALECE SU AUTOESTIMA

La autoestima es algo que se aprende y que podemos mejorar. Alrededor de los 5-6 años el niño empieza a formarse un concepto de cómo le vemos los demás (padres, maestros, compañeros...). Por Marta Prado Bullido y Óscar González

Según le juzguemos o etiquetemos se formará una imagen de sí mismo, de ahí la importancia y la necesidad de que mostremos una actitud positiva desde la infancia. El concepto de autoestima se irá desarrollando durante toda la vida y en cada etapa evolutiva del niño requerirá de unas necesidades específicas para la construcción de su personalidad: Si la educación de nuestros hijos la basamos únicamente en castigos y llamadas de atención solo destacaremos lo negativo y, por tanto, acentuaremos una baja autoestima.

¿Cómo podemos mejorar la autoestima? 10 claves para conseguirlo:

Muéstrale lo orgulloso que estás de él

Quiere a tu hijo y acéptalo por lo que es.

1 2 3 4

y haz que se sienta importante. Foto: Rud

zhan

Refuerzalo positivo de tu hijo, destaca sus cualidades.

Evita al máximo las etiquetas y las comparaciones.

Muéstrale que los errores son una parte del aprendizaje: nos ayudan a aprender y crecer.

Encontrarás varios símbolos que te ayudarán a aprender algunos conceptos y consolidar este aprendizaje.

Concédele deberes y responsabilidades adaptadas a su edad.Valora y reconoce su esfuerzo, no únicamente el resultado final.

5

Permítele que tome decisiones adecuadas a su edad.

6

NOTAS: Espacio que facilitamos para tus anotaciones.

OJO: Atraemos tu atención sobre aspectos importantes.

7

Evita generalizaciones del tipo “todo lo haces mal” o “te has vuelto a equivocar”.

9

Pasa tiempo con tu hijo. Si tienes varios hijos, dedica tiempo a solas con cada uno de ellos.

Muéstrale lo orgulloso que estás de él y haz que se sienta importante: valora sus trabajos, dibujos, etc.

8

DIFICULTAD: Destacamos las posibles dificultades que nos iremos encontrando.

Dedícale tu atención. No pretendas suplir tu falta de tiempo o atención con cosas materiales.

10

RECUERDA: Aspectos claves que debes recordar.

PARA SABER: Información adicional sobre el tema que estamos tratando.


opinión

PADRES Noviembre de 2020

¿Hemos perdido la ilusión? Nos hacen perder la esperanza y la ilusión.

OPINIÓN SILVIA ÁLAVA PSICÓLOGA

Afrontábamos el nuevo curso escolar como un gran reto, una oportunidad para recuperar el tiempo perdido tanto a nivel curricular como con los amigos, y sin embargo, según van pasando los días y la situación se vuelve a complicar, parece que vamos perdiendo la ilusión. Las cosas no son como nos las habíamos imaginado y la incertidumbre ha llegado para quedarse. Los niños de nuevo nos están dando una gran lección. Si bien es cierto que muchos de ellos se encuentran muy frustrados e incluso cargados de una rabia que no saben gestionar y la trasforman en conductas disruptivas; otros muchos nos demuestran que pueden aprender a ser felices y a mantener sus ilusiones pese a que no les guste la situación provocada por la pandemia. Sin embargo, a los adultos nos cuesta más y pese a que sabemos que tenemos que ser un modelo de resiliencia para nuestros hijos y alumnos, en ocasiones nos resulta difícil mantener vivas nuestras ilusiones.Y es que, “…podemos vivir sin apenas dinero, con poca salud, pero no podemos vivir sin ilusiones”. María Jesús Álava Reyes Cuando nos faltan las ilusiones pasamos de vivir a sobrevivir. Por eso en este artículo queremos contaros técnicas y estrategias para recuperar la ilusión, en primera persona, para luego poder transmitírselo a nuestros hijos y alumnos. Recordemos que los niños y adolescentes tiene una estupenda capacidad de observación y no podemos engañarles diciendo que estamos bien, cuando en absoluto nos sentimos así.

¿Por qué estamos tan desilusionados? Muchas veces detrás de la desilusión están unas expectativas demasiado altas, o poco realistas, que se vuelven inalcanzables. Esto nos genera emociones de enfado, tristeza, frustración y sobre todo de pérdida de ilusión. Quizás esperábamos que la pandemia estuviese controlada antes, que la situación volviera a la normalidad y al no ser así la ilusión se desvanece. Sentir poco apoyo también es algo que nos desmotiva y que hace que nos desilusionemos. A lo largo de esta crisis hemos visto cómo muchos profesionales daban lo mejor de sí mismos supliendo en muchas ocasiones la falta de medios por una gran motivación y una excelente vocación de servicio. Sin embargo, cuando la situación se repite, seguir sin contar con los medios suficientes es algo

Sé que puede parecer complicado, pero todos podemos hacer algo para sentirnos mejor, volver a vivir con esperanza y recuperar la ilusión. La esperanza, además de generar confianza en uno mismo y en los demás, mejora nuestra fortalezas y potencia actitudes positivas ante las situaciones problemáticas. Además, también podemos hacer que nuestros hijos y alumnos recuperen la ilusión perdida. Para ello: n 1. Párate y observa cómo te sientes, etiqueta la emoción, sin juzgarla y sin quedarte enganchadoenlascausasdeesta. n 2 .Una vez que hemos reconocido cómo nos sentimos y, sobre todo que hemos decidido salir de la situación, llega el momento de romper ese círculo vicioso. Para ello deja de quejarte. La queja consume tus energías y las de las persoFoto: Nuvolanevicata nas que te rodean. n 3.Genera mensajes positivos,o por lo menos más realistas y menos catastróficos de los n Queremos Hijos Felices. que te sueles dar o de los que trasmites a tu enLo que nunca nos torno. Las personas optimistas nos contagian han enseñado. de su positividad y nos trasmiten su fuerza y Editorial JdJ editores. su energía. n Centro de Psicología Álava Reyes: n 4. Se autocompasivo. Háblate con dulzura http://www.silviaalay cariño. Muchas veces nosotros mismos sova.com mos nuestro peor enemigo y no somos conscientes de que ese lenguaje interno mata n Facebook: poco a poco nuestras ilusiones. http://es-es.facebook.com/silviaalavasordo n 5.Si te cuesta ser más positivo, prueba a hablarte como si fueses un amigo. Generaln Twitter: @silviaalava mente con los demás no somos tan críticos y nos cuesta menos encontrar soluciones a los que además de provocar una falta de ilusión, problemas de los demás que a los propios. desmotiva, dado que se puede interpretar n 6.Sé realista.Pon el foco en lo positivo, y en como:“yo ya hice mi trabajo, di el 200% y el sislos pequeños avances que haces tanto en tu tema sigue sin darme el apoyo necesario para persona como las mejoras que observas en los que te rodean. que podamos realizar bien nuestra tarea”. Sabemos que cuando nos quedamos insn 7.Utiliza el sentido del humor. El sentido taurados en la queja, las ilusiones se esfudel humor nos permite ampliar el foco, ver la man. Ante una situación como la que vivisituación desde otra perspectiva mucho más mos es normal sentir emociones desagra- alejada, en la que de forma natural relatividables como enfado, tristeza o frustración. zamos la situación y los problemas. La risa es Pero quedarnos enganchados en la queja ruuna forma de liberar tensiones, y como tomiando sobre las mismas no ayuda. Es medas las actitudes, de nuevo es algo que se puejor aprender a reconocerlas, no taparlas,e inde entrenar. n 8. Entrena, entrena y sigue entrenando. tentar centrarnos en lo que sí que podemos Cambiar las actitudes no es fácil. Es algo que hacer. cuesta, y mucho. Pero con esfuerzo se puede Las actitudes negativas, pensar que todo conseguir. Los cambios no se consiguen de la va a ir mal, ponernos continuamente en el noche a la mañana. peor escenario posible, tampoco ayudan.

Más información

silviaalava.wordpress.com

¿Cómo recuperar la ilusión?

Director: José María de Moya. Redacción: Olga Fernández Castro, Javier Peris, Eva Carrasco, Eva R. Soler, Ana Veiga, Terry Gragera, Adrián Cordellat, Diana Oliver, Gema Eizaguirre, Rodrigo Santodomingo, Óscar González Vázquez, Laura Tornero (secretaria de redacción). Diseño y maquetación: Chema Mora. Diseño original: Elena Moreno. Fotografía: Jorge Zorrilla y Adobe Stock. Una publicación de

Año 2020 Nº 152

Edita: Siena Educación, S. A. Director general: José María de Moya. Administración: Daniel Crespo. Distribución: Borja Beriain. Depósito legal: M-23357-2016

5

EDITORIAL

No dejarse amedrentar

E

STAMOS EN UNA SITUACIÓN EN LA QUE ES

fácil caer en el pesimismo, el miedo o la desesperanza. Todo a nuestro alrededor parece propicio a que el miedo nos atenace. Sin embargo, estamos ante una gran oportunidad para el crecimiento personal y el de nuestros hijos o nietos. La enseñanza online es una oportunidad si la sabemos aprovechar, el confinamiento en casa –si llega de nuevo–es una oportunidad de crecer en familia, de convivir y de aprender a respetarnos y a amarnos más de lo que lo hacemos. El teletrabajo puede ser una oportunidad de alejarnos de personas tóxicas o malhumoradas, compañeros o jefes poco preparados profesionalmente o vagos. EN FIN, SON NUMEROSAS LAS OPORTUNIDADES que se nos presentan como personas y como sociedad. Podemos volver la cara hacia las necesidades esenciales del ser humano, valorar mejor los pequeños placeres de la vida, pero también los disgustos y las desilusiones. Podemos fijar nuestra mirada hacia las personas que por la crisis más nos necesitan. Familiares, amigos o desconocidos que necesitan de nuestra ayuda. Es el momento de ayudar y de comprometernos con los más débiles. Aprender que no es papá Estado quien nos sacará de la situación. Es el momento de crear, de emprender, de pensar y de reflexionar. Es el momento de las oportunidades para crear y para inventar.

PARA LOS HIJOS ESTO PUEDE SER LA LECCIÓN MÁS importante de sus vidas, no la desaprovechemos. Ellos se fijan en nuestras actitudes y en nuestros actos y aprenden al ver nuestras reacciones ante las dificultades. También sabemosn que ahora debemos tener mucho cuidado para que la crisis no implique un parón o una pérdida de tiempo. Pueden ser meses muy fructíferos si saben sacar partido de la situación o, por el contrario, unas semanas o meses desperdiciados. Atentos a quienes quieren aprovecharse de los demás con negocios o grestiones fraudulentas. TODASESTASLECCIONESDEVIDANOSHARÁNMÁS fuertes o más débiles en función de cómo reaccionemos. En todas las épocas de la historia los momentos de crisis han supuesto también una oportunidad para despertar como personas, para medrar en el mejor sentido del término, para avanzar como sociedad y como individuo. Solo si estamos atentos a la realidad y no nos dejamos amedrentar por los espejimos de lo pasajero, seremos capaces de alimentar el cambio, tan necesario . z

Redacción y publicidad: C/ José Abascal 55. 28003 Madrid. Tel: 91 519 91 31. Directora comercial: Elena Casero. Publicidad: Gustavo Cota y Javier Díaz-Guerra. E-mail: padres@padresycolegios.com. Imprime: Impresa Norte, SLU - Grupo Heraldo. Tel. 976 186428. Todos los derechos reservados.

