Issuu on Google+

(42) “SANTUARIO ROSACRUZ” Max Heindel Fundador Roberto Ruggiero Grimaldi Casilla de Correo 20071 – UPAEP E-mail: juanrezzano99yahoo.com.ar http://santuariorosacruz.tripod.com MONTEVIDEO – URUGUAY

Conferencia dictada por el Sr. Roberto Ruggiero.

Evolución de la Inteligencia.

Amigos: la instrucción Cristiana Rosacruz, espiritual, tiene la finalidad de guiar, informando las metas que se buscan con la Evolución. Como es espiritual, podía sospecharse que está ajena a los acontecimientos del mundo material; pero nuestro propósito de hoy es probar que, cuando se da una nueva instrucción filosófica para el mundo, están previstas todas las circunstancias que la humanidad deba enfrentar y la instrucción espiritual es justamente para guía, para ayuda y para que, con entendimiento mayor, el género humano triunfe y se desarrolle ante las medidas que se toman para su progreso. Quien analice los momentos que estamos viviendo mundialmente, de cambios acelerados, percibe, fácilmente, que estamos ante una revolución de la inteligencia. El desenvolvimiento de una inteligencia que sea capaz de crecer en una medida suficientemente grande para que la humanidad tome conciencia y procure desenvolverse mejor, es lo que se persigue. Es momento de nuevas inquietudes, es momento de nuevos propósitos. Está impidiendo el hecho de que se ha desarrollado un cuerpo de deseos con tendencias egoístas, que detiene el adelanto. En lugar de procurar dominar a los demás, cada ser tiene que cultivar definitivamente el sentimiento superior de cooperación y de acercamiento. La humanidad cuando desenvuelva suficiente inteligencia, percibirá que todo el género humano es una gran familia y que el verdadero adelanto consiste en el aprovechamiento 1


inteligente de los recursos naturales y de un reparto justo y proporcional para paz y bienestar generales, es decir, caminar unidad hacia el futuro y no separados hacia la destrucción y muerte. Aunque se complicaron enormemente las condiciones de la Tierra, porque se siguió una dirección equivocada, comienza a abrigarse una esperanza de cambio: Hasta hace muy poco tiempo se temía una destrucción general por medios atómicos, que se habían desenvuelto en forma alarmante; sin embargo, observen que hay un preanuncio, podíamos decir, o un adelanto a ideas de un mejor entendimiento y de un cierto acuerdo para una armonía general. Pese al desorden que conocemos, aparecen posibilidades nuevas, como consecuencia de influencia benéfica de Acuario, que está llegando a nuestra tierra. No se traslada el sistema solar a través de una órbita enormemente extensa para defraudar al mundo, sino para ayudarlo. Pero esos propósitos constructivos todavía no hicieron eco suficiente en el género humano. La humanidad no ha percibido aún sus grandes posibilidades; se ha dejado absorber totalmente por el medio material, dominante; dominante porque la familia humana así lo quiere; los medios materiales son preciosos, pero como experiencia solamente. Debe usarse el medio material como medio inmediato y útil, pero no como finalidad, sino como un medio circunstancial. La Tierra es un lugar de experiencia; no se pueden obtener valores si la persona no los ejercita; el joven que quiere ser campeón en tal o cual deporte, porque lo piense no se transforma en campeón; se transformará si comienza a hacer el ejercitamiento que corresponde. En el camino espiritual es exactamente lo mismo; se viene con propósitos de crecimiento espiritual, esa es la meta; meta de la cual no se debe dudar, porque ya se ha desenvuelto cualidades de razonamiento, y en cierto modo intuitivas, que así lo demuestran. ¿Cuál es la duda? ¿Será que las condiciones materiales absorben tanto que quitan al ser la comprensión de sí mismo y de lo que es? Si nos hacemos estos interrogantes es porque nos preocupa el estigma del desconocimiento del principio espiritual en cada uno. La instrucción espiritual es para ayudar y es cultura. Recordamos palabras de quien fue el gran innovador de la instrucción pública en el Uruguay, José Pedro Varela, que afirmó: “Creo haber sido fiel a mi patria, habiéndome dedicado a darle lo que yo creo que era una necesidad, la instrucción”. Pensamos así, pero explicamos que la instrucción espiritual no es en sí misma una finalidad, sino apenas un medio para descubrir la razón de la existencia y que cada uno, instruido, aproveche para desenvolverse mejor. No son confusas las condiciones del mundo, si son encaradas en su verdadera finalidad, utilitaria y de experiencia. Hay hechos de mucha importancia que están trabando el adelanto, pero confesamos que muchas veces los evitamos 2


