Issuu on Google+

El arte de la fotografĂ­a


fotografía la fotografía de la fotografía arte de la fotografía El arte de la fotografía arte de la fotografía de la fotografía la fotografía fotografía


El arte de la fotografĂ­a


fotografía la fotografía de la fotografía arte de la fotografía El arte de la fotografía arte de la fotografía de la fotografía la fotografía fotografía


Consejo Editorial Alexander Marroquín Fotografía Felipe Portilla Sebastián Socha Diana Sánchez Ivan Labrador Fabiola Guevara Stefanía González Edison Ripe Impresión Comercial Papelera Editores Alexander Marroquín Stefanía González


El arte desnudo

Comprende : 6

El arte del pรกramo 42

El arte de visitar el parque Jaime Duque 54


El arte animal 18

El arte de la naturaleza 30

El arte de disfrutar la ciudad 66

78

El arte de visitar la catedral de sal


8

El arte desnudo Autor: Felipe Portilla


Seducci贸n


10

Me gustas cuando callas porque estรกs como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece


Curvas


12

Como todas las cosas estĂĄn llenas de mi alma emerges de las cosas, llena del alma mĂ­a. Me gustas cuando callas porque estĂĄs como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca, no te produce nada


Silueta


14 Me gustas cuando callas y estás como distante. Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza: déjame que me calle con el silencio tuyo.


Mirada oculta


16

Eres como la noche, callada y constelada. Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo. DĂŠjame que te hable tambiĂŠn con tu silencio claro como una lĂĄmpara, simple. Eres como la noche oscura.


Piel sin fin


18

Me gustas cuando callas porque como ausente. Distante y dolorosa como si hubieras muerto. Una palabra entonces, una sonrisa bastan. Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto. Me gustas callada.


Identificaci贸n


El arte animal

20

Autor: Sebastian Socha


Cilueta Silueta Autor CunaAutor gatuna


22

Mi alma no se contenta con haberla perdido. Como para acercarla mi mirada la busca. Mi coraz贸n la busca, y ella no est谩 conmigo. Cuando miro tus ojos. Tus ojos.


Cilueta Silueta Autor Autor mirada gatuna


24

El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos mĂĄs tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella tambiĂŠn me quiso. En las noches como ĂŠsta la tuve entre mis brazos.


Cilueta Silueta Autor Autordel mundo Al mรกs allรก


26

Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. Cómo no haber amado sus ojos fijos.


Cilueta Silueta Autor Autor Tristeza perruna


28

Y el verso cae al alma como al pasto el rocío. Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. La noche está estrellada y ella no está conmigo. Eso es todo. A lo más bello.


Cilueta Silueta Autor CariciasAutor animales


30 Mi alma no se contenta con haberla perdido. Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. Como para acercarla mi mirada la busca. Tú mirada me inspira en mi diaío vivír que alienta


Cilueta Silueta Autor Autor Almuerzo en compaùía perruna


32

El arte de la naturaleza

Autor: Diana Sanchez


Color


34

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: “La noche esta estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”. El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche.


extracci贸n


36

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. La besé tantas veces bajo el cielo infinito. Ella me quiso, a veces yo también la quería. Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. Puedo escribir su mirada fija hacia mi corazon


naturalidad


38

La noche está estrellada y ella no está conmigo. Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. Y el verso cae al alma y como al pasto el rocío.


naturaleza


40

Como para acercarla mi mirada la busca. Mi corazรณn la busca, y ella no estรก conmigo. La misma noche que hace blanquear los mismos รกrboles. Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Mi corรกzon.


0

verde


42

De otro. Serรก de otro. Como antes de mis besos. Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. Es tan corto el amor. Amor.


Organizaci贸n


44

El arte del pรกramo

Autor: Ivan Labrador


Tranquilidad natural


46

Te recuerdo como eras en el último otoño. Eras la boina gris y el corazón en calma. En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo Y las hojas caían en el agua de tu alma. Apegada a mis brazos como una enredadera.


