Page 1

Simón Martí Angulo

Medicina

en

Cada uno de los capítulos refleja la dilatada experiencia de los autores en aspectos tan diversos como la detección temprana de alteraciones del desarrollo tanto neurológicas como del sistema musculoesquelético, las patologías infecciosas o parasitarias o los tratamientos farmacológicos y quirúrgicos indicados en este periodo etario, con el objetivo común de ofrecer una obra completa y aplicativa sobre la atención veterinaria de los animales pediátricos.

Medicina pediátrica

Libro técnico multidisciplinar sobre pediatría canina y felina, escrito por destacados especialistas en las diferentes materias, que aborda todos los aspectos clínicos relacionados con la primera etapa de la vida.

pediátrica en Simón Martí Angulo Josep Arús  •  José Ballester  •  Joaquín Cerdeira Ana Díaz  •  Pedro P. Esteve  •  Sonia Fernández Juan Carlos Giménez  •  Sofía Lafuente Gustavo Machicote  •  Isidro Mateo  •  Miriam Ortiz Ana Ríos  •  Vanessa Salas  •  Rafael Segarra Natalia Valbuena  •  Manuel Villagrasa  •  Paulo Rogério Yin


10

Medicina pediátrica en pequeños animales

Examen ótico Los cachorros nacen con los conductos auditivos externos cerrados, y se abren a los 12-14 días de edad en los perros y sobre los 6-14 días en los gatos. Para poder evaluar su capacidad auditiva debemos esperar a las 4 semanas de edad. 5

Con la ayuda de un otoscopio debemos examinar la correcta formación de todas las estructuras del pabellón auricular externo, medio e interno y visualizar la membrana timpánica. Si existen exudados, debemos determinar su origen: es frecuente la infestación por ácaros –Otodectes- y menos frecuente por levaduras como Malassezia. El pabellón auricular externo debe palparse para asegurarnos de que no hay parásitos externos como garrapatas, descartar desgarros o mordiscos por parte de la madre o hermanos y observar la presencia de necrosis en la punta de las orejas por posibles vasculitis.

Examen cardiorrespiratorio Debemos utilizar un estetoscopio pediátrico para auscultar tanto a neonatos como a cachorros. La frecuencia cardiaca durante la primera semana de vida es de 200-250 lpm y va disminuyendo progresivamente hasta alcanzar los 150 lpm en la cuarta semana.

La bradicardia en el neonato es signo de hipoxia durante los primeros 4-5 días de vida, y no está mediada por la descarga vagal en el corazón, por tanto, si se detecta bradicardia en un neonato debemos aplicar oxigenoterapia y no atropina, que no haría más que empeorar la hipoxia. 5 figura 10. Gatito afectado por calicivirus.

figura 11. Boxer con protrusión bilateral del tercer párpado.

01_exploracion.indd 10

Existen soplos fisiológicos o funcionales que desaparecen a medida que el cachorro crece; suelen ser soplos de grado I-III. Si se ausculta un soplo de grado III-IV o más, debemos sospechar de patología cardiaca. En el cachorro neonato o de pocos días, debemos examinar también si existe cianosis de las mucosas (oral, conjuntival y genital), dilatación de las venas yugulares o si no coincide el pulso femoral con el cardiaco, así como tos, mal crecimiento, debilidad, síncopes, intolerancia al ejercicio, etc., signos que denotan alteración cardiaca (tetralogía de Fallot, presencia de conducto arterioso, estenosis pulmonar, malformaciones valvulares) 3, debiendo realizar pruebas más apropiadas para su correcto diagnóstico. La frecuencia respiratoria es de 10-18 rpm el primer día de vida, y de 16-32 rpm a la semana de edad. Al mes, su frecuencia respiratoria es la misma que la de un adulto. La manipulación del ombligo o de los órganos genitales puede aumentar la frecuencia respiratoria. Un aumento de la frecuencia respiratoria en un cachorro puede indicarnos fiebre o dificultad respiratoria, entre otras causas. Se ha de escuchar el sonido de la respiración del cachorro sin estetoscopio, para poder detectar estertores o vi-

