Page 1


Moctezuma presente en las grandes obras de México Torre Ademant León, Guanajuato Ada Cuatro, SA de CV 7,500 m3 ¡Puro orgullo Mexicano!


editorial Ing. José Gómez Frausto

Presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de León

Cuando se haga la publicación de esta edición de la revista MONOLITO, se habrá cumplido un año de la elección de este XXI CONSEJO DIRECTIVO, gracias a su voto de confianza y apoyo para el desempeño de estos honrosos cargos. Queremos informarles que tenemos diez meses de trabajo, donde hemos dado especial interés a la comunicación con las autoridades, pidiendo, solicitando y en algunas ocasiones exigiendo la conformación de los consejos consultivos ciudadanos, comisiones, subcomisiones y mesas de trabajo para la participación de nuestro colegio, en la atención de la problemática de la ciudadanía; habiéndose logrado ya lugares en la comisión de vivienda del IMUVI, en la comisión de mejora regulatoria de la Dirección de Economía y próximamente en el Consejo de la Dirección de Gestión Ambiental. Hemos dado continuidad a los proyectos institucionales como el concurso de Matemáticas y Ciencias, la participación en la FEMCIC y por

conducto del Colegio Estatal de Ingenieros Civiles del Estado de Guanajuato, estamos impulsando el proceso de Certificación de la Profesión de Ingeniería Civil y la Organización de Eventos Técnicos como el Simposio de Ingeniería Estructural. Como consecuencia de los efectos de los sismos del mes de Septiembre, participamos con la gran disposición de varios socios en la evaluación de daños, elaboración de dictámenes estructurales en las zonas devastadas de Juchitán Oaxaca, Jojutla y Cuernavaca Morelos. Esperamos sus comentarios y observaciones que se dirijan a mejorar el desempeño del Consejo Directivo en funciones.


contenido 04 Presidente José Gómez Frausto Secretario J. Jesús Gaytán Fraga Tesorero Gabriel Ibarra Díaz 1er Vicepresidente José Miguel Yáñez Muñoz 2do Vicepresidente Guillermo Bañuelos Ortega 3er Vicepresidente José Luis Reséndiz Merlos

05 Asamblea de octubre continuamos trabajando 07 Voluntariado CICL en zona de sismos 08 San Gregorio Atlapulco 10 Evaluación estructural post-sismo 12 Sociedades técnicas filiales 13 ¿Qué es un DRO y qué hace en la obra?

Vocal José Luis Gómez Vargas José de Jesús Hernández Fuentes Luis Demetrio Pérez Miguel Ángel Mata Segoviano Fco. Javier García Rentería José Miguel Yáñez Galindo Francisco Jesús Álvarez Montes Óscar G. Ávalos Márquez Consejo Editorial Jesús Gaytán Fraga Gabriel Ibarra Díaz Francisco Jesús Álvarez Montes Francisco Ruiz López Claudia Patricia Cardona Francisco Javier García Rentería Diseño Grupo Quimaira


ASAMBLEA de OCTUBRE CONTINuAmos trabajando Se reúnen socios del Colegio de Ingenieros Civiles de León para realizar la asamblea mensual. Como acto protocolario de cada sesión se llevaron a cabo honores a la bandera seguido de dar la palabra al presidente del CICL Ing. Gómez Frausto el cual externo su informe. Algunas de las actividades relevantes detalladas dentro del informe fue la realización del primer programa radiofónico, con el objetivo de difundir el quehacer profesional del ingeniero civil. También por el acontecimiento de los sismos recientemente, acudieron al apoyo con 4 ingenieros más especialistas en estructuras además solicitar la participación de los agremiados a donar en el centro de acopio del colegio. Seguidamente se comentó la reunión mensual con el consejo directivo del Colegio de Ingenieros Civiles de León con el Colegio de Arquitectos de León, los cuales discutieron temas de interés. Otro punto importante fue la presentación de una propuesta de modificación a la iniciativa de reforma a la Ley de Obra Pública del estado de Guanajuato. Al igual que la firma del Convenio Marco de Colaboración en Materia de Gestión Ética con la Contraloría Municipal para participar en el programa “Con Ética”. En el cual ya se han celebrado dos reuniones de trabajo de este programa.


