Page 1


LOS HERMANOS PRESNYAKOV: VLADIMIR Y OLEG El arma homicida NOTAS DE DIRECCIÓN Análisis del crimen INDICE LA OBRA La victima

FICHA ARTÍSTICA Ficha policial

2

3

SINOPSIS RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS

4

ELENCO Los sospechosos

5

6

7

8

9

10

11 12

13 14

REFERENTES SERIAL KILLERS

15 16 17

LA PROPUESTA El escenario del crimen

POR QUÉ EL MÓVIL

18 19

20

CONTACTO

TRADUCCIÓN Y DEVISING La investigación

EQUIPO ARTÍSTICO LOS CÓMPLICES

TRAYECTORIA DE LAS COMPAÑÍAS El expediente criminal

2


SINOPSIS

RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS

"Enciende la cámara, Lyuda"

Valya, un estudiante que ha abandonado la Universidad, trabaja para la policía interpretando la víctima en reconstrucciones de asesinatos y es especialista, desde niño, en no hacer nada que no le apetezca. “Siempre tuve talento para escurrir el bulto. Desde pequeño, nunca hacía nada que no quisiera hacer. Y no por pereza… Ese no es el motivo, o al menos, ese es un motivo, pero hay otro más profundo que provoca la pereza. Yo creo que es el miedo.” Valya tiene miedo, o al menos, esa es la razón a la que atribuye su propia desidia. “A veces me da miedo simplemente salir a la calle. Me da miedo ir a por el pan, o a dar un paseo. Y entonces viene la pereza.” Valya vive en casa de sus padres, haciendo siempre algo que les despiste de aquello que le piden que haga. “En realidad uso palillos chinos para no tener que fregar los platos” Playing the Victim intercala las alocadas reconstrucciones policiales grabadas en video de 3 casos de asesinato pasional cuyo absurdo recuerda al humor de los Monty Python, una serie de escenas íntimas en las que la disfuncional familia de Valya discute en torno al estado del wáter, el peligro de comer comida árabe o el sinsentido de usar palillos en vez de cuchara, y una serie de monólogos en los que este particular Hamlet posmoderno, desubicado y desordenado, contacta directamente con el público para revelar sus estrategias de supervivencia y compartir su desconcierto. Los Presnyakov hilvanan así una sátira irreverente en la que el juego metateatral de la representación plantea sin pretensiones grandes temas como el miedo al otro, a uno mismo, a la propia muerte o, quizá, tan sólo a que cualquier forma de esfuerzo, cualquier estrategia de acción sea absolutamente inútil en un mundo caótico en el que las expectativas de toda una generación parecen haber sido cercenadas. Si el dilema para Hamlet, en el cambio de paradigma entre la Edad Media y el Renacimiento, adoptaba la forma del icónico ser o no ser, para Valya en este cambio de siglo, la cuestión se vuelve más prosaica: hacer o no hacer, tirar o no tirar de la cadena del wáter.

3


FICHA ARTÍSTICA

Ficha policial

“Bueno, no son malos del todo, al fin y al cabo.”

ELENCO Mon Ceballos Carlota Gaviño Javier Lara Jesús Noguero Lucía Quintana Iñigo Rodríguez-Claro

EQUIPO ARTÍSTICO Dirección Carlos Aladro Iñigo Rodríguez-Claro Texto Oleg y Vladimir Presnyakov Traducción y versión Carlos Aladro Grumelot Escenografía y Vestuario Paola de Diego Grumelot Iluminación Pablo Seoane Espacio Sonoro Ángel Galán Audiovisuales David G. Vargas Agustín Batista Diseño Gráfico Claudia Gaviño Producción Ejecutiva Leticia Rodríguez Federico Aladro Fotografía David G. Vargas

4


POR QUÉ

EL MÓVIL

"Vale, ¿y por qué coño empezaste a cortar?"

“La narrativa revela el sentido profundo sin cometer el error de definirlo" Hannah Arendt Tras nuestro último proyecto, Malcontent -versión libre de Jose Padilla de la tragedia clásica de John Webster La Duquesa de Malfi-, el equipo de Grumelot siente la necesidad de enfrentarse a la dramaturgia europea contemporánea para seguir hablando de nuestro tiempo pero encontrándonos ahora con nuestra propia realidad a través de los ojos de creadores contemporáneos que analizan nuestra época desde otras perspectivas. Los hermanos Presnyakov –mundialmente conocidos por su obra Terrorismo - miran a la realidad de una manera valiente y arriesgada, pero también, de alguna manera, alegre e irresponsable. Con la profundidad e inteligencia de construir una comedia hilarante en torno a la situación de nuestra generación, sin trascendentalismos o moralismos innecesarios, sin proporcionar las respuestas e incluso, desde nuestro punto de vista, sin situarse en la posición de superioridad de formular acuciantemente grandilocuentes y gastadas preguntas al espectador. Playing the victim nos brinda la oportunidad de adentrarnos en el mundo contemporáneo a través de los ojos de su protagonista: Valya. Nos valemos de su historia para poner sobre la mesa nuestra propia incapacidad para asumir responsabilidades, nuestro desconcierto ante la falta de expectativas, nuestra desorientación en un momento en el que, tal y como afirman el dramaturgo Edward Bond o el pedagogo Sir Ken Robinson, podríamos estar asistiendo a un cambio absoluto de paradigma en el que el análisis preciso de las coordenadas es complejo. “¡Lo más importante es que nada os importa una mierda! ¡Ninguna puta cosa os importa ni una puta mierda! Y peor todavía, ¡es vuestra generación la que está conduciendo trenes, pilotando aviones, sois abogados, trabajáis en reactores nucleares! Y peor que eso ¡vais a trabajar y no os importa una puta mierda vuestro trabajo!” En medio de la confusión, surgen los interrogantes inevitables: ¿qué está pasando?, ¿qué nos está pasando cómo generación?, ¿deberíamos hacer algo al respecto? Y, en caso afirmativo, ¿el qué?, pero lo que nos interesa de Playing the Victim es que, desde esa misma confusión en la que nos sentimos inmersos, lo que se plantea no es una arenga o una batería de reproches, sino, en todo caso, una necesidad de acción, una necesidad de movimiento. Una reflexión brillante en torno a la ética entendida, siguiendo a Juan Antonio Marina, como “poética de la acción”.