PADRES no se identifica necesariamente con las opiniones y criterios de sus colaboradores, ni devuelve ni mantiene correspondencia sobre los originales.


6

educar hoy

PADRES Noviembre de 2020

Grooming

Dejarlos solos en internet es abandonarlos La culpa, el miedo y la vergüenza de los niños son las armas de los ciberacosadores, un problema que crece con la hiperconexión de los menores.

HABLAR EL MISMO IDIOMA Por ello, los padres deben conocer ese mundo on line de los niños para hablar el mismo idioma. Jugar y compartirlo con ellos para que cuando lleguen las dudas, tengan la confianza de hablarlo con sus padres y les puedan dar herramientas para reaccionar ante lo que se pueden encontrar. En el caso de los adolescentes es importante respetar su espacio privado, pero, la psicóloga recomienda hablar con ellos sobre los peligros de la red.“Los chicos, las chicas han de ver que entendemos

La mejor manera de concienciar y prevenir el ciberacoso es que los padres se pierdan por la red. Foto: ADOBE STOCK

s s

Laura Sali, CEO de White Rabbit

Cómo detectar si un niño es víctima de ‘grooming’ n Los cambios de comporta-

miento, de humor, pérdida de apetito, insomnio, irritabilidad en el entorno familiar, con los padres y hermanos, son señales que deben alertar. A nivel escolar también pueden darse muestras con un bajo rendimiento, o una apatía social. Una sensibilidad incomprensible. “No es que estas manifestaciones sean la muestra, la sintomatología del ‘grooming’, sino que es la manera que tenemos

que todos estamos expuestos a ser víctimas de ciberacoso y que ante ello lo primero es comunicarlo, hablarlo con un amigo, con un profesor. A veces los padres son los últimos en enterarse, pero lo importante es que alguien lo sepa para que corra la voz, generalmente el amigo no se lo puede callar y habla con sus padres y los de la víctima.”

de expresar que algo no anda bien en nosotros. Y es a partir de ahí que hemos de estar atentos como buenos exploradores, recoger datos para poder valorar, hablar con ellos, con sus amigos, sus profesores’, aclara Mercè Rovira. n Sentimientos de miedo y de

vergüenza impiden al niño hablar de lo que le ocurre. El acosador tiene como objetivo aislar a la

La mejor manera de concienciar y prevenir el ciberacoso en los niños es que los padres se pierdan por la red, curiosear, jugar on line con ellos, aconseja la psicóloga. “Eso nos permitirá conocer el medio y nos dará la complicidad para compartir con ellos nuestras experiencias. Pedirles ayuda. Los cambios generacionales son eso, llega un

víctima a través del miedo y muchas veces lo consigue. “La vergüenza es trabajo de los padres –asegura Rovira–. Los niños sienten vergüenza cuando creen que ellos son los culpables de lo que les está sucediendo, porque no han hecho caso a sus padres, porque creían que a ellos no les pasaría…”. Por esta razón, es muy importante que en la familia se hable del error y cómo nos enseña a aprender.

momento que los padres piden ayuda a los hijos. Cuántos mayores de 70 años han pedido ayuda para tener una cuenta de e-mail o un WhatsApp. Las generaciones evolucionan y los padres quedamos desfasados a no ser que avancemos con ellos. Si no queremos entrar en internet, ellos no tendrán nuestra ayuda y

s s

EVA CARRASCO En los últimos cinco años el grooming, o lo que es lo mismo, el ciberacoso de adultos sobre menores con fines sexuales, ha aumentado exponencialmente. “Las redes sociales han ido evolucionando para ser utilizadas por los millenials, centennialls y generación X. De esta forma, Snapchat, Tiktok, Youtube, Twitch e Instagram se convierten en los sitios comunes donde los menores se pueden llegar a relacionar con desconocidos”, explica Laura Sali, CEO de White Rabbit y madre de dos niños. Pero no sólo las redes sociales, los juegos online son puerta de contacto con extraños. Este problema se ha intensificado desde que comenzó la pandemia ya que, desde la opinión experta de la psicóloga escolar Mercè Rovira,“en este tiempo la conectividad ha llegado a tener el estatuto de normalizada a consecuencia de que los niños y adolescentes han tenido que usar Internet con una normalidad a la que ninguno de nosotros hemos estado preparados. No era pensable que la escuela se haría on line, utilizaría videoconferencias y redes sociales para compensar la falta de escuela presencial”.

Mercè Rovira, psicóloga escolar

estarán solos en ese mundo”, advierte. En el aspecto más técnico Laura Sali nos, CEO deWhite Rabbit y madre, recuerda que “es importante concienciar a la sociedad y ayudar a viralizar medidas de prevención. Hay que explicarle a niños y padres que es necesario pensar antes de hacer clic, no confiar en desconocidos, no compartir vídeos o imágenes comprometidas, proteger la identidad digital, usar contraseñas complicadas y, sobre todo, denunciar el ciberacoso”.


@magisnet

Hazte miembro de la Comunidad de Lectores de Magisterio Defiende el valor de la Educación

Magisterio CLASSIC

Magisterio DIGITAL

Magisterio DIGITAL 1 semana

Boletín semanal Descarga el número en PDF + Contenido Premium 1 Ejemplar en papel

Boletín semanal Descarga el número en PDF + Contenido Premium

Boletín semanal Descarga el número en PDF + Contenido Premium

Y además, invitaciones a ciclos de cine, eventos, congresos y seminarios en materia educativa, y descuentos exclusivos de los mejores cursos de Formación para el profesorado.

¿Te sumas? 91 519 95 15 / suscripciones@magisnet.com


8

PADRES Noviembre de 2020

educar hoy

RAQUEL LÓPEZ, fundadora de MAMIfit

“Es totalmente imprescindible cuidarnos para poder cuidar”

Foto: Mansasasasasas

DIANA OLIVER Para Raquel López, entrenadora y fundadoradeMAMIfit,esimposible cuidardeloshijossiantesnonoscuidamos nosotras mismas. Lo ha contado en Cuidarse para cuidar, un libro que reconoce no haber escrito solo para mujeres embarazas o mujeres en pleno posparto, también para toda persona en contacto con futurasmadresoconmadresprimerizas.Deestamanera,segúnRaquel, podránacompañarnoscontotalconocimientoyherramientasparasuperarlamontañarusadeemociones que llega con la maternidad. ¿Hasta qué punto es importante el cuidado de las madres para poder cuidaraloshijos,“esecuidarsepara cuidar”? -Es totalmente imprescindible cuidarnosparapodercuidar,querernos para poder querer, aceptarnos para poder aceptar. Es un error enorme dejarnos siempre para el último lugar,estoarrastraproblemasqueacaban saliendo y explotando, no solo con tu pareja, que es lo primero que flaquea, sino contigo misma, que

es lo que conlleva problemas graves que pueden estar haciendo daño el resto de la vida.Y no estoy hablando solo a nivel físico, estoy hablando de los cuatro pilares de la salud: descanso, alimentación, deporte y gestión del estrés. Si uno falla, cae el resto. Digo cuidado y no autocuidado porqueaunqueséquesinonoscuidamos nosotras nadie va a hacerlo pero… ¿no es el momento de cambiar esto? ¿Deberíamos cuidar más aunamadrerecienteparaquepuedarecuperarseysentirsesostenida? -Evidentemente, la palabra “tribu” debe coger más fuerza que nunca. Cuandounamujeracabadedaraluz las visitas deben poner el foco en la reciente madre, no en el bebé. Los “regalos” deben ser para la madre, y pongo regalos entre comillas, porque considero que el mejor regalo que podemos hacerle a una madre

ensupospartoesayuda.Ayudapara hacerrecados,lacompra,lacomida, limpiar la casa... Tenemos la obligación de ayudar a una mujer en su posparto, y la mejor forma de hacerlo es conseguir que descanse y pase tiempo con ese nuevo ser que acaba de llegar a su vida para cambiarlo todo. Supongoquelafaltadetiempoesla primera “queja” de toda mujer que acabedetenerunhijoounahija.De hecho, seguramente esa falta de tiemposealarguehastaqueempiezan a ser más autónomos. ¿Podemos reorganizarnos para encontraresetiempoexclusivoparanuestro cuidado? -Así es, volvemos de nuevo a la palabra“tribu”, y esa tribu debe estar formada por la pareja, si es que la hay, la familia y los amigos. O por los profesionales tan maravillosos que hay hoy en día sinos lo podemos permitir. Es importante conseguir que la mujer en el posparto no sienta que

está sola y que su presencia, cuerpo y persona es imprescindible. Hay que hacer equipo con las personas que nos rodean, siempre cubriendo lasnecesidadesquepuedateneresa madre que acaba de pasar por un proceso tan grande como es el parto y la maternidad. ¿Cambia la maternidad la manera de cuidarnos? -Totalmente. Primero porque el cuerpo ha pasado por el proceso más duro por el que pueda pasar, y las lesiones deben tratarse de una manera diferente a lo que veníamos haciendo. Con profesionales especializados en la mujer. Eso siempre pensandoquelovamosahacer,porque por desgracia lo que suele suceder es que la maternidad nos arrolla ynosconvertimosenlo“último”que tenemos que cuidar. La maternidad nos cambia en todo pero no debemos perder el foco, que seguimos siendonosotras.Hayunnuevoymaravilloso ser que ha llegado a nuestras vidas, al que vamos a querer por encima de todo, pero para quererle bien,debemosseguirqueriéndonos a nosotras. Es importante recordarlo. Tenerinformaciónsobrecómocuidarnos es fundamental para saber por dónde empezar pero, ¿hasta quépuntoinfluyennuestrascondiciones económicas y materiales en esa capacidad? ¿Podemos cuidarnos cuando no podemos permitirnos un “extra” en fisio, clases…? -Una sesión con una fisioterapeuta ronda los 50 euros. ¿Cuánto nos gastamos en un carrito, cuna de colecho, cunita de viaje, ropa para bautizo…?, y aunque sea heredado o prestado, siempre nos compramos onosregalancositasparaelbebéque o no son imprescindibles o no es necesarioqueseanlasmejoresdelmercado. O, sin ir más lejos: ¿cuánto te gastas en tu smartphone? Todo es cuestión de prioridades. Esamadre,amigaopa-

reja que en tu posparto te trae un ramo de flores o jamón, regala esas sesionesconlafisioylaentrenadora. Al fin y al cabo estamos hablando de salud,nodetenerelmejorteléfonoo carrito del mercado. Insisto, prioricemos. Te preguntaba lo anterior por el abandonodelSistemadeSaluddurante el postparto. ¿Se debe reclamar un plan de acompañamiento durante el postparto a nivel sanitario?