comentar, porque sabemos que la humanidad, en general, todavía no ha desenvuelto suficientemente fuerza para sobreponerse a ellos. Aunque sabemos los esfuerzos sinceros que realiza el espiritualista bien intencionado, vamos a explicar, para el que no conoce, por qué los hijos arrastran los pecados de los padres. Esta es una verdad que es preciso expliquemos con claridad, para que no haya dudas. El matrimonio es un lazo sagrado, es una comunión entre dos partes para llevar la vida en común y propiciar y posibilitar la venida de seres, que como los padres, también tienen la necesidad de venir al mundo para continuar la evolución. ¿Qué pasa entretanto? Veamos. Cuando decimos que el ser humano es una chispa divina, con posibilidades creadoras, lo decimos en un sentido totalmente literal; la prueba es que dos seres se unen y dentro de ciertas condiciones, nace un nuevo ser. Se desea generalmente para los hijos un buen futuro; sin embargo, no se tuvieron los menores cuidados para atraerlos como corresponde; se les trae con estigmas, que después limitarán su desenvolvimiento. Es así, es muy lamentable, pero la pasión de los padres después influye en los hijos. ¿Qué estamos pretendiendo? Estamos apenas advirtiendo. Los jóvenes que prometen quererse, que aspiran a tener descendencia, tienen que saber la responsabilidad que asumen. Admitimos ser muy fácil a nosotros expresarnos en estos momentos con palabras, las palabras son muy fáciles, los hechos son los difíciles; éste es el problema que enfrentan todas las parejas que se unen. El matrimonio, que debería ser una sublimidad, no se interpreta de esa forma; entonces, si no se interpreta de esa forma cuál es la sorpresa, o qué derecho hay de tener sorpresa, cuando después las generaciones vengan rebeldes, pasionales, equivocadas, si se las concibe de esa forma. Y ... durante el santo período de la gestación se “incomoda” a la mamá, imprimiendo en el cuerpecito que se está gestando la misma tendencia. Nos expresamos con dolor, sabiendo que estamos pidiendo algo difícil: el acto de concebir sin pasión, con pureza. Porque no es así, los estigmas de los padres caen sobre los hijos. Cuando alguien se rebela y dice: ¿cómo el pecado de los padres puede caer en los hijos? Injusticia, ¡no! Justicia absoluta, porque siempre vienen los hijos que son atraídos por afinidad con los padres, a su igual. Estamos explicando esto con un cierto cuidado, con cierta cautela, pero para demostrar a lo menos avisados que ésta es una instrucción espiritual que tiene contenido, que tiene fondo; el fondo que tiene es que, cuando la vida exija virtudes, tiene que estar constituido de acuerdo el ser para desenvolverlas. Si ya está constituido de forma deficiente, si sus vehículos espirituales están deformados y en condiciones precarias, su descendencia va a ser precaria en valores morales. Este es el drama que existe en la Tierra. 3