06

Posteriormente se expone el informe de tesorería en el cual se presentó el estado financiero en el que se encuentra el CICL. En esta ocasión tuvimos el honor de tener a la Directora General de Desarrollo Urbano Municipal, Arq. Teresita Gallardo; la cual expuso los cambios estructurales en la Dirección General de D.U. De igual importancia se llevó a cabo la toma de protesta de nuevos socios del colegio, quienes bajo el juramento con el cual se comprometen a participar en las actividades y cumplir su labor dentro del CICL. Agradecemos a nuestro patrocinio de Concretos Moctezuma por su participación distinguida en esta asamblea de octubre.


voluntariado cicl en zona de sismos

Por: Ing. J. Jesús Gaytán Fraga Tras la actividad sismológica presentada el pasado 19 de septiembre en cinco estados de la República Mexicana, son evidentes los daños en la estructura de diversas construcciones. Así, de manera honrosa un equipo de voluntariado, integrado por ingenieros civiles acudieron al llamado de la Asociación de Estructuristas de Guanajuato, con la mira en apoyar al Gobierno Municipal de Cuernavaca, Morelos. Al grupo, además se integraron alumnos y recién egresados de Ingeniería Civil de la Universidad de León, un total de 16 voluntarios, cuatro ingenieros y 12 alumnos, en trabajo conjunto con el Colegio de Ingenieros Civiles de Morelos, ejecutando un análisis de daños específicamente en un complejo habitacional donde se notaron fallas en la infraestructura de los 32 edificios analizados, con problemas de grietas y derrumbes en la barda de azotea, casos muy graves en los que hubo necesidad de demoler y re construir, únicamente dos edificios tuvieron la necesidad de marcar como no habitables. Cuatro edificios de la Universidad de Morelos fueron analizados, uno de estos se notó con un deslizamiento pronunciado mayor a 5 cm por lo que se le pidio acordonar y revisar más puntualmente. Todos los dictámenes fueron evaluados y analizados haciendo entrega de los dictámenes al Colegio de Ingenieros Civiles de Morelos. Por lo anterior, a través de estas líneas ofrecemos un agradecimiento a todos los involucrados en este ejercicio de índole social, haciendo incapíe en el esfuerzo y la presencia del Colegio de Ingenieros Civiles de León.


08

SAN GREGORIO ATLAPULCO Por: Ing. Civil José Miguel Yáñez Galindo

“Todas las casas eran por autoconstrucción y por ello tenían poco o nulo criterio estructural”

Después de 32 años, el país volvió a vivir la devastación provocada por el movimiento de las placas tectónicas las cuales provocan los sismos. En México estamos muy familiarizados por dichas fuerzas debido a los eventos sísmicos que se han presentado anteriormente, los más fuertes han sido los de 1957 y 1985, los cuales causaron grandes daños en el Distrito Federal ahora CDMX. Uno podría suponer que de los errores y vivencias se aprende, y que por lo tanto, en todas las construcciones en zona de riesgo se aplicarían al pie de la letra los nuevos códigos de diseño, los cuales han sido actualizados con el fin de resistir las fuerzas sísmicas que se pudieran presentar. Sin embargo, las personas olvidan rápido y esto pudo observarse en los sismos del 7 y 19 de septiembre del año en curso, los cuales dejaron grandes daños materiales y pérdidas humanas en diferentes zonas del país. Al mencionar que las personas olvidan rápido me refiero a los profesionales de la construcción dado a que gran parte de la responsabilidad de estas pérdidas se debe a la poca ética y honestidad que tiene algunas personas que por ahorrarse unos “pesos”. No hacen proyectos adecuados con profesionales certificados y/o utilizan materiales diferentes o una cantidad menor a la especificada en el proyecto. La otra causante de las pérdidas se debe a: “la autoconstrucción”, dado a que aún no existe la cultura (en ciudades o pueblos pequeños) de asesorarse con profesionales y sólo consiguen a un albañil para que les construya a criterio propio.


