Page 1

M贸dulo Seres Vivo y Ambiente Prof. Gricelda Iturra

Tema 1: Seres vivos y c茅lula


ESTUDIO DEL NIVEL CELULAR DE LA MATERIA. Introducción La naturaleza está integrada por una gran cantidad de elementos que interactúan a través del traspaso de materia y energía. Ellos en un primer término, se pueden diferenciar como elementos inertes o elementos vivos. Todos los seres vivos están constituidos por unidades que se repiten muchas veces, llamadas CÉLULAS. Ellas son muy pequeñas, de manera que para observarlas es necesario contar con un instrumento llamado MICROSCOPIO, que permite aumentar varias veces el tamaño de éstas. El estudio de los seres vivos es muy complejo debido a la gran diversidad de especies que existen. Hay muchos organismos microscópicos los que enriquecen aún más esta biodiversidad y complican la identificación y clasificación de ellos. El descubrimiento del microscopio fue la solución a este problema. Las ideas actuales acerca de la unidad estructural y funcional en el mundo de los seres vivos, comenzaron a gestarse a mediados del siglo XVII, cuando un instrumento relativamente nuevo en esa época (el microscopio) permitió a los científicos penetrar, por primera vez, en la compleja estructura de los organismos pluricelulares y conocer a los organismos unicelulares. Objetivos: -

Diferenciar la materia inerte de la materia viva. Conocer las características de los seres vivientes. Diferenciar y caracterizar células procariotas y eucariotas. Conocer las principales estructuras de una célula. Comparar las células vegetales y animales. Deducir el significado de los conceptos unicelular y pluricelular. Conocer el microscopio óptico y su utilidad en el logro de aprendizajes significativos relacionados con los seres vivos que el ojo humano no es capaz de visualizar.

Contenidos Disciplinarios - Seres vivos - Características de los seres vivos - Células: Conceptos y función - Células procarióticas y eucarióticas - Células vegetales y animales - Nivel biológico: Células, Tejidos, órganos, sistemas y aparatos biológicos. Habilidades científicas -

Aplicación del método científico Observación de un ser vivo


INFORMACIÓN TEÓRICA I. LOS SERES VIVOS 1. Características de los seres vivos En la naturaleza existen objetos inertes, como las rocas, el aire o el viento, y seres vivos, como las personas, los animales y las plantas. Podemos reconocer a los seres vivos porque tienen en común las siguientes características: • Nacen. Todos los seres vivos proceden de otros seres vivos. • Se alimentan. Todos los seres vivos necesitan tomar alimento, aunque cada uno tome un tipo de alimento diferente. • Crecen. Los seres vivos aumentan de tamaño a lo largo de su vida y, a veces, cambian de aspecto. • Se relacionan. Los seres vivos son capaces de captar lo que ocurre a su alrededor y de reaccionar como corresponda. • Se reproducen. Los seres vivos pueden producir otros seres vivos parecidos a ellos. • Mueren. Todos los seres vivos dejan de funcionar en algún momento y dejan, por tanto, de estar vivos.

2. Las funciones vitales. Las funciones vitales son los procesos que todos los seres vivos realizan para mantenerse con vida. Las funciones vitales son tres: • La nutrición. • La relación. • La reproducción. 3. La función de nutrición La nutrición es el proceso por el que los seres vivos toman alimentos, los aprovechan y expulsan las sustancias de desecho que se producen. Los alimentos contienen nutrientes, que son sustancias que los seres vivos emplean para crecer y conseguir la energía necesaria para realizar el resto de sus funciones vitales. 4. La función de relación La relación es el proceso por el que los seres vivos captan lo que ocurre en su entorno y responden en consecuencia. Gracias a esta función, todos los seres vivos son capaces, al menos, de conseguir alimentos y huir de lo que les pudiera dañar. Por ejemplo, las personas usamos los órganos de los sentidos para informarnos de lo que ocurre y luego actuamos: nos movemos, hablamos... 5. La función de reproducción La reproducción es el proceso por el que los seres vivos pueden dar lugar a descendientes que son parecidos a ellos. De este modo, los nuevos seres vivos reemplazan a los que mueren. Muchos animales, como las personas, necesitan de la cooperación de una pareja para reproducirse.


