Page 1

con Manuel FreirĂ­a

X El esquejado


Manual de Cultivo

letras@growlandia.com

X El Esquejado

El esquejado es una técnica que tiene como finalidad obtener una planta genéticamente igual a la planta madre por medio de reproducción vegetativa. Para que nos entendamos, conseguimos una nueva planta independiente de la madre, pero exactamente con las mismas características. Las plantas reproducidas por multiplicación vegetativa se llaman clones, por ser genéticamente idénticas a sus parentales. ¿QUÉ PLANTAS SE PUEDEN ESQUEJAR? Muchísimas plantas se pueden esquejar, entre ellas nuestra planta amiga, y los métodos para hacerlo son múltiples. Este proceso se realiza gracias a una capacidad que conservan algunas plantas que se llama “totipotencia”, que significa que cualquier célula del vegetal puede convertirse en otra con una función distinta: convertir los tallos, nudos, bulbos u hojas en raíces que sostendrán a la nueva e independiente planta.

1


Manual de Cultivo

letras@growlandia.com

PERO, ¿POR QUÉ QUIERO ESQUEJAR MI HIERBA? Las razones para esquejar son variadas, pero todas están relacionadas con la cuestión económica y la calidad o bien con cuestiones sentimentales. 1. Quiero conocer determinadas características de mis plantas. Habrá personas que huyan de las variedades feminizadas y desean conocer cual es el sexo de sus plantas de semilla antes de poner a florecer una buena mata. Se identifica cada ejemplar, se arraiga y en cuanto recupera la capacidad de crecimiento vegetativo las pone a florecer, mientras sus madres originales siguen en crecimiento vegetativo. Atención: para este proceso es básico tener las plantas identificadas y una ficha para cada una de ellas. La memoria no es suficiente, y mucho menos si nuestras sustancias de uso habitual afectan a los recuerdos a corto plazo... Este método nos permitirá: - Identificar los ejemplares macho y hembra. - Si son machos la capacidad de producción de flores (capacidad genética transmisible por reproducción sexual). - Observar el tiempo total de maduración, en aras de encontrar variedades de mayor rapidez de producción. - Valorar los patrones de crecimiento de cada uno de los ejemplares. El vigor es propio de cada individuo. - Encontrar las plantas que más se adapten a nuestros particulares gustos de aroma, sabor y potencia. Cada planta, aún dentro de la misma variedad, tiene un sabor y potencia diferente. - Descubrir cuales son las plantas que mejor se adaptan a nuestro entorno de cultivo, y cuales son más susceptibles a enfermedades o problemas del cultivo. - Ahorrar dinero en semillas, que no están los tiempos para ir despilfarrando. 2. Quiero perpetuar este clon que es exquisito. 3. Quiero ahorrar tiempo de crecimiento vegetativo. Un clon ya está desarrollado cuando se pone a crecer, con lo que la reducción de tiempo para la cosecha es significativo. Además cuanto mayor sea su edad, mayor será la potencia de una planta. Estamos convencidos, ¡Queremos esquejar! ¿QUÉ HACEMOS? Lo primero, comentar que esquejar no es difícil, pero no esperes que tus plantas se pongan a producir raíces solo porque lo hayas deseado. La premisa básica es: la planta está en crecimiento, se la ve vital y sana.