“Es un error enorme dejarnos siempre para el último lugar, esto arrastra problemas que acaban explotando” -Nohaydirectoquehagaenredessocialesconsanitariosoexpertosenlos que no acabe pidiendo a gritos unidades de posparto. Son imprescindibles. Es la etapa más dura, la etapa donde más ayuda necesitamos, la etapa donde más solas nos sentimos…. Y adelanto que esa es ahora mismo la visión de MAMIfit: crear unidades posparto en todas las ciudades de España. Formada por toda la red de profesionales que necesita la mujer en esa etapa. Duranteeltiempoquellevasalfrente de MAMifit, ¿cuáles son las principales preocupaciones o malestares que has visto en las mujeres que han sido madres? -El“talón de Aquiles” de toda madre es el suelo pélvico, y es aquí donde ponemos especial hincapié. Es por ello que durante el embarazo y el posparto no todo vale. El pilates no vale, el yoga no vale, ningún deporte de impacto vale en estas dos etapas. Hay que adaptar todo buscando el mismo objetivo, no dañar el suelo pélvico. Y la respiración y la postura son las claves. ¿Qué recomendación le darías a una madre que no encuentra tiempo, ánimo, para cuidarse? -Lo primero que se lea el libro para entender la importancia de cuidarse. Y segundo, insistir en que debemos priorizar nuestra salud y bienestar y buscar ese ratito diario para ello. Es realmente importante y una vez empiezas y lo “pruebas” te das cuenta de que todo va y funciona mejor.


educar hoy

PADRES Noviembre de 2020

9

En caso de cuarentena, las familias pueden acogerse al programa Me Cuida. Foto: len44ik

Derechos de los padres

Mi hijo tiene que hacer cuarentena La nueva normalidad plantea dudas legales a las familias, especialmente en el caso de cuarentena o confinamiento de los niños.

EVA CARRASCO ¿Si mi hijo está en cuarentena, qué hago con el trabajo? ¿Me puedo negar a llevar al niño al cole? ¿Puede el colegio comunicar quién está contagiado? Son muchas las cuestiones legales que se presentan a los padres respecto al impacto del coronavirus en escolarización de sus hijos. En caso de que los niños no estén infectados, pero estén obligados a cumplir cuarentena, las familias pueden acogerse al programa Me Cuida, según nos confirma Jesús Pascual, director del Departamento de Derecho delTrabajo en el despacho de abogados dPG. Este programa permite a los trabajadores flexibilizar su jornada laboral, incluso al 100%, para adaptarse a las necesidades de atención de los

menores. “Se abre así la opción de modificar horarios, siempre que esto cuadre con el tipo de trabajo, o no ir a trabajar en esa situación, sin que ello pueda ser causa de sanción o de despido”, explica el letrado. Una segunda opción, quizás más recomendable y realista, sería plantear en el centro de trabajo pasar a la modalidad de teletrabajo. Esta opción, requiere, en primer lugar, que realmente sea posible desarrollar la actividad laboral desde casa y, en segundo lugar, que la empresa lo vea con buenos ojos y acceda a la petición. Sin embargo, la situación cambia si finalmente el resultado de las pruebas del menor es positivo. Pascual aclara que“en este caso se puede contemplar una baja médica, concedida por el Servicio Público de Salud, que conllevará una prestación por Incapacidad Temporal. Cuando la baja está motivada por aislamiento por Covid, se calificará como enfermedad común: el empleado percibe el 60% de la base reguladora desde el 4º día de la baja hasta el 20º inclusive y el 75% desde el día 21 en adelante, y la empresa debe hacerse cargo del abono de parte de la prestación ya que en este

caso sería necesario un aislamiento profiláctico por contacto directo con un positivo.” ABSENTISMO ESCOLAR ¿Pero qué ocurre si se decide no llevar al niño al colegio por miedo al coronavirus? Las familias absentistas sí que pueden tener consecuencias legales si sus hijos se encuentran entre los 6 y los 16 años, ya que en este caso sí existe obligatoriedad. En este sentido el abogado es claro:“Sí que podrían tener problemas legales al activarse el protocolo de absentismo escolar, que podría provocar la incoación de un procedimiento administrativo y, en los casos muy graves, podrían llevarlos a verse condenados a penas de prisión que pueden ir hasta los seis meses de prisión o multa por dejar de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad”. Bien es verdad que, por otra parte, los formularios de exención de responsabilidad que se han hecho firmar a los padres en algunas comunidades para eximir a los centros de toda responsabilidad, según Pascual, no tienen validez si se de-

muestra que el colegio no cumplió con la normativa.“Si se prueba que un colegio está incumpliendo claramente los protocolos marcados y no está adoptando las precauciones establecidas es difícil que pueda eximirse de responsabilidad. De hecho, los padres de un niño contagiado podrían plantearse reclamar al centro, emprendiendo acciones civiles e, incluso, penales, si hubo una absoluta negligencia”. DERECHO A LA EDUCACIÓN Sin embargo, realmente es una obligación equilibrar el derecho que todo niño posee a la educación y el derecho a la salud. La primera medida que tomaron los centros para garantizar una educación segura ha sido la de organizar a los alumnos por grupos “burbuja” o “grupos de convivencia estable”. Si un niño da positivo habría que confinar a este “grupo burbuja” y a los contactos estrechos. Esto no debería aislar a los niños ni impedir que reciban las clases: si no es posible por las cuarentenas acudir a una clase presencial, el colegio debería ofrecer un mínimo de horas diarias de clase por videollamada.

Derecho a la protección de datos n Cuando sea necesario tratar datos personales de carácter especial, como son los datos de salud de menores, sin el consentimiento del interesado por razones de salud pública, “deben comunicarse los datos atendiendo a la finalidad y nunca debe dar lugar a que terceros traten esos datos personales con otros fines”. n La Ley orgánica de Protección de Datos (art. 5) obliga a todas las personasque tengan acceso a datos de carácter personal a guardar secreto sobre los mismos. “Esto se aplica a todas las personas que presten servicios en el centro (docentes, personal administrativo o de servicios auxiliares), incluso se aplica una vez finalizada la relación laboral”. Ni siquiera en los estados de alarma, excepción o sitio puede ser suspendido este derecho.


PADRES Noviembre de 2020

10 educar hoy

ción emocional tiene mucho que ver con el conocimiento personal de cómo nos relacionamos con nuestras propias emociones, solo así podemos llegar al conocimiento real de las necesidades de los demás. “La educación emocional empieza por el adulto y parte de un trabajo complejo interior, identificar nuestras creencias acerca de las emociones y nuestros disparadores emocionales”, cuenta. Para la experta, un consejo muy relevador es permitirse a uno mismo y permitir a los demás todas las emociones, independiente de su valencia: “Sabemos que todas pueden ayudarnos según el objetivo que tengamos. No hay emociones correctasoincorrectas,sonloscomportamientos asociados a éstas los que en ocasiones, son inadecuados. Un ejemplo sería poder decir a nuestro hijo:“tienes derecho a enfadarte, pero no a gritarme”. En psicología sabemos que desde la aceptación podremos comprender y manejar eso que sentimos, si lo negamos o evitamos, no haremos más que agrandarlo”.

Aunque las familias tienen una mayor consciencia sobre la importancia de que se deben desarrollar una serie de habilidades emocionales desde la infancia, no siempre se cuenta con la estructura para hacerlo. DIANA OLIVER Si hay un entorno imprescindible para el desarrollo de la inteligencia emocional ese es el de la familia. La razón principal es, según explica la experta en educación emocional Esther García en elVI Cuaderno Faros: ¿Cómo educar las emociones?La inteligencia emocional en la infancia y la adolescencia (2012), que los fuertes lazos emocionales entre padres e hijos hacen necesario que unos y otros puedan aprender a ser emocionalmente inteligentes con el objetivo de conseguir vivir todos con mayor bienestar. “Diferentes estudios demuestran que las relaciones interpersonales son uno de los factores predictivos del bienestar emocional o de la felicidad. Curiosamente estas relaciones también son causas principales de conflicto y malestar provocando emociones negativas como la tristeza, el rencor, el odio, etc. La clave está en conseguir ser emocionalmente inteligentes, desarrollar y poner en juego estas competencias a la hora de relacionarnos”, señala en el documento. Ahora bien, ¿estamos preparadas las familias para ofrecer esa educación emocional o requiere una formación previa por nuestra parte? Responde Ruth Castillo, profesora de la Universidad Camilo José Cela y consultora del Yale Center for EmotionalIntelligence, que aunque hoy tenemos una mayor consciencia sobre la importancia de desarrollar habilidades emocionales en nuestros hijos, no contamos con la estructura para hacerlo. “Muchas familias requieren educación y contar con herramientas avaladas por la ciencia para educar emocionalmente. Necesitan conocer herramientasquefavorezcan un lenguaje común, tienen que romper creencias acerca de lo que sienten y cómo lo expresan”, cuenta. Además, según Castillo, en muchos de los casos también somos “presos” de las pautas de crianza recibidas, o ciertas tendencias automáticas que nos acompañan:“Muchos adultos hemos sido educados con la idea de que compartir el miedo o la tristeza nos hace más vulnerables. Y muchas personas se han convertido en excelentes “represores” de sus propias emociones o incluso sintiéndose incómodos si lo

HABILIDAD EMOCIONAL Niños y adolescentes tienen una gran intolerancia a emociones negativas. Foto: Stanislaw Mikulski

Psicología

Consejos para practicar una educación

emocional saludable en casa expresan sus hijos. Ojo, que también vemos esta evitación en general en los niños y adolescentes, que parece que tienen una gran intolerancia a emociones negativas, parecen ‘enganchados’ a sentirse siempre entusiasmados, motivados, eufóricos”, sostiene. ¿POR DÓNDE EMPEZAR? El primer paso para poder dotar a nuestros hijos de herramientas con las que gestionar las emociones es tomar conciencia de nuestros propios recursos emocionales porque somos su modelo de comportamiento. Según Castillo, la educa-

ESTO ES LO QUE DEBES EVITAR n Para mantener un buen am-

biente en el hogar es fundamental la empatía, ya que comprender las emociones de otro es fundamental para su bienestar pero también para que los niños la incorporen con naturalidad. En este sentido, Ruth Castillo recuerda que los adultos debemos evitar los juicios acerca de cómo se sienten o deben sentir sus hijos. “A veces, incorporamos nuestras propias tendencias personales de cómo y qué tipo de emociones son adecuadas o no experimentar,

sin darnos cuenta que nuestras propias emociones responden a nuestras experiencias pasadas, nuestra personalidad, nuestras comodidad a la hora de expresarlas y que, por tanto, no podemos pretender que haya leyes que funcionen para todos los miembros de la familia de la misma manera. Enjuiciamos cuando cuestionamos, cuando minusvaloramos, cuando corregimos o cuando intentamos proporcionarles la solución desde nuestra perspectiva”, concluye.

