Page 38

Ondas electromagnéticas

por ejemplo, estamos empleando una fuente que emite energía en forma de calor (vitrocerámica, fuego…) sobre una superficie (la olla) capaz de transferirla a nuestra materia a calentar (el agua). En los microondas, sin embargo, no hay contacto directo con el metal de las paredes y parece que la comida se calienta por arte de magia. Y aquí es dónde surge otro miedo: ¿Qué hacen las microondas en la comida? Calientan por un mecanismo conocido como calentamiento dieléctrico. Es necesario que la materia a calentar esté compuesta por unidades moleculares que, a modo de un imán, ten-

gan dos polos, uno positivo y otro negativo. Imaginemos una onda electromagnética como una ola en la que vemos oscilar un campo eléctrico, arriba y abajo, y, en perpendicular, uno magnético, de izquierda a derecha. Las moléculas orientarán sus polos, atraídos o repelidos intermitentemente por el campo eléctrico. Si existe una molécula polar por excelencia es el agua (H2O). Se encuentra en la inmensa mayoría de los alimentos, repartida de manera más o menos homogénea. Cuando introducimos un material que

+ Info www.eurekamuseoa.es

contiene agua en un microondas, cada molécula se moverá al compás del campo electromagnético que la atraviesa provocando choques, fricción, cambios que en definitiva se traducen en calor. En realidad, podemos decir que se produce un aumento de temperatura, como una manifestación de un incremento de energía, cinética por cierto. Más libertad de movimiento, más anarquía para las moléculas que lo componen, más calor en el ambiente. Existe la creencia de que calentar al microondas y calentar clásicamente es diferente. Afortunadamente, a la comida le da igual cómo le hayamos transmitido la energía, lo único que necesita es un meneo a nivel molecular para agitarse y aumentar su temperatura.

EL EXPERIMENTO COSAS QUE SÍ PUEDES HACER Colocaremos una pastilla de jabón clásica, cortada en pedacitos, sobre un plato y la introduciremos en el microondas a máxima potencia durante unos segundos. Veremos cómo el jabón aumenta de tamaño, se hincha. En nuestra pastilla, aunque no las veamos, hay infinidad de moléculas de agua atrapadas en una red. El paso de las ondas se produce por igual en todos los puntos y en todas direcciones. Dichas moléculas de agua se agitan

5 de mayo de 2012

 Jabón común después de su paso por un microondas.

en el interior del jabón. El jabón es deformable, flexible, y tiene aire atrapado en su estructura. Al calentarse el agua en su interior, ésta calienta también el aire, que tiende a expandirse, como si de pompas se tratara. El resultado será realmente espectacular si conseguimos jabón Ivory de baja densidad, pero merece la pena intentarlo con el de casa, como en la foto, y ver cómo evoluciona en el microondas. Por cierto, no dudes en emplear luego este jabón solo su forma ha cambiado, no sus propiedades.

ONCIENCIA ❘ 39

on050512  

Estilo y moda

on050512  

Estilo y moda

Advertisement