19/12/12 18:50


Exploración clínica En pEdiatría

braciones, jadeos, etc., que denotarán alteración en su sistema cardiorrespiratorio. Las neumonías por aspiración son frecuentes en el cachorro neonato y durante todo el periodo de lactación, especialmente si son alimentados de manera artificial. Suelen ser cachorros que después de mamar presentan secreción láctea en las narinas. La radiografía es el método más práctico para diagnosticarlas. La auscultación del campo pulmonar es importante para detectar bronconeumonías víricas o bacterianas (p. ej.: moquillo, tos de las perreras), así como la palpación de la tráquea y los ganglios linfáticos regionales para detectar inflamación o irritación. La radiografía torácica, a pesar de ser difícil de interpretar en animales muy pequeños de tamaño, nos ayuda a detectar alteraciones morfológicas como estenosis o colapso traqueal (especialmente frecuente en razas miniatura y en algunos gatos), atelectasias pulmonares, fracturas en costillas que dificulten la respiración, presencia de hernias diafragmáticas, etc.

Examen musculoesquelético y neurológico Aunque parezca una obviedad, en el examen musculoesquelético de un cachorro, lo primero que debemos hacer es comprobar que posee todas sus extremidades y todos sus dedos. Algunos cachorros nacen sin alguna extremidad o sin parte de ella. Esto, además del problema funcional y estético, le supondrá una dificultad para alcanzar la mama de su madre y alimentarse. 7 Asimismo, deben contarse y palparse cada uno de los dedos de los cachorros, pues en ocasiones puede faltar alguno (adactilia), fusionarse uno con otro (sindactilia) o haber más de un dedo (polidactilia) (fig. 12). En el neonato se debe palpar el cráneo para evaluar las fontanelas –aunque algunos animales pueden tener fontanelas abiertas sin signos neurológicos- y el tamaño y forma del cráneo por el riesgo de hidrocefalias (Persa, Yorkshire Terrier) y detectar malformaciones congénitas tipo espina bífida (figs. 13 y 14).

11

El tono muscular del cachorro, y especialmente en el neonato, nos proporciona una buena información sobre su estado. A partir del día 21 de edad los cachorros pueden aguantarse sobre sí mismos, un retraso puede indicarnos patología neuromuscular (síndrome del cachorro nadador, distrofias musculares) (fig. 15). El examen neurológico de un neonato básicamente debe incluir los puntos que se muestran en la tabla 2. 5,7 El examen neurológico del cachorro a partir de las 6-8 semanas de edad es idéntico al de un adulto. 3 La palpación y la radiografía nos permitirán detectar deformaciones óseas congénitas o adquiridas (mala alimentación, sustrato resbaladizo, luxación rotuliana, displasias de cadera o de codo), así como inflamaciones óseas por traumas, panosteítis, osteodistrofia hipertrófica, etc. (fig. 16).

Examen gastrointestinal Palparemos el abdomen para detectar dolor abdominal por timpanismo o retención de heces, en cuyo caso estimularemos el ano con un algodón o con un termómetro, así como

figura 12. Sindactilia en un gato Abisinio.

tabla 2 Aspectos que deben evaluarse en el examen neurológico de un neonato. acción

periodo en el que se manifiesta

reflejo de succión, de hociqueo y anogenital

al nacer

reflejo de retirada

a los 7 días

reflejo pupilar

al abrir los ojos

dominancia de los flexores

primeros 4 días

dominancia de los extensores

Entre 5-21 días

reflejo de temblor

a los 6 días

01_exploracion.indd 11

19/12/12 18:50


54

medicina pediátrica en pequeños animales

Figura 10. Examen Doppler color con imagen de turbulencia en el área valvular y posvalvular en proyección paraesternal longitudinal derecha.

■■

■■

la evaluación Doppler mejor calidad de obtención de datos (fig. 12). Desde la proyección paraesternal apical izquierda: imágenes estándar de 4 y 5 cámaras. Se pueden obtener las mediciones del flujo, si bien con frecuencia son menores que las obtenidas desde la proyección subcostal debido al ángulo que presenta respecto al flujo de eyección aórtico. También es útil para obtener los valores de regurgitación aórtica al igual que con la proyección subcostal. Evaluación de la gravedad: a partir de los datos obtenidos en el examen Doppler, mediante la conversión a través de la ecuación

casos ambiguos

■ Algunos centros de referencia consideran que valores por encima de 2,25 m/s son indicativos de estenosis subaórtica y que valores entre 1,9 y 2,25 m/s son ambiguos, por lo que deberían revaluarse a los 12 meses de edad, o bien en el caso de tener descendencia, evaluarla en busca de posibles portadores de la enfermedad. En el caso de los Boxer, debido a la morfología del aparato valvular, algunos centros tienen como límite de referencia 2,35 m/s. ■ La presencia exclusiva de velocidad aórtica elevada no es suficiente para el diagnóstico de un proceso obstructivo, y se debe acompañar de la identificación de lesión morfológica.