La inteligencia puede continuar desenvolviéndose como se está desenvolviendo. Nunca hubo hechos tan precisos en la producción material, pero tampoco tanta dificultad para comprender y encarar las necesidades reales. Queremos recordar el pensamiento de Albert Einstein. Murió muy triste, por el mal uso que se hizo de su aporte científico; sintiéndose hasta en parte responsable. Nunca en la existencia humana hubo medios tan precisos en inteligencia y en tecnicismo, que dio como consecuencia un adelanto técnico sorprendente, aceleradamente sorprendente, como hoy. Pero Einstein dice: “nunca fueron tan oscuros los objetivos”. Parece que estas dos circunstancias marcan la situación del mundo: medios precisos, medios adelantados, tecnicismo sorprendentemente avanzado, pero no se comprenden los fines, están completamente confusos; ese es el error existente, que un estudioso y un científico clasificó. Si somos capaces de pensar, también debemos ser capaces de realizar; la realización tiene que tener cierta virtud, entonces posiblemente se encuentren que no está habituados; pero el espiritualista que quiere tener una definición o una dirección definitivamente adelantada, tiene que empezar por ese enorme trabajo realizado dentro de sí mismo. Las constituciones con que cada uno cuenta, que lo hacen vivir, están conformados de determinada forma, toda vía incompleta; o sea, que hay que empezar a cultivar sentimientos e ideas nuevas, única forma de cambiar y adelantar, si no lo demás es espuma, es ilusión. Propósitos de adelanto pueden imaginarse, pero hay una distancia entre los propósitos y la realización, que exigen voluntad y perseverancia. El triunfo del espiritualista – y esto sí lo decimos de forma terminante, como amigos y compañeros en la lucha del mundo – está en una persistencia absoluta por el buen camino. Los fracasos de ayer y de hoy no tienen importancia, pero sí la tiene la decisión que se tenga de cambiar la dirección, eso es lo que vale. Entonces un entrenamiento cuidadoso, como el atleta que hemos nombrado al iniciar, debe esforzarse, y lo que no haya alcanzado realizar ayer u hoy, puede realizarlo mañana, siempre es posible realizarlo. Cuando se es muy joven se tiene toda una vida por delante, pero no la suficiente experiencia y es posible equivocarse; cuando se tiene unos años más, la propia experiencia ya le va marcando con precisión lo cierto y lo equivocado. Estamos procurando precisar etapas, la etapa de la juventud, preciosa etapa que si saben encaminarse en la verdad y en la luz, entonces será una vida gloriosa, de verdadero adelanto y de desenvolvimiento de facultades superiores, que premian a todo aquel que así se desenvuelve. Cuando son mayores y reciben una instrucción espiritual, como tienen experiencia, pueden aprovecharla mejor. Aunque se 4


diga yo ya he vivido y no puedo volver para atrás, ha vivido de acuerdo a su entendimiento y lo que vale ahora son las decisiones nuevas que se toman; cuando una nueva comprensión y una claridad de ideas mayores guían, entonces la persona hace su nuevo programa y es una excelentísima oportunidad de comenzar a realizar. Vale esa etapa con las nuevas decisiones, vale por toda la existencia anterior. No estamos engañando. Cuando la persona comprende, es bien intencionada, justa, no busca la felicidad egoísta, personal, busca la felicidad constructiva, la que puede irradiar para los demás, entonces alcanza una compensación, la de sentir felicidad, al ver felicidad a su alrededor. Esto es comenzar a vivir de forma fraternal. El género humano es una gran familia. Si se llega a comprender esta verdad, el ser está definitivamente encaminado. Son sorprendentes las ideas que existieron en el principio de la independencia americana, latinoamericana. Examinan los propósitos de los líderes, enarbolando la bandera de igualdad, libertad y justicia. En las montoneras estaban mezclados toda clase de seres y los líderes americanos eran líderes de verdad, procurando formar una democracia, en épocas en que los gobiernos eran diferentes, autocráticos. Un Abraham Lincoln llegó a afirmar: “gobierno del pueblo por el pueblo y para el pueblo”: ésta es una idea de igualdad. Pasan los tiempos y debemos estar agradecidos y corresponder a esos esfuerzos heroicos que se realizaron, para propiciarnos las épocas de hoy. El propio Artigas, a quien todos reverenciamos como nuestro gran prócer, en el gran Congreso de abril del año XIII, comenzó declarando: “mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana”. Hermoso principio de democracia. Principios de igualdad, de libertad y de justicia; nosotros somos los herederos, tenemos un campo amplísimo para trabajar y no estamos hablando de trabajo en el sentido de ámbito político, que no es el nuestro; el trabajo nuestro es espiritual. Es el primero que debe realizarse. Pero debe realizarse procurando primeramente encontrarse a sí mismo; el que no se encuentre a sí mismo no está apto para servir al mundo. Es difícil, porque el ser con estructura física se siente identificado al mundo material, cuando es la aberración más espantosa: nadie es un cuerpo físico. El cuerpo físico es apenas un medio de desenvolvimiento. Es el auto para el chofer. Cuando cada uno sea capaz de ser el director de los medios de que dispone, hará como un automovilista sabio que comienza a poner en condiciones su vehículo, porque si no, no le responderá como él necesita. El espiritualista hábil comienza entonces a trabajar cuidadosamente en sus vehículos; ahí está su trabajo. El cuerpo físico apenas precisa una buena alimentación, higiene 5


