Issuu on Google+


M

u

s

t i

a

C

i

u

d

a

d


Diseño libro: Gonzalo Pozo Diseño portada : Vicente Marti C Gonzalo Pozo C Jirafalbina Primera edición, Santiago de Chile, mayo, 2007


Jirafalbina G o n z a l o MUSTIA CIUDAD

P o z o


La poesía es noche que cae sobre el día… Miguel Herrera A Gonzalo Pozo yo lo conozco, tanto como se conoce a un vagabundo o un borracho de los bares antiguos que existen en Santiago. El libro que a continuación sigue lo vengo mascando desde los comienzos de nuestra amistad, claro que en esta ocasión me revela ciertas novedades y sorpresas. Leo sus poemas y me dejan un sabor bastante amargo y esperanzador, camino por sus versos, así como lo hago por las calles de Santiago, y me abrigo de melancolía. Me gusta lo que leo. Hay algo en la poesía de Pozo que me atrae y eso lo puedo explicar mediante el poema “encuentro en la micro”. Aquí veo un reflejo de la herencia que dejó Parra en la poesía nacional. Me encuentro con algo de la naturalidad que existe en la poesía de Mauricio Redolés. Veo la naturalidad y cercanía de una poesía que sirve al pueblo de retrato e imagen. Una poesía nueva. En el autor se reconoce una generación joven que escribe desde sus recuerdos, esos que nos llevan hacia los últimos años de una dictadura asesina. Una generación que no quiere repetir nada y sólo busca avanzar en descubrir el silencio que dejó el crimen y el

7


La poesía es noche que cae sobre el día… Miguel Herrera individualismo comercial. Una generación que debe despotricar contra un pasado que odia, que necesita enfrentarse a sus temores y sueños, y que fervorosamente tiene que resucitar aquello último: los sueños. Esto ayudado de una cierta genialidad en las letras de estos escritores jóvenes, y Gonzalo nos lo presenta de esta manera: “muerta la palabra en la lengua / mi boca sólo putea y maldice”. No queda más que odiar para luego amar. Amar los recuerdos, amar el amor, amar al otro, en definitiva: amarnos. Así vemos temas tan comunes en la poesía de este autor, como el amor y especialmente el amor por una mujer, una mujer representada en muchas… En la poesía de nuestro joven autor encontramos lo que conocemos como queja punk, subversiva y dolorosa. Poemas como “mundo eskizofrenia” o el vago “quijote de la calle” nos pasean por una ciudad que nuestro autor ha caracterizado como mustia, una ciudad lánguida y marchita. Una ciudad que tiene mucho de los guettos que vemos en televisión o que experimentamos en canciones que nos acompañan mientras odiamos al mundo. Escenas que vemos a diario mientras recorremos las poblaciones de nuestro Santiago.

8


La poesía es noche que cae sobre el día… Miguel Herrera Nuestro autor, aquí se nos presenta como un ratón sucio y abandonado que nos muestra la ciudad en la que le toco crecer. Una ciudad que ha olvidado a sus habitantes, que necesitan reencontrarse con su ciudad (no confundir con suciedad). A Pozo, Santiago lo atormenta de bella podredumbre, esto gracias a nuestras creencias. Esas que nos hacen ver que después del caos viene el orden que entrega el caos, y que es un orden rebelde y libertario. Es la envalentonada rockera la herramienta que utiliza Gonzalo para escribir muchos de sus versos y vemos que esta poesía aquí presente, a veces raya en la denuncia; otras veces clama por una mujer tan lejana como su recuerdo, y otras tantas asesina vivos y resucita muertos. Para terminar de presentar a este autor, hagámoslo con gritos de congoja, con alaridos de pasión, con versos escritos con carne y sangre. Digamos pues junto con el autor: ASESINAD LA PAZ… DE LOS COBARDES.

9


Gracias a todos los que apoyaron y creyeron en este trabajo.

...a la MĂşsica y a la poesĂ­a que me ayudan a sobrevivir y a los otros, los mismos de siempre...