03_cardiorespiratorio.indd 54

Figura 11. Modo M realizado sobre el ventrículo izquierdo en eje transversal. Aumento de espesores miocárdicos en diástole.

de Bernoulli simplificada, se transforman los valores de velocidad a valores de gradiente de presión (figs. 13 y 14): ■■ Estenosis leve: gradientes de presión inferiores a 50 mm Hg (equivalente a velocidades máximas inferiores a 3,5 m/s). ■■ Estenosis moderada: entre 50 a 80 mm Hg (aproximadamente de 3,5 a 4,5 m/s). ■■ Estenosis severa: superiores a 80 mm Hg (superiores a 4,5 m/s).

Cuando se examinan pacientes a edades tempranas (antes de los 6 meses), es importante repetir una exploración antes de terminar el crecimiento (8 a 14 meses según cada raza) para poder establecer un pronóstico más preciso, ya que puede existir una evolución en el grado de enfermedad.

Orientación terapéutica Los casos leves o moderados sin síntomas no requieren tratamiento. En los casos moderados con cierto grado de hipertrofia ventricular puede ser necesario el uso de betabloqueantes (atenolol). En los casos graves se recomienda el uso de betabloqueantes (atenolol: 0,5-1 mg/kg vía oral cada 12 horas, comenzando con dosis bajas hasta alcanzar la dosis objetivo). Un estudio reciente comparaba la supervivencia entre un grupo de perros tratados con betabloqueantes (atenolol) y otro tratados con valvuloplastia mediante balón, observando que en ambos era de alrededor de 4 años, por lo que el tratamiento mediante valvuloplastia no aumentaba la supervivencia, aunque sí reducía de forma moderada el gradiente sistólico.

19/12/12 18:57


EnfErmEdadEs cardiorrEspiratorias

55

Debe tenerse en cuenta al posible beneficio de las nuevas técnicas de valvuloplastia con balones especiales o cutting balloon. En estos pacientes es importante evitar el ejercicio intenso o incluso moderado para prevenir la aparición de taquicardia y la mayor demanda de oxígeno por parte del miocardio.

Evolución a insuficiencia cardiaca congestiva Algunos perros pueden evolucionar hacia una insuficiencia cardiaca congestiva con la aparición de insuficiencia aórtica severa, así como insuficiencia mitral de moderada a grave. El tratamiento recomendado será el habitual en el caso de insuficiencia cardiaca congestiva, exceptuando el uso de pimobendan, contraindicado por la existencia de la obstrucción en el tracto de salida.

Figura 12. Proyección subcostal en corte longitudinal en modo de combinación imagen 2D y Doppler color. Se observa el flujo de insuficiencia aórtica (color rojo) durante la diástole.

ESTENOSIS PULMONAR La válvula pulmonar se localiza en el tracto de salida del ventrículo derecho y separa a éste de la arteria pulmonar. Su apertura se produce en la sístole cardiaca, permitiendo el paso de la sangre desde el ventrículo derecho hasta la circulación arterial pulmonar. La estenosis pulmonar es la obstrucción en el tracto de salida del ventrículo derecho, y es una de las patologías congénitas más frecuentes en el perro. Se puede producir a tres niveles: ■■ Subvalvular o por debajo de la válvula pulmonar. ■■ Supravalvular o por encima de la válvula pulmonar. ■■ Valvular, que es la forma más frecuente; ésta a su vez puede producirse por: ■■ La fusión de las comisuras o estenosis tipo A, que impide la separación de cada cúspide en el momento de la sístole. ■■ La displasia valvular determinada por un engrosamiento severo de las hojas valvulares acompañada de hipoplasia del anillo pulmonar o tipo B. Existen también formas mixtas. En general las cúspides afectadas tienen una escasa movilidad y provocan que el diámetro permeable esté reducido.

