Page 1

qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfgh jklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvb nmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwer tyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzx cvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuio pasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghj klzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc Teresa

Literatura I

20/10/2011

Alexel Mรถller y Goretti Ayala


Hace ya algunos años asistía a la preparatoria una joven de 17 años llamada Teresa, ella había presenciado cosas que no cualquier joven puede vivir a esa corta edad, sus padres se habían divorciado cuando era muy pequeña y creció únicamente con la imagen materna.

Los recuerdos que tenía Teresa por su padre se deformaron a lo largo del tiempo, el motivo era que su madre le contaba todos los aspectos negativos de él, y por eso, ella le guardaba un rencor algo profundo. Un día, por azares del destino su madre tuvo un terrible accidente que le provocó una muerte inmediata, tenía dos opciones, ir a un obscuro y tétrico orfanato, o mudarse del otro lado del mundo con su padre, aunque no muy convencida, se fue con él. Le resultaba un mundo totalmente nuevo, no era nada fácil vivir con una persona prácticamente extraña, ya que con dificultad tenía algunos recuerdos, y lo poco que había oído de él eran cosas monstruosas. Teresa le tenía miedo, y sus pocas amigas que tenía en el antiguo vecindario ya no las veía, su única amiga era una muñeca que tenía la noche en que oyó discutir a sus padres y pretendían su divorcio. Su padre la metió en uno de los mejores colegios de la ciudad llamado Instituto Valladolid. En la vida de Teresa hubo muchos cambios incluso en su nivel académico, no le interesaba la escuela, faltaba a las clases, le respondía de manera irrespetuosa a los maestros, sus calificaciones iban descendiendo cada vez más, cambio sus amistades escolares por gente inficionada, gente que no buscaba tener un futuro bueno, algo aceptable, gente que no tenía algo por que luchar, que lo único que le interesaba era conseguir esas plantas y pastillas tóxicas que lo único que hacen es matar lentamente cada neurona.


Teresa sentía un vacío total dentro de si misma, no podía sentirse completa sin su madre, al poco tiempo después de tener malas compañías empezó a sufrir de maltrato escolar, sus compañeros la molestaban, la agredían física y mentalmente, su padre para poder mantenerla cumplía horas extras en el trabajo, y no se daba cuenta por lo que su hija estaba pasando.

Teresa fue cayendo en una depresión tan severa que empezaba a hablar con su muñeca de una manera un tanto macabra, como si realmente la misma tuviera vida propia, le contaba sobre lo miserable que sentía su vida, sus problemas en la escuela, sus amistades que la habían olvidado y los sucesos que marcaron su vida.


Muchas veces llegó a pensar en ideas suicidas, pensaba que sus problemas podían acabarse de una forma “ tan simple” como esa, pero entonces un viernes estuvo sola en

su

casa,

y

tomo

un

exceso

de

medicamento controlado, lo cual le provocó que entrara en una alucinación, en ese espejismo mental pudo recapitular su corta vida, pudo ver a su madre unos días antes de su muerte, instantáneamente otra imagen paso por su retorcido sueño tóxico, vio algo que ni ella recordaba haber vivido, una simple comida con sus padres, ella parecía apenas unos cuantos meses de vida, después una última imagen le vino a la mente, la cual era su madre, con una cara tan serena que le provocaba confianza y tranquilidad, le mencionó que no tenía que sentirse triste, que debía vivir su vida, que ella estaba bien sin ningún problema, que un día nada lejano en el reloj de la eternidad volverían a encontrarse, pero por lo mientras ella debería ser feliz, vivir su vida a su modo y de Buena forma, aprovechar las oportunidades, luego sin acabar una última frase al mismo tiempo que pretendían despedirse, Teresa volvió en si. Cuando regresó al “mundo de los vivos” entendió perfectamente que eso además de ser un sueño, era una señal verdadera de su madre, gracias a eso emergió un espíritu nuevo en ella, un espíritu totalmente carismático, era una nueva Teresa,


alguien que buscaba el éxito absoluto, para lograrlo supo que tenía que hacer. Se deshizo de sus malas amistades, buscó a su padre, le pidió perdón por su conducta pasada y por 1ra vez en mucho tiempo le mostró su afecto diciéndole que lo quería y apreciaba todo lo que él había hecho por ella. A las pocas semanas su padre encontró un empleo de mejor paga y menor tiempo laboral, para de esa forma pasar más tiempo con su hija y tratar de compensar el gran tiempo perdido. Parecía un giro de 180 grados en su vida, absolutamente para bien.