5


NOTAS DE DIRECCIÓN

“Nada es más divertido que la desdicha, te lo aseguro... Te lo aseguro, es la cosa más cómica del mundo. Nos reímos, nos partimos de risa al principio. Pero siempre es la misma cosa. Sí, es como la divertida historia que hemos oído tan a menudo, la seguimos encontrando divertida, pero ya no podemos reír más.” Final de Partida, de Samuel Beckett

"Se puede sentar ahí, pensar sobre lo que ha hecho, en el escenario del crimen"

Si los dramas de Beckett tratan sobre la oposición entre la inconmensurable desesperanza y la voluntad de vivir pese a esa carga en el contexto de un mundo incomprendido e incomprensible, podríamos valernos de esa visión del mundo del dramaturgo irlandés para intentar un primer acercamiento a la dramaturgia de los Hermanos Presnyakov: su reflexión acerca del nuevo milenio nos informa sobre una sociedad en crisis y transformación, sobre un lugar en el que el individuo ha quedado sin anclajes agotado el viejo paradigma pero sin pistas sobre el futuro.

Análisis del crimen

Los paradigmas dominantes son compartidos por el trasfondo cultural de una comunidad dada y por el contexto histórico global del momento. Así, el análisis que los Presnyakov hacen sobre la Rusia post soviética se revela como brillante estrategia para entender el cambio de paradigma en nuestras latitudes, tanto como en las suyas. El absurdo de la existencia está, probablemente, asumido. Hemos asumido que Godot no llegará y la responsabilidad individual frente a la sociedad puede ser, tal vez, el salvoconducto para el individuo contemporáneo. Podemos pensar en cambiar el interrogante ¿qué hacer? por ¿para qué?. El tedio y la carencia de significado de la vida moderna lleva al protagonista de Playing the victim a la asunción de su consciente mediocridad. Nuestro protagonista es el resultante de la temática central de la obra: el miedo. Podríamos afirmar que esa máxima en la que la existencia precede a la esencia, se transforma para los hermanos Presnaykov en una segunda interrogante que lanzan al lector/espectador: Mi esencia es que reconozco mi existencia, ¿y qué?. Los autores, plenamente conscientes del cambio del papel del individuo desde un punto de vista filosófico, adoptan la perspectiva contemporánea en dónde el ser humano no es dominado por la angustia, la falta de esperanza o la melancolía, sino por el miedo, la falta de anhelos metafísicos e, incluso, por la pereza. Nos enfrentamos de forma directa con seres radicalmente contemporáneos. Valya es nuestro Hamlet particular. El príncipe danés ha sido a menudo recibido como un personaje filosófico, exponiendo ideas que hoy serían consideradas relativistas, existencialistas, escépticas. Los teóricos suelen estar de acuerdo en el hecho de que Hamlet refleja el escepticismo contemporáneo que se levantaba contra el humanismo renacentista. Podríamos decir que Valya refleja el escepticismo contemporáneo de nuestros días que se levanta contra las corrientes de pensamiento de finales del siglo XX.

6


LA PROPUESTA

El escenario del crimen "No es un concepto fácil de explicar... y menos para explicártelo a ti"

La puesta en escena pretende basarse en dos premisas que convierten la limitación en virtud y el contexto en concepto: juego y sencillez. El juego escénico centraliza el trabajo de la puesta en escena en el actor como narrador, cuerpo y voz de la comedia, siguiendo quizá la línea de comedia física desarrollada por el clown, director y pedagogo John Wright. La metateatralidad es componente inherente a una narrativa de la que el actor/personaje es dueño, tanto a un nivel dramático como técnico –al estar el aparato técnico operado desde dentro del escenario- y que constantemente apela a la imaginación del espectador en la construcción de la historia. Así parecen plantearlo los propios autores en su propuesta proponiendo audaces juegos de identidades (máscara-contramáscara) -que sugieren interesantes doblajes de actor/personaje-, y un tratamiento elíptico del espacio y el tiempo. La sencillez es condición sine qua non fruto de una triple voluntad: la de facilitar la adaptabilidad del espectáculo a diferentes espacios, contextos, posibilidades y límites de producción; la de suprimir las limitaciones técnicas que una puesta en escena al uso supone; y la de reciclar de forma constante los elementos visibles (vestuario, espacio escénico y luz).