Otros aspecto importante es cómo se organizan las habilidades emocionales, ya que no podemos esperar que los niños y adolescentes regulen sus emociones si antes no las comprenden ni identifican. Castillo nos anima a preguntarnos cuántas veces pedimos a nuestros hijos pequeños “que se regulen”, sin darnos cuenta de que empezamos “la casa por el tejado” porque la regulación es la habilidad más compleja. “Para poder regular las emociones, previamente hemos tenido que reconocerlas, comprenderlas , etiquetarlas y expresarlas. Cómo van a saber regularlas si a veces ni siquiera saben si lo que sienten es vergüenza, culpa o celos. Cómo podemos esperar que nos cuenten sus sentimientos, si ni siquiera cuentan con un vocabulario amplio con el que describir emociones complejas. O cómo van a saber relajarse en un momento emocionalmente intenso, si no es algo que practicamos”, señala. En el conocimiento de las emociones ayuda verbalizar cómo nos sentimos pero también que todos nos comuniquemos en el mismo idioma. Castillo trabaja para ello el modelo RULER, un método desarrollado en la Universidad de Yale. RULER es el acrónimo de Reconocer lo que se siente en el cuerpo o en la mente; Comprender (identificar las situaciones o estímulo que lo provocan); Nombrar (el vocabulario y el lenguaje ayuda a tomar consciencia de lo que siente); Expresar; y por último, Regular con estrategias que nos ayuden a sentirnos mejor a nosotros mismos y a los demás (la respiración, el auto-diálogo o la toma de perspectiva, son varios ejemplos).


RESERVA YA TU PLAZA - 16 al 30 Noviembre

Educar en la igualdad y el respeto mutuo en la etapa Infantil

Aprende con Coni La Grotteria el modelo de comportamiento inclusivo y respetuoso con la infancia • Recurso metodológico con una visión creativa para mejorar el diálogo y la resolución de conflictos • Variedad de actividades para trabajar la tolerancia y la diversidad a través de la creatividad, de una forma lúdica y favoreciendo espacios enriquecedores de aprendizaje • Selección de literatura infantil apropiada y con elementos que generen esquemas mentales más inclusivos • 6 horas de videoclases en directo + 4 horas online

www.aulasiena.com / 646 971 350


12 educar hoy

PADRES Noviembre de 2020

El cuidado de los menores, si no pueden acudir a clase, recae sobre las familias. El Club de Malas Madres reclama al Gobierno cuatro medidas correctoras urgentes y temporales para solucionar los problemas de conciliación.

EVA R. SOLER Si durante el confinamiento, la falta de los tradicionales pilares del cuidado de nuestros menores (abuelos y colegios) obligó a que muchas mujeres renunciaran a su trabajo de diferentes maneras (excedencias, reducción de jornada, permisos no retribuidos e, incluso, abandono del puesto de trabajo); desde septiembre, con la reapertura de los colegios y las posibilidades de que la clase de nuestros hijos se tenga que someter a una cuarentena por un caso positivo de coronavirus, el cuidado de los menores, si éstos no pueden acudir a clase recae, principalmente, sobre las familias.“La crisis sanitaria del Covid19 ha destapado la falta de estructuras necesarias por parte del Estado y las empresas para que las familias puedan conciliar. Se ha dado por supuesto que somos las madres, las familias, las que vamos a cuidar, somos el principal sostén de esta crisis, pero parece que nadie nos va a acompañar, nos han dejado solas y ni siquiera nos han dado las gracias”, denuncia la socióloga Maite Egoscozabal, responsable de la Asociación “Yo no renuncio” del Club de Malas Madres. ¿CON QUIÉN LOS DEJO? Durante estos últimos meses, a la asociación han llegado testimonios que reflejan lo dramático de esta situación: hay muchas mujeres que han tenido que abandonar su puesto de trabajo para poder cuidar a sus hijos. En otros casos, las familias han tenido que recurrir a los abuelos, sabiendo que son grupo de riesgo, porque no les quedaba otra opción. Otras mujeres les han contado que han tenido que dejar a sus hijos solos en casa cuidando de su hermano menor. Hay familias monomarentales que no tienen red de apoyo familiar y tienen que escoger ir al trabajo para ganar dinero o quedarse en casa sin cobrar… “Es una situación lamentable”, clama Egoscozabal, “y en este sentido, creemos que es fundamental contar con medidas correctoras temporales en este contexto tan extraño que nos ha tocado vivir”. Hace cinco años y para dar voz a las mujeres y familias que tienen di-

La pandemia agrava los problemas

Conciliación: ¡medidas urgentes ya! ficultades para conciliar ámbito laboral y privado nació el Club de Malas Madres y, un año después, la asociación “Yo no renuncio”. “La fundadora del club, Laura Baena, comenzó exponiendo en redes por qué se sentía mala madre, porque le parecía imposible cumplir esos cánones de perfección que te exige la sociedad después de la maternidad”, explica Maite Egoscozábal. Baena tuvo que renunciar a su carrera como creativa publicitaria

cuando nació su primer hijo, se dio cuenta de que la carrera profesional y el cuidado de los hijos eran incompatibles. Al exponer este problema en redes conectó con otras mujeres en la misma situación y así nació el club que, a día de hoy ,suma más de 800.000 socias. Los estudios que realizan con periodicidad suponen una radiografía de los problemas de conciliación que existen en España: “El primer estudio que realizamos en

2015 reflejó que 8 de cada 10 mujeres en nuestro país renuncian a su trabajo al convertirse en madres”. El último informe, presentado en octubre de 2020, destaca lo opuesto: hay un 68% de mujeres que renuncian a tener hijos o retrasan la edad de maternidad por falta de medidas de conciliación. “Es un problema que muchas mujeres conciben como algo personal. Sin embargo no hay que confundir la renuncia con la elección y hay que darse

cuenta de que es un problema social, no individual, que afecta a la tasa de fecundidad, supone una grave dificultad para el reemplazo generacional y una pirámide poblacional invertida”, sostiene rotunda. OTROS DATOS Según un informe de CCOO, en España el paro femenino continúa aumentando (2,2 millones de des-


educar hoy 13

PADRES Noviembre de 2020

Cuatro medidas correctoras urgentes urante este año, hemos trabajado intensivamente para reivindicar y reclamar medidas y dar visibilidad a una realidad que queda oculta, porque se ha dado por supuesto que somos las familias las que vamos a cuidar y volvemos a convertirnos en el principal sostén en tiempos de crisis. En este contexto (especial y esperamos que temporal) reivindicamos cuatro medidas correctoras urgentes”, explica la responsable de la Asociación “Yo no renuncio”, Maite Egoscozábal:

D

Teletrabajo por imperativo legal. Las malas madres comenzaron a reclamar ésta y otras tres medidas para facilitar la conciliación en mayo de 2020 con la publicación de un manifiesto y una campaña de recogida de firmas vía change.org. La aprobación en septiembre de la Ley del Teletrabajo recoge en parte esta medida pero, a juicio de Maite Egoscozábal, se queda corta. “Es positivo reconocer los derechos de los teletrabajadores, que la empresa asuma los costes derivados de esta modalidad y que se contemple el derecho a la desconexión, pero no estamos de acuerdo en el carácter voluntario por ambas partes (empresa y trabajador) que recoge la ley. Si un trabajador expone la necesidad de teletrabajar para cuidar de su hijo o hija, la empresa debería estar obligada a aceptarlo”.

1

La regulación inmediata de bajas laborales de forma centralizada para no crear desigualdades cuando tu hijo o tu hija resulta caso sospechoso y se tiene que quedar en cuarentena en casa. “Somos conscientes de que los protocolos sanitarios son importantes y los reivindicamos en la vuelta al cole”, afirma Maite: “Si tu hija/o está en contacto con un positivo tiene que permanecer 15 días en casa y lo vemos bien. Lo que no vemos bien es que ese protocolo no vaya acompañado de medidas de protección. Con todos los casos de positivos que se están dando, recibimos miles de llamadas preguntando: ¿Qué puedo hacer con los niños? En esos mismos protocolos se incluyen las advertencias de que los abuelos no deberían acompañar a los nietos al colegio o cuidar de ellos o la

2

Hay muchas mujeres que han tenido que abandonar su puesto de trabajo. Foto: Dirima

empleadas frente a 1,6 millones de hombres) y las mujeres están más afectadas por la alta tensión en el trabajo y los cuidados que están empeorando la salud del 41% de ellas. Y en EEUU, el informe Mujeres en el lugar de trabajo 2020, elaborado McKinsey mediante 40.000 encuestas en 317 compañías, indica que una de cada cuatro mujeres se plantea abandonar su carrera por los efectos del coronavirus.

TELÉFONO AMARILLO DE LA CONCILIACIÓN n La Asociación “Yo no renuncio”

ha creado este servicio de asesoría legal gratuito para consultar todo tipo de dudas legales sobre conciliación (adaptación o reducción de jornada, permisos de paternidad…). “Hay empresas que tienen políticas de conciliación muy atractivas, pero muchas veces las empleadas o los empleados las desconocen, tal vez por un problema de comunicación o falta de transparencia”, opina la responsable de la Asociación. En colaboración con Legálitas, el teléfono ha atendido más de 3.000 consultas en 2020. Más información: 623 189 807.

obligación de no llevar a tu hijo con fiebre al colegio. En este último caso ponemos el foco en culpabilizar a la familia si lleva a su hijo enfermo al colegio. Pero deberíamos preguntarnos: ¿por qué está ocurriendo esto? Porque en muchos casos, esa madre o ese padre no puede faltar al trabajo, no puede contar con abuelos… Cambiemos el foco: ¿Por qué se llega a esto? Porque faltan medidas y una estructura de apoyo por parte del Estado y por parte de las empresas”. Facilitar la adaptación de jornada y la reducción de la misma sin pérdida salarial (siendo el Estado quien paga la diferencia, con similitud a la articulación de los ERTE). Cuando el teletrabajo no sea posible, el trabajador o trabajadora tendrá opción a adaptar su jornada laboral lo máximo posible. Este derecho debe ser de obligado cumplimiento para la empresa sin necesidad de acudir a la vía judicial para hacerlo valer. El mero hecho de tener menores a cargo o personas dependientes ha de suponer una presunción de la necesidad de conciliar vida laboral y familiar y no anteponer los criterios empresariales a las necesidades vitales de niños, niñas y dependientes. En este sentido, El Plan Me Cuida, puesto en marcha por el Gobierno, permite flexibilizar la jornada laboral en un 100% pero con un coste sobre el salario del empleado que lo solicite.

3

Ayuda económica para la contratación de personal para aquellas familias en las que los progenitores o tutores legales están trabajando fuera del hogar o para la madre o el padre que cuida a un menor con necesidades especiales de cuidados. “Es un problema estructural que requiere la coordinación de varios ministerios como el de Trabajo, el de Seguridad Social, el de Hacienda y, sobre todo, el de Igualdad”, apunta la socióloga experta en conciliación, Maite Egoscozábal. En el mes de septiembre fueron recibidas por el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá y está prevista una reunión con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. “Las medidas necesitan aprobarse de forma urgente”, expone Egoscozábal.

