Issuu on Google+

de

lĂ­nea nÂş 0 Marzo 2012

2,75â‚Ź

jovenes con talento el arte en sus manos

Literatura 1


de

línea editorial

ARTE sumario

el arte de jugar con la palabra Julen Martínez Director de Línea de Arte

Literatura 2

Este primer número de Línea de Arte es una nueva apuesta de futuro para nuestra marca. Un nuevo esfuerzo por hacer llegar nuestras propuestas al gran público. En una época de dificultades hemos querido doblar nuestro empeño para demostrar que se puede seguir adelante a pesar de las constantes trabas. Y lo queremos demostrar mostrando el talento de los grandes artistas que llevamos dentro nosotros, los jóvenes, el futuro, venimos pisando fuerte y venimos para quedarnos. Porque menor edad puede significar menor experiencia, pero nunca significará menor talento. Jóvenes con ganas de trabajar y con un enorme espíritu de lucha por lograr sus sueños. Éstos somos nosotros, y así nos presentamos. Esperamos que os guste.

Un paseo por la arquitectura

Nuestros chicos se desmelenan

moleskine, siempre a la moda

Making off

4. 8. 12. 20. 24.

editorial: AENS COMPANY/ Diseño y maquetación: Julen Martínez Entrevistas: María Salaberria/ Fotografía: Mikel Gómez/ Traducción: Ana Herrera Quedan reservados todos los derechos de esta revista, ® COPYRIGHT © Línea de Arte no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores y participantes. Distrubución: SGEL/ Impresión y encuadernación: Mendu/ Depósito legal: C-5862-5874 Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier contenido sin autorización expresa de Línea de Arte. web: www.lineadearte.com

3


el arte de jugar con la palabra En esta secci贸n os presentamos la literatura como otro modo de visualizar el arte. Porque arte puede ser todo lo que nos rodea y estamos aqu铆 para demostrarlo. Solo debemos abrir los ojos, y mirar a nuestro alrededor.

Literatura 4

Literatura 5


ven aqui Quiero contarte que una vez fui lienzo en blanco y hoy me recorren ya más de mil colores. Que sus ojos son mis ojos y ella ve, ella siente. Que duermo boca arriba para soñar contigo. Quiero explicarte cómo pasé de niña a mujer y a niña otra vez. Cómo huele hoy mi almohada, a qué saben las 3 de la mañana. Cuánto me gusta que seas puro instinto. Quiero confesarte que aún no me atrevo a tirar su cepillo de dientes. Que a veces vuelo sola si veo que me esperas abajo. Que si me tiemblan las manos las escondo. Quiero decirte que hoy estás más guapa que nunca. Que el mar es aún más bonito cuando no sabes dónde acaba. Que es enero y no hace frío.

Literatura 6

Soneto libre

Laura Badsey Dulce, sentimental.

Creo en los grandes desamores, en las esquirlas en el corazón, en los insultos y en los rencores, en la exagerada desilusión. Pero no creo en los errores. No creo que aquello fuera una prisión, ni tampoco creo que seamos peores que antes cuando sí había pasión. Cecilia De La Serna Natural y muy enamoradiza.

ama El reloj marcaba las once y media. Para entonces ella ya estaba, por decirlo de alguna manera, profundamente dormida. Pestañeaba de vez en cuando, respiraba suavemente. Aún así, ingenua de mí, yo seguía sin ser totalmente consciente del final. Ellos intentaban convencerme de que era mejor así. De que no servía de nada alargar un sufrimiento que, según decían, ella había decidido no padecer. Yo no estaba tan segura. De hecho, estaba casi convencida de que se equivocaban. -A ver si tú puedes hablar con ella -oí decir a uno de ellos-. Explícale que esto se hace siempre, intenta tranquilizarla. Entonces entendí que no iba a conseguir nada. Me tragué entre lágrimas la rabia e intenté sonreír. Él se sentó a mi lado. -Laura, bonita, sé que es difícil pero... -Lo sé. Lo sé, no importa. -No, claro que importa. Pero queremos que entiendas que... -Sí, lo entiendo, de verdad. Vacías. Todas sus palabras estaban completamente vacías. Esa actitud protocolaria me repugnaba. Me levanté y me dirigí a su habitación. Notaba el peso de sus miradas en mi espalda. Fui cerrando todas las puertas que dejaba atrás hasta que dejaron de oírse sus murmullos y, por fin, quedamos las dos aisladas. Sólo entonces pude pensar con claridad. Estamos malacostumbrados. Tendemos siempre a buscar un sentido práctico a todo, cuando a veces lo más práctico es dejar de buscar.