7


LA OBRA

La victima

"No es que me crea todo lo que oigo... quiero decir, ni siquiera creo lo que veo... Pero el olor, eso no se puede negar "

"We love remaking our works. Playing with our characters again and again lets us see how their situations are developing." Vladimir Presnyakov Absurda y realista a partes iguales, alarmante y perturbadora como todas sus piezas, en Playing the Victim -la cuarta obra dramática de los Presnyakov- el juego entre apariencias y verdad es constante: enfrentándose cada día a una muerte fingida, Valya acaricia la ilusión de burlar así su propia muerte. Aunque simulados, los asesinatos, presenciados por el espectador una y otra vez, revelan la violencia y brutalidad endémicas de nuestro tiempo. Paralelamente, su vida familiar parodia libérrimamente el Hamlet de Shakespeare, mientras –y quizá también siguiendo la estela de la pieza shakespeariana con más soliloquios- la figura protagonista entabla contacto directo con el público para reflexionar junto al espectador en monólogos que preludian cada una de las escenas. La obra, una comedia satírica negra y violenta, se construye sobre el caos que nos envuelve cuando somos incapaces de formar parte del sistema social, y enfatiza el hecho de que todos somos -o actuamos como- víctimas del tiempo que nos ha tocado vivir. Según algunos de sus críticos, los Presnyakov plantean así la necesidad de aceptar este hecho cuanto antes ya que cualquier intento para escapar de ello resulta inútil. “¿Así que te gusta jugar y te crees más listo que nadie? ¿Y si a él, a ese del que todos dependemos, también le gusta jugar? Todo el mundo juega a algo, finge… Es difícil ser quien realmente eres, es mucha responsabilidad… es más fácil fingir, jugar jueguecitos… desaparecer… pero él, que sabe muy bien de qué va su trabajo, sabe que nada desaparece…” Reescrita varias veces, la primera producción de Playing the Victim se estrenó, en inglés, el 12 de agosto de 2003 en el Traverse Theatre de Edimburgo, Escocia, en una coproducción entre el Royal Court Theatre y la compañía Told by an Idiot, con traducción de Sasha Dugdale y dirección de Richard Wilson. Más tarde, la misma versión se representó en el Royal Court Theatre de Londres, el 1 de septiembre de 2003. Playing the Victim también ha sido montada en Alemania, Portugal, Argentina y en Rusia, en el Teatro de Arte de Moscú. Otra versión de la misma pieza, en la que las referencias al recorrido argumental de Hamlet se acentúan, fue llevada al cine en 2006, estrenada en 2009 por el Teatro Nacional de Belgrado con dirección de Nikola Zavišić y traducida por primera vez al inglés por Juanita Rockwell para la compañía norteamericana Single Carrot. Titulada Playing Dead, la producción se estrenó en Baltimore en febrero de 2010.

8


TRADUCCIÓN Y DEVISING

La investigación

"Aquí la cosa funciona así. Nada está preparado de antemano. "

El devising [el procedimiento de creación colectiva], podría definirse como una forma de hacer teatro que permite a los intérpretes ser creativos activa y físicamente en el acto de compartir y dar forma a un producto original que emana directamente de ensamblar, editar y reconfigurar un conjunto de contradictorias experiencias individuales del mundo. Consiste en reunir a una serie de individuos en una sala para propiciar que nuestras vidas se conecten. Aunque tradicionalmente relacionado con la creación de textos originales a partir de improvisaciones, para Grumelot el devising se convierte en metodología inherente al trabajo como compañía. Así entendemos también el trabajo sobre la versión y la adaptación de textos dramáticos ya existentes, y así pretendemos abordar la traducción y versión de Playing the Victim. Como una búsqueda profunda de los auténticos significados de las palabras y las situaciones que los autores nos plantean. A partir de esta premisa construir una versión de la pieza en español se plantea como una búsqueda activa del director y de los actores en el espacio de trabajo en torno a la dramaturgia. Tanto Cuando llueve vodka como Malcontent se contruyen con la coordinación de Jose Padilla como dramaturgo pero a partir del trabajo de todo el elenco en ensayos e improvisaciones. De la mismo manera, algunos de los proyectos más recientes de Grumelot surgen como resultado de talleres en colaboración: el Taller de Teatro en la Inmediatez que la compañía desarrolla en Madrid en mayo de 2010 para reflexionar en torno a las consecuencias de la erupción del volcán islandés Eyjafjalla y el Taller de Teatro Inminente, llevado a cabo en Santa Cruz de Tenerife en diciembre de 2010 a propósito de la histórica batalla lidiada en la ciudad entre ingleses y españoles el 25 de julio de 1797. Fruto del Taller de Teatro en la Inmediatez, nace Todos mirábamos al cielo tratando de distinguirla, un espectáculo para 10 actores y un músico sobre la vulnerabilidad del ser humano en contextos de magnitudes que se nos escapan y sobre nuestra necesidad de controlar lo incontrolable en un mundo sacudido por el cambio climático. En Santa Cruz de Tenerife, y en tan sólo 10 días, parte del equipo de Grumelot crea, monta y estrena un espectáculo en torno a las diversas actitudes que el ser humano adopta ante el devenir histórico y ante la amenaza del cambio, una ficción que, partiendo del acontecimiento histórico como relato, desvelara la memoria como constructo y requisito para la conformación de la identidad. Partiendo de las experiencias de devising para la creación de textos y espectáculos teatrales, pretendemos ahora profundizar en esa metodología no ya para crear palabras nuevas, sino para desgranar brillantes palabras ajenas, procedentes de otro país, de otra cultura. Técnicas y estrategias usadas durante años en compañías o centros de creación como el Royal Court, Complicite o Punchdrunk, que provienen de la sistematización del trabajo de maestros como John Wright, Keith Johnstone o Augusto Boal, entre otros muchos, y que nosotros ponemos ahora al servicio de la traducción y adaptación dramatúrgica alejada del estatismo de las mesas de trabajo y puesta en pie para buscar la comprensión íntima, profunda y física del texto por parte del equipo de creación al completo.