2


Manual de Cultivo

letras@growlandia.com

A partir de ahí ya podemos pensar en crear nuestras nietecillas. ¿CÓMO PROCEDER? El esquejado debe realizarse siempre con una planta en edad adulta, es decir de más de dos meses de vida, o con un desarrollo vegetativo adecuado. Algunas de los métodos que podemos utilizar para esquejar nuestras plantas son los siguientes: Mediante acodo El método más sencillo. Tomaremos una rama de la parte inferior de la planta y sin separarla de la madre, la doblaremos de tal forma que uno o varios nudos han quedado cubiertos con tierra. Es vital mantener la humedad en el sustrato. La planta se encargará de emitir raíces por los nudos, que en cuanto estén suficientemente desarrollados nos permitirá cortar la rama e independizarla de la planta madre. Acodo Aéreo Se selecciona una rama de la parte media o superior de nuestra planta, se identifican los nudos para luego cubrir con un envoltorio de tierra o turba húmeda. Esto se envuelve en papel aluminio o algún medio opaco y se deja a la planta con ese envoltorio durante un tiempo (15 días aproximadamente). Las raíces brotarán del nudo y cuando estén suficientemente desarrolladas podrás cortar la rama y tener una nueva planta idéntica en distinta ubicación. Método Tradicional Se busca una rama en crecimiento vegetativo de unos 15/20 cm y le se desprovee de las hojas del tallo. Debe contener cuando menos varios nudos (2 como mínimo), que serán introducidos bajo tierra. Para evitar la excesiva transpiración, se recortarán las puntas de las hojas que quedan en la superficie, y se instalarán las ramillas enterradas en alguna jardinera o miniinvernadero que permita tener una alta carga de humedad ambiental. Si bien no es imprescindible, en este caso se aconseja la erosión de los tejidos superficiales de la zona de los tallos que vayan a ser enterrados y se les aplique hormonas de enraizamiento -una serie de sustancias vegetales de nombre impronunciable que ayudan a la aparición del sistema radicular-. UN PAR DE TRUCOS - No nos agobiemos. Si es la primera vez que esquejamos, no desmontemos una planta entera para convertirla en un montón de materia orgánica seca. Comenzaremos por hacer acodos en suelo o aéreos. No existe nada más deprimente que ver como tus ramitas se pochan.

3


Manual de Cultivo

letras@growlandia.com

- Tengamos la planta bien hidratada. Días antes de cortar las ramillas para esquejar, regaremos bien la planta y si tenemos a mano, aprovecharemos para aportarle sustancias como extractos de algas y micro elementos. Las plantas nos lo agradecerán, y nosotros estaremos feliz con los resultados. - No dejemos las ramillas que quieres enraizar al aire. Si no las vamos a poner en el contenedor de esquejado en el momento en que realicemos el corte, tengamos a mano un vasito con agua donde ponerlas. La deshidratación es el mayor peligro para las ramas sin raíces. - Seamos generosos. No tomemos las ramas más débiles para reproducir, pero tampoco vayamos a por las de la parte de arriba, que todavía no han lignificado. De una rama fuerte, saldrá una planta fuerte. Si estamos empezando, miremos por esquejar variedades con alto componente sátivo. Las condiciones propias de los lugares de donde son originarias (trópicos y ecuador, con alta humedad y elevada temperatura ambiental) hacen que tengan una tendencia natural a enraizar los esquejes. A la hora de recortar las hojillas lo haremos por el lugar donde menos heridas produzcas, esto es, en una hora tenemos 5, 7, 9 (o las que sean) foliolos o “sub hojas” que componen la hora al completo. Bien pues vamos a cortar justo a un centímetro del nacimiento de cada foliolo desde el tallo. Es necesario humectar la zona de esquejado diariamente. Podemos hacerlo mediante un atomizador, que proporcionará humedad ambiente a las plantitas latentes. No es conveniente aplicar fertilización foliar en estos momentos, pero será de ayuda una suave dosis de oligoelementos y Nitrógeno que será absorbido por los estomas. Mantengamos el sustrato de enraizamiento con una humedad suficiente, nunca encharcado, ya que en ese caso, las ramas se pudrirán y no alcanzarás el éxito en tu intento. Cuando hayamos decidido qué plantas son las que más te satisfacen, no olvidemos mantener a las madres en estado vegetativo para poder seguir clonándolas posteriormente. Por cierto, un truco de pirata y perro viejo: un momento en el que las plantas son proclives a enraizar con mayor facilidad, es cuando dan el estirón tras unos días con fotoperiodo de floración. Y es que en ese momento, las plantas están en su época adolescente y todo lo pueden. Así que, definitivamente, el esquejado es una técnica maravillosa para realizar una selección genética y sobre todo para mantener nuestras plantas favoritas. Bien, este parece un momento adecuado para cambiar la programación del temporizador y ver cómo andamos de nutrientes para floración...

4


Manual de Cultivo

letras@growlandia.com

Estamos deseando ver engordar esos cogollos, cargarnos los machos mĂĄs lentos y decidir quĂŠ plantas van a acompaĂąarnos en el futuro.

5

Cultivando Marihuana, Cap X - El Esquejado  

http://es.growlandia.com/cultivando-marihuana-capx-el-esquejado ¿Quien no ha corticheado alguna vez a nuestra planta sagrada y después nos...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you