11


Mustia ciudad

Santiago ya no juegas en verdes campos ya no corres tras el sol ni esperas la luna ya no saltas al vac铆o ahora s贸lo tienes asma

13


Gonzalo Pozo

En el crepĂşsculo de tu vientre Donde nace la vida Comienza la agonĂ­a insospechada Que derrumba mi deseo de morir

14


Mustia ciudad

Matta

Intentabas besar el cielo intentabas abrir las estrellas sopesaste cada cosa que se encontraba en la esfera intentaste ver las ideas sin su envase Esos dĂ­as te sabĂ­an a naranja el ser estaba en tu espejo ahora perteneces al todo ahora eres lo que nunca pudiste ver eres brisa y estampa en tela eres el ser eres el mapa interior del sentido eres el mapa interior de lo humano eres tĂş Dedos y pintura te lloran lloran con tinta roja por que saben que el sur-realismo del ser se ha marchado

15


Cartón corrugado (para fabricar...)

Gonzalo Pozo

Vi a Neruda recitando en el parque de las flores sin raíz y los ancianos dormían sobre su tumba ¡te recordé Neruda! ¡te recordé! pero no releeré tus versos plajeros sólo te vi recitando y los ancianos caían como blanca nieves sobre tu tumba Huidobro también a ti te vi estabas en tagua-tagua pero tu cara de señorito no era la misma eras mas bien el demonio flagelando las tumbas con ese santo en tus manos... mientras mas golpeabas mas abiertos los ojos de los ancianos

16


Mustia ciudad

pero sus voces se pudren en el aire sus versos sirven de bencina y sus fracasos quedaron donde nadie entr贸 ya no vuelvas Altazor ya no vuelvas premio N贸bel ya no vuelvan... que el pasado tiene estr铆as y el presente tiene ojos que no pesta帽ean...

17


Gonzalo Pozo

Niña Sumergida

Niña sumergida mi sangre ya está espesa aunque a veces quiere salir y encontrar su rendición Niña sumergida sumergida en mi abismo sumergida en delirios encantados Veo asomar tus ojos en realidades no existentes Niña sumergida no destruyas los ecos del pensamiento no destruyas los ecos del fantasma no me des la hiel del cosmos no te sumerjas en mi sien

18


Mustia ciudad

NiĂąa sumergida mi sangre ya estĂĄ espesa mi sangre espesor en las baldosas

19


Por Ser

Gonzalo Pozo

Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza Maleza

en en en en en en en en en en en en en en

mis pies mis piernas mis rodillas mi talĂłn mis manos mis dedos mis codos mi sien mis ojos mis pĂĄrpados mis oĂ­dos mis labios mi lengua mi baba

Maleza en sangre Maleza en mis arterias Maleza en mis venas

20


Mustia ciudad

Maleza en semen Maleza en mis huesos Maleza en mi alma Maleza por ser maleza Maleza Maleza Por ser mal nacido

21


Quijote de la calle

Gonzalo Pozo

Dormido en el colch贸n cuadrille dentro del umbral urbano de la suciedad pepas amargas en derredor del cuerpo salidas del dulzor que refresc贸 y saci贸 las tripas resonantes del mal oliente Quijote de la calle...

22


Mustia ciudad

Mundo Eskizofrenia

Generales desnudos con sus traseros al sol chapotean en sus medallas dĂĄndole de comer plomo a los fantasmas de los bastardos Nazis hambrientos de estupidez borran con pincelazos las cabezas de los novatos Curas pedĂłfilos manchan con sus carnes hediondas y gelatinosas la limpia imaginaciĂłn de niĂąos ahora moribundos PolĂ­ticos enfermos de codicia estiran sus largos brazos en las poblas saludando y agradeciendo a la pobreza

23


Gonzalo Pozo

y felicitando a los popeyes por usar sus productos Profesores fracasados publican en alumnos que somos los jaguares de la ignorancia Proletariado miedoso y paranoico Yo Yo Yo Yo Yo

voz critica y mediocre sin piernas ni brazos y mi vestimenta ridĂ­cula mala copia europea y mi mundo eskizofrenia