Frio


48

Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma. Siento viajar tus ojos y es distante el otoño: boina gris, voz de pájaro y corazón de casa hacia donde emigraban mis profundo dolor por este sueño roto


Naturaleza


50

y caían mis besos alegres como brasas. Cielo desde un navío. Campo desde los cerros. Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en calma! Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos. Hojas secas de otoño giraban alrededor del amor


flora


52

Para mi coraz贸n basta tu pecho, para tu libertad bastan mis alas. Desde mi boca llegar谩 hasta el cielo lo que estaba dormido sobre tu alma. Es en ti la ilusi贸n de cada


Nacimiento del pรกramo


54

Socavas el horizonte con tu ausencia. Eternamente en fuga como la ola. He dicho que cantabas en el viento como los pinos y como los mรกstiles. Como ellos eres alta y hermosa


Paisaje


56

El arte de visitar el parque Jaime Duque


Arquitectura


58

AsĂ­ como las redes n o retienen el agua. MuĂąeca mĂ­a, apenas quedan gotas temblando. Sin embargo, algo canta entre estas palabras fugaces. Algo canta, algo


Avi贸n


60

Y entristeces de pronto como un viaje. Acogedora como un viejo camino. Te pueblan ecos y voces nostĂĄlgicas. Yo despertĂŠ y a v eces emigran y h uyen


0

Barco


62

He ido marcando con cruces de fuego el atlas blanco de tu cuerpo. Mi boca era una araña que cruzaba escondiéndose. En ti, detrás de ti, temerosa, sedienta.


Mito


64

muĂąeca triste y dulce, para que no estuvieras triste. Un cisne, un ĂĄrbol, algo lejano y alegre. El tiempo de las uvas, el tiempo maduro y frutal. Yo que vivĂ­ en un puerto desde donde te amaba.


Ritmo


66

Acorralado entre el mar y la tristeza. Callado, delirante, entre dos gondoleros inm贸viles. Entre los labios y la voz, algo se va muriendo.


Monumento


68

El arte de disfrutar la ciudad Autor: Stefania Gonzalez


Calle 64


70

Cantar, arder, huir, como un campanario en las manos de un loco. Triste ternura mía, qué te haces de repente? Cuando he llegado al vértice más atrevido.


Carrera septima hacia una clase social


72

Casi fuera del cielo ancla entre dos montaĂąas la mitad de la luna. Girante, errante noche, la cavadora de ojos. A ver cuĂĄntas estrellas trizadas en la charca. Hace una cruz


Carrera septima hacia otra clase social


74

noches de las calladas luchas, mi corazĂłn da vueltas como un volante loco. NiĂąa venida de tan lejos, traĂ­da de tan lejos, a veces fulgurece su mirada debajo del cielo. Quejumbre luna.


Calle llena de historias vacias


76

Era la que iba formand el viento con hojas iluminadas. DetrĂĄs de las montaĂąas nocturnas, blanco lirio de incendio, allĂĄ nada puedo decir! Era hecha de todas las cosas.


Carrera septima un diario de historias


78

He ido marcan con cruces de fuego el atlas blanco de tu cuerpo. Mi boca era una araña que cruzaba escondiéndose. En ti, detrás de ti, temerosa, sedienta.Historias que contarte a la orilla del crepúsculo,


Vista de conctreto


80

El arte de visitar la catedral de sal Autor: Edison Ripe


Puerta a una experiencia


82

Ah vastedad de pinos, rumor de olas quebrándose, lento juego de luces, campana solitaria, crepúsculo cayendo en tus ojos, muñeca, caracola terrestre, en ti la tierra canta!. Adios dijo.


devoci贸n


84

En ti los ríos cantan y mi alma en ellos huye como tú lo desees y hacia donde tú quieras. Márcame mi camino en tu arco de esperanza y soltaré en delirio mi bandada de flechas


Conecci贸n celestial


86

us brazos de piedra dura donde mis besos anclan y mi hĂşmeda ansia anida. Ah tu voz misteriosa que el amor tiĂąe y dobla amor en el atardecer resonante y muere. Ah tu voz misteriosa que el amor tiĂąe.


Templo


88

Así en horas profundas sobre los campos he visto doblarse las espigas en la boca del viento. Es la mañana llena de tempestad en el corazón del verano. Como pañuelos blancos de adiós, así en horas profundas sobre los campos


perspectiva religiosa


90

viajan las nubes, el viento las sacude con sus viajeras manos. Innumerable coraz贸n del viento latiendo sobre nuestro silencio enamorado. Zumbando en mi coraz贸n


Arte religioso


Este libro recopila el trabajo de siete fotógrafos, donde cada uno muestra de forma libre fotografías de un mismo tema enfocado en mostrar el ate desde las diferentes formas de la fotografía, tales como: El arte del paramo, El arte de visitar el parque Jaime Duque, El arte de disfrutar la ciudad, El arte de visitar la categral de sal, El arte desnudo, El arte animal y El arte de la naturaleza, indicando con ello lo importantes que son para sus vidas estos momentos. Ademas , se podrán observar diferentes efectos visuales como blanco y negro, desenfoque, resalte de colores y sepia, buscando crear, en el espetacdor, interés por el arte fotografico asi como dar a conocer el trabajo de cada uno de ellos.


Portafolio Fotografico 2014