II. LAS CÉLULAS Si vemos una casa desde lejos, nos parecerá que está hecha de una sola pieza. Pero si la miramos de cerca, veremos que está formada por muchos componentes (ladrillos, vigas, etc..) unidos entre sí. Del mismo modo, nuestro cuerpo y los de todos los seres vivos están formados por unos componentes pequeñísimos: las células. La célula es la parte más pequeña de la que están formados los seres vivos y que está viva. Algunos seres vivos se componen de una sola célula (unicelulares), pero la mayoría tienen muchas más (pluricelulares): en nuestro cuerpo, por ejemplo, hay al menos unos diez billones de células. Las células son tan pequeñas que sólo pueden verse con un microscopio. Suelen medirse en milésimas o en centésimas de milímetro. Las células presentan formas muy diferentes: algunas son redondeadas; otras tienen forma de polígono; las hay que son alargadas, etc.. Aunque parezcan muy diferentes, todas las células poseen la misma estructura: • Un material gelatinoso: el citoplasma. Es el espacio que queda entre el núcleo y la membrana. • Una membrana finísima que rodea el citoplasma: la membrana celular. Es una cubierta que rodea a la célula. • Un cuerpo redondeado que se encuentra dentro del citoplasma y que dirige las actividades de la célula: el núcleo. Las células vegetales poseen, además, una pared dura por fuera de la membrana. Por eso, los tallos de algunas plantas son tan duros.

Diferentes tipos de células

III. CARACTERÍSTICAS DE LAS CÉLULAS


Célula, unidad mínima de un organismo capaz de actuar de manera autónoma. Todos los organismos vivos están formados por células, y en general se acepta que ningún organismo es un ser vivo si no consta al menos de una célula. Algunos organismos microscópicos, como bacterias y protozoos, son células únicas, mientras que los animales y plantas son organismos pluricelulares que están formados por muchos millones de células, organizadas en tejidos y órganos. Aunque los virus y los extractos acelulares realizan muchas de las funciones propias de la célula viva, carecen de vida independiente, capacidad de crecimiento y reproducción propios de las células y, por tanto, no se consideran seres vivos. La biología estudia las células en función de su constitución molecular y la forma en que cooperan entre sí para constituir organismos muy complejos, como el ser humano. Para poder comprender cómo funciona el cuerpo humano sano, cómo se desarrolla y envejece y qué falla en caso de enfermedad, es imprescindible conocer las células que lo constituyen. Hay células de formas y tamaños muy variados. Algunas de las células bacterianas más pequeñas tienen forma cilíndrica de menos de una micra o µm (1 µm es igual a una millonésima de metro) de longitud. En el extremo opuesto se encuentran las células nerviosas, corpúsculos de forma compleja con numerosas prolongaciones delgadas que pueden alcanzar varios metros de longitud (las del cuello de la jirafa constituyen un ejemplo espectacular). Las células vegetales tienen habitualmente más de 100 µm de longitud (pudiendo alcanzar los 2-5 cm en las algas verdes) y forma poligonal, ya que están encerradas en una pared celular rígida. Las células de los tejidos animales suelen ser compactas, entre 10 y 20 µm de diámetro y con una membrana superficial deformable y casi siempre muy plegada. Pese a las muchas diferencias de aspecto y función, todas las células están envueltas en una membrana —llamada membrana plasmática— que encierra una sustancia rica en agua llamada citoplasma. En el interior de las células tienen lugar numerosas reacciones químicas que les permiten crecer, producir energía y eliminar residuos. El conjunto de estas reacciones se llama metabolismo (término que proviene de una palabra griega que significa cambio). Todas las células contienen información hereditaria codificada en moléculas de ácido desoxirribonucleico (ADN); esta información dirige la actividad de la célula y asegura la reproducción y el paso de los caracteres a la descendencia. Estas y otras numerosas similitudes (entre ellas muchas moléculas idénticas o casi idénticas) demuestran que hay una relación evolutiva entre las células actuales y las primeras que aparecieron sobre la Tierra.