Queremos vivir, y mucho. Si pudiéramos viviríamos para siempre. Tenemos miedo a dejar de ser y que el mundo siga siendo sin nosotros. Nos sumergimos en esos pensamientos hasta prácticamente ahogarnos; la muerte es algo que nuestra mente no consigue abarcar. Y no lo conseguirá mientras sigamos engañándonos así. Cuando ellos vieron que “no había nada que hacer” decidieron acabar con todo cuanto antes. No por decisión propia, sino siguiendo ciertas pautas que seguramente les habrían sido impuestas. En el fondo no es más que otro inútil sistema de defensa. Nos reconforta saber que si algo ha acabado es porque nosotros lo hemos querido así, como si la última palabra fuera nuestra. Como si tuviéramos todo bajo control. Para ellos esa inyección no fue más que un procedimiento rutinario. Supuse que el despedirse con un “hasta luego” también formaba parte de ese procedimiento. Me senté en una silla al lado de su cama y cogí su mano. Las palabras salían despacio de mi boca. Acariciaba su mejilla con la yema de mis dedos. No dejaba de sonreír, sabía que podía abrir los ojos en cualquier momento y no quería arriesgarme a perder la oportunidad de regalarle mi última sonrisa. Y llegaron las cuatro. Recuerdo que no solté su mano hasta que entraron en la habitación. La besé en la frente y me fui. Uno de ellos salió y me puso la mano en el hombro. -Se ha ido- me dijo. -Te equivocas- pensé. -Se ha quedado para siempre.

Puedo creer, y creerme que todo quedará en recuerdos, o al pensarlo caerme al vacío de golpe, y al desear un pasado casi olvidado empezar de nuevo a levantarme.

Ni patria ni bandera Le debemos a Napoleón Bonaparte la Europa que hoy tenemos. Le debemos, además y en parte, el mundo en el que hoy vivimos. Gracias a un personaje como él conocemos y concebimos la idea de Nación por la que muchos sentimos. Y es que “Nación” es eso, es un sentimiento. No una realidad. Como todo sentir, es irracional. Y lo irracional camina hacia la bestialidad sin prisa pero sin pausa. Por nuestra Nación muchos hemos sentido, otros muchos han matado. De esto mismo es de lo que trata lo que ahora escribo, que no es relato ni es poema. Es la reflexión de una joven que no ha conocido vida sin ETA. Hoy puedo soñar con una Nación de naciones, la más bonita, la más plural, la más grande, la más libre que podré conocer. Y no porque sea mejor que ninguna, sino porque es de donde vengo y es a la que pertenezco. Es España. Nunca he sido una persona excesivamente patriota, no más que la mayoría de españoles que sólo muestran su bandera cuando juega su selección. Tampoco he envidiado nunca a otros países como Estados Unidos, en el que sus ciudadanos cuelgan una bandera en sus casas con orgullo. Pero sí me gusta vivir donde vivo, hablar el idioma que hablo y caminar por donde camino. Me encantaría conocer el resto del mundo, porque me gusta viajar. Viajar y saber que siempre tendré un lugar al que volver.