Figura 13. Examen mediante Doppler continuo desde proyección subcostal para alinear el cursor con el flujo aórtico. Los valores obtenidos de velocidad máxima son de 5,85 m/s, que equivalen a valores de gradiente de presión de 136,8 mm Hg (mediante el uso de la ecuación de Bernoulli modificada).

Se puede graduar en leve, moderada y grave según los datos de la velocidad máxima y del gradiente de presión que se obtienen en la ecocardiografía Doppler.

Datos clínicos Las características clínicas de la estenosis pulmonar son: ■■ Enfermedad congénita a nivel del tracto de salida del ventrículo derecho. La más frecuente se presenta a nivel valvular. ■■ En perros de razas grandes y también pequeñas: Terrier, Bulldog Inglés y Francés, Samoyedo, Chihuahua, Schnauzer Miniatura,

03_cardiorespiratorio.indd 55

Figura 14. Imagen en proyección paraesternal longitudinal derecha de una estenosis subaórtica severa en fase avanzada, con presencia de miocardio hiperecogénico y dilatación del ventrículo izquierdo.

19/12/12 18:57


84

Medicina pediátrica en pequeños animales

linfáticos, sanguíneos, terminaciones nerviosas, fibras elásticas y diversos tipos de células. Una de sus funciones es la de amortiguar los impactos y golpes, dificultando la fractura del diente.

Hueso alveolar El hueso alveolar está constituido por los bordes del hueso maxilar y mandibular que soportan los dientes, cuyas raíces se

Patología de la cavidad oral en pediat insertan en unas profundas depresiones denominadas alvéolos. El hueso alveolar está formado por cuatro capas, que son: el periostio, el hueso compacto, el hueso esponjoso y la lámina cribiforme, que sirve de base a los alvéolos. A través del hueso alveolar discurren vasos sanguíneos y nervios que en su trayecto perforan la lámina cribiforme, vascularizando e inervando el ligamento periodontal.

Esmalte

Dentina

Corona anatómica

Corona clínica

Surco gingival

Pulpa Encía

Hueso alveolar

Raíz Ligamento periodontal

Cemento Arteria y vena pulpares Nervio dental Delta apical

Figura 1. Estructuras y componentes del diente.

04_cavidad oral.indd 84

19/12/12 19:01


diatría

Patología de la cavidad oral en Pediatría

85

tiPos de dientes incisivos Los incisivos son dientes con una única raíz pequeña. Los superiores son más grandes que los inferiores y su tamaño aumenta desde el primer incisivo hasta el tercero. Al menos en las primeras etapas de la vida, la corona de cada incisivo presenta tres pequeñas cúspides típicas.

Caninos Los caninos son los dientes más grandes. Su corona está ligeramente curvada y en punta. Tienen una única raíz cuya longitud puede ser más del doble de la corona. La lámina alveolar bucal que recubre la raíz es palpable a través de la mucosa oral del maxilar, y resulta útil para determinar la longitud aproximada de la raíz y la localización de su ápice.

Premolares Los premolares pueden tener una, dos o tres raíces. Los primeros premolares en los perros presentan una raíz única y pequeña. El segundo y el tercer premolares superiores y el segundo, tercero y cuarto premolares inferiores, tienen dos raíces. El cuarto premolar superior tiene tres raíces. La corona muestra una forma de cono con una elevación triangular central, conocida como cúspide principal, y dos cúspides basales, mesial y distal.

molares Los molares, a excepción de los carniceros inferiores, son dientes trituradores con superficie oclusiva aplanada. El carnicero inferior (primer molar) tiene dos raíces, su corona presenta una cúspide central principal y una cúspide basal mesial triangular ligeramente más pequeña, que están sostenidas por la raíz mesial.

figura 2. Cachorro de perro de 5 meses de edad que sufrió un trauma maxilar a la semana de vida, ocasionándole agenesias y malas oclusiones.

04_cavidad oral.indd 85

Erupción de los dientes deciduos en el perro inicio de erupción: 20-30 días. Final de erupción: 50 días. caída de deciduos: 100-140 días.

