Page 15

MORS MUNDORUM: RESTOS COTIDIANOS

María Alejandra Solano

“No, querido Ben, considero que tu tesis es falsa, dije con los buenos y antiguos modales de la discusión. En nuestra sociedad la muerte es omnipresente...” ( Uwe Timm, 132)1.

Estas fueron las palabras de Iris la amante de Ben, cuyo oficio profesional era ser escritor de discursos en entierros ajenos. Al igual que Ben, somos testigos y partícipes de entierros de mundos cotidianos: el cartón reciclado en la basura, el edificio abandonado a las afueras de la ciudad, miles de archivos electrónicos guardados y olvidados en lo más profundo de cientos de computadores, basura de todas las clases reciclada y convertida en los restos de todos los días. Pensar en estos mundos omnipresentes de la muerte será la preocupación principal de este ensayo. ¿Qué son los restos y cuál es su relación con la muerte? ¿Cómo se clasifican y qué categorías se usan para separar lo que sirve de lo que no? Lo primero que puede afirmarse para tratar de contestar a la pregunta sobre la naturaleza de los restos es inscribirlos dentro un sistema de los objetos. Dice Baudrillard “Así, pues, no se trata de objetos definidos según su función, o según las clases en las que podríamos subdividirlos para facilitar el análisis, sino de los procesos en virtud de los cuales las personas entran en relación con ellos y de la sistemática de las conductas y de las relaciones

humanas que resultan de ello.” (Baudrillard, 2). Los objetos no operan en nuestra sociedad según su función pragmática, sino a través de contextos y sentidos otorgados por las relaciones humanas. Es decir, aquello que llamamos basura, resto o sobrante no es necesariamente un objeto que haya dejado de servir, mas si un elemento del cotidiano dentro de una conducta humana diferente a la inicial. Esto nos resuelve la primera pregunta de forma conveniente: los restos son parte del sistema de los objetos y no pueden constituir basura en sí mismos, porque denotan una relación de las personas con las entidades físicas que lo rodean. El elemento del cotidiano más inmediato para entender el desplazamiento de sentido de los objetos es el cuerpo. Una ve cadáver, aquella relación personal con otro cuerpo se desplaza y se clasifica de una manera diferente. Deja de estar dentro de una categoría de objetos que cumplen una función (albergar otro ser humano, encarnar mujeres, hombres u otros órdenes) y su significado se desplaza:

1 Traducción propia, alemán - español.

Revista Errantio Mors Mundi  

Esta es la publicación #11, Mors Mundi, de la revista Errántio de los estudiantes de lenguajes y estudios socioculturales de la Universidad...

Revista Errantio Mors Mundi  

Esta es la publicación #11, Mors Mundi, de la revista Errántio de los estudiantes de lenguajes y estudios socioculturales de la Universidad...

Advertisement