Pero desde hace cinco días me gusta más ser de donde soy. Desde hace cinco días puedo decir que vivo en un país realmente plural, en el que caben todas las ideas y los sentimientos. El miedo que ha invadido a la sociedad vasca y a la española desde hace cuarenta años hoy sí puede desaparecer. Hoy es factible. Hoy no se justifican los asesinatos diciendo que “algo habría hecho ese pa’ que le mataran”. Y es que hoy estoy escuchando a Mikel Laboa desde mi habitación del barrio de Chamberí y siento estas canciones de verdades que no entiendo como un canto a la Paz. No las entiendo porque no hablo euskera, pero sé que son verdades si me afano en buscar un par de traducciones. Soy española, y lo que me enorgullece de ello es que en mi país puedan concurrir varios idiomas, culturas y tradiciones. Que la convivencia sea posible. Quiero soñar hoy con una Nación de naciones, ni mejor ni peor que otras, en la que nadie mate por razones porque no las hay. Que no se conciba el concepto de Nación que nos dejó el pequeño y a la vez grande Napoleón como algo por lo que matar. Que no haya patria, que no haya bandera, que no haya razón que justifique una atrocidad. Vivir en Paz, escuchar, opinar y volver a escuchar. Que no haya patria ni bandera que me lo impidan a mí ni a los que vengan detrás.

Literatura 7


un paseo por la arquitectura. La arquitectura viene a formar desde milenios atrás uno de los grandes pilares a los que sostenernos y por esta misma razón es por la que hemos incluído la arquitectura como arte en esta sección. El arte de crear, con cabeza, unos fuertes cimientos de los cuales mantenernos rodeados a diario. Sin embargo, pasan prácticamente desapercibidos por gran parte de la sociedad. Este es el momento de reconocer el arte de crear con sudor y esfuerzo, con cemento y ladrillo. Nuestros ojos, en muchas ocasiones, no son capaces de valorar que cada paso que damos lo hacemos encima de arte, cada muro que tocamos, cada pared en la que nos apoyamos, cada puerta que acariciamos y cada columna que abrazamos, son arte.

Arquitectura 8

Arquitectura 9


nuevo skyline

Borja Gabilondo Arquitecto Técnico, un “manitas”

Otro punto de vista de nuestra capital, Madrid. Una nueva forma de visitar. Cómo aprender a sentirse como un enano a los pies de estas bellezas.

Entrevista a Borja Gabilondo 1. ¿Cómo indaga Ud. las condiciones o rasgos del entorno en que se instalarán sus edificios? ¿Hace luego una selección entre esos rasgos para decidir cuales son los más importantes? Las condiciones del entorno son para mí muy importantes. Yo creo que es nuestra responsabilidad hacer que el edificio responda con simpatía a las características de su entorno. Hay ocasiones en que el entorno es tal que la mejor respuesta es una de contraste, pero son las menores. Sin duda hay aspectos del entorno, algunos rasgos, que son más importantes que otros y estos afectarán más el diseño. Pero esto no es una evaluación que uno hace al principio y después se olvida. A medida que el diseño progresa también progresa nuestro entendimiento del lugar y sigue afectándonos. Es un proceso interactivo que continua hasta que casi las últimas decisiones de diseño han sido hechas. 2. ¿Percibe Ud. alguna especie de diferencia sustancial entre los down-towns de las ciudades del mundo desarrollado y las del mundo no desarrollado? Hay grandes diferencias entre ciudades pero creo que esto depende del nivel de cultura de un lugar, o de su patrimonio cultural más que en su desarrollo económico. Turquía, por ejemplo, no es hoy muy rica, pero Estambul es un tesoro arquitectónico. Arquitectura 10

3. ¿Hasta qué punto cree Ud. que se deben tener en cuenta, en el diseño, los rasgos y las pautas culturales vigentes en la sociedad destinataria de la obra? Para mí esto es un tema importante y el ambiente cultural de un lugar afecta mucho lo que yo diseño así como afectará el cómo percibirá la gente de allí lo que yo hago. Es uno de los caminos al alma de un edificio. No es lo mismo diseñar un edificio en París que en Hong Kong. Los edificios no son objetos aislados, son artefactos culturales importantes que tienen que incorporarse y funcionar bien en el sistema cultural al cual se destinan. 4. ¿Hasta qué punto cree que el diseño de sus obras está limitado o encuadrado por las exigencias económicas y financieras? La gran mayoría de las obras de los arquitectos están limitadas por exigencias económicas y financieras. No sé si existe algún trabajo en el que no haya limite de dinero,