IV. CÉLULAS PROCARIÓTICAS Y EUCARIÓTICAS


Entre las células procarióticas y eucarióticas hay diferencias fundamentales en cuanto a tamaño y organización interna. Las procarióticas, que comprenden bacterias y cianobacterias (bacterias fotosintéticas), son células pequeñas, de entre 1 y 10 µm de diámetro, y de estructura sencilla; carecen de citoesqueleto, retículo endoplasmático, cloroplastos y mitocondrias. El material genético (ADN) está concentrado en una región, pero no hay ninguna membrana que separe esta región del resto de la célula. Las células eucarióticas, que forman todos los demás organismos vivos, incluidos protozoos, plantas, hongos y animales, son mucho mayores (entre 10 y 100 µm de longitud) y tienen el material genético envuelto por una membrana que forma un órgano esférico conspicuo llamado núcleo. De hecho, el término eucariótico deriva del griego ‘núcleo verdadero’, mientras que procariótico significa ‘antes del núcleo’.

Procariota: cianobacteria Las bacterias y otras células procarióticas carecen casi siempre de muchas de las estructuras internas propias de las células eucarióticas. Así, el citoplasma de las procarióticas está rodeado por una membrana plasmática y una pared celular (como en las células vegetales), pero no hay membrana nuclear ni, por tanto, núcleo diferenciado. Las moléculas circulares de ADN están en contacto directo con el citoplasma. Además carecen de mitocondrias, retículo endoplasmático, cloroplastos y aparato de Golgi. Aunque, en general, las células procarióticas carecen de estructuras internas delimitadas por membrana, las cianobacterias, como la ilustrada aquí, sí contienen numerosas membranas llamadas tilacoides, que contienen clorofila y pigmentos fotosintéticos que utilizan para captar la energía de la luz solar y sintetizar azúcares.


Eucariota: célula animal Las estructuras internas de la célula animal están separadas por membranas. Destacan las mitocondrias, orgánulos productores de energía, así como las membranas apiladas del retículo endoplasmático liso (productor de lípidos) y rugoso (productor de proteínas). El aparato de Golgi agrupa las proteínas para exportarlas a través de la membrana plasmática, mientras que los lisosomas contienen enzimas que descomponen algunas de las moléculas que penetran en la célula. La membrana nuclear envuelve el material genético celular.

Eucariota: célula vegetal Las células vegetales, así como las animales, presentan un alto grado de organización, con numerosas estructuras internas delimitadas por membranas. La membrana nuclear establece una barrera entre la cromatina (material genético) y el citoplasma. Las mitocondrias, de interior sinuoso, convierten los nutrientes en energía que utiliza la planta. A diferencia de la célula animal, la vegetal contiene cloroplastos, unos orgánulos capaces de sintetizar azúcares a partir de dióxido de carbono, agua y luz solar. Otro rasgo diferenciador es la pared celular, formada por celulosa rígida, y la vacuola única y llena de líquido, muy grande en la célula vegetal. V. TEJIDOS A medida que los organismos tienen estructura más compleja se produce un aumento en el número en sus células y una especialización de ellas para poder realizar mejor una función determinada. Las células que forman cualquier organismo multicelular no son todas iguales, cada una se especializa en ciertas funciones. Esta especialización permite que las células funcionen con más eficacia, pero significa también la dependencia mutua entre las partes del organismo. Esas células especializadas para desempeñar una función común constituyen los tejidos; conjuntos de células que tienen un mismo origen embriológico y que se han especializado en realizar una determinada


actividad. Un tejido puede estar constituido por células de una sola clase, todas iguales, o por varios tipos de células ordenadamente dispuestas. VI. Órganos Los órganos son estructuras constituidas por varios tejidos que conjuntamente realizan una función determinada. Por ejemplo el corazón, que es el órgano que impulsa la sangre, y que está constituido por tejido muscular; o en el caso de los vegetales las hojas encargadas de captar la luz para realizar la fotosíntesis. VII. SISTEMAS Y APARATOS