En esta ocasión me tocó viajar con el Ing. Arq. Abraham Jaffar Noyola Rosas, el Ing. Rafael Adrián Maldonado Noyola, el Ing. Alfredo Krauss Moreno y el Ing. Alain Samir Morales Marín; a la Ciudad de México con el fin de asesorar y apoyar con las revisiones estructurales de las casas y edificios con el fin de dictaminar si eran habitables, si requerían desalojo inmediato o si presentaban un riesgo para sus propietarios o para las estructuras de su alrededor.

Nosotros apoyamos durante dos fines de semana seguidos, con lo cual pudimos observar a fondo los daños causados, de los más impactantes fueron las casas que colapsaron, las casas que quedaron totalmente fracturadas con grietas de hasta 5 cm en sus muros, casas con asentamientos laterales de hasta 5%, deslizamientos y desgraciadamente pérdidas humanas.

Al llegar a CDMX observamos que por ser la ciudad más importante del país ya había mucho apoyo por lo cual decidimos trasladarnos a una de las zonas más dañada y con menos apoyo la cual fue San Gregorio Atlapulco. San Gregorio Atlapulco es uno de los pueblos originarios de la delegación Xochimilco el cual su fundación se remonta al año de 1555, se encuentra sobre la zona del antiguo Lago de Texcoco, lo que hace que sea una zona muy vulnerable a los efectos sísmicos. Al llegar a San Gregorio quedamos impactados con el nivel de destrucción y la gran cantidad de gente que lo perdió todo, mucha gente vivía afuera de sus casas por la incertidumbre de la seguridad de sus viviendas. Al llegar a un centro comunitario preguntando si había algún responsable para la revisión de viviendas nos comentaron de un ingeniero originario del lugar el cual organizo a un grupo de voluntarios (estudiantes y profesionales del ramo de la construcción) para la revisión de manera ordenada de las casas y estructuras del pueblo, al saber esto nos dimos a la tarea de buscarlo con el fin de apoyarlo de manera directa. Fue así como conocimos al Ing. Marlon Galicia Dimas que de manera voluntaria tomo la decisión de organizar y coordinar las revisiones con el fin de dictaminar las viviendas de riesgo eminente con el fin de priorizar las viviendas a demoler para evitar más pérdidas humanas las que hubo, al integrarnos a su equipo pudimos observar lo siguiente:

09

No sabemos si el gobierno apoyará a las personas damnificadas y mucho menos sabemos la cantidad que recibirán de apoyo, pero lo que sí sabemos es que en este tipo de situaciones es cuando la gente más es une y se solidariza con el prójimo, con el fin de salir adelante entre todos, y así debe de ser ya que desgraciadamente estamos en un país en el cual es más fácil que extranjeros o gobiernos de otros países ayuden más que el propio gobierno mexicano; ojala esto sirva de lección para que se haga conciencia de la importancia de contar con algún profesional para la construcción y de proyectos realizados por ingenieros estructuristas avalados con el fin de reducir el porcentaje de construcciones dañadas si se llegara a presentar otro evento sísmico en el futuro.

• Muchas casas eran muy antiguas por lo que fueron construidas de adobe o materiales poco resistentes a fuerzas sísmicas. • Todas las casas eran por autoconstrucción y por ello tenían poco o nulo criterio estructural, las cuales fueron las causantes de los grandes daños que se presentaron. • Por ser zona de lago se presentaron muchos asentamientos en las estructuras e incluso pudimos observar deslizamientos de construcciones completas de hasta 20 cm. • Poca o nula exigencia por parte de las autoridades en cuanto a los requisitos o limitantes al construir, por lo que la mayoría de las casas no tuvieron supervisión profesional. • Poca ayuda del gobierno en cuanto a recursos económicos y humanos para la revisión de las estructuras. Todos estos factores hicieron que el daño en la zona fuera muy grande, sobre todo en la zona centro del pueblo.

Las normas existen ahora solo falta quien se asegure que se apliquen al pie de la letra y recordar que los sismos son desastres naturales que se pueden presentar en cualquier momento e inclusive en cualquier lugar, aunque no se tengan registros previos de eventos sísmicos. Como ingenieros estructuristas no podemos prevenir los sismos, pero si podemos combinar con arte, los conocimientos prácticos y lo indicado en los reglamentos para poder construir las estructuras de los proyectos arquitectónicos, con factores de seguridad y servicio adecuados, y al mismo tiempo buscar la solución más económica posible.


