Page 1

No. 99

No. 101

La cultura y la política se han convertido en artículos de consumo

Eduardo Galeano

suplementoalebrije.blogspot.com C O L A B O R A n : A R M A n D O CA L I X T O, DA n I E L F. Q U I n TA n A , I S I S S A M A n I E G O y E S P E P H A n I O G R A n DA

TíTulo: autor: desnudo sobre la mesa auTor: armando calixto

TíTulo: autor: desnudo sobre la mesa auTor: armando calixto

Arte -Arte Cultura Literatura Historia Sociedad - Cultura - Literatura - Historia - Sociedad

La cultura y la política se han convertido en artículos de consumo

Eduardo Galeano

suplementoalebrije.blogspot.com C O L A B O R A n : A R M A n D O CA L I X T O, DA n I E L F. Q U I n TA n A , I S I S S A M A n I E G O y E S P E P H A n I O G R A n DA


No. 99 Pág II 18 de Octubre de 2013

Arte - Cultura - Literatura - Historia - Sociedad

los corazones que le conocieron, y vinculada a la segunda, su amor por el ecosistema le hizo un férreo defensor del río Papaloapan y un sanador afable de perros callejeros. No obstante la presencia internacional de su obra artística y su profundo sentido humanista, Felipe Matías es universal porque encarna la síntesis del hombre pobre que no se regocija en su miseria, perpetuando con ello el fatal destino, sino vivifica los entornos precarios, los viste de amor y los nutre con estudio. Felipe asciende a la felicidad no obstante sus circunstancias, en otras palabras, “Lipe” fue un ser con una profunda inteligencia espiritual. “Lipe” no es el encumbrado intelectual hijo del sistema educativo formal, ni es aborto de esa

cultura que en el fondo le da placer el dolor del “ya merito” o del “¡viva mi desgracia! “Lipe” se levanta, da de sí, se cultiva y se libera educando por contagio. La grandeza de Felipe Matías se aprecia mejor sacándole del barrio que le vio nacer, crecer y morir; porque su cosmovisión aporta luz a sociedades como la nuestra que están muriendo por el odio, la avaricia y la cruel previsibilidad. La vida y ejemplo de Felipe Matías no debe circunscribirse sólo a su lugar de origen, debe transcender nuestras fronteras: “Lipe” es herencia de México al mundo. TíTulo: autor: desnudo sobre la mesa auTor: armando calixto

Por alguna extraña costumbre y hábito mental tendemos a no aquilatar justamente a quienes han aportado su esfuerzo en bien de la humanidad. Felipe Matías Velasco es uno de ellos. ¿Quién fue Felipe Matías para asegurar que es un mexicano universal? Hace pocos años gracias a Luis Fernando Paredes Porras conocí e interactué con Felipe Matías Velasco. Al inicio de mi breve y distante amistad con Felipe me conformé con saber que era poeta y artista plástico, sólo con el paso del tiempo he ido descubriendo el encanto de su ser. Felipe Matías Velasco, o “Lipe” como le llamaban sus amigos, nacióel 4 de junio de 1939 en Tuxtepec, Oaxaca. Matías Velasco fue poeta y cronista costumbrista de Tuxtepec, Oaxaca, comunicador, filántropo y promotor cultural. “Lipe” trabajó pictóricamente con piedras y bambús de la región, estas piezas se distribuyeron por el mundo. Entre las aportaciones de “Lipe” destaca el poema “Flor de Piña” y la confección del huipil característico de la región de la Cuenca, piezas claves en el desarrollo de la Guelaguetza. En los últimos años “Lipe” fundó su propia editorial, la cual sigue operando, e incursionó en los medios de comunicación a través de Sabersinfin.com y de medios locales con la conducción del programa de radio y televisión:“Préstame tu Recuerdo”. Cuatro años antes de morir, “Lipe” organizó a otros amantes de la región para fundar el Instituto Cultural de Información del Sotavento Oaxaqueño (INCISO) a fin de identificar, proteger y potenciar el patrimonio tangible e intangible de la región del Papaloapan. En julio del 2012 Felipe Matías fue declarado, por el gobierno del estado de Oaxaca, Patrimonio Cultural Viviente. El pasado 1 de septiembre se cumplió un año de su partida. Hace casi un año, “Lipe”subió al escenario a versar con el público, después de haber declamado su poema “La Chingada” ocupólugar entre los asistentes y en ese momento un fulminante infarto le quitó la vida. A la par de desarrollar su talento en diversas áreas del saber, “Lipe” también cultivó destacadamente dos de sus inteligencias: la interpersonal y la naturalista. En relación a la primera, su fraternidad le abrió las puertas de todos

Abel Pérez Rojas (abelpr5@hotmail.com / @abelpr5 / facebook.com/abelperezrojas) es poeta, comunicador y doctor en Educación Permanente. Dirige Sabersinfin.com.

