Page 1

1

“El P. Diego Cera de la Virgen del Carmen, Agustino Recoleto, misionero y organero. Grausino Universal”. Nació el 26 de julio, 1762, Graus, Huesca, España. Falleció el 24 de junio, 1832, Manila, Filipinas 1832.

Por Fray Julio Espinosa


2

Queridos grausinos y todos venidos a esta XVIII Semana Cultural. Agradezco a todos los que han hecho posible que yo haya podido venir a conocer la región y el pueblo del P. Diego Cera del Carmen, Agustino Recoleto, Hijo eximio de Graus. Soy un fraile Agustino Recoleto como el P. Diego. Siempre he tenido gran admiración por él como fraile, como músico, organista, misionero, párroco de un pueblo pequeño en Filipinas, como organero, como un hombre de su tiempo: el siglo 19 se ha llamado el siglo de las luces, siglo de la Ilustración. Como párroco dedicado totalmente a sus feligreses. Alabado y agradecido por su obispo que dejó su testimonio escrito como cura celoso de todo que pertenecía a Dios, al culto divino, predicación de la Palabra de Dios, su gran esmero en procurar alhajas, estatuas y ornamentos dignos para el culto, cuidado continuo de la iglesia, arreglos después de las desgracias naturales… Consiguió aglutinar, unir muy bien a los feligreses, y así después de la muerte del P. Diego han seguido muy cercanos a su iglesia, su cura, su joya que es el órgano de bambú que él les construyó. Un órgano que a pesar de tantas calamidades que ha sufrido por el tiempo, guerras, huracanes, lluvias, terremotos, arreglos… ahí está todavía lleno de vida, y es usado para el culto y gloria de Dios. Hay muchas facetas del P. Diego, que aun hoy día no están claras, hay algunas lagunas. Algunos aspectos se han esclarecido un poco, otros siguen un poco oscuros. Voy a empezar aquí en Graus, su pueblo, su tierra querida y siempre guardada en su corazón, pues ya nunca volvió aquí. Luego seguiremos al P. Diego y sus compañeros a Filipinas y allí le veremos en varias actividades parroquiales, artísticas: Entrenamiento de coros, fabricación de varios instrumentos musicales: violines, bajos, clavicordios, órganos de tubos de metal y de bambú… Lo veremos como inventor, clasificador de minerales, metales y árboles en Filipinas, cuidado de pieles, fabricación de tintes, ayudas a los agricultores de la hacienda Imus, muy cercana su parroquia, construir carreteras y varios puentes para mejorar las comunicaciones con otras poblaciones…etc. También veremos ganador de la


3

medalla de oro de Carlos III como al mejor trabajo hecho por la Sociedad de Amigos del País (1823-25) ¿? El P. Diego nació aquí en Graus el día 26 de julio de 1762. Sus padres fueron Joaquín Cera y Francisca Badía. No tenemos más noticias de dicha familia. No sabemos si eran grausinos de larga estancia, de pura cepa o no. ¿A qué se dedicaban, en qué trabajaban, ¿cuántos eran de familia? No hay libros de aquellos tiempos en la parroquia, debido a las guerras. Hay que seguir buscando por todos los medios para poder conocer más detalles importantes de esta familia y otras que haya parecida a esta del P. Diego. No tenemos noticias de dónde fue a la escuela. Sabemos que cuando entró en el convento de Benabarre era ya un buen músico, organista, organero y fabricante de instrumentos de cuerda: violines, guitarras, piano forte, claves, claviórganos... Tenía 24 años cuando pasó de Benabarre al convento de Barcelona y comenzó el noviciado. Al año siguiente profesó sus votos religiosos. Era el 30 de enero de 1787. El año 1789 se enlistó para las misiones de Filipinas. Bien aquí tenemos algunos detalles oscuros: No sabemos cuándo estudió música, ni dónde. Esto en cuanto a los artístico. Tenemos falta de datos de sus estudios eclesiásticos, no sabemos dónde ni cuándo estudió filosofía y teología. Y todavía más importante: nos falta también: ¿quién le ordenó de sacerdote?, ¿dónde y cuándo? Bien estos datos nos faltan, pero sabemos ciertamente que estaba ordenado sacerdote, y así aparece en los papeles de embarcación a Filipinas. Aquí podemos aportar algunos datos que nos indican la vida cultural en el reino de Aragón y otras provincias de España. Los lugares para aprender música teórica y práctica eran en las catedrales, colegiatas, escuelas de música que abundaban en el Reino de Aragón y otras provincias españolas. Estas impartían clases gratis. Había talleres que fabricaban toda clase de instrumentos musicales como: violines, guitarras, clavicordios, bajones, trompetas, órganos de tubos, claviórganos, realejos… También estaban los organistas de las catedrales de La Seo de Zaragoza, El Pilar de Zaragoza, catedral de Tarazona, en las colegiatas de Daroca …No sabemos dónde atendió a clases, ni a qué talleres. Lo que si sabemos es que aprendió todas estas artes y luego las compartió en Filipinas como veremos más adelante.