( pocas semanas después)

Un día diferente a los demás, iba Teresa caminando por la calle, cuando de pronto vio a lo lejos un joven alto y atractivo a su parece, con un cabello que brillaba como el sol, jamás había visto tal cosa, su nombre era Mateo. Se enamoró perdidamente de él. Teresa buscó la manera de acercarse a Mateo, y poco a poco fue surgiendo una gran amistad, en las tardes se reunían para hacer la tarea juntos, ver películas, hasta que la noche se hiciera presente.


Cada año la preparatoria tenía como costumbre realizar un baile de graduación para despedir a los egresados del mismo Valladolid, cada año era memorable pues había decoraciones inmensamente coloridas y un gran valor simbólico para todos los que integraban al instituto, ya fuesen alumnos, maestros, cualquiera esperaba ese momento.

Todo el Valladolid estaba eufórico porque los días para la graduación estaban contados, la última vez que muchos se verían, habría lágrimas brotando, risas y un poco de todo como es costumbre ver, pero a Teresa le faltaba lo más importante para eso , su cita.

Faltaban tan sólo tres días para dicho evento el cual sería algo que nadie olvidaría, era fin del horario escolar y Teresa se quedó impactada al ver que su esfuerzo había dado frutos, sus calificaciones mejoraron, su padre convivía con ella, hizo nuevos amigos de los cuales si se merecen ser llamados como tales, siguió la vida que su madre hubiera querido que tuviera, después de pensar todo eso una amiga le dijo que si podía salir del salón un pequeño momento, y al hacerlo vio que Mateo tenía un gigantesco ramo de rosas con una tarjeta inmensa que parecía más una cartulina que rezaba “¿Quisieras ir al baile conmigo?” , la joven se quedó perpleja unos segundos y con una gran sonrisa asintió para después correr a abrazar a su nueva pareja. En la noche más esperada, Teresa portaba su vestido envidiable color rojo, y su galán como era de esperarse un traje para la ocasión. La noche como se prometió parecía inolvidable, todos los amigos y compañeros festejando, aunque como es de esperarse siempre hay un grupo de jóvenes que incomodan al resto de la gente haciendo ruido de más, entonces un joven que andaba fumando ,iba pasando cerca de aquellos engreídos y soltó la coletilla de cigarro sin ser apagado aún, lo cual provocó que se incendiara una mesa y de esa misma forma otras mesas consecutivamente como una reacción en cadena.


Uno de los profesores llegó a ver el fuego y alarmó a todo el público presente para que salieran del salón, todos apresurados por salir se empujaban los unos a los otros, Teresa al lado de Mateo acordaron verse afuera de la escuela, porque necesitaba encontrar a su padre, Mateo necesitaba también cerciorarse de que sus familiares estuvieran bien, a la salida los encontró junto con el padre de Teresa, pero el afirmaba que no la había visto afuera de las instalaciones, por lo que el joven regresó a una velocidad casi inhumana a rescatar a Teresa pero lamentablemente cuando entró, la única salida se selló y la pareja quedó atrapada dentro con el fuego y fallecieron juntos como habrían querido. Hoy en día se dice que en el Instituto Valladolid en las instalaciones se puede llegar a ver a la hermosa pareja paseando por la escuela, bailando como el día de su graduación.


TERESA  

Leyenda Literatura I Hecho por: Alexel Möller y Goretti ayala

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you