Los Sistemas son conjuntos de órganos, formados por los mismos tipos de tejidos, que pueden realizar actos independientes. Los aparatos son conjuntos de órganos, que pueden ser de tejidos muy diferentes, que actúan coordinadamente en la realización de una función.


VIII. LA ORGANIZACIÓN DE LOS SERES VIVOS En los seres vivos pluricelulares las células no se unen de cualquier manera, sino que se organizan y dan lugar a los siguientes niveles de organización: • Las células forman tejidos. Los tejidos están formados por células similares que realizan la misma función. Por ejemplo, el tejido muscular se forma por la unión de numerosas células musculares. • Los tejidos forman órganos. Los órganos están formados por varios tejidos que trabajan conjuntamente para realizar una función. Por ejemplo, los músculos y los huesos son órganos. • Los órganos forman sistemas. Los sistemas están formados por órganos que realizan la misma función. Por ejemplo, el sistema óseo está formado por los huesos. • Los sistemas y los órganos forman aparatos. aparatos están formados por sistemas y órganos diferentes que realizan coordinadamente una función. Por ejemplo, el sistema óseo y el sistema muscular constituyen el aparato locomotor. • La unión de todos los aparatos y sistemas da lugar a un organismo. Un organismo es un ser vivo completo.

Los

Todos los aparatos y sistemas del organismo han de funcionar coordinadamente para que el ser vivo esté sano.

Actividades Act.1: Conociendo a los seres vivos 1) A modo de diagnóstico realicen la actividad “Conociendo a los seres vivos”, cuyas indicaciones serán dadas por la profesora. (Material de apoyo PPT) 2) Complete los siguientes crucigramas y obtenga información de ellos.


Crucigrama 1 1

2

3

4

5

6

7 8

10

9

11

12

13

14

Pistas en horizontal Pistas en vertical Pistas en horizontal

1: 2: 3:

Pistas Pistas Pistas Pistas Pistas Pistas Pistas

horizontal horizontal horizontal vertical horizontal vertical horizontal

4: 5: 6: 7: 8: 9: 10:

Pistas en vertical Pistas en horizontal

11: 12:

en en en en en en en

Cuando un individuo está formado por muchas células. Cuando un individuo está formado por una sola célula Somos un grupo muy variado. En nuestro cuerpo hay tejidos y somos heterótrofos. Somos terrestres y de color verde Los vegetales lo son porque realizan la fotosíntesis Los seres vivos más simples El perro, el gato y el ratón pertenecen a distinta... Somos verdes y acuáticas Un tipo de hongo que se utiliza para fabricar pan y bizcochos Cinco grandes grupos de seres vivos, con características básicas muy diferentes entre sí Reino al que pertenecen las setas Causamos enfermedades, pero no somos seres vivos


Pistas en vertical

13:

Pistas en horizontal

14:

Muchas somos comestibles, pero algunas, ¡cuidado! Pueden ser muy tóxicas Los animales lo son porque no pueden realizar la fotosíntesis

Crucigrama 2: 1 2

3

4

5

6

7

8 9

Pistas en vertical

1:

Pistas en horizontal Pistas en vertical Pistas en vertical Pistas en horizontal

2: 2: 3: 4:

Pistas en vertical Pistas en horizontal Pistas en horizontal Pistas en vertical

5: 6: 7: 7:

Pistas en horizontal

8:

Pistas en horizontal

9:

Ser vivo que utiliza materia orgánica para formar otra materia orgánica Ser vivo formado por más de una célula Reino que agrupa a seres eucariotas unicelulares, entre otros. Ser vivo formado por una sola célula Reino de seres autótrofos cuyas células están organizadas formando tejidos Célula con núcleo definido Célula sin núcleo definido Ser vivo que utiliza materia inorgánica para formar materia orgánica Reino de seres heterótrofos, con células asociadas formando tejidos Estructura compuesta por células que tienen el mismo aspecto y cumplen la misma función En latín, reino de seres eucariotas, pluricelulares, heterótrofos y sin tejidos.