4

De Benabarre partió para Cádiz el 15 de octubre de 1790. En Cádiz se reunió con los otros trece (13) voluntarios. Salieron de Cádiz rumbo a Veracruz, México, el día 3 de diciembre de 1790, en el barco El Águila. El 30 de enero de 1891 llegaron a Veracruz. En Veracruz y en Acapulco pasaron un año esperando al siguiente galeón rumbo a Manila. Viajaron hacia Manila en el galeón llamado San Andrés. En Acapulco se unieron dos frailes destinados a la reciente misión de Las Islas Marianas. Por esto sabemos que nuestros viajeros pararon en Guam, la isla más grande de Las Marianas, y después de varios días compartidos con los recoletos misioneros de Las Marianas, los trece (13) misioneros zarparon otra vez rumbo a Manila, Filipinas, llegando el 5 de junio de 1792 al puerto de Manila, y de allí se trasladaron al convento de los recoletos de Intramuros, que estaba muy cerca del puerto.

La iglesia era conocida como Recoletos, estaba dedicada a San Nicolás de Tolentino. Era una iglesia hermosa, amplia, muy popular por sus muchas devociones que con los años se habían establecido allí. El Santo Cristo Negro, ha sido y es una devoción de lo más popular, y nunca se ha interrumpido incluso en la guerra mundial cuando los japoneses controlaban todo Filipinas. Ahora es conocido este crucifijo como el Santo Cristo de Quiapo, llamado así ahora por la iglesia en que reside. En dicha iglesia no había órgano de tubos. Pronto el P. Diego habló con su paisano el Provincial P. Mamés de San Lamberto, aragonés de Atea. Así pudo comenzar el gran órgano para la iglesia de Recoletos en intramuros. El coste fue de unos 1,300 pesos filipinos. El órgano por lo que nos dicen y admiramos en las fotos era


5

magnífico. Era la admiración de todos. Para darnos cuenta de la potencia del órgano, el P. Diego mantuvo un reto que fue así: Una misma pieza tocada por el P. Diego en el órgano de Recoletos, fabricado por él mismo, y a la vez, en la plaza de la entrada a la iglesia, dos bandas militares tocaban la misma pieza. El P. Diego los pulverizó, los sobrepasó con su maestría y brillantez del sonido del órgano. El sonido era sobrecogedor pues salía por varios sitios de la iglesia: coro, cúpula, dos ángeles situados arriba en el retablo del altar mayor… Para no asustar a la gente, se avisaba antes de usarlo… Este órgano lo comenzó el 1793, y quedó terminado el año 1798. Luego el P. Diego lo cuidaba, afinaba cuando era necesario.

