Page 65

Rosa Ígnea

Samael Aun Weor

217.- Lo que sucede es que este animal abandona su quitina, "substancia orgánica que constituye el esqueleto de los animales articulados". 218.- El insecto hace una abertura en la región torácica-dorsal y sale por allí, revestido de un nuevo cuerpo lleno de vida... 219.- Este animalito es inmortal y se reencarna en vida incesantemente. 220.- El Maestro Huiracocha, hablando sobre la zábila, dice en el libro "Plantas Sagradas", página 137, Edición Argentina de 1947, lo siguiente: 221.- "Los viajeros que van al Oriente, verán sobre las puertas de las casas turcas un cuero de cocodrilo y una planta de áloe, ya que ambos, dicen, garantizan una larga vida". 222.- Examinando cuidadosamente este símbolo, encontramos que representa la reencarnación. 223.- El libro de los Muertos de los Egipcios, dice textualmente: 224.- "Yo soy el Cocodrilo Sagrado Sebekh, yo soy la llama de tres pabilos, y mis pabilos son inmortales. Yo entro en la región de Sekem, yo entro en la región de las llamas que han derrotado a mis adversarios". 225.- El cocodrilo Sagrado Sebekh simboliza al INTIMO, y si colocamos a la zábila junto, tendremos al INTIMO con sus tres pabilos, es decir, la Divina TRIADA reencarnándose incesantemente, para alcanzar la Perfección. 226.- La reencarnación, para unos es una creencia, para otros una teoría, para muchos una superstición, etc., pero para aquellos que recordamos nuestras vidas pasadas, la reencarnación es un hecho. 227.- Yo personalmente, recuerdo todas mis vidas pasadas, con tanta naturalidad como podemos recordar la hora en que nos sentamos a almorzar o a comer. Podrían venir todos los sabios del mundo a decirme que estoy equivocado; sencillamente me reiría de ellos y los miraría compasivamente, porque ¿Cómo haría para olvidarme de lo que me recuerdo?. 228.- La reencarnación para mi es un hecho. 229.- Conocí el amanecer de la vida sobre la tierra, y estoy en este planeta desde la Epoca Polar. 230.- Fui testigo de la salida del Edén, y puedo asegurar que la causa causorum de la pérdida de los poderes internos de la raza humana, fue la fornicación. 231.- En la Lemuria, las tribus vivían en rancherías, y los soldados de las tribus, en sus cuarteles. 232.- Las armas de esos soldados eran flechas y lanzas. www.gnosismexico.com

65

Rosa Ignea  

V. M. SAMAEL AUN WEOR www.gnosismexico.com 1 Samael Aun Weor Rosa Ígnea CONTENIDO Samael Aun Weor Rosa Ígnea Samael Aun Weor Rosa Ígnea

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you