4


14 bueno en lo suyo EVA R.SOLER Porque no se quieren ir del parque, porque quieren comprarse un juguete, porque no quieren ir al colegio, porque quieren ir a casa de su primo o porque quieren comer más chocolate…hay mil y un motivos por los que un niño puede enfadarse. “Sea por la razón que sea, el adulto no tiene que contagiarse de la misma emoción, sino expresar todo lo contrario: calma, cariño, comprensión… lo que todos necesitamos cuando nos enfadamos”, afirmaTania García, autora del libro ¿Qué necesito cuando me enfado? (Ed. Penguim Random House), y de Educar sin perder los nervios (de la misma editorial). Para saber qué necesita un niño cuando se enfada, explica García, sólo hay que pararse a pensar qué es lo que necesitamos nosotros, los adultos, en la misma situación. Comprensión, tranquilidad, abrazos, que nos escuchen, que nos quieran, que nos entiendan… Sin embargo, añade, cuando los niños se enfadan, nosotros lo que solemos hacer es enfadarnos más, cuando esto no tiene ningún sentido: “Si nuestros hijos se enfadan, lo van a hacer por unos intereses diferentes a los nuestros, porque están en una etapa vital muy distinta y en un momento de desarrollo donde en su cerebro sólo cabe la emoción”. -¿Por qué los adultos solemos temer al enfado de los niños? -Porque, en realidad, no sabemos cómo funciona el enfado, las emociones o el cerebro y pensamos que losenfadosdelasniñasydelosniños es algo que tenemos que reprimir y que evitar. Creemos que los niños están teniendo un mal comportamiento cuando se enfadan, pero niñas y niños son seres humanos y, como tales, tienen miedos, alegrías, tristezas, intereses… y es necesario que los saquen hacia fuera. -¿Cómo debe actuar un adulto cuando un niño o niña se enfada? -Comprendiendo su enfado, aunque no compartamos sus motivos o no estemos de acuerdo. No tenemos que decir que “sí” a algo si creemos que por su seguridad, su salud o su bienestar no es posible. El “no” es completamente lícito, como no podría ser de otra manera, pero la clave está en que debe ser un “no” empático, cariñoso y que atienda en todo momento a sus necesidades. Aunque no compartamos sus motivos, debemos tener un buen comportamiento en esta situación. Sobre todo, debemos tener mucha tranquilidad y acompañarles emocionalmente poniéndonos a su altura, mirándoles a los ojos, entendiéndoles, escuchándoles, dejándoles expresarse sin reprimir, sin coartar, sin calificar, ni hacer juicio adulto sobre lo que está pasando. -¿Qué consejos recomiendas para situaciones en las que aparece el enfado?

PADRES Noviembre de 2020

TANIA GARCÍA, Escritora.

“Si ellos se enfadan, nosotros no” “Lo que debemos hacer con las emociones de nuestros hijos e hijas es acompañarlas” -Lo que debemos hacer con las emociones de nuestros hijos y nuestras hijas es acompañarlas. He acuñado el término “acompañamiento emocional”, que de lo que trata es precisamente eso, no centrarte sólo en ti cuando estás ante un enfado de tus hijos, sino que debes procurar centrarte en sus emociones, en saber estar, en permanecer calmados, porque, de esta forma, proyectas también calma. Debemos permanecer tranquilos, comprensivos, cariñosos, amables y en una escucha continua. Si ve-

mos que, al enfadarse, pueden hacerse daño a ellos mismos o a los demás, frenamos ese golpe poco a poco, con calma, hablando y manteniendo mucho contacto físico. El contacto físico es esencial para el desarrollo de las niñas y los niños. Les podemos abrazar y si no quieren, les acariciamos el pelo, los brazos, la espalda… Eso sí, sin distraerles con otras cosas: debemos centrarnos en su necesidad que es la de tenemos a su lado cuando están sintiendo. -¿Y qué hay que evitar y por qué cuándo los más pequeños expresan su rabia? -Hay que evitar llenarnos nosotros mismos de esa rabia, enfado o miedo porque cuando nos sumimos en nuestras propias emociones lo que hacemos, únicamente, es centrarnos en lo que nosotros estamos sintiendo. Esto es lo que a muchas madres y a muchos padres les suele

ocurrir. Los niños se enfadan y nosotros nos enfadamos más, cuando esto no tiene sentido. Si nuestros hijos se enfadan lo van a hacer por unos intereses muy diferentes a los nuestros, porque están en una etapa vital muy distinta y en un momento de desarrollo de sus vidas donde en su cerebro sólo cabe la emoción. Recientemente, hacía una serie de preguntas a mis seguidores y alumnos sobre qué necesitancuandoseenfadan.Lasrespuestas fueron muy similares. Todos los adultos decimos que necesitamos comprensión, tranquilidad, abrazos, que nos escuchen, que nos en-

tiendan, que nos quieran, aunque no compartan nuestro motivo. Entonces, ¿por qué somos tan osados que pensamos que las niñas y los niños necesitan mano dura y todo lo contrario a lo que nosotros mismos sentimos cuando nos enfadamos? Lo que debemos evitar es pensar desde el ombligo adulto, llenarnos denuestraspropiasemocionesyenfadarnosmás.Estoestotalmenteincorrecto. -A veces los adultos no sabemos cómotratarlosenfadosdelosniños porquetampocosabemosreaccionar bien a los nuestros. -Los adultos no tenemos ni idea del ámbito emocional, no tenemos conocimientos de educación emocional porque nos han educado en el adultismo,enel“callaynollores”,“no grites”o“estoesasíporqueyolodigo”. Al educarnos de esta forma, hemos obtenido esa educación emocional completamente errónea. Cuando nosenfadamos,necesitamoslomismo que los niños: comprensión, apoyo, tranquilidad… Pero se suponequeyadeberíamostenerunamadurez emocional suficiente como para no pagar con los demás nuestras propias emociones. Tampoco con nosotros mismos. Es decir, ni boicotearnos,nitampocomachacar a otros. Lo más importante es comprender que, como no tenemos esa madurez emocional, porque no nos la han enseñado cuando éramos niños, tenemos que aprenderla ahora y esto conllevará un acompañamiento emocional correcto en los enfados de nuestros hijos. -¿Qué van a encontrar padres e hijos en el libro ¿Qué necesito cuándo me enfado? -Conestelibro,lasfamiliassabenver cuáleslaparteparalosadultosyprofesionales(porqueyaseestáusando en terapias como consulta) y, de un vistazo, también saben ver cuál es la parte para los niños. Los niños aprenderán el mecanismo cerebral del enfado y, por una vez, sentirán que su voz es escuchada y que alguien dice, realmente, lo que ellos sienten. Así, comprendiendomejorquésientencuandose enfadan, las madres y los padres aprenden a acompañar estos mismosenfados.Setratadeunaprendizaje en cadena que se retroalimenta y puede tener un impacto social muy importante. Ayuda a los adultos a comprender y entender y a los niños sobre sus propias emociones y sus propios derechos como personas. En definitiva, como se afirma en la dedicatoria de la primera página, “se aprende a ver el enfado como un amigo al que comprender y no como un enemigo al que abatir”.

Más información n www.edurespeta.com (Escuela para familias y profesionales. Un proyecto de Tania García que lleva en marcha ocho años y que trabaja la propia infancia de los padres y de los profesionales para, de este modo, comprender la infancia de los niños y de las niñas).



16 familia y sociedad DIANA OLIVER Dice que al colegio hay que ir, sobre todo,“porque te da valor como persona” porque “lo material se puede perder, pero lo que aprendes se queda ahí para siempre”.Y no le falta razón al autor del profesor Don Pardino, un personaje de cómic que, a través del humor, resuelve posible dudas y errores de ortografía y de gramática. Sus viñetas aparecieron hace cinco años en redes sociales y hoy han terminado materializadas en un cómic: El profesor Don Pardino contra los titis(Editorial Plan B). En la estética del personaje y de las viñetas se reconoce la herencia de los autores de Bruguera, aquellos que marcaron la infancia de quienes somos padres y madres hoy. “Los tebeos nos han ayudado a todos en el proceso de aprender a leer y escribir. Hay menos letras que en una novela, por lo que ‘asusta’ menos al joven lector.Y los dibujos ayudan a inferir el significado de palabras que no conocemos”. Su autor prefiere mantenerse en el anonimato pero en PADRESY COLEGIOS no hemos querido perder la ocasión de preguntarle sobre algo que han demostrado saber: ¿cómo vamos niños, jóvenes y adultos de ortografía? ¿Cómo van los alumnos españoles en ortografía? -No me atrevo a generalizar. He leído noticias donde se señalaba que los alumnos llegan a la universidad con errores ortográficos. Quizá habría que valorar más este aspecto en las etapas anteriores y darle más peso en la evaluación. Y también habría que quitarle el estigma a actividades que han sido tildadas de antiguas o poco creativas (los dictados, por citar un ejemplo).Yo las incluiría en las rutinas diarias. La práctica controlada es un paso previo y necesario para luego poder escribir de manera creativa y libre. ¿Cuáles son los errores ortográficos que más hay que trabajar? -No se puede dejar de lado ninguno, pero yo insistiría mucho en la puntuación, que además enlaza la ortografía con la redacción. Una“v” mal puesta llama más la atención, pero para mí es fundamental saber usar las comas, los puntos, los signos de interrogación y exclamación, etc. De hecho, las principales carencias las observo en la redacción. Hay alumnos que escriben textos con las ideas desordenadas y sin ninguna coherencia. Si hay ilación y limpieza en un texto, luego resulta más fácil corregir los errores ortográficos. ¿Qué estrategias se usan en clase para evitar esos problemas con la ortografía? -Lo primero es trabajar mucho la lectura y ofrecer muchos modelos de habla culta. Lo segundo es enseñar a los alumnos a dudar y a acudir a fuentes que les resuelvan esas dudas en vez de poner lo primero que se les ocurra para probar suer-

