Page 1


El año 1558, Menorca fue atacada por los piratas turcos. El capitán, llamado Barba Horrible vino aquí para atacar “Sa Penya de s’Indio” y el puerto de Mahón. Quería convertir todos los menorquines en sus esclavos. Convirtió a 4000 personas en esclavos. Una mujer logró escapar. Intentó rescatar a más gente pero no pudo porque los piratas eran muy fuertes. La mujer, llamada Claudia no se quiso rendir, así que tuvo otro plan. Se disfrazó de pirata. Pasaron los días y días y Claudia no tuvo la oportunidad de rescatar a ninguno. Pero una noche, ya harta de tener que ocultarse entre los piratas y dormir todas las noches en el barco, decidió ir a escondidas a rescatar a su familia y lo logró, pero Dientes Negros, un pirata, se despertó y despertó a todos los demás. Claudia, su madre, su padre y su hermano estaban saliendo del barco. Los piratas empezaron a perseguirlos. Ellos corrían mucho, pero los piratas aún más. Tanto correr les dio resultado encontraron una roca donde ocultarse “Sa Penya de s’Indio” ahí se quedaron a vivir. Pasaron días, meses, años y ellos aún ahí mientras los piratas los andaban buscando, pero nunca los encontraron. Un día Claudia decidió ir a rescatar a otras personas. Barba Horrible, Dientes Negros y muchos más piratas la intentaron detener, pero como eran tan torpes, Claudia los empujó hacia el mar y todos se cayeron. Ella rescató a los prisioneros, y si no os lo creéis vosotros os lo perdéis. NEUS CARMONA 5èB


En el año 1713 Menorca pasó a ser inglesa. La historia sucede en Alayor donde una familia pobre se había instalado. La familia tenía un hijo llamado Juan que tenía un perro al que le gustaba escalar. Un día, Juan decidió ir a pasear con Duqui, su perro, iban caminando por el sendero, cuando Juan vio una mujer que estaba construyendo una cabaña. Juan le dijo: -Hola, soy Juan. A Juan le molestó que la señora no le contestara, hasta que dijo: -Perdona, no te había oído. Juan le explicó a la señora que se acababa de mudar y que en ese momento no tenían dinero. Y la mujer le contestó: -Entonces tienes que ir a la roca del indio. -¿La roca del indio? – dijo Juan. Y la mujer le contestó: - Así es, es una roca que por la noche se pone a brillar y concede cualquier deseo a un corazón bondadoso. Juan corrió hacia su casa, entró en su habitación, copió un mapa y se fue a la roca del indio. Esperó a la noche y la roca empezó a brillar. Juan cerró los ojos, y deseó que su padre no estuviera tan enfermo del corazón. Al volver a su casa vio que a su padre ya no le dolía el corazón y además, la roca les había dejado monedas de oro, por ser tan bondadosos. Juan se asomó a la ventana y tiró las monedas. Desde entonces nadie volvió a pasar hambre en aquel pueblecito de pobres. Y le dieron a Juan una medalla de oro por ser el niño con más bondad del mundo. Lola Chillón Montero 5ºB


Durante el siglo XVI, Menorca sufrió muchos ataques de piratas turcos y berberiscos que aterrorizaron a los menorquines. La población, a la vista de los barcos piratas, se refugiaba en lo alto de las torres defensivas o en el interior de las murallas de las ciudades. Pero no todos podían huir. Muchos fueron atrapados por los piratas turcos y vendidos como esclavos en los mercados de Constantinopla o Argel. Durante el mes de Julio de 1558 atracó una gran flota de piratas en el puerto de Ciutadella. Los vecinos cerraron las puertas de la ciudad y se prepararon para la defensa. El alcalde mandó mensajes de socorro a la ciudad de Mahón y a Mallorca. Los mensajeros fueron perseguidos por algunos piratas turcos. Uno de los mensajeros era un chico de quince años llamado Tomeu. Su caballo era viejo y lento, y pronto vio que sería alcanzado por los piratas turcos. Al pasar cerca de la montaña de Monte Toro empezó a pedir ayuda a la Virgen del Toro, pues tenía al jefe de los turcos pisándole los talones. Ya se veía cargado de cadenas, camino de Constantinopla. Cuando ya el jefe de los turcos lo alcanzó, se produjo un fuerte estruendo. En ese momento un rayo descendió de lo alto de la montaña petrificando al jefe de los piratas. Sus compañeros huyeron despavoridos, y Tomeu pudo llegar, por fin, a Mahón y entregar su mensaje de socorro. Desde entonces, sa Penya de s’Indio permanece esperando en lo alto de la montaña a que alguien pueda deshacer la maldición, y liberar el pirata turco. ÁLVARO GORNÉS 5ºB