9


LOS HERMANOS PRESNYAKOV: VLADIMIR Y OLEG

El arma homicida

"¿Cuál es la diferencia entre shushi y maki?"

Actores, dramaturgos, guionistas y directores, Vladimir (1974) y Oleg Presnyakov (1969), nacidos en Siberia, son licenciados en Filología por la Universidad A. M. Gorky del Estado de los Urales, en la ciudad rusa de Ekaterinburg. Vladimir amplió sus estudios en esa misma universidad, especializándose en Pedagogía, mientras que Oleg decidió doctorarse. Ambos han impartido clases en su Universidad: Vladimir en la Facultad de Sociología y Ciencias Políticas, además de dirigir cursos teóricos sobre pedagogía y psicología en las Facultades de Filología, de Filosofía y Periodismo; y Oleg en la Facultad de Filología, donde también ha sido director de cursos teóricos sobre Historia de la Literatura Rusa y Teoría de la Literatura, así como de otros seminarios en las Facultades de Arte y Cultura, y Periodismo. Ambos han participado en encuentros internacionales y han escrito artículos científicos. Los Presnyakov empezaron a escribir juntos en 1999 y son fundadores del Teatro Joven de la Universidad de Gorki, el proyecto de teatro universitario donde se estrenaran sus primeros textos. Entre sus obras para teatro se cuentan Floor covering (1999), Europe–Asia (1999), Terrorism (2000), Captured Spirits (2001), Playing the Victim (2002), Resurrection. Super (2003), Bad bed stories (2003), Cattle call (2004), Pub (2004), o las más recientes Before the flood (2006), Magic horse (2008) o Hungaricum (2009). Desde el estreno en 2003 de Terrorismo en el Royal Court en Londres, los Hermanos Presnyakov se han convertido, según el Times, en los autores rusos más frecuentemente representados en los escenarios occidentales después de Chejov. De hecho, según Judy Daish, su agente en Londres, “no hay un día en que alguna de sus obras no sea representada en alguna parte del mundo”. Terrorismo, la tercera obra de los Hermanos Presnyakov, fue curiosamente escrita un año antes del atentado contra las Torres Gemelas y estrenada el 7 de noviembre de 2002 en la Sala A. P. Chejov del Teatro de Arte de Moscú bajo la dirección de Kirill Serebrennikov, justo una semana después del secuestro del Teatro Dubrovka por un grupo de chechenos. El 10 de marzo de 2003 se representó en el Royal Court Theatre de Londres, con dirección de Ramin Gray, y con gran éxito de crítica y público. Se ha estrenado en Portugal, Brasil, Alemania, Suecia, Noruega, Australia, Polonia y Serbia, así como en EE.UU, Irlanda, Australia, Eslovenia e Islandia. Estrenada en España en 2006 con dirección de Carlos Aladro para el Teatro de La Abadía, Terrorismo es hasta la fecha, la única obra de los Presnyakov que hemos podido disfrutar en español. Representantes de la dramaturgia contemporánea rusa y herederos de sus clásicos de Gogol a Chejov, Gorki o Bulgakov, los Presnyakov desarrollan en colaboración una dramaturgia vibrante que estiliza, con un ingenio sardónico y punzante, el habla coloquial contemporánea, en un mundo poético abierto a la comedia y al absurdo de la posmodernidad, para analizar agudamente la vida en el contexto post-soviético.

10


TRAYECTORIA DE LAS COMPAÑÍAS

El expediente criminal

"Si los pones juntos, entonces ya es otra cosa."

GRUMELOT es la compañía teatral formada en 2003 por Carlota Gaviño, Javier Lara, Jose Padilla e

Iñigo Rodríguez-Claro, jóvenes actores licenciados por la RESAD. Desde su fundación, Grumelot lleva a cabo un proyecto de producción que pretende colocar al actor en el centro del hecho escénico para ensamblar todas las disciplinas de las Artes Escénicas en función de un trabajo actoral de calidad, con especial interés desde su fundación en la creación y adaptación de textos teatrales. La trayectoria de Grumelot está íntimamente ligada a la investigación y la formación, consideradas como pilares de la calidad de los productos teatrales, y ha sido jalonada por la organización de diversos talleres dirigidos tanto a profesionales como a jóvenes que persiguen una carrera profesional dentro del ámbito del Arte Dramático. En la actualidad Grumelot son Carlota Gaviño, Javier Lara e Iñigo Rodríguez-Claro. Además de ser el núcleo del elenco estable y de coordinar los aspectos artísticos de las producciones, todos llevan a cabo indistintamente labores de gestión, producción y formación en relación a los proyectos de la compañía. La compañía inicia su andadura sacando de los escenarios de la RESAD a las tablas de la Sala Lagrada el espectáculo de fin de carrera Reventado de Sarah Kane, con traducción y adaptación a la escena de Jose Padilla, dirección de Ramón Serrada Yagüe y un elenco formado por Iñigo Rodríguez-Claro, Mon Ceballos y Delia Vime. Tras Reventado, Grumelot se atreve con su primera producción independiente: un texto del dramaturgo residente Jose Padilla, creado a partir de la investigación actoral y de una idea original desarrollada por el elenco al completo. Cuando llueve vodka –una comedia romántica iconoclasta y trepidante- dirigida por Iñigo Rodríguez-Claro fue la ganadora del I Certamen de Jóvenes Directores del Teatro Ítaca en Madrid en 2005. En 2009, Grumelot inicia su colaboración con Teatro en Tránsito y coproduce Otro no tengo [Have I None] de Edward Bond, dirigido por Carlos Aladro. Por primera vez en español, con traducción a cargo de Jose Padilla y Carlos Aladro, este thriller psicológico, futurista y aterrador fue estrenado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y subvencionado por la Comunidad de Madrid y el Gobierno de Canarias. En julio de 2011 Grumelot es seleccionada para formar parte de la primera edición del Off Almagro, dentro del Festival Internacional de Teatro Clásico. Allí estrena su producción más reciente, Malcontent, obteniendo una mención especial del jurado por “el riesgo de la propuesta en la elección de un texto que no se encuentra en el repertorio habitual, así como el riesgo en la puesta en escena”. Malcontent, versión libre de La Duquesa de Malfi de John Webster es fruto de la colaboración entre Teatro en Tránsito y Grumelot con el jovencísimo director inglés Owen Horsley y ha sido posible gracias a la participación económica de un generoso grupo de mecenas, siguiendo el modelo de crowdfunding que, cada vez más, da salida a proyectos creativos independientes.

