Issuu on Google+

SERIE: TEMA:

...Y ME SERÁN TESTIGOS... Hasta lo último de la tierra

INTRODUCCIÓN

OBJETIVO Que los discípulos sean retados a participar activamente en la evangelización de aquellos que alrededor del mundo no han oído hablar de Jesús.

¿Qué es lo último de la tierra? ¿Si Dios te llamara, estarías dispuesto a dejar tu país, tu familia y tu cultura para ir? ¿Cómo puedes ser parte del equipo de Dios para rescatar el mundo?

PARA LA MENTE Pasaje Principal: Hechos 1:8 “… hasta lo último de la tierra …” Principio a afirmar: Tú estás llamado a llevar el mensaje de salvación hasta los últimos rincones de la tierra haciendo equipo con aquellos que Dios ha llamado para ir a esos lugares.

¿Cómo puedes ser parte del mover de Dios para salvación en las naciones?

DA CON GENEROSIDAD PARA LAS NECESIDADES DE LOS QUE VAN 2a Corintios 9:12 “… no solamente suple … ”

• Pablo está hablando a los Corintios acerca de la ofrenda para los santos, una contribución voluntaria que

serviría para aliviar las necesidades de otros. Les recomienda ser generosos porque mientras más generoso mayor resultado (cosecha) habrá. Muchas veces se interpreta este pasaje a la luz de que para “recibir” más fruto se debe dar más. Ciertamente habla de esto, pero dentro del contexto del pasaje se refiere a fruto para gloria de Dios, no sólo al suplir las necesidades de los hermanos sino que la gente al recibir la bendición adora al Señor y Su nombre es glorificado. El Señor llama a algunos hombres y mujeres para que vayan a donde otros no iremos y Él nos permite ser partícipes de la bendición de proveer para las necesidades de los llamados por Dios. Dar no es cuestión de tener o no tener, sino de creer que el Señor (como dice este pasaje) se proveerá a si mismo por medio nuestro para Su obra. Dios quiere prosperarte para que puedas ser generoso en dar para Su obra. El Señor no nos necesita para hacerlo, pero ha escogido hacernos partícipes de Su obra, no perdamos esta maravillosa oportunidad.

SOSTÉN LOS BRAZOS DE LOS ENVIADOS Éxodo 17:12 “… Aarón y Hur sostenían sus manos … ”

• Por lo que podemos leer en el pasaje, los Amalecitas (descendientes de Esaú) atacaron sin provocación

alguna al pueblo de Dios. Moisés nombró a Josué como capitán del ejercito de Israel y fue a enfrentar al enemigo mientras que Moisés desde un monte alzaba en sus manos su vara (símbolo de la autoridad de Dios), mientras Moisés mantenía la vara en alto los israelitas dominaban la batalla, lo contrario sucedía cuando las bajaba. Era inevitable que las bajara por el cansancio. • La participación de Aarón y Hur cambian el rumbo de la batalla, ellos no podían levantar la vara porque la autoridad de Dios había sido entregada a Moisés pero si pudieron ayudarle a cargarla. Su acción permitió que Josué los dirigiera a la victoria en contra de los Amalecitas. Dios envía gente al campo de batalla de las misiones, tú no puedes ir en lugar de ellos, pero si puedes (como Aarón y Hur) levantar sus brazos en oración para que la lucha espiritual sea ganada por Dios y que la gente se convierta a Él. • Orar por los que Dios ha enviado nos hace partícipes en el equipo de Dios, y podemos ayudarles espiritualmente para que sus brazos no decaigan ante el ataque del enemigo.

PON EL HOMBRO PARA QUE TU HERMANO SE APOYE 2a Timoteo 4:11 “… sólo Lucas está conmigo … ”

• Lucas, el médico, acompañó a Pablo en mucho de su ministerio, aunque a él no lo vemos predicando junto

a Pablo como es el caso de Bernabé o Silas, él estuvo junto al apóstol siendo de apoyo y compañía. En Colosenses Pablo habla acerca del “médico amado” refiriéndose a él, esto nos habla del aprecio que le tenía. Sin duda había prestado sus servicios médicos, pero aún más, fue un amigo con quien contar. Si tú tienes la oportunidad de conocer a algún misionero, hazle sentir tu apoyo, no sólo orando y ofrendando, sino a través de tus palabras, tu amistad, tu servicio. La tarea que se le ha encomendado es pesada y muchas veces solitaria, por eso es tan importante que puedas hacerle sentir el amor y cuidado de Dios. Serás un instrumento en Sus manos para bendición de Su hijo.

PARA EL CORAZÓN ¿Estás dispuesto a dar con generosidad para la obra misionera? ¿Estás consistentemente orando por aquellos que han sido enviados? ¿Si tienes la oportunidad, has servido a alguno de los enviados de Dios

www.ccisansalvador.org

INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL PASAJE Alguien dijo que “la obra misionera se hace con las rodillas de los que oran, las manos de los que dan y los pies de los que van”. Esta es una gran verdad, porque mientras en las primeras esferas de la misión (Jerusalén, Judea y Samaria) se enfatiza nuestra participación personal a través de nuestro testimonio de vida y de compartir la palabra de salvación con quienes están cerca, en esta esfera no somos todos los que somos llamados a ir (Dios llama a aquellos que ha escogido para ese propósito) pero sí nos involucra a todos al hacernos parte del equipo. La idea principal es que aunque no vayamos podemos apoyar a los que sí irán, a través de nuestras oraciones, nuestras ofrendas y nuestra disposición a poner nuestro hombro para que los que van puedan sostenerse y tomar un nuevo impulso. Necesidad de Cristo hay mucha en el mundo, hay cientos de millones de personas que jamás han oído hablar de Jesús, ¿cómo estás colaborando tú para que ellos puedan conocer el camino al Padre?

REFERENCIAS • • • •

2a Corintios 9:6-13 Éxodo 17:8-13 Colosenses 4:14 Filemón 1:24

PARA LA ACCIÓN Reta a los discípulos a hacer su parte en el equipo de Dios para rescate del mundo, aportando y orando y también sirviendo a aquellos que van. Juntos oren por los enviados de Dios. Especialmente oren por nuestro misionero en África del Norte.

gruposenhogares@ccisansalvador.org


GRupos en Hogares Julio