por generoso que sea el presupuesto. Una de las características de la arquitectura es que uno tiene que saber diseñar dentro de parámetros monetarios. 5. ¿Prefiere Ud. generar situaciones de mimesis o de contraste entre sus proyectos y los entornos? ¿Puede interpretarse que los edificios por Ud. denominados superexhibicionistas (por ejemplo, Gehry) son exageraciones de la postura de contraste? Yo no creo en mimesis y raramente en contraste. Mimesis significa una actitud no creativa, no regenerativa. Si todos hacemos o damos soluciones miméticas el total será inmensamente aburrido. Lo que sí es posible es diseñar edificios con originalidad y frescura pero muy al tono de sus entornos. Con simpatía. Hay ocasiones en que mimesis es requerida pero son ocasiones poco comunes, como la labor de zurcir un rasgado en un traje y no la de hacer un traje nuevo. Frank Gehry busca una solución más puramente artística a los problemas que la que yo busco. Creo que su intención no es necesariamente de contrastar sino el seguir de un proyecto a otro una investigación formal, muy personal. El museo Guggengheim en Bilbao está bien situado y se relaciona con éxito con el resto de la ciudad, en ciertos aspectos en contraste y en ciertos aspectos con mucha simpatía hacia Bilbao. 6. ¿Cómo llega Usted, por que proceso, a la determinación formal de sus edificios, se trata de un proceso racional o de un proceso intuitivo? En esto creo, que como todos los arquitectos, uso un proceso que es en parte racional y en parte intuitivo. Son los dos lados del proceso de diseño. El análisis del programa, del terreno, de los códigos, del dinero, tiene que ser racional pero el desarrollo de formas, de carácter, de espacios, es un proceso que podemos llamar intuitivo. 7. ¿Diseña Ud. –en lo principal– a solas, o más bien se inserta en equipos de proyecto ad hoc? Yo evito diseñar a solas porque en mi estudio trabajo con equipos de colaboradores. Si yo diseñara a solas y trajera al estudio mis ideas ya digeridas, significaría que estoy dejando a mis colaboradores fuera del proceso. Para mí es esencial que todos participen en el proceso creativo de diseño. Sino crea una relación malsana. Y no es eso precisamente lo que busco en mis proyectos.

Arquitectura 11


nuestros chicos se desmelenan Puesto que esta revista es una nueva propuesta de nuestros jóvenes, hemos decidido ser nosotros los primeros en soltarnos la melena, ¡hemos tirado la casa por la ventana!

Fotografía 12

Decidimos atrevernos a lanzar un reportaje diferente, nuevo, con gente de a pie. Nos pusimos manos a la obra y este ha sido el resultado obtenido. ¿Impacientes?

Fotografía 13


Fotografía 14

Fotografía 15

Modelos: Jasmina Mimun, Irene Altuna, Uxune Iparraguirre, Julen Martínez Fotografía: Eva Hontoria Peluquería: Irene Altuna Maquillaje: DP1 Estilismo: DP1


Fotografía 16

Fotografía 17

Horas de esfuerzo Nuestro equipo de producción se pone manos a la obra investigando un mundo relativamente nuevo para ellos, ser modelos ante la camara, posar, hacer que una fotografía esté llena de luz sin necesidad de focos. Nosotros, pero ante todo nuestras chicas, hemos brillado con luz propia. Esta vez son ellas y no sus reportajes las que nos dejan con la boca abierta.


Nuevas generaciones Estos que habéis visto aquí somos nosotros, las nuevas generaciones, los creadores de Línea de Arte. Con este reportaje pretendemos darnos a conocer, sin tapujos, sin misterios, que todo el mundo sepa quienes somos, jóvenes con ganas de trabajar, con un propósito en mente, hacer llegar la clara idea de que en tiempos como estos merecemos las mismas oportunidades. Siempre que una persona quiera trabajar, por joven o inexperta que sea, podrá aportar grandes ideas, ideas que esta revista nos da la oportunidad de transmitir.

Fotografía 18

Fotografía 19


Arquitectura 20


REVISTA