11


TEATRO EN TRÁNSITO es un proyecto de Carlos y Federico Aladro, configurado como una compañía de teatro independiente con vocación de servicio público, y para el que han reunido desde 2008 a un grupo de jóvenes profesionales de reconocida y dilatada trayectoria en el teatro madrileño, en el desarrollo de tres producciones.

A partir de una concepción del teatro como bien cultural, como lugar de encuentro, Teatro en Tránsito ha llevado a cabo la puesta en escena de textos del repertorio universal, poniéndolas al alcance de los ciudadanos. Aunando la experiencia de creación y gestión en el teatro institucional e independiente, los conocimientos técnico-artísticos, la concepción eminentemente lúdica del hecho escénico y el compromiso de un cualificado grupo de profesionales, estamos generando espectáculos con aspiración de llegar a la mente, los corazones y los cuerpos de los espectadores. La primera producción de Teatro en Tránsito, El cuerdo loco, un Lope de Vega apenas conocido, es un espectáculo con un trabajo de investigación actoral inusual en el Teatro Clásico español. Un ejercicio de cuerda locura con un reparto de lujo encabezado por Israel Elejalde, Beatriz Segura, Manuela Paso, Juan Ribó y Chema Ruiz, Álex García, Quique Fernández, Emilio Gómez y Toni Márquez que se estrenó en 2008 en el Corral de Comedias de Alcalá de Henares, dentro del Festival Clásicos en Alcalá. También se pudo disfrutar en la Iglesia de las Bernardas, dentro del Festival de Almagro; en la Corrala Palacio del Caballero, dentro del Festival de Olmedo; en el Teatro Federico García Lorca, de San Fernando de Henares; en el Teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes; en el Teatro Palacio Valdés de Avilés, y en el Teatro Adolfo Marsillach de San Sebastián de los Reyes. Psicosis 4:48 de Sarah Kane, fue estrenado en noviembre de 2010 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y presentado en Madferia 2011 en el Teatro de La Abadía. La actriz Beatriz Argüello pone la voz y el cuerpo al servicio de un monólogo que dialoga a solas con el espectador y cuyo verdadero escenario es la propia conciencia del público. El reflejo de un mundo que se destruye a sí mismo, de la locura al suicidio. Una metáfora sobre el mal de nuestra civilización, capitalismo y depresión, síntoma de crisis y toma de conciencia de la necesidad de un cambio de rumbo. El último proyecto de Teatro en Tránsito, en coproducción con Kamikaze e Israel Elejalde, es otro monólogo, La fiebre de Wallace Shawn, esta vez una voz masculina, la de Israel Elejalde, para reflexionar sobre la enfermedad global que nos aqueja como ciudadanos de un mundo, que a veces parece que no sólo no mejora sino que empeora a una velocidad de vértigo, y en la que no nos queda más remedio que plantearnos qué podemos hacer en nuestras pequeñas vidas individuales para que algún cambio, alguna transformación real sea posible. Para alcanzar algo de salud moral.

12


MON CEBALLOS

ELENCO

Los sospechosos "¿Quién debería ser yo."

CARLOTA GAVIÑO

Licenciado en interpretación textual por la RESAD. Ha formado parte del elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, estrenando los montajes El condenado por desconfiado de Tirso de Molina, La estrella de Sevilla de Lope de Vega, o Entremeses barrocos de Bernardo de Quirós, Calderón de la Barca y Agustín Moreto. Fuera de la CNTC, ha participado en numerosos montajes teatrales, entre ellos, con Teatro Defondo, Mucho ruido y pocas nueces de Shakespeare, o La noche veneciana, de Alfred de Musset. Ha participado en numerosas series de televisión, entre ellas El Comisario, Los protegidos, Los hombres de Paco, Al salir de clase o Un paso adelante. En cine, hemos podido verle en largometrajes como Noviembre, de Achero Mañas, Planta 4ª, de Antonio Mercero, Alatriste, de Agustín Diaz Yanes y Horas de luz, de Manolo Matji.