Hay que señalar aquí: en este órgano de intramuros, el P. Diego incorporó dos (2) registros de bambú. Tenían un sonido dulce, suave, delicado. Estos dos registros sobrevivieron la guerra hispanoamericana. Fueron destruidos un poco antes de terminar la guerra mundial de 1945. Perecieron la iglesia de San Nicolás, y el primer órgano de tubos del P. Diego en Filipinas. Su vida fue desde 1798 hasta 1945: 147 años. El P. Diego en 1795 fue incluido en una terna para cura párroco de una nueva parroquia, situada en el pueblo Las Piñas, a unos 10 kms de Manila. La orden de Agustinos Recoletos se hacía cargo de esta parroquia, aunque era pobre, no daba para tener cura permanente. Tomó posesión de la Parroquia San José de Las Piñas, el día siguiente de Navidad, 26 de diciembre del mismo año de 1795. El P. Diego iba a intramuros a terminar el órgano, y volvía a la parroquia de Las Piñas que están a unos 8 km. El órgano de intramuros quedó terminado hacia el año 1798.


6

Pronto se dio cuenta de la construcción de la iglesia y la casa del cura que era de madera y bambú. Compró terreno y comenzó la construcción de la iglesia de piedra que hoy admiramos. Terminó la iglesia y la casa del cura hacia 1816, y es cuando comenzó a seleccionar las cañas de bambú para el órgano. En 1802 fue invitado a construir un órgano para la catedral de Manila. Se trasladó a Manila, como capellán de un colegio de muchachas, cercano a la catedral. No se sabe bien por falta de documentos qué es lo que realmente hizo el P. Diego en la catedral metropolitana de Manila: ¿Hizo un órgano nuevo, arregló el que había, encargó uno completo fuera de Filipinas, y al llegar lo instaló, templó, acomodó el que había…? No tenemos respuestas para estas preguntas. Lo que sí podemos estar seguros es que se quedaron contentos con el trabajo del P. Diego. Era el organero más conocido de Filipinas. Otra instalación atribuida también al P. Diego: el órgano en la iglesia San Agustín, también en intramuros y muy cerca del convento de los Recoletos y muy cerca de la catedral de Manila. Es un órgano grande, unos 45 registros, dos teclados manuales, se acomodó un realejo antiguo, unos 1,700 tubos…un órgano complejo, con muchos años, muchas peripecias, arreglos, goteras…Ahí está también dando buena música. Según los archivos de los Agustinos, que contienen todos los pormenores y no tiene el nombre del Maestro Organero. Nadie sabe por qué no está en ningún lugar el nombre del maestro. El artífice del magnífico órgano. El P. Diego era por esos años de 1810 el organero más célebre, hacía pocos años que había terminado en la catedral de Manila. Este órgano es muy probable que fuera hecho por el P. Diego. Es de construcción al estilo español, barroco, muy buena construcción con materiales nativos y de primera calidad. La


7

construcción del órgano en la iglesia de San Agustín fue durante los años 18101814. Como he dicho antes este órgano se le atribuye, aunque hoy día no tenemos documentación completa.

Las Piñas 1816. El P. Diego comenzó a preparar las cañas de bambú, hundiéndolas en la playa durante más de un año. Luego hizo la selección de las que mejor habían pasado la prueba, y así pudo seguir el plan de construcción que se había propuesto. Todo el órgano sería de bambú, material abundante, barato, y bien preparado para subsistir años. Solo tiene dos juegos de metal que son los juegos de trompetería. Algunos dicen que los encargó fuera de Filipinas. Sabemos la maestría del P. Diego en el órgano de Recoletos en intramuros y en la catedral de Manila. Si consiguió fabricar unos juegos de metal magníficos entonces recién llegado a Filipinas, ¿por qué no los podría conseguir ahora? El P. Diego construyó todo el órgano de Las Piñas. Y lo dio por terminado a los ocho (8) años después de comenzarlo, fue el año 1824. El remate de todo su trabajo fue la instalación de las trompetas de metal en la fachada principal.


