Issuu on Google+

El senador socialista madrileño subraya la necesidad de “mantener viva la memoria” para las nuevas generaciones, fomentar la reconciliación, cerrar una etapa histórica y reconocer una parte de nuestro pasado sin necesidad de abrir heridas ENRIQUE CASCALLANA APUESTA POR RECORDAR LO QUE SIGNIFICÓ EL VALLE DE LOS CAIDOS PARA QUE NO SE VUELVA A REPETIR ESA ETAPA DE NUESTRA HISTORIA Madrid, 22 de septiembre de 2010 El Pleno del Senado ha aprobado este mediodía una enmienda transaccional firmada por el PSOE sobre una moción del Grupo de la Entesa dirigida a adecuar el Monumento del Valle de los Caídos a lo dispuesto en la Ley de Memoria Histórica. El senador socialista por Madrid, Enrique Cascallana, ha apostado por “mantener viva la memoria” y dar a conocer a todas las nuevas generaciones esa etapa de nuestra historia “para que no se vuelva a repetir, sin necesidad de abrir heridas”. Cascallana ha apostado por derogar el Decreto-Ley de 1957 que rige las actividades del citado Monumento. “El pueblo, ha añadido, debe reconocer que hay que cerrar una etapa histórica desde la honra y el reconocimiento para todos los que han sido perseguidos por sus ideas o creencias religiosas y el Valle de los Caídos representa esa parte de la historia que debemos conocer todos”. El parlamentario socialista ha subrayado que se debe recordar lo que significo y fomentar la reconciliación en la base de honrar la memoria histórica y condenar los crímenes que allí se cometieron. Enrique Cascallana ha afirmado que el Valle de los Caídos tiene que ser un recinto para todos los españoles y un recuerdo de una etapa triste de nuestra historia. “En su momento, ha recordado el senador, el Valle de los caídos fue erigido como un mausoleo a un dictador y una cruz al fanatismo” y eso tiene que pasar a la historia. Se trata de conseguir una reconciliación sobre el reconocimiento de la verdad histórica, sobre la base de la honra a las victimas y el reconocimiento a las familias. “Debemos cerrar esa etapa de la historia, concluyó, y a partir de ahí hacer un monumento a la educación, convivencia, paz y la democracia y los valores constitucionales”.


CASCALLANA APUESTA POR RECORDAR LO QUE SIGNIFICÓ EL VALLE DE LOS CAIDOS PARA NO SE VUELVA A REPETIR