Licenciada en Arte Dramático por la RESAD, completa su entrenamiento en el Teatro de La Abadía y la Royal Academy of Dramatic Arts (RADA) en Londres y en talleres de formación con maestros como Ernesto Arias, Daniel Abreu, John Wright o Cicely Berry. Entre sus trabajos teatrales destacan El cuerpo oculto de Roberto de Casso y Divinas palabras de Valle-Inclán, ambas dirigidas por Gerardo Vera para el Centro Dramático Nacional, Youth and Will, dirigido por Brigid Panet y estrenado en el FRINGE Festival, Edimburgo; The merchant of Venice, producción de la RADA dirigida por Nona Shepard, Jerwood Vanbraugh Theatre, Londres; La dama del mar de Henrik Ibsen, dirigido por Robert Wilson; y Cara de plata de Valle-Inclán dirigida por Ramón Simó para el Centro Dramático Nacional. Protagoniza las tres producciones de Grumelot: Cuando llueve Vodka, Otro no tengo (Have I none) y Malcontent. En televisión ha participado en series como La Tira o El Internado, de Globomedia, y en cine en El Hoyo de Carlos Ceacero, Entre Fogones de Patrick Bencomo o Propios y Extraños, de Manuel González.

JAVIER LARA

Licenciado en Arte Dramático por la RESAD, amplía su formación con Benito Zambrano, Mariano Barroso, Ernesto Arias, Vicente Fuentes, Fabio Mangolini, Bernard Hiller, Joanna Merling, Owen Horsley, Lenard Petit y John Wright, entre otros. De sus papeles en el teatro destacan sus trabajos en El inspector de Gogol, dirigido por Miguel del Arco; El Avaro de Moliere dirigido por Jorge Lavelli; Avaricia, lujuria y muerte de Valle-Inclán dirigido por Alfredo Sanzol, Salvador Bolta y Ana Zamora, Un enemigo del pueblo de Henrik Ibsen y Divinas palabras, ambas dirigidas por Gerardo Vera, todas ellas producciones del Centro Dramático Nacional, La noche de San Juan, de Lope de Vega, dirigido por Helena Pimenta y Las bizarrías de Belisa, de Lope de Vega, dirigido por Eduardo Vasco, ambas con la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico; o Risas y destrucción de Alfredo Sanzol con Producciones El Callao. Protagoniza las tres producciones de Grumelot: Cuando llueve Vodka, Otro no tengo (Have I none) y Malcontent. En televisión podremos verle próximamente en La República, de Diagonal para TVE.

13


JESÚS NOGUERO

Formado originalmente de la mano de Jorge Eines, Jesús Noguero es de los actores españoles con una trayectoria más coherente conjugando papeles protagonistas en teatro con proyectos televisivos y cinematográficos. De entre sus últimas apariciones en teatro cabría destacar En la luna de Alfredo Sanzol para el Teatro de La Abadía; Los Persas de Esquilo dirigido por Francisco Suárez y Los Gemelos de Plauto dirigido por Tamzim Townsend, ambas para el Festival de Teatro Clásico de Mérida; Woyzeck de Georg Büchner, El rey Lear de Shakespeare o Divinas Palabras de Valle Inclán, todas ellas con dirección de Gerardo Vera para el Centro Dramático Nacional. En televisión hemos podido disfrutar de su trabajo en Angel o Demonio, Circulo Rojo, Amar en tiempos revueltos, Aqui no hay quien viva, Mis adorables vecinos, Cuéntame como pasó o Al salir de clase, entre otras. En cine ha trabajado junto a, entre otros muchos, Benito Zambrano en La voz dormida, Fernando León de Aranoa en Princesas o Pablo Palazón en Shevernatze, trabajo por el que ganó el premio a Mejor actor en el Festival de Cine de Comedia de Peñíscola 2008.

LUCÍA QUINTANA

Lucía Quintana, procedente de una familia de artistas, actúa desde los once años. Ha participado en más de un veintena de montajes teatrales, varias series de televisión y numerosos cortometrajes. Es uno de los miembros fundadores de la compañía Producciones del Callao que dirige Alfredo Sanzol. Entre sus últimos trabajos en teatro se cuentan En la luna, de Alfredo Sanzol producción del Teatro de la Abadía, Woyzeck de Georg Büchner, con dirección de Gerardo Vera y La cabeza del Bautista de Valle Inclán y Sí, pero no lo soy ambas dirigidas por Alfredo Sanzol para el Centro Dramático Nacional. En televisión hemos podido verla en Entre todas las mujeres de Mariano Barroso, y Estados alterados: Maitena, para la Sexta, entre otras producciones. Cuenta con la Medalla de oro de la Diputación de Valladolid y ha sido nominada a los Max y al premio Mayte de teatro.

IÑIGO RODRÍGUEZ-CLARO

Licenciado en Arte Dramático por la RESAD, ha realizado talleres con Marta Carrasco, Cicely Berry, Vicente Fuentes, Carlos Aladro, Helena Pimenta, Owen Horsley o John Wright. De sus trabajos teatrales como actor caben destacar: Entremeses barrocos, El condenado por desconfiado de Tirso de Molina, dirigido por Carlos Aladro, ambas para la CNTC; In bed with Messalina de Benjamin Askew, dirigida por Owen Horsley para el Courtyard Theatre de Londres. Con la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico ha estrenado La noche de San Juan, de Lope de Vega, dirigido por Helena Pimenta y Las bizarrías de Belisa, de Lope de Vega, dirigido por Eduardo Vasco. Protagoniza las tres producciones de Grumelot: Cuando llueve Vodka, Otro no tengo (Have I none) y Malcontent. En la pequeña pantalla le hemos podido ver en las series El Comisario y Cuéntame.