10

evaluación estructural post-sismo

Fuente: CENAPRED

Durante la segunda parte del siglo XX y este segundo decenio del siglo XXI, con el propósito de poder responder de manera rápida, eficiente y segura después de la incidencia de un evento perturbador importante, en este caso del tipo sísmico, se han propuesto diversos procedimientos para evaluación del nivel de seguridad de las edificaciones. De manera similar a como ocurre en el caso de los reglamentos de diseño y construcción, posterior a la ocurrencia y enseñanzas que deja un sismo, los planteamientos de revisión de la seguridad de las edificaciones se ha ido modificando a partir de las primeras propuestas surgidas en la década de 1960. Aunado al estudio y revisión de edificaciones dañadas por la incidencia de sismo, considerando el estado del conocimiento surgido a partir de resultados de investigación analítica, pero sobre todo experimental en laboratorios, también se han planteado diversos procedimientos para evaluar el nivel de seguridad de las edificaciones existentes, independientemente de que no se haya presentado un evento accidental; estos últimos procedimientos permiten determinar el nivel de vulnerabilidad que presenta una estructura ante el sismo máximo probable. PREPARATIVOS PARA LA INSPECCIÓN DE ESTRUCTURAS DAÑADAS Normalmente las peticiones de evaluación estructural son presentadas después de la ocurrencia de movimientos sísmicos moderados o intensos. El destino de los recursos humanos y materiales, así como la prioridad en tiempo, se deben ponderar entre los diversos frentes que demandan atención. De igual forma, los aspectos que se deben tomar en cuenta en las inspecciones deberán establecerse cuidadosamente a fin de generar reportes con la información fundamental y uniforme en todos los casos y con datos especiales

en donde así se requiera. Esto permitirá además realizar más ágilmente las inspecciones y se podrá alimentar la base de datos con la prontitud requerida y no dedicar más tiempo del necesario. En el caso de la visita a una zona de desastre, generalmente no se cuenta con un plan específico, sino que, llegando al lugar se averiguan cuáles son las estructuras o zonas más afectadas y se hace un recorrido deteniéndose en aquellas estructuras con daño. Este es el caso de un sismo moderado o intenso en el que se procede por la gravedad de los daños y sin necesidad de que sea solicitada la visita. Las facilidades para la realización de la inspección son muy variables. En el caso más favorable los ocupantes del lugar, al reconocer que el personal está haciendo una inspección, solicitan la revisión, permitiendo el libre acceso y siempre dispuestos a dar toda la información que pueden proporcionar. En otros casos, por la importancia del daño, se pide la cooperación de los encargados o de la autoridad para realizar la inspección. En muchas ocasiones no se encuentra quien autorice la entrada o definitivamente no se permite el acceso. En este caso sólo se hace la inspección por el exterior del inmueble reportándose lo que se pueda apreciar. Hay dos niveles de preparativos para poder efectuar una visita de revisión estructural, en el primero están las medidas permanentes, y el segundo son los preparativos antes de cada visita. Dentro de las medidas permanentes se debe asegurar el conocimiento con anticipación de todos los puntos que se deben observar antes y durante la visita y el FORMATO para captura de información, además de contar con el material y equipo para usarse en caso de emergencias.


Respecto a las medidas y al equipo del que se debe disponer permanentemente se hace mención de los siguientes: • Contar con el personal técnico así como de apoyo (como estudiantes por ejemplo), que pueden llevar a cargo las revisiones, así como la designación del jefe de brigada o responsable y acompañantes. • El personal mencionado en el punto anterior deberá conocer este manual y otros documentes convenientes con anterioridad a la ocurrencia de la emergencia. • Se deberá contar con el apoyo administrativo para la rápida designación de vehículo, viáticos y otros apoyos para poder realizar viajes ante emergencias. • En cuanto a equipo y material, se deberá tener disponible el FORMATO de Captura de Información para Evaluación Estructural, con suficiente número de ejemplares (fotocopias) para cubrir la posible demanda de inspecciones en cada jornada. Normalmente cada edificación puede ser revisada en un tiempo entre media hora y dos horas, según el tamaño, complejidad y nivel de daño presentado, por lo que un número de formatos entre diez y 20 puede ser suficiente en cada jornada. • Se deberá contar con cascos, lámparas de mano, calzado adecuado para andar sobre escombro, brújula, cintas de medir y grietómetros, así como una colección de mapas del país y planos urbanos de las principales ciudades. • Para registrar las imágenes se requieren cámaras fotográficas digitales con buena resolución. (mínimo 2 megapixeles) y en algunos casos cámara de video.