En la tabla 1 se muestra la edad en la que aparecen los dientes permanentes en el perro. tabla 1 Erupción de dientes permanentes en el perro. dientes

Periodo de erupción

Incisivos

105-125 días

Caninos

125-141 días

Premolar 1

110-150 días

Premolar 2 y 3

150 días

Premolar 4

135-185 días

Molar 1

140-165 días

Molar 2

160-220 días

Molar 3

180-220 días

AlteRACiones oRAles CAninAs oligodoncia (dientes ausentes) Es la ausencia del diente en el animal. Esta alteración suele tener un origen hereditario. No obstante, deben realizarse radiografías para comprobar si el diente falta por completo, si se ha producido una rotura de la corona o si el diente está retenido. Otra posibilidad es que se haya perdido el diente por una avulsión dental causada por traumatismos (figs. 2 y 3).

figura 3. Radiografía lateral oblicua que confirma una agenesia traumática de dientes incisivos.

19/12/12 19:01


102

Medicina pediátrica en pequeños animales

Se han realizado estudios manométricos que han mostrado que hay una zona aproximadamente a 3 cm del esfínter gastroesofágico que detecta los cambios de presión originados por las ondas peristálticas. 8 Esta zona, controlada por fibras nerviosas procedentes del nervio vago, estimula la relajación del esfínter unos segundos antes de que llegue el bolo alimenticio al propio esfínter, facilitando de esta manera la coordinación entre la apertura y cierre del mismo 9 (fig. 2).

Se estima que la velocidad del peristaltismo inducido por una ingestión líquida en el perro puede ser de unos 80 a 100 cm/s. 10 En el gato la velocidad del bolo alimenticio es más lenta que en el perro, debido a que la musculatura lisa de la que está compuesto el esófago del gato se contrae más lentamente que el músculo estriado que forma la mayor parte del esófago del perro. Se han realizado estudios para comprobar la velocidad de progresión del bolo en el gato, estimándose en 1 a 2 cm/s. 11 Una vez que ha pasado el bolo al estómago, el esfínter se vuelve ha cerrar evitando el reflujo de contenido hacia el esófago 12 (fig. 3). El tipo de comida también afecta a la presión del esfínter gastroesofágico. Las comidas con un alto contenido en proteína aumentan la presión del esfínter como consecuencia del aumento en gastrina. Por el contrario, las comidas con abundante

A

B

Figura 2. A: la onda peristáltica primaria estimula la apertura del esfínter, B: apertura del esfínter unos segundos antes de llegar el bolo alimenticio.

05_esofago.indd 102

Figura 3. Después de pasar el bolo, el esfínter se cierra para evitar que el reflujo de contenido gástrico pueda dañar la estructura del esófago.

19/12/12 19:06


Patología esofágica pediátrica

contenido graso, disminuyen la presión del esfínter al estimular la colecistoquinina y, a su vez, inhibir la gastrina. 13 Son muchas las patologías que pueden afectar al esófago, pero sólo nos centraremos en las que dan lugar a más del 90% de la enfermedad esofágica que encontramos en la clínica diaria. Hablaremos por tanto de: megaesófago, esofagitis, estenosis esofágicas y cuerpos extraños. Por las limitaciones propias de este capítulo pasaremos por alto el divertículo esofágico, la hernia de hiato, las fístulas esofágicas y las diferentes presentaciones de la persistencia del arco aórtico.

MEGAESÓFAGO Se trata de un síndrome que se caracteriza por una dilatación generalizada del esófago acompañada de una disminución o pérdida total del peristaltismo. Se puede clasificar en idiopático congénito, que es la presentación que habitualmente se observa en los cachorros, y en idiopático adquirido o secundario, que se observa en los animales adultos. 14 La enfermedad congénita es más frecuente en las razas Setter Irlandés, Gran Danés, Pastor Alemán, Labrador Retriever, Shar Pei, Terranova, Schnauzer Enano y Fox Terrier 15,16,17, y se piensa que hay una base hereditaria en algunas razas como Schnauzer y Fox Terrier. 18,19 En los gatos es poco frecuente 20, aunque se ha visto que los gatos de raza Siamesa pueden tener una cierta predisposición. El megaesófago idiopático adquirido suele tener una presentación súbita y espontánea, presentándose tanto en hembras como en machos y con una mayor incidencia entre los 7 y 15 años de edad. 21 La causa más frecuente de megaesófago idiopático secundario es la miastenia grave 22, estimándose que prácticamente el 25% de los casos de perros con megaesófago secundario se deben a esta causa 23,24, aunque no hay que olvidar otros orígenes como la intoxicación por metales, el hipotiroidismo, las enfermedades ligadas a las glándulas adrenales como hipoadrenocorticismo, o las patologías neuromusculares (cuadro 1).

