Page 95

Rosa Ígnea

Samael Aun Weor

168.- Aunque se le haga raro al estudiante, a veces está más cerca de la Iniciación aquel que todos señalan con el dedo y acusan, que aquel santurrón que sonríe dulcemente ante el auditorio de una Logia o Templo. 169.- Pablo de Tarso, fue un verdugo y un asesino antes del acontecimiento que le sobrevino en su camino a Damasco. 170.- La instantánea transformación de este hombre, sorprendió a los Santos de Jerusalén. 171.- El malvado se convirtió en Profeta... 172.- Este es el Misterio del Bafómeto. 173.- Los objetos Sagrados de los Templos se sostienen sobre animalescos pedestales, y las patas de los tronos de los Maestros están hechos de monstruos. 174.- Cristo supo apreciar la belleza de los dientes en el cadáver de un perro en descomposición. 175.- En el demonio Belcebú, flameaban llamas azules, que sirvieron para transformarlo en discípulo de la Jerarquía Blanca. 176.- Entre el incienso de la oración, muchas veces se esconde el delito. 177.- EL DISCIPULO NO DEBE JUZGAR A NADIE, NI CRITICAR A NADIE, PARA FORMAR UNA RICA VIDA INTERIOR. 178.- A veces hablar es un delito, y otras callar, también lo es. 179.- Es tan malo hablar cuando se debe callar, como callar cuando se debe hablar. 180.- Hay que aprender a manejar el Verbo, y saber calcular con exactitud el resultado de nuestras palabras. 181.- Una misma palabra puede servir de bendición para una persona y de insulto para otra. 182.- Por ello es que antes de hablar una palabra debemos calcular muy bien su resultado. 183.- Los señores del Karma, juzgan las cosas por sus hechos, sin tener en cuenta las buenas intenciones. 184.- Nuestra mente debe ser sencilla, humilde y llena del más profundo respeto. 185.- Nuestros discípulos deben evitar cuidadosamente toda disputa para no derrochar sus energías inútilmente.

www.gnosismexico.com

95

Rosa Ignea  

V. M. SAMAEL AUN WEOR www.gnosismexico.com 1 Samael Aun Weor Rosa Ígnea CONTENIDO Samael Aun Weor Rosa Ígnea Samael Aun Weor Rosa Ígnea

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you