En el año 1558, Menorca fue invadida por piratas turcos. Los menorquines ya estaban hartos de pasar de unas manos a otras y pensaban que ya era hora de que los dejaran tranquilos. Tuvieron la idea de crear una especie de tótem, para intentar asustar a todo aquel que llegara de fuera con ganas de invadir la isla y apropiarse de ella aunque fuera a la fuerza. Y lo consiguieron. Esculpieron una roca situada en el centro de Menorca, en Mercadal, con la cara de un indio muy feo. De esta manera, como los posibles invasores tenían que llegar a Menorca por mar, tanto si legaban a Menorca por el puerto de Maó como si llegaban por el puerto de Ciutadella, al llegar a Mercadal y ver SA PENYA DE S’INDIO se asustaban y daban media vuelta para marcharse por donde habían venido . Casi quinientos años después, Menorca sigue viviendo tranquila y en paz, a salvo de los invasores. SA PENYA DE S’INDIO se conserva en buen estado y son muchos los turistas que la fotografían para llevarse un recuerdo de Menorca. PAU MORA 5ºB


En el Mediterráneo hay una isla llamada Menorca. En el pueblo de Mercadal hay una piedra parecida a un indio, mucha gente va a verla. Un día, hace muchos años llegaron unos turcos para visitarla y no les gustó. Cuando se fueron a Turquía les dijeron a los piratas turcos que esa piedra era muy fea, y los piratas decidieron ir a Menorca y atacarla. Los piratas turcos venían a Menorca muy preparados para la batalla. En el año 1558 empezó la guerra. Los turcos día a día dominaban un poquito más a los menorquines. Un turco llamado Borja se enamoró de una mujer menorquina, Paquita. La guerra duraba y duraba mientras que Paquita intentaba convencer a Borja de que parara la guerra, ya que no tenían los mismos gustos y no era necesario luchar por una roca. El turco explicó a sus compañeros lo que le había dicho esa mujer y por fin los turcos dijeron que tenía razón. Después de mucho tiempo de guerra, los turcos pensaron que aunque a ellos no les gustara la roca del indio cada uno tiene sus gustos, sus costumbres... y no hay que luchar por este motivo. Cuando terminó la guerra, los piratas turcos volvieron a su país y Borja se quedó en Menorca y se casó con Paquita. David Riera Pons 5ºB


En el año 1558 los piratas invadieron Menorca y se vistieron de indios, para que no los conocieran. En una lucha los que vivían en Menorca, se vistieron de ingleses e iban con una bandera inglesa. Un día, los habitantes de Ciudadela les tiraron cemento, pero siempre fallaban. Otro día les tiraron más cemento y también fallaron. Pero al fin, un pirata se quedó enganchado en el cemento y desde aquella vez hay un indio hecho de roca. Al lugar se le llama: "SA PENYA DE S' INDIO. Dhanya Teixidor 5ºB


EN EL AÑO 1713 MENORCA, PASÓ A SER INGLESA. ¡MUCHOS INGLESES PASARON A MENORCA PARA VIVIR! TODOS ESTABAN MUY TRANQUILOS HASTA QUE UN DÍA VIERON EN MEDIO DE LA ISLA UNA ROCA QUE PARECÍA INDIO, PERO NO ERA UNA PIEDRA CUALQUIERA…¡¡NO LA HABÍA ESCULPIDO NADIE!!! ENTONCES, UNOS DE LOS INGLESES SE OFRECIÓ PARA LEER EL MANUSCRITO DE ABAJO, PERO NO ENTENDIÓ NADA PORQUE ESTABA EN CASTELLANO. DESDE ENTONCES SE COMENZÓ A HABLAR EN MENORQUÍN Y EN CASTELLANO.

Y NUNCA MÁS SE HABLÓ EN INGLÉS.

TALIA VERGEL PÉREZ. 5ºB

LLEGENDES DE SA PENYA DE S'INDIO  

Llegendes elaborades pels fillets i filletes de 5èB de Sa Penya de s'Indio

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you