Cuadro clínico El síntoma más importante en los animales que padecen megaesófago es la regurgitación de comida sólida y de líquido a través de la boca, e incluso en ocasiones también a través de la nariz. En cambio, los animales que regurgitan como consecuencia de una obstrucción parcial del esófago por una estenosis o cuerpo extraño, suelen tolerar bien los líquidos. De cualquier manera, es muy importante realizar una buena anamnesis para

05_esofago.indd 103

103

Cuadro 1 Causas de megaesófago e hipomotilidad esofágica. Neuromusculares Megaesófago congénito. Megaesófago idiopático. Miastenia grave. Lupus eritematoso sistémico. Polimiositis/polimiopatía. Botulismo. Tetania. Moquillo canino. Disautonomía.

Intoxicaciones Plomo. Organofosforados.

Otras Hipoadrenocorticismo. Hipotiroidismo. Estenosis de píloro. Dilatación o vólvulo gástrico. Esofagitis. Extraído de Morgan, R., Bright, R., Swartout, M. Enfermedades del esófago. Clínica de pequeños animales, 4ª edición. Elsevier, 2004.

diferenciar entre vómito y regurgitación (tabla 1), ya que de ello dependerá nuestro plan diagnóstico. Los cachorros con megaesófago congénito suelen comenzar a manifestar síntomas de regurgitación a una edad muy temprana, generalmente cuando se realiza el destete y empiezan a ingerir alimentos sólidos. Aunque en ocasiones estos síntomas no se manifiesten al momento del destete, es de esperar que aparezcan antes de los 6 meses. La frecuencia de la regurgitación puede variar mucho de unos casos a otros y sobre todo dependerá del grado de dilatación del esófago y la severidad con que esté afectada la motilidad. Frecuentemente, el animal presentara salivación profusa y ptialismo como consecuencia de la fermentación de la ingesta que queda retenida en la porción dilatada del esófago. Podremos observar en estos animales una pérdida de peso más o menos marcada, así como una cierta dificultad o incapacidad para engordar a pesar de tener el apetito normalmente muy aumentado. 25 Es frecuente que los animales con megaesófago presenten síntomas respiratorios como tos, disnea o taquipnea secundarios a una neumonía por aspiración.

19/12/12 19:06


120

Medicina pediátrica en pequeños animales

ANEXO Dosis de los medicamentos más utilizados en el aparato digestivo. Vía de administración

Intervalo

PO o rectal

12 horas

PO

4-6 horas

0,04 mg/kg (P)

IV

A necesidad

0,07 mg/kg (P)

IM

0,25 mg/kg (P)

conjuntival

A necesidad

PO

24 horas

SC

A necesidad

PO

24 horas, a necesidad

10-30 ml (P)

PO

4-6 horas

0,25-2 ml/kg (P)

PO

6-8 horas

1-3 ml/kg (G)

PO

4-6 horas

Calcio (carbonato)

5-10 ml

PO

4-6 horas

Caolín + pectina

1-2 ml

PO

2-6 horas

Ciclicina (clorhidrato)

4 mg/kg (P)

IM

8 horas

5-10 mg/kg

PO

6-8 horas

10 mg/kg

IV lento

6 horas

1,1 mg/kg

PO

8-12 horas

2-4 mg/gato

PO

12-24 horas

PO

8-12 horas

0,05-0,5 mg/kg (P)

IV

6-8 horas

0,05-4,4 mg/kg (P)

SC, IM

6-8 horas

3,3 mg/kg (P)

PO

6-8 horas

200-300 mg/kg

PO

12 horas, a necesidad

PO

Fármaco Aceite mineral

Aluminio (hidróxido)

Apomorfina

Dosis ■■

2-60 ml o 1-2 ml/kg (P)

■■

5-25 ml (G, P)

■■

100-200 mg (P)

■■

50-100 mg (G)

■■

0,5 ml/kg (G)

Ascórbico (ácido)

■■

25-125 mg/kg (G)

(intoxicación por cobre)

■■

100-500 mg (P)

Atropina

0,02 mg/kg

Bisacodilo

Bismuto (subsalicilato)

Cimetidina (P)