8

Lo que es raro de explicar es la parte posterior del órgano de Las Piñas porque es de diferente mano y artista. Otro fraile agustino recoleto llamado P. Saturio Albéniz, comenzó su buen trabajo y no pudo terminar todos sus planes pues fue trasladado a Corregidor. Los tubos de bambú están sin terminar, y nadie los querido terminar…Hay documentos en la parroquia de Las Piñas que certifican su incorporación muy posterior a su muerte. El P. Saturio Albéniz los instaló sin terminar el año 1888. Estas cañas son las que componen casi toda la fachada posterior del órgano. El centro, son las únicas cañas instaladas por el P. Diego. Todas las demás son muy posteriores y no están acabadas. Son de adorno, no suenan. Lo creado por el P. Diego está construido con gusto y arte. Lo demás no guarda armonía artística. Se podría mejorar terminando todas las cañas y anotando claramente que no son obra del P. Diego. Esto en cuanto se ha añadido después de la muerte del P. Diego el año 1832. Debemos anotar que posiblemente se han quitado algunos mecanismos sencillos, pero de mérito por ser originales. Un ejemplo: parece que había algo que se llama Ecos. Por los años 1936 hay testimonio de un organista recoleto que menciona que hay en el órgano Caja de Ecos. Este mecanismo sencillo se instalaba en la llamada Caja de Ecos, que consistía en una caja que contenía La Corneta de V Filas por punto y que la tapa de dicha caja se controlaba con una rodillera o una palanca. Hoy día no tiene caja ni tampoco tapa. No tiene nada para controlar el volumen, las cañas están al aire, el sonido tiene siempre el mismo volumen. Era costumbre poner una Caja de Ecos completa. Con el tiempo vienen algunos cambios. Otros cambios: Los Fuelles. Cambio de número y de forma de los fuelles, mecanismo y sistema moderno de fuelles y contenedores, arcas del aire. Un cambio de estilo es la posición de la trompetería de la fachada principal. No está de forma tradicional barroca, española. Los tubos más grandes y largos van siempre arriba. Los pequeños van abajo. Es costumbre artística y por lo práctica que resulta para ajustes y afinación, limpieza. Es un estilo estándar español. No influye en el sonido pues están colocados casi a la misma altura y cerca de la posición original, el sonido discurre bien hacia toda la iglesia.


9

Algo que hay que cambiar casi cada treinta (30) años es el cuero empleado en varias partes del órgano. En los secretillos, los distintos fuelles… Se debe hacer con el mismo cuidado y exactitud que el original. Se suele poner cuero de cordero, de cabritillo. En el trópico viene a durar unos treinta (30), en otros lugares puede durar casi el doble. Con buen mantenimiento y afinación el órgano sigue dando buena música en la iglesia año tras año. Desde el año 1975, después de la reparación completa en Alemania y de la vuelta a su sitio en la iglesia de Las Piñas, se viene celebrando con gran éxito una Semana de conciertos, un Festival del Órgano de Bambú, al que acuden organistas y entusiastas de todo el mundo. Ya va por el festival número 43. El año 2024 el órgano de bambú de Las Piñas tendrá 200 años. Toda una hazaña del P. Diego. Realizado con una mano exquisita, excelente realización técnica de todo el órgano según su diseño para aquella iglesia pequeña. La iglesia tiene tres naves, está hecha de piedra; las naves no son de arco completo, no terminan con bóveda de piedra, el tejado en de chapa metálica. El órgano ha sobrevivido muchos terremotos, huracanes, riadas llevándose todas las cañas fuera de su sitio, flotando por la iglesia… arreglos, cambios de mecanismos etc., etc. El P. Diego en uno de sus documentos que existen dice de la iglesia después de un huracán de 1829: La iglesia ha quedado toda desencuadernada. Pero siempre ha habido muy buena gente del pueblo que ha sentido que algo importante y algo muy suyo estaba en peligro y ha respondido juntando las cañas y demás mecanismos del órgano, las han guardado con esmero, con cariño y así ha llegado hasta nuestros días esta obra maestra del P. Diego. Ha sido un milagro continuo la sobrevivencia del órgano de bambú fabricado con gran habilidad y maestría. El pueblo de Las Piñas ha crecido mucho. Cuando tomó posesión el P. Diego en 1795, Las Piñas tenía unos 300 habitantes. Su población hoy día pasa de más de medio millón de habitantes. Las Piñas es parte de Manila, la capital de Filipinas. La hacienda de Imus, la parroquia dentro de la hacienda a la que ayudó tanto el P. Diego, es hoy día La Diócesis de Imus.