14


EQUIPO ARTÍSTICO

LOS CÓMPLICES

"Aquí está mi certificado de manipulación de alimentos. Soy el mejor de mi categoría y nunca se me ha muerto nadie." CARLOS ALADRO, dirección De familia proveniente del mundo de las letras, —su padre, Carlos Luis Aladro, fue Premio Nacional de Teatro Infantil, y su madre, Julia Arroyo, fue periodista y crítico de teatro — Carlos Aladro es Licenciado en Interpretación y Dirección de Escena por la RESAD. Para el Teatro de La Abadía ha dirigido Medida por medida, de William Shakespeare (2009), La Ilusión de Corneille / Kushner (2007), espectáculo finalista a la Mejor Dirección en los premios ADE 2007, Terrorismo, de los Hermanos Presnyakov (2005), y Garcilaso, el cortesano, (2003), Premio José Luis Alonso 2004 al mejor director joven concedido por la ADE. También ha colaborado con Amancio Prada en la escenificación de Canto Espiritual de San Juan de la Cruz, y Coplas a la muerte de su padre de Jorge Manrique (2011). Con su propia compañía Teatro en Tránsito, ha estrenado La fiebre de Wallace Shawn, en coproducción con Israel Elejalde y Kamikaze Producciones, 4.48 Psicosis de Sarah Kane (2010), Otro no tengo [Have I none], de Edward Bond (2009) ambas en colaboración con Grumelot, y El cuerdo loco de Lope de Vega, en el Festival Clásicos en Alcalá 2008. En Lisboa ha dirigido De homem para homem, de Manfred Karge (2008), y El constructor Solness, de Henrik Ibsen (2007), para el Teatro da Cornucopia, con Luis Miguel Cintra en el papel protagonista. Para la Compañía Nacional de Teatro Clásico, ha dirigido El condenado por desconfiado de Tirso de Molina (2010) y ha formado parte del equipo pedagógico de la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico como maestro de interpretación. Es miembro del equipo de dirección artística del Teatro de La Abadía desde 2001, y ha colaborado con José Luis Gómez en: Informe para una Academia, de Kafka (2005), El Rey se muere de E. Ionesco (2004); Memoria de un olvido, Cernuda [1902-1963] (2002); Defensa de dama, de I. Carmona y J. Hinojosa (2002); Mesías, de Steven Berkoff, (2001). Con Hansgünther Heyme en la dirección de El rey Lear de William Shakespeare (2003) y con Luis Miguel Cintra, en Comedia sin título de Federico García Lorca (2006). Con la compañía Rakatá, ha dirigido Desde Toledo a Madrid, de Tirso de Molina, y ha sido adjunto a la dirección de Lawrence Boswell en El Perro del Hortelano de Lope de Vega, Festival Clásicos en Alcalá de 2007. Es miembro fundador de la red europea Michael Chekhov Europe, e imparte habitualmente cursos sobre la técnica de interpretación Michael Chekhov. Ha sido profesor invitado en el Aula de las Artes del Círculo de Bellas Artes y la Universidad Carlos III. Desde 2009 es Coordinador Artístico del Corral de Comedias de Alcalá de Henares, que gestiona la Fundación Teatro de La Abadía. IÑIGO RODRÍGUEZ-CLARO, dirección Como director debuta en el marco del Festival de Teatro Joven de la Comunidad de Madrid con los espectáculos Nadie en ninguna parte (1999) y Tierra y Mar (2000). Director artístico de Grumelot, Iñigo Rodríguez-Claro ha estrenado Teatro Inminente: Una ficción a propósito del 25 de julio de 1797 (2010), Todos mirábamos al cielo tratando de distinguirla (2010) y Cuando llueve vodka (2005), esta última, ganadora del Certamen Jóvenes Directores de la Sala Ítaca. Dentro de los proyectos de formación de la compañía para jóvenes actores, ha dirigido El sueño de una noche de verano de Shakespeare y El valor de las mujeres de Lope de Vega. Junto a Mariano Gracia, ha codirigido los Talleres de Interpretación de la RESAD Fly with me (2007) y Fuenteovejuna en llamas (2007) ambas de José Padilla y El Bosque de los Locos de Caryl Churchill (2008) y ha sido adjunto a la dirección en 4.48 Psicosis de Sarah Kane dirigido por Carlos Aladro. 15


