Issuu on Google+

El agua como mecanismo de regulación de temperatura

El agua está presente de muchas formas en nuestro Planeta. El 70% de nuestro cuerpo está compuesto por agua y cumple varias funciones y se presenta con otros elementos/compuestos dando origen a la saliva, la orina, el sudor, sangre, etc. En un comienzo quise enfocarme en la acción de hidratación del hombre y cómo salía luego el agua, ahora en forma de sudor, por los poros de nuestro cuerpo. Cuando pienso en sudor y transpiración lo asocio a deporte – una actividad que causa placer y que activa la hormona que nos da la sensación de placer, endorfina -. Al salir a terreno vi gente haciendo deporte y éstos parecían valorar inclusive el sudor como símbolo de éxito, esfuerzo y placer, pero luego cuando entro al Metro de Santiago también veo gente transpirando, pero no cómodos con esta reacción del cuerpo porque no era algo valorado en este contexto. El sudor es un mecanismo de regulación de la temperatura del cuerpo, pero curiosamente no es una propiedad propia del hombre, o del animal como especie. Las plantas también transpiran; este fenómeno es llamado transpiración vegetal. La transpiración vegetal ocurre porque sólo cierta parte del agua adquirida por sus raíces, es para hacer fotosíntesis. El resto del agua adquirida es eliminada por medio de sus hojas, esto se llama transpiración vegetal. Imagínense caminando por un bosque del sur de chile. Cuando imaginé esto no pude dejar de pensar el rol de la transpiración vegetal para crear esta sensación de frescura en medio de un bosque, llevándolo a la ciudad podemos decir que no es lo mismo caminar por una calle con una sombra de edificio que por una calle con sombra de árboles. Inevitablemente siento una calle con sombra de árboles más fresca y esto puede ser generado por la transpiración vegetal. Ya pensando en la arquitectura de nuestra ciudad quise ir al edificio Consorcio, el cual se caracteriza por su green wall... ¿influye la transpiración vegetal en los beneficios que tiene un green wall?. ¿Qué pasaría si incorporamos el agua y las plantas, como contenedores de agua, en nuestro entorno y nuestro cuerpo para regular temperaturas y disminuir sus oscilaciones?... Si incorporáramos el agua, las plantas en una tecnología para la vestimenta sería un gran avance, puesto que las personas no vivirían la incómoda y desagradable situación de transpirar en lugares y situaciones que no son las apropiadas. La otra forma es generando un cambio en el entorno: cómo hacer que el Metro de Santiago no siga con sus problemas de altas temperaturas en hora pic tanto en verano como en invierno. Esta tecnología podría inclusive mejorar un problema de olores en lugares cerrados como el Metro, donde el sudor es sinónimo de un mal olor. El viaje en metro o estadía en un lugar puede ser más agradable si cambiamos esta situación.

Graciela Budinich Villanelo 15 de Marzo de 2013


El agua como mecanismo de regulacion de temperatura