adecuada y descanso correspondiente. El cuerpo físico es lo más perfecto que se tiene, pero también es el que menos exigencias tiene. Cuando empezamos a examinar los demás vehículos que cada uno dispone, en la sucesión de estos, comienzan las verdaderas dificultades que existen. El cuerpo vital es el encargado de hacer funcionar al cuerpo físico; fue colocado el molde en la matriz de la futura mamá para que sirviera de modelo para el desenvolvimiento del cuerpo; y ya va impreso en el cuerpo vital las tendencias de carácter del nuevo ser que va a nacer. Carácter y temperamento dependen del cuerpo vital, que ya viene formado; no es extraño que pasen los primeros años, cuando el cuerpo crece lo suficiente y el ser se manifieste, de acuerdo a las limitaciones del pasado, pero las trae como oportunidad de perfeccionarse. Entonces es el primer y difícil trabajo, ir mejorando un cuerpo vital que está formado con ciertas deficiencias, cierto mal carácter, cierto temperamento que hay que corregir; aquí comienza el verdadero trabajo, cuidadoso y serio, que cada uno tiene que emprender. Pero el ser humano es algo más; dispone de un cuerpo de deseos que tiene la finalidad de impulsarlo a la acción, para adquirir experiencia; ese cuerpo de deseos estará constituido de material renovable, según sus sentimientos. ¿De qué sentimientos se rodea la persona? ¿Qué es lo que quiere? Y de acuerdo a ese querer, es lo que renueva de ese material de que se compone su cuerpo de deseos. Es una tarea para todo ser, comprender y atraer para su cuerpo de deseos sustancia superior, de la segunda región del Mundo de Deseos: de Vida, Luz y Poder anímicos. Todavía el ser humano es algo más que un cuerpo denso, un cuerpo vital y cuerpo de deseos. También tiene algo que no tiene nada que ver con el reino animal; fue una interpretación científica equivocada afirmar que el reino humano es una prolongación del reino animal; es un error terminante. El género humano es totalmente independiente; la diferencia radica en que el género humano tiene una antigüedad mayor y por lo tanto está compuesto de una forma más completa. Además de tener los cuerpos enumerados, igual que el reino animal, tiene independientemente una mente, un cuerpo mental, que no es el cerebro físico. El cerebro físico es el encargado de ejecutar la acción física, pero a lo que nos referimos, es a esa mecánica que impulsa al cerebro, que construye pensamientos, que razona, que decide; ese cuerpo mental es un privilegio absoluto del género humano. Es el cuerpo más recientemente recibido, el que dio plena conciencia. Como es el más joven, el pensar cuidadosa y juiciosamente es el problema mayor; y se acumula material mental, igual que se acumula material de deseos, igual que se acumula alimento para nuestro cuerpo físico, atrayendo el material correspondiente. Entonces estamos ante un nuevo ejercitamiento: nuestros pensamientos. Tenemos que 6