PADRES Noviembre de 2020

DON PARDINO, profesor de ortografía y gramática

“Los tebeos nos han ayudado a todos en el proceso de aprender a leer y escribir” te. En este sentido, y a partir de niveles que ya lo permitan, se debería trabajar más el uso del diccionario, tanto en papel como en formato digital. Y, en tercer lugar, hay que practicar la escritura, yendo de lo fácil y controlado hacia lo más libre y creativo. Hablo de alumnos pensando en franjas de edad menores pero recordando una reciente oposición en la que hubo un inmenso núme-

ro de suspensos por la ortografía me pregunto si es un “mal” que afecta tanto a niños y jóvenes como a adultos. -Afecta a todos. Yo mismo no hago otra cosa que dudar. Si nos damos una vuelta por las redes sociales, veremos grandes medios de comunicación y también cuentas de personas muy famosas con

errores lingüísticos. Es más una cuestión de molestarse en dudar y de poner interés en no equivocarse que de edad. ¿Hasta qué punto es importante leer en este sentido? ¿Tiene una mejor ortografía quien lee más? -Yo entiendo que quien lee más tiene mejor ortografía. Pero deben ser

modelos de calidad. Las obras editadas que han pasado por un corrector, por ejemplo, son un buen modelo. En este sentido, habría que mejorar los modelos de lengua escrita que ofrecen los medios de comunicación. Imagine la cantidad de maestros que hacen falta para enmendar un error ortográfico que han leído tres millones de personas en un faldón de un informativo o en un programa de entretenimiento. ¿Leen, leemos, o la tecnología nos ha arrebatado el placer de la lectura? -La tecnología ha ampliado las oportunidades para leer y escribir, ya que nunca en la historia nos hemos comunicado tanto y de manera tan inmediata por escrito. Es algo que puede jugar a nuestro favor si lo usamos bien. Yo intento poner mi granito de arena para que así sea. El cómic recuerda mucho en estética a aquellos de Mortadelo y Filemón que tanto disfrutamos en la infancia quienes hoy somos madres y padres. Además del componente lúdico, ¿por qué dirías que el cómic debería estar presente? -No solo a Mortadelo y Filemón. También recuerda a SirTim O’Theo, a Zipi y Zape, al tíoVázquez…Yo me considero heredero de los autores de Bruguera. Los tebeos nos han ayudado a todos en el proceso de aprender a leer y escribir. Hay menos letras que en una novela, por lo que“asusta” menos al joven lector. Y los dibujos ayudan a inferir el significado de palabras que no conocemos. Por ejemplo, recuerdo que yo aprendí el significado de “sendos”, “numismática” y “colombofilia” en los tebeos de Escobar. “La letra con humor entra” es el lema del profesor Don Pardino. ¿“Sin emoción no hay aprendizaje”, que dirían los neuropsicólogos? -Para que haya aprendizaje hace falta motivación. Esa motivación puede ser la emoción en el mejor de los casos, por supuesto, pero no es lo único. Al colegio hay que ir, sobre todo, porque te da valor como persona. Cuanto más sabes, más vales. Lo material se puede perder, pero lo que aprendes se queda ahí para siempre. Mis viñetas tratan de aportar una motivación extra para llamar la atención sobre la ortografía y la gramática que, en principio, suenan a algo muy sesudo. Pero lo ideal es que ese“cebo” te lleve finalmente a amar la lengua y a abordar un estudio más científico. ¿Qué dirías que pueden hacer las familias en casa para fomentar una escritura libre de errores ortográficos? -Dar ejemplo en lo referente a la lectura y el cuidado por hacer las cosas lo mejor posible.


familia y sociedad 17

PADRES Noviembre de 2020

“El tiempo de pantalla es un factor de riesgo para la salud infantil” JOSÉ M. MARTÍNEZ, CRISTINA LIDÓN-MOYANO Y ÀUREA CARTANYÀ-HUESO, responsables de este estudio

GEMA EIZAGUIRRE Un estudio de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC) señala que un 44,3% de los niños pasa más de dos horas al día ante una pantalladurantesutiempolibrey,deellos, un 23,6% duerme poco. El uso de las pantallas en los nativos digitales no es solo de una cuestión generacional; sino también cultural. Los responsables de este estudio –José M. Martínez Sánchez, responsable del grupodeinvestigaciónsobreDeterminantes de Salud y Políticas Sanitarias de UIC Barcelona, y Cristina Lidón-Moyano y Àurea CartanyàHueso– explican que al acostarnos tardeaumentamoselusodelaspantallas en los menores, lo que provoca la disminución de horas de sueño; algo esencial para consolidar la memoria y la atención. El estudio señala que 44,3% de los niños pasa más de dos horas al día ante una pantalla. ¿Esto supone un aumento respecto a años anteriores? -Sí, se ha observado un aumento. Aunque desafortunadamente los datosdelasdiferentesencuestasnacionales de salud no son comparables, porque en las preguntas utilizadas en el 2011 no se incluía los teléfonos móviles y las tabletas, además los grupos de edad utilizados fueron diferentes. Con el confinamiento, ¿ha aumenta esta media? -Actualmentetenemosunainvestigación sobre el uso de smartphones y tablets durante el confinamiento en niños menores de 4 años. Los resultados preliminares de este nuevotrabajoapoyannuestrahipótesis de que durante el confinamiento el tiempo de pantalla ha sufrido un aumento, debido a que los niños no podían ir a la escuela ni salir de casa. Además, muchos padres tenían que trabajar desde casa y por

Los autores del estudio. Foto: PYC lo tanto usaban las pantallas como un método de entretenimiento. Estos dispositivos han sido la forma predominante de conectarse con el exterior, con la escuela, los abuelos, los amigos… Señala el estudio, cuánto más mayoresson,máshoraspasanfrentea laspantallas.¿Lonormalnoseríalo contrario, al tener ya más recursos para el entretenimiento? -Totalmentedeacuerdo,noobstante, tenemos que pensar que los niños de hoy en día crecen rodeados de tecnología. Por lo tanto, nos tendríamosqueplantearsiessaludable exponer los niños a las pantallas tan temprano. Porque,¿cuáleselnúmerodehoras recomendable para los menores? -Hoy en día existen varías guías del tiempo recomendado, todas ellas en la misma línea. A nivel nacional, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad propuso em 2015 que los niños menores de 2 años no estuvieran expuestos a las pantallas,queeltiemponoexcediera la hora diaria en niños de entre 2 y

4 años, y que el tiempo de pantalla confinesrecreativosnosuperaralas dos horas en niños de entre 5 y 17 años. En este estudio incorporan a niños muy pequeños, a partir de los 3 años. ¿Cuáles son los resultados? -Nuestro trabajo muestra que el 59,1%delosniñosdeentre1y2años estaba expuesto a las pantallas menos de 1 hora diaria, el 22,2% lo estaban entre 1 hora y menos de 2 horas, el 13,8% lo estaban entre 2 y menos de 3 horas y el 4,9% superaban las 3 horas.SiguiendolasguíasdelaOMS, Asociación Americana de Pediatría y Ministerio de Sanidad para un tiempo de pantalla saludable, todas coinciden que no se debería exponer a los niños a las pantallas durante sus dos primeros años de vida. ¿Qué efecto tienen en su desarrollo y comportamiento el dormir menos horas? -El sueño y la calidad de este durante la infancia es un importante determinante de la salud, ya que se asocia con la adquisición de aspectos de desarrollo. Aspectos tan fun-

“Debido a las largas jornadas de trabajo de los padres, los niños cenan más tarde y utilizan los dispositivos antes de irse a dormir” damentalescomosonellenguaje,la consolidación de la memoria, el funcionamiento ejecutivo, la atención y el comportamiento. Este es el primer estudio que se lleva a cabo en España con una muestra representativa. -En nuestro estudio utilizamos los datosdelaEncuestaNacionaldeSalud de la Población Infantil del 2017 que tiene información de más de 5.500niñosespañolesdeentre1y14 años. Otro aspecto novedoso es que incluye en el tiempo de pantalla los dispositivos que son predominantes hoy, como móviles y tablets.

Con estos nuevos datos ¿qué han observado? -Que estamos viviendo un cambio de patrón de uso de pantallas y del tipo, aumentando el uso de teléfonos y tablets. ¿Qué datos les han sorprendido o llamado más la atención? -Un aspecto a destacar son las diferencias encontradas según la clase social.Elgrupodeedadquemásutiliza las pantallas es el comprendido entre12y14años,seguidodelafranja de 6 a 11 años, aunque estas cifras disminuyen cuando la familia tiene mayor formación y recursos. Esto nos hace pensar que también existe un componente social en el uso saludable de las pantallas entre la población infantil. España es uno de los países europeosenelquelosmenoresseacuestan más tarde. ¿Esto pasa factura? -Totalmente,nuestrahipótesisvaen el sentido de que, debido a las largas jornadasdetrabajodelospadres,los niños españoles cenan más tarde que los del resto de Europa, utilizan los dispositivos antes de irse a la cama desplazando el tiempo de acostarse y, en consecuencia, teniendo menos tiempo para dormir ya que la hora de levantarse no varía con el resto Europa. ¿Quéconclusionessacandeesteestudio? -Lasinstitucionesdeberíantrabajar en la comunicación de los posibles efectos adversos de un uso excesivo de pantallas para que lleguen a todos los colectivos, así como garantizar que la población, particularmente los más vulnerables, pueda seguirestasdirectricesdeunusoresponsable del tiempo de pantalla. También es necesaria más evidencia científica para que las instituciones consideren incluir el tiempo de pantalla como un nuevo factor de riesgo para la salud infantil.


18 familia y sociedad

PADRES Noviembre de 2020

Una buena autoestima nos hace menos vulnerables a los abusos. Foto: Robert Kneschke

Psicología

Fortalecer la autoestima en la infancia para una mejor salud mental en el futuro Sabemos que una mayor autoestima nos permite afrontar mejor la vida y los retos que nos va poniendo. A continuación varias psicólogas explican de qué depende dicha autoestima y qué podemos hacer desde casa para fortalecerla.

DIANA OLIVER Una autoestima saludable es fundamental para el desarrollo infantil a todos los niveles (físico, emocional y social), siendo además un factor de protección imprescindible para una mejor salud mental tanto en el presente como a futuro, ya en la vida adulta. Las familias tienen por delante el reto de acompañar la construcción de esa autoestima, un reto que no está exento de dudas y dificultades pero para el que tenemos más información y recursos que nunca. ¿Qué es exactamente la autoestima? ¿De qué depende? ¿Qué podemos hacer desde casa para fortalecerla? Eli Soler y María Jesús Campos, psicólogas y fundadoras del proyecto Psicoeducamos definen la autoestima como la percepción que las personas tienen de sí mis-

mas, a raíz de sus pensamientos, emociones y experiencias. Es clave tenerla en cuenta desde la infancia, ya que“determinará la toma de decisiones, su motivación, la iniciativa y la actitud a la hora de realizar actuaciones a lo largo de su desarrollo. Además, favorecerá su seguridad y confianza a la hora de desarrollar actividades en contextos diversos”. Para Mamen Bueno, psicóloga y colaboradora de la plataforma Criar con Sentido Común, una buena autoestima nos hace menos vulnerables a los abusos. “La gente abusa de quién cree vulnerable. Las personas con una buena autoestima se perciben como más seguras. Incluso, aunque haya abuso de poder, se es más capaz de pedir ayuda antes. No se sienten débiles por cometer errores o pedir ayuda”, expli-

¿Cómo fomentar una autoestima saludableen casa? n El hogar es el primer contexto

educativo en la infancia. Para Elisa Soler y MªJesús Campos, desde el hogar las madres y los padres tienen un papel clave en el fomento de la autoestima de los hijos e hijas en diferentes momentos, acciones y decisiones. Nos dan algunas recomendaciones para fomentarla: n La autonomía es clave.Si ofrecemos actividades en las que los hijos puedan realizar por sí solos una tarea ya estamos incidiendo en su autonomía, ya que se sentirán capaces de ello. En estas acciones hablamos de cosas tan cotidianas o sencillas como dejarles ayudar a cocinar, poner la

ca. Empezar a fomentar una buena autoestima pronto, según la psicóloga, supone poner los cimientos para la edad adulta”. ¿De qué depende nuestra autoestima? Según Mamen Bueno nuestra autoestima depende de diversos factores como el tempera-

mesa cuando son pequeños, recoger su habituación o dejarles ir a comprar el pan. n Otra de las recomendaciones esta encaminada al refuerzo de sus actuaciones. Valorar sus esfuerzos, sus conductas adecuadas, su responsabilidad en la realización y asunción de tareas, es importante para su motivación, pero también para ver sus capacidades. n Por último, y relacionado con lo anterior, es importante la gestión del error,haciendo ver que forma parte del aprendizaje, que el error nos permite mejorar y tomar nuevas decisiones.