11

El equipo específico que se deberá preparar para salir a una visita de campo es el siguiente: • Plano de la región del país a donde se hará la visita identificando la ruta a seguir. Es altamente recomendable contar con un plano de la población con la traza urbana y nomenclatura de calles y demás puntos de interés para identificar el o los destinos, así como la ruta. • Datos de las personas o autoridades con las que se puede hacer contacto para realizar los recorridos. De ser posible se debe contar con alguna carta o documento que acredite al equipo de trabajo. • Al menos una cámara fotográfica digital con flash para detalles cercanos o en interiores. • Casco. • Zapatos especiales por si camina sobre escombro o zonas difíciles. • Lámpara de mano con baterías en buen estado. • Brújula para orientar la estructura. • Grietómetros y cinta métrica (5 m o mayor). • Tabla de broche para escribir sobre el FORMATO. • FORMATO de Captura de Información para Evaluación Estructural y hojas adicionales por si se requiere mayor cantidad de esquemas o notas. Otros elementos recomendables: • Radio, teléfono o comunicador, grabadora de audio portátil, cámara de video, computadora portátil. • Impermeable o paraguas en caso de lluvia y gorra o sombrero para el sol. • Repelente para insectos si se va a visitar una región con este problema. • Cantimplora o botellas de agua potable. Si el caso lo requiere, alimentos y bolsas de dormir. • Mudas de ropa en caso necesario


Sociedades TĂŠcnicas Filiales


¿Qué es un DRO y Qué hace en la obra? 13 DRO son las siglas para el Director Responsable de Obra, el cual es un profesionista del ramo de la construcción, titulado con cédula profesional, acreditado por la Dirección de Desarrollo Urbano, con amplia experiencia en construcción y conocimiento de las leyes, códigos, reglamentos y normas aplicables a la materia. Se requiere de un DRO en toda obra que se ejecute y necesite un permiso o licencia de construcción, la cual deberá ser avalada por el profesionista, fungiendo como el responsable ante el ayuntamiento del correcto cumplimiento de las leyes, códigos, reglamentos y normas aplicables a la ejecución de la construcción. Es por ello que se debe de entender al DRO como la persona que avala y demuestra ante la dependencia municipal que el proyecto para el cual se solicita permiso para construir, cumple con todo lo necesario; para posteriormente supervisar y comprobar que lo proyectado se ejecute de acuerdo a lo aprobado, teniendo un control y registro documental del proceso mediante el uso de una bitácora de obra; para finalizar con una terminación de obra que permitirá al propietario el uso del inmueble. Es necesario valorar la responsabilidad del profesionista y este debe dignificar su trabajo para que la ciudad tenga obras de mejor calidad en el día a día y un urbanismo acorde a lo planeado. El DRO debe asesorar al propietario de la obra para que no caiga en faltas u omisiones a los requisitos aplicables. El servicio de un DRO no se debe considerar un trámite más o un gasto para obtener un permiso, el servicio de un DRO es asesoría para que la obra se construya correctamente de acuerdo a lo aprobado, lo que ayudará a que el patrimonio conserve su plusvalía. Existe una Asociación de Directores Responsables de Obra y Corresponsables, llamada ADROC AC, la cual es filial de una asociación nacional (AMDROC) y siendo un grupo de profesionistas afines a la construcción tenemos la misión de satisfacer las necesidades de la sociedad y el cliente ofreciendo calidad en el servicio profesional del DRO mediante la actualización de sus conocimientos y procedimientos técnicos buscando siempre ser partícipes en las soluciones a los problemas y tramitología para construir donde el Director Responsable de Obra sea reconocido por la autoridad y la sociedad.


IMEBA


Monolito no104 noviembre 2017  
Monolito no104 noviembre 2017  
Advertisement