Act. 3: Célula vegetal y animal Identificar las estructuras celulares de los diferentes tipos de células: a) Célula Eucariótica Vegetal

Estructura celular

Función


b) C茅lula Eucari贸tica Animal

Estructura celular

Descripci贸n

Funci贸n


C) Describe el siguiente esquema.


Desarrollo de habilidades científicas

EL METODO CIENTIFICO A lo largo de la historia, el hombre ha enfrentado un sinnúmero de obstáculos y problemas para desentrañar los secretos de la naturaleza. Para superar esos problemas, empleó diversas estrategias que con el tiempo dieron paso a la formalización de procedimientos que constituyen hoy en día el llamado método científico. El método científico es un proceso destinado a explicar fenómenos, establecer relaciones entre los hechos y enunciar leyes que expliquen los fenómenos del entorno. Tiene su fundamento en la observación del mundo circundante y sus logros han llevado a la Humanidad al momento cultural actual. El método científico está sustentado por dos pilares fundamentales; el primero de ellos es la reproducibilidad, es decir, la capacidad de repetir un determinado experimento en cualquier lugar y por cualquier persona. Este pilar se basa, esencialmente, en la comunicación y publicidad de los resultados obtenidos. El segundo pilar es la falsabilidad; es decir, que toda proposición científica tiene que ser susceptible de ser falsada, lo que implica que se pueden diseñar experimentos que en el caso de dar resultados distintos a los predichos negarían la hipótesis puesta a prueba. Se puede afirmar que el método científico es un proceso creativo de resolución de problemas y en general consta de las etapas que se describen a continuación:

El proceso de observar es fundamental en el aprendizaje de las ciencias y es la base de los demás procesos. Para observar adecuadamente es necesario utilizar el máximo de sentidos posibles, y no solo la vista, al que en la mayoría de las veces se reduce la observación.

el de

La observación puede inducir a preguntas sobre un evento o fenómeno y tratando de contestar la pregunta realizada en la etapa de observación nacen “posibles respuestas” a lo que llamamos Hipótesis.


Para comprobar, o refutar, una hipótesis el científico diseñará un experimento. De todos los pasos en el método científico, es esta etapa la que verdaderamente separa la Ciencia de otras disciplinas.

El análisis de los datos experimentales (resultados) permite al científico comprobar si su hipótesis era correcta y dar una explicación científica al hecho o fenómeno observado. La interpretación de los hechos observados de acuerdo con los datos experimentales, dará origen a las conclusiones. Finalmente agregar que el método científico es dinámico, es decir, se retroalimenta constantemente.


Act.: UNA BUENA OBSERVACIÓN NOS PERMITE PLANTEAR PROBLEMAS Y HIPÓTESIS

FORMULAR

Materiales: Envase desechable, material de estudio (ser vivo o estructura de un ser vivo), palitos helado, lupas.

Procedimiento: Observe cuidadosamente el ser vivo que contiene el envase y anote el máximo de observaciones. Observación Cualitativa

Observación Cuantitativa


¿Qué preguntas surgen al observar este ser vivo? 1. 2. 3.

¿Qué Hipótesis sugiere? 1. 2. 3.

Búsqueda de información en Internet


¿Son acertadas sus hipótesis? Explique

Producto: Presente un informe escrito de la actividad anterior, considerando lo siguiente: -

Título Observación Problema Hipótesis Fuente de investigación Resultados Conclusión. Anexar material pertinente.

Guía 1 seres vivo y célula  
Advertisement