Ciproheptadina

Cisaprida

Clorpromazina

Colestiramina Colina Dantrón

05_esofago.indd 120

■■

5-20 mg (P)

■■

5 mg (G)

■■

0,1-0,5 mg/kg (P)

■■

2,5-5 mg/kg (G)

■■

40-50 mg/kg (P)

■■

100 mg (G)

300-400 mg (P)

19/12/12 19:08


Patología esofágica pediátrica

Vía de administración

Intervalo

PO

12 horas

IV

24 horas, a necesidad

PO

24 horas, a necesidad

PO

8 horas

2-5 mg/kg (P)

PO

6-8 horas

0,1-0,2 mg/kg (P)

PO

8-12 horas

0,05-0,1 (G)

PO

12 horas

PO

12-24 horas

IM, IV

12 horas

PO

12 horas

IV

Prueba de provocación

PO, IV

12-24 horas

IV

A necesidad

IV, IM

8-12 horas, según sea necesario

Fármaco

Dosis

Dehidrocólico (ácido)

10-15 mg/kg 0,05-0,4 mg/kg (G)

Diacepam 1-2 mg/gato Diciclomina (clorhidrato) Difenhidramina (clorhidrato) Difenoxilato (clorhidrato) Dioctilsulfosuccinato sódico Domperidona

■■

5-10 mg

■■

0,15 mg/kg (P)

■■

25-120 mg (P)

■■

15-30 mg (G)

0,1-0,5 mg/kg (P) 2-5 mg/kg (P) ■■

0,11-0,22 mg/kg (P)

Edrofonio (cloruro)

■■

Famotidina

0,5-1,0 mg/kg (P)

Flumacenilo

2-5 mg (0,1 mg/kg) (P)

Glicopirrolato

0,01-0,02 mg/kg

Ipecacuana (jarabe)

70-140 mg/kg

PO

Repetir si es necesario a los 20 minutos

0,1-1,2 mg/kg (P)

PO

8-12 horas

0,07 mg/gato

PO

12 horas

500 mg/kg

PO

Dividido en 2 tomas

15-30 ml (P)

PO

6 horas

0,25-5 ml (G)

PO

6 horas

Intrarrectal

12 horas

0,08-0,20 mg/kg (P)

PO

8-12 horas

0,1-0,3 mg/kg (G)

PO

12-24 horas

Isopropamida (yoduro)

Lactitol

Lactulosa

0,25-0,5 mg (G) (hasta 2,5 mg/gato)

5-10 ml diluido 1:3 con agua Lecitina Loperamida

05_esofago.indd 121

1-5 g

121

19/12/12 19:08


358

Medicina pediátrica en pequeños animales

Recomendaciones sobre nutrición

%

Promedio

Quiero que mi veterinario me diga cuál es la mejor comida para mi animal cuando está enfermo o tiene un problema de salud.

2,1 50,8

4,23

14,0

26,0

4,1 Mi veterinario ha hablado conmigo sobre la nutrición de mi animal.

2,4 36,9

30,0

3,97

20,6 6,3

Ciertas comidas que están diseñadas para tratar problemas médicos específicos pueden ser una parte importante de los cuidados de salud de mi animal..

2,5 32,3

30,2

3,87

25,8 5,8

Quiero que mi veterinario me diga cuál es la mejor comida para mi animal, incluso cuando está sano.

5,6 27,6

25,2

3,62

29,6 9,1

Muy de acuerdo

Un poco de acuerdo

Ni de acuerdo ni en desacuerdo

Un poco en desacuerdo

Muy en desacuerdo

Figura 2. Estudio de Cumplimiento AVEPA-IVEE-Hill’s (2006). Base: total de hogares (1.206).

Total

100

75

Hogares con gatos (a)

72,5

72,2

71,1

56,7b

53,1

%

Hogares con perros (b)

50

43,1

46,5b

50,3 41,2

25

0

El veterinario preguntó sobre nutrición

El veterinario recomendó una dieta

Recomendación seguida

Figura 3. Estudio de Cumplimiento AVEPA-IVEE-Hill’s (2006). a, b: más alto que la columna indicada, de una manera significativa.

14_nutricion.indd 358

19/12/12 19:53


Nutrición del perro y el gato en crecimiento

Instrucciones

%

359

Promedio

Me gustaría que el veterinario/equipo auxiliar me llame para el seguimiento de mi animal después de que haya tenido un problema o haya sido tratado por una enfermedad.