24


Pasado

Mustia ciudad

Con locura nos escondimos de Dios ahí invisibles mi lengua azota tus senos mi baba recorre tu cuerpo escribiendo la historia (nuestra historia) los genitales agonizados vuelven a la vida tras la lucha de nuestras lenguas las gotas de sudor saltan chocando en el aire transformando el espectáculo en nuestro reflejo Ahí ocultos de Dios aprietas mis manos rasguñas mi espalda bebes mi alma y cantas con mis dedos ¡querida mía! ¿ recuerdas? mis labios abrazando tus ojos

25


Gonzalo Pozo

succionando tu mirada tratando de ver a través de ti ese mundo que poco nos importaba ese mundo al cual renegamos por tener nuestra alma oculta ahora querida mía lo miras miras ese mismo mundo tiritas y tus ojos caen Tu lengua aquella que antes se alimentaba de la mía me estremece al salir de su rincón húmedo se acerca venenosa me pregunta desgarrando en el alma ¿somos pecadores?

26


Mustia Ciudad

Mustia ciudad

Santiago lleva el cielo en el bolsillo apresuradamente se oxigena con algunas gotas (rocío fresco y puro de inviernos patéticos y burlones) ciegos, sordos, mudos y parálisis mental rondan las vitrinas que se despliegan en calles amontonadas al azar feos durmientes en locomoción que de rato en rato se limpian la baba Santiago los niños te saludan desde plaza de armas jugando en ese pasto gris y duro Santiago Dejas correr la libertad desde plaza Italia hasta la comisaría Tiñendo de rojo y lagrimas tus calles por el verdoso energúmeno Ciudad salvaje revestida de mendigos en cada rincón Algunos hambrientos y otros que llenan sus bolsillos bajo el manto

27


Gonzalo Pozo

de ese Chile solidario Ciudad malagradecida que no haz aprendido a sentir los rĂ­os que refrescan tus llagas Que no haz aprendido a sentir la nieve que alimenta tu existir Ciudad antinatural que flagelas los gritos bohemios y sonĂĄmbulos Que en tus calles rechinan salvajes y colĂŠricos Santiago querido Ya no eres bienvenido en nuestra casa Ya no caminas junto al mapocho Ya no te acuestas sobre cartones Ahora eres hamburguesa y anticucho Eres vino y ron Eres cemento y smog Eres mestizo

28


Mustia ciudad

Santiago Ya no me miras Santiago Metr贸polis alterada Haz masacrado mi alma

29


Gonzalo Pozo

Prefiere limpiar su autom贸vil moderno ultramoderno que limpiar su alma y sentir el aire en su rostro...

30


Mustia ciudad

Masacre En Quir贸fanos

Cruces por doquier voces sin dolor Miradas con futuro mentes del si mismo Herramientas asesinas asesinas de los sin voz Asesinas de los durmientes Y entre las piernas la sangre cuajada de los no deseados...

31


Despedazado

Gonzalo Pozo

Mariposa de mil colores me muestra la realidad congelada bajo el agua vacía mi alma desde la muerte del no nacido dulce dulce nunca te encontraré tan sólo solo estoy, vagando en sueños tratando de encontrar tu vientre hinchado tratando de saber ¿por qué la muerte fue tu consuelo? ¿por qué la muerte tuvo que tocar tus entrañas? ¿por qué no haber intentado? Duerme dulce criatura despojada del líquido duerme hermoso ser destrozado Te sueño, te siento, te espero sí espero con ansias tu resurrección...

32


Mustia ciudad

Asesinad la paz ...

33


Gonzalo Pozo

...de los cobardes*

*Eskorbuto

34


Mustia ciudad

Sus ojos grandotes me miran me descubren encuentran encanto en esta mirada frĂ­a y aĂąeja

35


Gonzalo Pozo

A-M-O-R

Patética escena sus manitas acariciando el aire patética escena mis lagrimas cayendo en el barro barro de decepción barro que crea las mascaras deformes de nuestro presente soplido complejo soplido de aliento erosión de mascaras (alas en el vientre...) divina escena sus manitas en mi piel divina escena mis lagrimas en su lengua nudo de carne en tensión 36