ANGEL GALÁN, dirección musical Titulado Superior por el Conservatorio Superior de Música de Salamanca y Diplomado en Magisterio en la especialidad de Música por la Universidad de Salamanca, especializado en Acompañamiento Vocal y Música de Cámara con Alberto Rosado. Ha realizado diferentes cursos de especialización musical, desde el Taller Lírico Master Class de la Universidad Carlos III, pasando por el Curso Internacional de Lied de Juventudes Musicales, hasta el Curso Internacional de Piano de Gijón. Compone la música original y realiza la dirección musical de los espectáculos Entremeses Barrocos (CNTC), La Gaviota de Anton Chejov, producción del Centre Teatral de la Generalitat valenciana, y Noche de Reyes, producción de Noviembre Teatro, ambas dirigidas por Eduardo Vasco. Como músico de escena ha trabajado para la Compañía Nacional de Teatro Clásico en los montajes: El Castigo sin venganza de Lope de Vega dirigido por Eduardo Vasco, La Tragicomedia de Don Duardos de Gil Vicente dirigida por Ana Zamora, Los Romances del Cid, versión de Ignacio García May dirigida por Eduardo Vasco. Seleccionado para formar parte de la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico, ha realizado también la música en escena de Las Bizarrías de Belisa de Lope de Vega, dirigida por Eduardo Vasco y La Noche de San Juan también de Lope de Vega, dirigida por Helena Pimenta. Ha formado parte también del segundo elenco joven con el que ha participado en los espectáculos La Moza del Cántaro y Todo es enredos amor. Colaborador habitual de Grumelot, realiza la composición de original y dirección musical de Otro no Tengo, Todos mirábamos al cielo tratando de distinguirla y Malcontent. PAOLA DE DIEGO, escenografía y vestuario Estudia Modelismo de Indumentaria en Arte2, presentando como proyecto final de vestuario escénico “Isadora”, que se exhibe en El Matadero junto con su colección “Picnic” en 2010. En los últimos tres años ha colaborado en diferentes proyectos como “La Burla del Jardinero”, mediometraje de Pachesa Films como figurinista; montajes teatrales (Pic. nic, Malcontent, o El valor de las mujeres) como figurinista, caracterización y atrezzista; confección y figurinismo de vestuario escénico para danza. Paralelamente trabaja confección a medida y como estilista con varios fotógrafos de editorial de moda y Grupo Cortefiel (Pedro del Hierro y Springfield). Actualmente estudia la especialidad de Escenografía en la RESAD. AGUSTÍN BATISTA Y DAVID G. VARGAS, audiovisuales Agustín es Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de La Laguna (Tenerife) y David diplomado en Realización Audiovisual por el IES Cesar Manrique también dependiente de la Universidad de La Laguna. Agustín Batista ha llevado a cabo la dirección artística y diseño del espacio sonoro de Romeo y Julieta y GluGlu Dreams, ambas dirigidas por Óscar Miranda con su compañía Workgroup; o la realización audiovisual y composición musical de las Jornadas de Poesía en el Corral de Comedias de Alcalá de Henares, dirigidas por Aurora Luque y J. R. Trujillo. Se hace cargo también del diseño gráfico de La Bala en el Vientre de Marco Canale, dirigida por Angel Ojea. Producción: R.E.S.A.D. y el diseño gráfico y realización audiovisual de Los Restos Fedra de Raúl Hernández Garrido Dirigida por Antonio López-Dávila y Carlos Rodríguez. Producción: R.E.S.A.D. David G. Vargas se ha hecho cargo de la fotografía y ha diseñado los audiovisuales de diversos espectáculos de Grumelot, desde sus colaboraciones con la RESAD –Fly with me o El Bosque de los Locos- hasta Malcontent. Juntos colaboran con Grumelot diseñando o colaborando con espacios sonoros y audiovisules.

16


CLAUDIA GAVIÑO, diseño gráfico Arquitecta de formación, Claudia Gaviño está vinculada a las artes gráficas y el diseño y es responsable del diseño gráfico, investigación y documentación para Gaviño de Franchy Editores donde gestiona la comunicación y presencia de la editorial en las redes sociales, lleva a cabo el diseño gráfico de los materiales (portadas y maquetación), y realiza trabajos de investigación y documentación vinculados al área de producción propia de la editorial. Creadora de la identidad gráfica de Grumelot, Claudia es responsable de la creación y elaboración de los diferentes materiales informativos, publicitarios y de difusión de la compañía. Entre los trabajos realizados se encuentran productos de cartelería, programas de mano, mailing, entradas, dossieres para concurso o merchandising. FEDERICO ALADRO, producción ejecutiva Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid, realizó el curso de Gestión y Producción de Espectáculos en el Centro de Tecnología del Espectáculo. Se dedica al mundo de la producción y gestión teatral desde el año 1998 y es fundador, junto a su hermano Carlos Aladro, de la compañía madrileña Teatro en Tránsito. Entre otros trabajos, ha sido responsable de la administración y gestión de la Compañía Teatro de la Danza de Madrid y su escuela desde el año 2000 hasta 2006, donde participó en las siguientes producciones: El Verdugo, Por un sí o por un no, Las bicicletas son para el verano, con dirección de Luis Olmos; La Gaviota, Los días felices, La casa de Bernarda Alba, dirigidas por Amelia Ochandiano; Arte, de Barbotegi, Alejandro Colubi y Josep Mª Flotats, con dirección de Josep Mª Flotats y se ha responsabilizado de las gerencias en gira de Los días felices y Don Quijote en la Niebla. Con Concha Busto ha participado en la producción de Paseando a Miss Daisy dirigida por Luis Olmos. Con Fundiciones Teatrales C2 Don Quijote en la niebla y Johnny cogió su fusil, dirigida por Jesús Cracio. Con Producciones Inconstantes, La vida del revés dirigida por Emilio del Valle. LETICIA RODRÍGUEZ, producción ejecutiva Procedente del mundo de las finanzas, licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Alcalá, Leticia Rodríguez inicia su andadura en el mundo de la producción teatral vinculada a Grumelot. Con la compañía ha llevado a cabo el diseño y dirección de producción de Cuando llueve vodka, Otro No Tengo y Malcontent. También ha trabajado para Teatro en Tránsito, Kamikaze Producciones e Israel Elejalde en la producción de La Fiebre de Wallace Shawn.

17


REFERENTES

SERIAL KILLERS

© Playing the victim, dirigido por Nikola Zavišić para el National Theatre Belgrade. 2009

18


Fotografía de portada © The pool by Leandro Erlich. Museo de arte contemporáneo siglo XXI Kanazawa (SANAA)

19


CONTACTO Leticia RodrĂ­guez 617315930 grumelot.produccion@gmail.com Carlota GaviĂąo 645640900 grumelot.formacion@gmail.com

Pelín de victim de los hermanos Presnyakov  
Pelín de victim de los hermanos Presnyakov  

PELÍN THE VICTIM (Intimidación punitiva), a partir del texto Playing the Victim de los hermanos rusos Oleg y Vladimir Presnyakov, mundialmen...

Advertisement