10

Parañaque es una parroquia de las más antiguas en Filipinas. Fundada y regida por los Agustinos Calzados y que fundaron y administraron la misión de Las Piñas. Ahora es La Diócesis de Parañaque que comprende la ciudad de Las Piñas, Montinlupa, y la ciudad misma de Parañaque muy cercana a Las Piñas. ¿Qué más es nuevo en Las Piñas?: Una avenida con el nombre de su primer párroco el P. Diego Cera. Discurre por delante de la iglesia y es una carretera de la red nacional que ha unido mejor todas aquellas poblaciones. Hay también un puente construido por el P. Diego, y así se llama Puente del P. Diego Cera. En la plaza delante de la iglesia hay un monumento hermoso dedicado al P. Diego Cera, con una placa que explica quién fue el P. Diego Cera. También hay varios kilómetros incluyendo la iglesia parroquial y el puente del P. Diego Cera que están declarados de Interés Turístico Nacional, por su valor histórico. La iglesia y el órgano de Bambú están declarados Tesoros Nacionales de Filipinas. También es nueva la construcción de un templo en Las Piñas dedicado a un religioso agustino recoleto que sirvió de cura párroco en Las Piñas: el obispo san Ezequiel Moreno, que en su trienio en Las Piñas fue reconocido como un santo párroco y quisieron retenerlo como suyo, su querido cura de almas. Eran los años 1876-79. Todos están invitados a contemplar en internet las fotos y videos de la iglesia y el órgano de bambú creado por el ínclito grausino P. Diego Cera del Carmen, Agustino Recoleto. Allí podrán obtener más información de las otras facetas del P. Diego: constructor de dos puentes, clasificador de los árboles autóctonos de Filipinas, cantidad y calidad de metales, minerales y localización de los mismos; tintorería, el cultivo de las pieles, colas, dotes de arquitecto, ingeniero…Hay mucho que aprender del P. Diego como persona religiosa dedicada a sus fieles, construcción de la iglesia parroquial, construcción del órgano de bambú, enseñanza de música, construcción y arreglos de órganos y otros instrumentos…


11

Las Piñas, 1832. Cuando el P. Diego se vio muy enfermo, que ya no podía llevar la parroquia, renunció. Al hacer las cuentas se vio que la parroquia debía al P. Diego 14. 000 pesos. Con el permiso del Padre Provincial recoleto, todo ese dinero fue donado a la parroquia. El señor obispo dejó un escrito de agradecimiento al P. Diego y a la provincia de San Nicolás de Tolentino. En mayo de 1832 fue nombrado prior del convento de San Sebastián, fuera de las murallas de Manila, y el 24 de junio murió junto a su patrona la Virgen del Carmen, también la Patrona de la iglesia de San Sebastián. ¡Su legado sigue vivo! Esta es mi aportación y admiración a la persona del P. Diego Cera de la Virgen del Carmen, hijo ínclito de este pueblo de Graus. Sé que todos admiramos al P. Diego. Sé también que Graus por su cariño le ha dedicado una calle, como ha hecho con sus todos sus Hijos e Hijas famosos, célebres, preclaros.


12

Si aparecen mĂĄs rasgos importantes de la vida y personalidad del P. Diego nos seguiremos comunicando pues nos une este gran amor al P. Diego Cera. Ha sido un gran honor y alegrĂ­a poder compartir algo sobre el P. Diego Cera nacido y criado en estas tierras tan fecundas en gente noble, famosa, ferviente y amante de su tierra, conservadoras de sus costumbres, de todo aquello que han dado al mundo estas tierras verdaderamente histĂłricas del Reino de AragĂłn. Muchas gracias a todos.

P. Diego Cera de la Virgen del Carmen, Agustino Recoleto, Misionero y organero. Grausino universal  

Conferencia de Fray Julio Espinosa. Jornadas Culturales Amigos de la Peña 2018

P. Diego Cera de la Virgen del Carmen, Agustino Recoleto, Misionero y organero. Grausino universal  

Conferencia de Fray Julio Espinosa. Jornadas Culturales Amigos de la Peña 2018

Advertisement