mento, el contexto socioeconómico y cultural, la educación, la crianza, el estilo de apego o los traumas. “Son tantos los factores que influyen que equilibrar no siempre es fácil”, cuenta; y añade que cierta dosis de frustración y autocontrol también son necesarios, así como

el efecto de nuestras conductas en los demás, porque “nos protege de un narcisismo exacerbado”. Soler y Campos consideran también importante la experiencia. Es decir, los resultados que vayamos obteniendo en diferentes contextos y situaciones:“Todas las experiencias irán ejerciendo su efecto en la autoestima, ya que la percepción que tengan de ellas mismas, sus resultados y la manera de actuar ir determinando esa visión personal”. AUTOESTIMA Y SALUD En las últimas décadas diversos estudios han encontrado una relación estrecha entre la autoestima y la salud mental. En 2009, un estudio argentino relacionaba una elevada autoestima con mejor salud mental, mientras que niveles bajos se asociarían con trastornos mentales. Según Mamen Bueno, “una persona con autoestima negativa, verá como signo de debilidad mostrar vulnerabilidad, no pedirá ayuda cuando lo necesite, y eso contribuirá a sentirse más insegura, entrando en un bucle de inseguridad. Irá adquiriendo una posición existencial de que las otras personas son mejores”. Con el tiempo la situación puede empeorar: “Puede llegar a caer en la desesperanza, a tener pensamientos del tipo “total para qué intentarlo, si soy un desastre”. O por el contrario, entrar en una hiperactividad intentando demostrar a los demás que si es bueno en algo”. Comparten esa misma idea las psicólogas de Psicoeducamos. Para ellas, cómo nos veamos y nos sintamos capaces de actuar y tomar decisiones determinará cómo nos encontremos emocionalmente. Entre las principales patologías que se pueden derivar señalan la depresión y la ansiedad.


TravelMate Spin B3 Windows 10 Pro Hasta 12 horas de autonomía Pantalla táctil HD IPS Corning Gorilla Glass de 11.6” Rápida conectividad Intel® Gigabit Wi-Fi 2x2 802.11ac 160 MHz Testeado bajo los estándares US-MIL-STD

Accede al aprendizaje ilimitado.

#AcerForEducation acer.es/education

Consigue el tuyo en:


20 familia y sociedad

PADRES Noviembre de 2020

Convivencia

22 consejos para disfrutar

educando La educación de los hijos es una responsabilidad que podemos ejercer con más o menos gusto, con más o menos acierto. Que demos un paso más y se convierta en una actividad divertida, en-

JAVIER PERIS LO PRIMERO ES LO PRIMERO. Ante la posibilidad de pasar un buen rato con los hijos todo se convierte en relativo: el orden, la limpieza, el trabajo, el orden y hasta las palabras malsonantes. Si se pone perdida la cocina o el salón o llegáis media hora tarde al dentista por pasar un buen rato, qué le vamos a hacer. La vida es –también– esos gratos momentos, y precisamente en la relación con los hijos no proliferan las ocasiones para pasar uno de esos ratos que acaban siendo inolvidables.

1

2

ESINÚTILESCONDERSE . No pue-

des engañarles. No finjas delante de tus hijos lo que no eres. O al menos no demasiado, porque sa-

tretenida, estimulante, depende de nosotros. Son muchas horas de crianza, de dedicación a los pequeños y no tan pequeños, y sería una pena que nos lo tomáramos como una gravosa obligación.

bemos que educar consiste –también–en practicar aquello de‘haz lo que digo, no lo que hago’. Al final todos nos acabamos conociendo muy bien y más vale ser transparentes y tomárselo, siempre que podamos, con humor, aprender a reírnos de nosotros mismos y dejar que los hijos se unan a las risas.

3

OBLIGACIÓN PEDAGÓGICA. ¿Qué

es lo que hace madurar a los niños y jóvenes? Enseguida pensamos en el aprendizaje y el esfuerzo, las relaciones sociales, los retos académicos y de otro tipo, las buenas maneras… Rara vez pensamos que también la diversión forma parte del protocolo de la madurez. Hay chavales que son tan serios, responsables, educados… que casi

dan miedo. Preocúpate si tu hijo se está convirtiendo en un impecable cumplidor de deberes… tristón.

4

FELICITAR, MANO DE SANTO. Feli-

cítales y felicítate por sus pequeños logros.Y no de una manera mecánica, fría, sino siempre con un poco más de entusiasmo que el que muestra el chico o la chica. Incluso cuando no manifiestan ninguna alegría, porque el halago objetivo siempre hace mella. Celebrar juntos los éxitos y compartir las decepciones ayuda a no creerse demasiado los primeros y a no derrumbarse por las segundas.

5

NO ES NADA PERSONAL , SOLO ES… EDUCACIÓN. Aplica los cas-

tigos con frialdad, no en caliente. Mantén la moderación ante las quejas y protestas, por ruidosas que sean. La vida es así, todos los días asumimos reveses por nuestros ac-

....dos series y unas historietas

tos, con justicia o sin ella, y el castigo ya debe ser suficiente. Cuando corrijas, reprime los gestos de dureza y no subas el tono de voz: ni es necesario ni es más eficaz pero, sobre todo, no te dejará mal cuerpo.

6

Mom

Los Simpson

Mafalda

Sorprende hasta qué punto esta serie es capaz de mantener el equilibrio entre el humor y el drama del alcoholismo y la drogadicción. La relación de la pareja protagonista, madre e hija, viene a ser un catálogo de sentimientos, deseos e intereses que conviven y, casi siempre, luchan entre sí en el seno de esta pequeña familia. Un catálogo impreso en papel barato, humilde y frágil porque así somos, en el fondo, todas las familias.

Se podrían elegir una docena de episodios gloriosos centrados en los esfuerzos de Marge y Homer por acercarse a sus hijos, comprenderles y ayudarles. Pero no se entenderían sin conocer antes de dónde parten los padres… que es desde muy abajo. Algunas de las modas culturales y las novedades sociales de las últimas décadas son tratadas con más talento y sensatez que en la mayoría de los foros pretendidamente serios.

La reciente muerte de su creador, Quino, ha dado un nuevo impulso a su personaje más famoso. Además de las críticas a las miserias y contradicciones de la sociedad, Mafalda y sus amigos ponen de manifiesto la especialísima relación entre padres e hijos, la vulnerabilidad de los primeros y la insospechada lucidez de los segundos. Por eso sus bromas y apelaciones resisten tan bien el paso del tiempo.

BUENAS NOTICIAS: MI HIJO NO ES PERFECTO. Ni lleva camino de

serlo. Disfruta viendo cómo meten la pata. Reprime, eso sí, la sonrisa condescendiente. Disfruta de verdad recordando los errores, salidas de tono y pequeñas y grandes maldades de tu infancia. ¿No es maravilloso comprobar que tus hijos son normales? Vamos, tu memoria flaquea cuando dices aquello de“en mi época no nos comportábamos así”.

7

PLANIFICA. Igual que la gestión

del regalo del cónyuge o la obligación que te has impuesto de enviarle un mensaje de cariño a media mañana, también para disfrutar con los hijos hay que apuntarse ese plan familiar, aparentemente exitoso, que te ha contado un com-


familia y sociedad 21

PADRES Noviembre de 2020

que no se extienda al trato con los hijos. Aunque no es fácil: el papá y la mamá deberán esforzarse a veces en encontrar la gracia, mientras los pequeños no siempre pillarán la broma. Pero en el humor hay mucho más que el chiste: el gesto de complicidad, la sonrisa maliciosa, el tono fingido… Qué gran momento cuando tu hijo se ríe con ganas de una gracia tuya.

14

EL JUEGO ES PARA TI. Para al-

gunos padres jugar con los hijos da mucha pereza. Doblar las rodillas, sentarse sobre ellas, correr con los tacones, prestarles atención cuando mil cosas urgentes te rondan la cabeza, aplaudir cuando te duele la cabeza… La clave está en pensar en nosotros: solo si nos proponemos disfrutar de verdad con el juego olvidaremos los inconvenientes y molestias y pasaremos un buen rato. Aunque no lo parezca los adultos también necesitamos muy poco para entretenernos y disfrutar con el juego.

15

Para algunos padres, jugar con los hijos da mucha pereza, doblar las rodillas... Foto: Olesia Bilkei

pos alegres, otros no lo son tanto y algunos tienen un natural muy soso. Disfrutar educando no es exclusivo de los primeros porque hasta el papá más mustio desea pasárselo bien. Exactamente igual que los hijos, sea cual fuere su carácter. Mucho antes que las risas está encontrarse a gusto en compañía de los hijos, poder hablar un ratito de lo que nos afecta e importa, celebrar con la pareja los progresos y las meteduras de pata de los peques… Y todo esto tiene mucho que ver con la famosa necesidad de descansar.

16

pañero de trabajo, o rebotar a diario al móvil de los pequeños un meme que puedan entender. Y hacer un esfuerzo por conocer o al menos saber el nombre de los grupos y cantantes que les gustan.

8

COMPAÑEROS. Si el niño o la

niña disfrutan con las mismas cosas que tú, ¡menuda suerte! No menosprecies esa feliz coincidencia y aprovéchala al máximo ¡para disfrutar tú! Cuántos padres –sobre todo varones– han dejado pasar la común afición por el fútbol y han reservado sus opiniones y emociones para los amigos y otros adultos. Cuántos padres –sobre todo madres–hacen de los gustos por la ropa y la imagen un campo de batalla y no de diversión.

¿QUÉMECUENTAS? Te quejas de

9

ahí, cada uno con su grado de madurez y con su carácter. No te lo pienses demasiado a la hora de contarles lo que ocurre en casa, lo que te ha decepcionado y, sobre todo, lo que te motiva, te alegra, te entusiasma y te divierte.

primas cada vez que te decepcionen porque nadie sabe cuánto van a aprender del error y de la corrección o el castigo consiguiente. Y no midas el acierto del castigo por su eficacia inmediata... ni futura. Lo dicho: haz y di lo que debes.

que no te cuentan nada, pero… ¿qué les cuentas tú? Confidencias, estado de ánimo… Solemos compartir con terceros por –también– puro egoísmo, porque nos consuela hacerlo. Lo hijos también están

¿PEDIRPERDÓN? En las rela-

10

ciones de pareja prolongar la espera antes de pedir perdón se demuestra siempre una pérdida de tiempo. Se piensa, equivocadamente, que el otro o la otra está sufriendo la parte de culpa que le toca y que eso no le viene mal. Con los hijos aún es peor: muchas veces ni siquiera nos planteamos pedirles disculpas porque pensamos, equivocadamente, que una cierta arbitrariedad es buena para ellos.