Susurro Del Espíritu

Mustia ciudad

Nunca sabrán que vengo del silencio que nace junto a los árboles que nací del humo casto de la pipa ritual Nunca sabrán que mi alma no es mía que en realidad pertenece a las rocas filosas y musgosas que flotan en pálidas aguas Nunca sabrán que mi sabiduría es ancestral y duerme en cordilleras apartadas Nunca verán mis ojos ensangrentados por que su visión llega hasta sus narices Nunca aprenderán por que sus almas yacen en el excremento bajo sus casas Siempre serán muertos sus corazones son un colador que no respira Siempre serán maquinas programables

37


Gonzalo Pozo

Y la guerra que nos preparan es sรณlo para eliminar lo que les queda ...

ยกVida! ni siquiera se atrevan ni siquiera se atrevan a nombrarla por que lo suyo es sรณlo muerte es sรณlo muerte es sรณlo mu er te

38


Encuentro En La Micro

Mustia ciudad

Ella venia del liceo yo iba al trabajo ella jugaba con sus manos en el asiento yo ya no pestaĂąaba ella reĂ­a y miraba indiferente yo en una lagrima sobre mi mejilla ella inocencia y belleza yo apunto de estallar eeeh! En el semĂĄforo por favor ...

39


Puta

Gonzalo Pozo

La poesía se me escapa pero me acosa me grita al oído me hace temblar y se arranca Como dijo Rodrigo la poesía terminó coon migo pero yo no la olvido y se escapa pero me acosa y se me olvida el verso y la memoria es frágil entonces me sumerjo en un vino pero ella no viene y si viene se va

40


Mustia ciudad

“S” en el bar comienza a escribir y yo lo miro me irrito le grito POETA DE MIERDA! y me voy pero ella se queda se queda con el otro por que es ramera como la muerte (si son amigas las muy putitas) Yo la sueño la dibujo la leo pero ella se va me deja solo aunque a veces vuelve y jugamos

41


Gonzalo Pozo

la abrazo me besa me grita me ama hacemos el amor (yo le hago el amor) me susurra al oĂ­do y a mĂ­ me gusta y la toco pero se va y me deja y me angustio me siento viejo ajeno a ella pero sĂŠ que vuelve siempre vuelve...

42


Sin Ti (Soy Nada)

Mustia ciudad

Desperté soñando contigo fingiendo estar parado en el cielo fingiendo estar bien pero cuando la desnudes es extrema los hilos que te sostienen se esconden como avestruces delirando en las ventanas de sus casas Me desperté soñándote escudriñando tu piel y tus pensamientos Te soñé mientras me bañaba mientras me afeitaba y mientras en el espejo se reflejaba tu rostro Te soñé... pero cuando desde la radio Bowie susurró en mi oído volví a despertar sabiendo... without you i'm nothing...

43


Gonzalo Pozo

Entre risas y gestos nos quedamos quietos y en silencio

Algún día la koka kola no se beberá (Eskorbuto)

mirando fijo las manecillas del dolor que tocan nuestras almas desvaneciéndolas en el aire Somos herederos de la dictadura que con sus corvos asesinos se culiaron a la fuerza la vida con esas fuerzas grandes y maniobradas por déspotas dementes Ahora miramos en la nada lo poco que queda de nosotros y buscamos espejos que fueron de otros

44


Mustia ciudad

Ahora quebrados y sucios éstos nos reflejan lo que el tecno-infierno nos ha regalado El ángel que esperamos nunca tocará esta ciudad ese ángel se ha ido a convivir en paz lejos y en paz... Ay! hombre Pobre... Pobre Temes ir al averno estando en él

45


Gonzalo Pozo

Una bocanada de aire se sumerge en mi vientre y me recuerda que ahora s贸lo soy el lunar oculto de mi ciudad

Bocanada

una bocanada de aire que golpea con fuerza de ej茅rcitos antiguos la vida que alguna vez pens茅... una bocanada de aire me peina y me despeina y ahora lo peor la bocanada de agua salada que entra ferozmente trancando la sangre espesa en el coraz贸n a punto de reventar a punto de salir a pavimentar las ciudades sollozas y amorfas de mi eskizofrenia radical. Una bocanada de aire se sumerge en mi vientre