2,1 31,7

32,0

3,85

23,5 8,4

Mi veterinario actualmente me llama para el seguimiento después de que mi mascota haya tenido un problema o haya sido tratada por una enfermedad.

14,3

13,4

22,0

20,6

2,70

25,1

3,2

Prefiero recibir instrucciones del veterinario/equipo auxiliar de forma verbal y escrita al mismo tiempo.

28,6

28,4

3,72

26,6 9,6

Es suficiente con recibir instrucciones del veterinario/equipo auxiliar de forma verbal..

Puede ser difícil hacer llegar a todos los miembros de mi hogar toda la información que el veterinario ofrece para cuidar de nuestra/s mascota/s.

Muy de acuerdo

Un poco de acuerdo

5,0 16,8

10,5

25,4

18,2

34,9

31,1

Ni de acuerdo ni en desacuerdo

13,9

19,5

16,8

Un poco en desacuerdo

3,37

2,86

Muy en desacuerdo

Figura 4. Estudio de Cumplimiento AVEPA-IVEE-Hill’s (2006). Base: total de los hogares que han visitado al veterinario (1.017).

Los cachorros deben ser alimentados para obtener un desarrollo óptimo y no para buscar un desarrollo máximo. Alimentar para un crecimiento máximo (p. ej.: a libre disposición) incrementa el riesgo de obesidad, de problemas esqueléticos y disminuye la longevidad. 22 En términos generales, es mejor una ligera subalimentación que la sobrealimentación. Los estudios han mostrado que una restricción moderada en energía y alimento durante el periodo de crecimiento reduce la presencia de displasia de cadera en cachorros de raza grande, sin que eso induzca efectos negativos sobre el desarrollo del animal y su talla de adulto. 22 No obstante, si la subnutrición es importante, la dieta inadecuada, el aporte energético insuficiente o si la digestibilidad del alimento es muy baja, puede afectarse el crecimiento, el desarrollo general del cachorro y disminuir la resistencia a enfermedades infecciosas.

14_nutricion.indd 359

Las principales referencias que establecen los requerimientos nutricionales de perros y gatos sanos son los boletines elaborados por el Consejo Nacional de Investigación de la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos (NRC). Asimismo, la Asociación Americana de Oficiales de Control de Alimentos (AAFCO) publica anualmente los perfiles de nutrientes recomendados en los alimentos para perros y gatos, que complementan a los boletines del NRC como fuentes de referencia para los alimentos caninos y felinos en Estados Unidos. Recientemente, la Federación Europea de la Industria de Alimentos para Animales de Compañía (FEDIAF) ha publicado unas guías nutricionales para perros y gatos (FEDIAF Nutritional guidelines for complete and complementary pet food for cats and dogs, junio 2012), que pueden usarse también como referencia (tabla 1).

19/12/12 19:53


Simón Martí Angulo

Medicina

en

Cada uno de los capítulos refleja la dilatada experiencia de los autores en aspectos tan diversos como la detección temprana de alteraciones del desarrollo tanto neurológicas como del sistema musculoesquelético, las patologías infecciosas o parasitarias o los tratamientos farmacológicos y quirúrgicos indicados en este periodo etario, con el objetivo común de ofrecer una obra completa y aplicativa sobre la atención veterinaria de los animales pediátricos.

Medicina pediátrica

Libro técnico multidisciplinar sobre pediatría canina y felina, escrito por destacados especialistas en las diferentes materias, que aborda todos los aspectos clínicos relacionados con la primera etapa de la vida.

pediátrica en Simón Martí Angulo Josep Arús  •  José Ballester  •  Joaquín Cerdeira Ana Díaz  •  Pedro P. Esteve  •  Sonia Fernández Juan Carlos Giménez  •  Sofía Lafuente Gustavo Machicote  •  Isidro Mateo  •  Miriam Ortiz Ana Ríos  •  Vanessa Salas  •  Rafael Segarra Natalia Valbuena  •  Manuel Villagrasa  •  Paulo Rogério Yin

Medicina pediátrica en pequeños animales  

Libro técnico multidisciplinar sobre pediatría canina y felina, escrito por destacados especialistas en las diferentes materias, que aborda...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you