FILOSOFÍA ZEN. ¿De verdad

11

sirve de algo todo el tiempo que dedicamos a los pequeños? Nunca te hagas esta pregunta porque nadie tiene la respuesta. Piensa que haces lo que debes y que, quizá, algo se les quedará. No te de-

12

¿LOS HERMANOS? QUE SE APAÑEN. Lo peor de las dis-

cusiones entre hermanos no es el ruido, las interrupciones, las mediaciones frustrantes por inútiles… Lo peor es el mal rollo, el descaro con el que se hieren… Te sientes mal y ¡te lo mereces! Porque esas broncas no son cosa tuya; es más, muchas se producen precisamente para que intervengas. No interiorices ese mal rollo, no empatices con el conflicto. Vale, hay que mediar, aunque de forma que no se te note la falta de convicción ni de esperanza. ¡Que no te amarguen el día!

13

EDUCAR EN EL HUMOR. Si el

humor forma parte de la relación con la pareja, no es lógico

ALALCANCEDETODOS. Hay ti-

¡A DESCANSAR! ¡Cuántas ve-

ces pensamos y expresamos este deseo! Pues sí, lo necesitamos. Unos padres fantasean con pasar una tarde de domingo calentando el sofá, otros con hacer deporte con los amigos o amigas, otros con ir de tiendas… Pues adelante. No te sientas mal por reservar esos ratos para ti y, si es posible, en pareja, porque una mamá o un papá quemados acaban por sentir aprensión en el trato con los niños.

17

¿DEDICO

MUCHO O POCO

TIEMPO A LOS HIJOS? Como

dice el aparatoso extraterrestre de la película El Quinto Elemento, “el tiempo no es importante; la vida es importante”. Hoy se expresa de una manera más académica: hay que dedicar a los hijos un tiempo… de calidad. Es verdad. La comunicación constante y sincera entre los miembros de la familia poco tiene que ver con el tiempo, aunque también es cierto que unos necesitan más tiempo que otros.

18

DECEPCIONES. El niño, el

adolescente, el joven no cumplen las expectativas. Qué tris-

teza. Quizá la culpa sea de papá y de mamá, que o bien ponen el listón muy alto o bien se han equivocado en la elección de sus intereses. ¿Estudios, idiomas, música, deporte…? ¿No habíamos quedado en que preferimos que sean trabajadores, espabilados y buenos tipos? Acéptalos tal como son y no descargues en los hijos la responsabilidad de tus deseos. Valora la diversidad que aporta cada miembro de la familia y aprende de todos.

19

SEAMOSREALISTAS. Para dis-

frutar, de verdad, en un viaje con niños pequeños hay que tener esa vocación que hace tan especiales a algunos maestros y docentes. Como ese don lo tienen muy poquitos hay que agarrarse a lo que sea, empezando por estrechar aún más la comunicacióncon la pareja, vencer la resistencia a entablar relación con otros padres, no dejar pasar ningún estímulo externo que consiga distraernos. Algo hemos hecho mal si los peques se lo han pasado muy bien y los papás, no.

20

¿PASÁRSELO BIEN CON UN HIJO ADOLESCENTE? Es más

frecuente de lo que parece o de lo que se dice. La mayoría de los y las adolescentes tienen muchos momentos de lucidez e, incluso, de empatía con los padres. Para los malos momentos, en cambio, no hay recetas de eficacia universal. Hacer compañía, aunque no la agradezcan; echar una mano, aunque la rechacen; intentar hablar, aunque sea inútil.Y, por encima de todo, paciencia, comprensión y contención.

DISFRUTAR CON FUNDAMENTO. Cuando las cosas van

21

mal en casa (las causas son muy variadas) se puede compartir o no con los hijos, o con unos sí y otros no, o solo en parte, o no inmediatamente… En fin, cada familia es cada familia y no hay una situación idéntica a otra. Lo que está claro es que no estamos para pensar en disfrutar. ¿O sí? Si no se dieran circunstancias duras no sacaríamos nunca lo mejor de la familia. Sin momentos oscuros nunca sabremos si somos algo más que un grupo de convivientes bien avenidos.

22

LA ‘COSA’. Hemos logrado

llegar a la ultima reflexión sin hablar de la pandemia. El covid puede alterar de muchas maneras, alguna muy trágica, la vida familiar. En todo caso, convivir con una amenaza tan grave para la salud de los que queremos requiere mucho más que resignación y paciencia. Seamos activos y pensemos cómo reorientar el ocio y la convivencia doméstica para no renunciar a la diversión. Con disciplina y cautelas, claro está, porque ni siquiera los juegos son divertidos sin reglas.


22 familia y sociedad

PADRES Noviembre de 2020

MARÍA SOTO, uno de los referentes españoles en Disciplina Positiva

“Los niños solo necesitan sentirse seguros y capaces” TERRY GRAGERA María Soto es uno de los referentes españoles en Disciplina Positiva, una educación en positivo para ayudar a los hijos a crecer desde el cariño y el respeto mutuo. Acaba de publicar su libro Educa bonitoy hemos charlado con ella sobre este movimiento. -¿Cómopuedeaplicarseladisciplina positiva a las familias de hoy donde sobra estrés y falta tiempo para todo, a una sociedad "desconectada" como la denomina en su libro? -La Disciplina Positiva es una forma de entender las relaciones humanas, más allá del juicio de la conducta; es una forma de leer a las personas desde sus necesidades más vitales, y por eso fomenta la conexión, y por eso fortalece la relación con nuestros hijos, incuso en estos momentos de estrés e incertidumbre. Cuando un niño no se siente juzgado, cuando siente que sus errores serán comprendidos y corregidos desde el respeto en lugar de reprochados, se establece una relación de confianza y cooperación que nace del agradecimiento. Nadie quiere humillar a sus hijos, pero las herramientas que teníamos hasta ahora, no nos daban alternativa. La Disciplina Positiva es la respuesta a todo lo que queremos hacer con nuestros hijos y no sabíamos cómo. -Ladisciplinapositivahabladeuna educación a largo plazo, ¿en qué sentido? -Esta metodología no se centra en que nuestros hijos aprendan a obedecer, sino en aportarles habilidades y valores para la vida. Por eso, en lugar de centrarnos en que recojan su habitación inmediatamente y sin protestar, trabajamos a medio, largo plazo el concepto del orden con la autoestima (“yo soy capaz solito de tener super bonita mi habitación”), o no centrarnos en que dejen de discutir inmediatamente, si no en aportarles con el tiempo herramientas de resolución de conflictos, que irán practicando en cada discusión, hasta que llegue un día en el que aprendan a solucionar sus problemas de una forma madura y respetuosa. Los niños están aprendiendo a vivir, y eso lleva toda una vida. Yo quiero que mis hijos se equivoquen ahora, cuando sus fallos son pequeños, y que aprendan de esos fallos, para que de adultos sepan decidir con experiencia, porque los errores adultos

“Educa bonito”

n En “Educa bonito” (Ed. Vergara), María Soto explica cómo debe ser una educación basada en la Disciplina Positiva. Fundadora del Proyecto del mismo nombre, la autora ayuda a basar las relaciones familiares en unas bases más respetuosas para todos.

María Soto explica que la perfección no existe y que su búsqueda trae mucha frustración. Foto: Vergara son más grandes y con más consecuencias que los que puedan cometer ahora. -En el libro apunta que tenemos que aprender a maravillarnos con nuestros hijos, ¿qué nos ha hecho perder esa capacidad de sorpresa? -Precisamente la educación conductista que recibimos de niños. El condicionamiento en torno a que el error es malo y hay que evitarlo. Eso nos bloquea; todo lo miramos y lo enfrentamos desde el miedo a fallar o a no ser suficiente, y cuando un cerebro funciona con miedo de fondo, pierde muchas de sus capacidades de base. Estamos anclados en el juicio constante, todo lo pasamos por un filtro de blanco y negro que no deja espacio al resto de los colores.

Pero los niños aún no están condicionados por “lo que debería ser”, y por eso ven el mundo de una forma mucho más rica, con todos los matices. -"Los hijos deberían ser nuestros maestros", comenta. ¿Estamos preparados los padres para dejar queellosnosenseñenavivirdeotra manera? -Nadie más que nuestros hijos nos van a enseñar a ser padres y madres. Parece una obviedad, pero si nos detenemos y leemos esta afirmación un par de veces, quizá podamos ser conscientes de que cada nueva generación es una oportunidad de renovación para la humanidad. Deberíamos aprender mucho de nuestros hijos: cómo disfrutan,

“Nadie más que nuestros hijos nos van a enseñar a ser padres y madres. Cada generación es una oportunidad de renovación para la humanidad”

cómo exploran, cómo no se rinden. La infancia es el ejemplo del potencial humano, pero desgraciadamente las prioridades adultas se centran en el ego, y no dejan espacio a la humildad necesaria para pensar que los niños tienen muchísimo que enseñarnos. -¿Cómo se “educa bonito”, como proclama el título de su libro? -Sin intentar que salga bien, no hay ninguna forma de “educar bien”, pero si intentamos que sea bonito, lo disfrutaremos y desde ahí aprenderemos a crecer de los errores, suyos y nuestros, en lugar de centrarnos en la culpa y la incapacidad. Si te esfuerzas en hacer algo bonito, te saldrá mucho mejor que si pretendes que sea perfecto. -¿Cuáles son los principales obstáculos con los que se encuentran los padres actuales para“educar bonito”? -La mayoría de las familias saben lo que no quieren hacer con sus hijos, saben lo que sí quieren hacer, pero no saben cómo hacerlo. Y eso es

porque no tienen ni un “para qué”, ni un“desde dónde”. A nosotros nos educaron diciéndonos que la obediencia era lo más importante, y ahora nos damos cuenta de que a nadie le gusta obedecer. Necesitamos su cooperación, eso es lo que más nos cuesta entender y conseguir, porque seguimos pensando que la autoridad es la única vía, cuando realmente es la conexión lo que nos va a dar más resultados. Creo que el principal obstáculo es que estamos intentando enseñar a vivir a nuestros hijos sin saber cómo funciona y lo que necesita un ser humano realmente. Los niños sólo necesitan sentirse seguros y capaces, logrando eso, saldrá de ellos mismos la necesidad de superarse, y eso significa querer hacer las cosas “bien”. -¿Debemos ponernos como meta ser familias imperfectamente felices, como dice en el libro? -La perfección no existe. Su búsqueda trae mucha frustración inútil y destroza la autoestima, porque es inalcanzable, y pretender que nuestros hijos la alcancen es mentirles. Debemos aceptar el error y los fallos como parte de un proceso de crecimientoysuperaciónconstante,verlos desde la compasión y la comprensión, y sólo así podremos ser felices en familia, y sólo así alcanzaremos el máximo de esfuerzo, sin la presión de llegar a un límite o idea de perfección determinada.



EL CORTE INGLÉS, S.A. C/ Hermosilla 112, 28009 Madrid