46


Mustia ciudad

Amor Disoluto

La burda enfermedad con la que despierto hace que tus pétalos enloquecidos se lancen al vacío y busquen su muerte añorada En el café matutino se refleja el tormento de los engranajes vencidos del tedio que me espera la sonrisa apagada con la cual me desplazo por todo lugar pensando en la noche y encontrarte a ti boquiabierta escondida entre la seda inquieta y fría Todo es igual a lo que pienso me acerco a ti frágil esclava desnutrida inquieta y fría me paro en mis cuatro patas de centauro robusto

47


Gonzalo Pozo

me inclino relinchando y mi lengua comienza nuevamente a manosear tus llagas sumisas y cristalinas tus llagas en carne roja y furiosa Me miras ansiosa e inocente mientras como cucarachas apocalĂ­pticas mis dedos bajan por tu espalda dormida dibujando la lagrima salada en el centro la lagrima que espera que la esponja seca de mi boca se incruste justo donde antes caminaron valientes mis dedos para poder tragar toda culpa injusta e injuriosa.

48


Polilla

Mustia ciudad

LĂĄmpara seductora luminosa encendida, diamante perla enceguecedora enseĂąoreada de mi camino arma mortal de mis ojos y libertad Yo Polilla quemada y moribunda

49


Gonzalo Pozo

Llegué a Nueva York esperé en el lugar donde nos juntaríamos pero nadie llegó

Jazz On The Park

Ahora me encuentro solo en esta gran mierda de ciudad Busco Jazz On Park (recomendado por mi hermano) no lo encuentro sólo encuentro un lugar para estudiantes lleno de japoneses donde se me hace más complicado comunicarme me hablan de Salas Y Zamorano algo rescato de mi país De pronto llega Claudia junto al viento de otoño que no es el mismo del otoño en Santiago

50


Mustia ciudad

Llega, me encuentra y yo yo encuentro asilo en ella ella sonríe sabe como sonreír Me quedo con ella y con sus palabras esas palabras que aún suelo escuchar cuando me pierdo en mi ciudad

51


Gonzalo Pozo

La poesía no se hace en los labios nace en relámpago, nieve y lluvia nace en sol, carne y aceite en cicatrices, heridas y hiel La poesía no se hace en los labios ni en tinta, ni en CD La poesía es noche que cae sobre el día mientras cae Ríe, gime y llora

52


Me quedan las canciones

Mustia ciudad

Te escondes y mis dedos se van añejando (sin sentir mas tu piel) Solo me quedo solo en tormento de agonía tan solo como Lira en su departamento o en sus poemas donde la tristeza se alargaba en cada verso Por qué se ha marchado la belleza de mí aquella que escondes bajo tu piel esa que al tocarte me alimentaba y ahora ahora todo mi cuerpo se seca y huye de la vida buscando la oscuridad y el frío Muerta la palabra en la lengua

53


Gonzalo Pozo

Y un hedor retumbante en mi pecho que tan sólo golpea para recordarme que estoy solo Ahora tu cara lejos está lejos en esas retinas superiores a las mías por que te disfrutan en festín Oh! Miserables retinas que no todo lo ven y aún más miserables ellos que no saben ni entienden que sólo cantan canciones que tú siempre cantarás conmigo

54


Índice Prólogo por Miguel Herrera

7

Poema NN

13

Poema NN

14

Matta

15

Cartón Corrugado (Para Fabricar)

16

Niña Sumergida

18

Por Ser

20

Quijote De La Calle

22

Mundo Eskizofrenia

23

Pasado

25

Mustia Ciudad

27

Poema NN

30

Masacre En Quirófanos

31

Despedazado

32


Índice Grito De Espanto (Eskorbuto)

33

Poema NN

35

A-M-O-R

36

Susurro Del Espíritu

37

Encuentro En La Micro

39

Puta

40

Sin Ti (Soy Nada)

43

Poema NN

44

Bocanada

46

Amor Disoluto

47

Polilla

49

Jazz On The Park

50

Poema NN

52

Me Quedan Las Canciones

53



Mustia ciudad - Gonzalo Pozo