La cultura y la política se han convertido en artículos de consumo

Eduardo Galeano

suplementoalebrije.blogspot.com C O L A B O R A n : A R M A n D O CA L I X T O, DA n I E L F. Q U I n TA n A , I S I S S A M A n I E G O y E S P E P H A n I O G R A n DA


I Un par de hambrientos tigres devorándose en feroz mordisco, entrañas burbujeantes, hocicos babeando sangre, Escalan por las felinas vertebras, sagradas serpientes de fuego, la sangre corre rabiosa, dolor transmutado en luz. Y el par de bestias que somos, en rugir de fluorescente rabia, vuelcan y rasgan feroces, pecho, lomo, garra, a zarpazos devoramos cada espacio, cada grieta en tu jaspeada cubierta. II Tigre de oscura selva solitaria, donde las estrellas se alzan fulgurantes cada noche parpadeando a la par de tus pupilas de ámbar, que van penetrando despacio, al ritmo de esa felina danza, hasta que el rumbo encuentran para desplazarse con rudeza, y entregarse con violencia, en esta pelea sangrienta, entre murmullos de nocturnas criaturas, que silenciosas aguardan, el nudo, el clímax, Hasta que surge el atroz rugido, en tus profundas paredes interiores trazando una fina línea recta de tu cuerpo al firmamento, hasta que, vencedor seas vencido, y una frente a otra, las fieras se arrodillen, para sanar con lenguas, las heridas que provoca este amor de bestias. III Cansados, adormilados jaspeados, se despiden los felinos despojados de efímeras envolturas, arrancados de la suave piel, saturados, Impregnados de aperlada espuma, corroídos por la blanca esencia, marchan cada uno a su jaula, hasta unirse otra vez para mutar, y descifrar el nombre oculto de Dios, en esa sagrada piel de bestias.


Es la pata circular de una pata que nada bajo la lluvia y la detiene con su pata Es el esqueleto tejido de un árbol que despliega sus hojas y así atrapa al Sol Es un microuniverso efímero contiene amantes que intentan perpetuarse en besos es un suelo que se desliza es un horizonte que camina es un cielo que se desplaza es un cielo que se contrae es un cielo que se abre es un suelo que se sostiene es un suelo que levita es un techo que se agita es un muro que cubre es un piso que se moja es un hongo andante es una nube vacía es un cúmulo detenido es un Sol interrumpido es un bastón con él me apoyo en las nubes las reto alardeo la Tierra tiene dos cortezas detengo la segunda que va hacia el cielo o la primera

Hubo una gran explosión. El universo se formó. Pasaron millones de años, y la tierra comenzó a conformarse. Primero, todo era fuego, caos. Ahí nacieron las mujeres "Salamandra". Ellas están hechas de materia ígnea, su alma es de sustancia solar y su cuerpo es de elementos incandescentes. Han sobrevivido al pasar de los siglos por su gran habilidad para provocar orgasmos, para conducir al hombre a la dicha y al placer. Son capaces de producir en el hombre orgasmos múltiples, heridas dichosas, placeres ignotos. Yo conocí una hace muchos años, y aún conservo las quemaduras de sus caricias en mi piel, aún siento como si sus manos estuvieran ahí, rozando, frotando. Ella tenía una piel de corona solar, unos muslos de ráfaga estelar, senos de volcán en erupción (irresistibles y letales). Su andar era llamativo (por un lado nadie podía dejar de mirarla y, por otro, parecía la flama de una vela que baila en la obscuridad), hipnótico, magnético. Cuando me abrazaba o besaba, sentía mi cuerpo incendiarse, mis

entrañas explotaban, y mi sexo era una hoguera, una pira turgente. Sus caderas tenían propiedades explosivas. Su pelo flotaba como humo al viento. De sus ojos emanaba un brillo carnal, abrazador. Una mirada suya y convertía cualquier cuerpo en cenizas. Nuestros orgasmos se convirtieron en explosiones de nubes de dicha. Cada orgasmo iba acompañado de un gemido que estremecía las ventanas, los cristales, el viento; de una convulsión, de un estremecimiento muscular y nervioso; de un mar de caricias, de besos, de miradas, de palabras no dichas, sólo interpretadas en las miradas. De sus lavios emanaba un magma candente, cachondo, dulce, afrodisíaco, hipnótico, que se adhiere al alma inflamable provocando un incendio lascivo. Consumió todos mis recursos, se llevó todo mi combustible, agotó mis reservas de energía, y partió. Se fue a su mundo subterráneo, a descansar por un milenio. Pero dejó en mi corazón, y en mi sexo, un fuego que nunca se extingue.

Alebrije no 101 b  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you