dirigirlos para que nuestra mente esté funcionando en forma ordenada y nos sirva como un medio de dirección dócil y adecuado. ¡Cuidado! Que nuestra mente esté a nuestras ordenes exclusivamente; que no haga pacto con el cuerpo de deseos y se supedite al mismo. Debe estar supeditada exclusivamente al ser interior; y recuerden que en estos momentos comienzas las primeras influencias acuarianas de ayuda a la inteligencia y se recibirán en la medida que seamos capaces de armonizar con estas medidas inteligentes, que están procurando ayudar a todo el globo terráqueo, para su adelanto. Estamos siendo coherentes. La ciencia adelantó en estos 50 o 30 últimos años, por las influencias intelectuales que llegan para ayudar a un desenvolvimiento mayor. Esa ayuda espiritual no está llegando apenas a los científicos, a los pensadores, a los intelectuales, está llegando para todos sin excepción, no hay privilegio para nadie, es para toda la familia humana. Aprovechar ese nuevo impulso para crecer la mente, capacitándose mejor en su desenvolvimiento en la Tierra es nuestra opción. Vean que hemos planteado, con algunas palabras, algunos problemas para el que quiera comprender y verdaderamente adelantar. Hablamos de la gestación, para determinar que, para atraer espíritus superiores hay que vivir de acuerdo, porque lo igual atrae lo igual. Un espíritu superior exige padres a su igual. Y nos acordamos de un hecho tremendamente importante: Isabel, la esposa de Zacarías, quedó encinta a edad muy avanzada; Zacarías se sorprendió y pensó que se burlaban de él, pero tenía que nacer “el mayor nacido de mujer”, San Juan el Bautista, el que iba a ser el precursor de la venida del Cristo; por lo tanto no era extraño que Isabel no hubiera quedado encinta antes, por muchos años. Cuando se creía que ya no iba a ser mas madre, quedó encinta. Habían llegado los dos, con el transcurrir de los años, habían llegado a la pureza requerida; hicieron el acto como un sacramento y ... nació un ser que después iba a proclamar la venida del Cristo, como un adelantado que era. Vean que hermosa realidad. En esta hermosísima realidad está incluido todo el género humano. ¿Cómo no vibrar en consecuencia? ¿Cómo no procurar armonizar? Es decir, redoblar los esfuerzos, porque no somos apenas seres de la Tierra, sino somos seres que estamos en tránsito y experiencia. Como el estudiante que va a sentarse a su sala de aula y estudiar; así tenemos que estudiar permanentemente las condiciones que provocamos, en que vivimos y qué es lo que se espera de nosotros. Tenemos que ser suficientemente inteligentes para comprender o percibir que nosotros mismos estamos creando causas y como causas estamos originando efectos. Si somos inteligentemente decididos para el bien, enfrentaremos todas las 7


circunstancias con serenidad y acierto. Vivamos por la fe, unidos a Dios y trabajemos en consecuencia. Aquel que estudie cuidadosamente la Filosofía Rosacruz no tendrá más dudas, porque todas las dudas sin excepción están previstas; porque acuérdense que la Tierra es solamente un leve reflejo de los cielos, y los sorprendentes adelantos que puedan realizarse aquí son las primeras letras de los Cielos; esto es lo que tienen que afirmarse. Aquí en la Tierra no se inventa nada, se descubre, por los Cielos van transmitiendo y posibilitando la realidad posible y de acuerdo al comportamiento y mérito humano. Los Cielos son el adelanto futuro. Los Cielos son creadores. Si somos inteligentes y aprovechamos las medidas que nos transmiten por medio de la filosofía, comprenderemos y adelantaremos en consecuencia. Cuando se transmite al mundo una nueva instrucción filosófica, en ella están comprendidas y previstas todas las circunstancias venideras y la forma de enfrentarlas para el éxito final de todo el género humano.

NOTA:

Christian Rosenkreuz – el Lázaro de la Biblia – recibió de los Cielos el mandato de instruir al mundo. Es el origen de la Filosofía Rosacruz.

21 – 10 – 82.

8


Ruggiero Roberto - Evolucion de la Inteligencia