Page 1

a r q u i t e c t u r a y

punto.

Noviembre 2011.

tres.

Publicación de Vinculación. Arquitectura y Diseño.

Es Espíritu. Roberto Michelsen

Platicando con Mijares Pablo Goldin & Andrés Soliz

Centro Misionero Leticia Aguilar Néstor Quiroz Gabriel Herreras Juan Huchín


Poesía Concreta de. Roberto Michelsen

‘La construcción es el arte de configurar un todo, con sentido a partir de muchas particularidades. Los edificios son testimonios de la capacidad humana de construir cosas concretas. El núcleo propio de toda tarea arquitectónica reside, para mí, en el acto de construir. Es aquí, cuando los materiales concretos se ensamblany se levantan, donde la arquitectura pensada se convierte en parte del mundo real.’ Peter Zumthor


punto. tres

Arquitectura y PUNTO. Publicación de Vinculación. Arquitectura y Diseño. Año 1. Número 3. México. Noviembre 2011. fugarquitectura.com Gonzalo Mendoza Editor en Jefe.

[Editorial]

2

[Pa´que te cultives]

3

Asistencia Editorial. Portada

4 10 12 14 15

[Platicando] con Carlos Mijares Bracho

8

[Ideas y algo más] Capilla en el Campo Centro Misionero en Querétaro. Salón de Yoga

Consejo Editorial.

Diego Hernández Luis Campos Bruno Rodríguez

[Arquitectura Espiritual] Es Espíritu y tiene Espíritu. EL.LOS Un Jardín encerrado Skogskapellet Lo Espiritual como experiencia Sensorial

Pablo Goldin Juan Luis Rivera Andrés Salinas

16 18 20

Arantxa Solís FUGA Arquitectura Diego Escamilla Diego Rodríguez Andrés Soliz Alberto Bravo Ana Chávez Pavel Escobedo Rodrigo Mazari Andrés Michel Laura Obregón PUNTO es una publicación con sede en la Ciudad Universitaria de México DF. Es independiente y en ella colaboran estudiantes, principalmente de la Facultad de Arquitectura UNAM, México. El objetivo es el intercambio de críticas, opiniones y puntos de vista por medio de aportaciones voluntarias. Las opiniones aquí publicadas son exclusivas del autor y no representa necesariamente aquella de Arquitectura y Punto, su Consejo Editorial o FUGA Arquitectura. Este número se terminó en Noviembre de 2011. Versión Digital.

Acuérdate que ésta revista la haces TÚ!

Derechos Reservados. Queda prohibida la reproducción del material aquí publicado. Nos Reservamos el derecho de contenido.

Arquitectura y PUNTO.

Envíanos lo que quieres que todos conozcamos: Artículos, Críticas, Opiniones, Fotos, Croquis, Proyectos.

FUGA Arquitectura @FUGA_ARQ editorial@fugarquitectura.com | fugarquitectura.com

F U G . A

FUGA Arquitectura. Facultad de Arquitectura UNAM Circuito Escolar s/n CU Coyoacán DF México contacto@fugarquitectura.com

Agradecemos el apoyo para la publicación de este ejemplar a: Milenio 3. Comunicación Corporativa.

Contenido


´... El Arte de construir es siempre, en realidad, la expresión espacial de decisiones espirituales´. Ludwig Mies Van der Rohe

Foto: Marcos Rojas.

Magia, Mística, Tranquilidad, Serenidad, Neutralidad, Sinceridad, Pureza. Son sólo algunos adjetivos que pueden ser aplicados a una obra arquitectónica considerada como ´Espiitual´. Actualmente son pocos los autores que conciben espacios con esas características, debido a que la mayoría de los arquitectos buscan, más allá de una arquitectura ´Abstracta´y que valore el sitio, una marca y un producto de mercadotecnia, alejándose del regionalismo y pegándose a las tendencias y a la moda. En las siguientes páginas, Roberto Michelsen comenta sobre el origen, las necesidades y las bases de una Arquitectura Espiritual; Pablo Goldin, escribe un cuento, basado en una plática con el Arq. Carlos Mijares, claro exponente de la Espiritualidad en México; y a quien agradezco, por la entrevista brindada a este espacio. Estamos claros sobre la necesidad en nuestras ciudades, de espacios serenos, limpios y tranquilos, que se alejen del exceso, punto que expresa Diego Hernández. La Espiritualidad en la Arquitectura puede darse en cualquier género de obra, Iglesias, Escuelas, Cementerios, Casas; algo que nos deja sin duda alguna que la espiritualidad es algo más que una característica o una simple etiqueta, y que en realidad se basa en cosas mucho más importantes y en resultados que se ven a primera vista, pero que sobretodo se sienten y se perciben desde el momento de concepción, hasta el proceso de habitación. Gonzalo Mendoza Editor en Jefe.

Editorial


´Prefiero cinco minutos de corazón, a una vida de cerebro´ Alvar Aalto

Aviéntate un TOUR

Espiritual por el DF.

Fotografías: Andrés Salinas

Homer

o

re Molie

San Ignacio de Loyola Arq. Juan Sordo Madaleno Homero S/N esq. Moliere Polanco

a r

Su

ie

n po

do

Pra

ico

ér rif

Pe

Gallo

orm

Ref

Reforma

e

nt

San José María Escrivá

Christ Church

Joaquín Gallo 101 Lomas de Santa Fé

Escandinavos 405 Lomas de Chapultepec

Arq. Javier Sordo Madaleno

Arq. Carlos Mijares Bracho

Pa´que te cultives


[Arquitectura Espiritual]

Es Espíritu y tiene Espíritu. por. Roberto Michelsen Estudiante en Taller Max Cetto, Facultad de Arquitectura UNAM, México. Estudió en École Nationale Supérieure d´Architecture de Paris - Belleville.

- Imposible sin el apoyo de Lluvia Nouvelle. -

En los orígenes todo es natural. No se han sumado ideologías y creencias, nada ha sido pervertido con peculiaridades. La arquitectura está expuesta, es pura y sincera. Es espíritu y tiene espíritu. Se puede especular en torno al nacimiento de la arquitectura espiritual, al igual que se puede especular sobre el nacimiento de la misma arquitectura, y de si éstas nacen por separado o se entrelazan. Me refiero a que el concepto de arquitectura entendido en su función de protección y resguardo tiene una existencia milenaria en el reino animal. La naturaleza cuenta con ejemplos altísimamente más eficaces que los que ha desarrollado nuestra especie. Observemos los nidos de las aves y su adaptabilidad al medio. El origen de la arquitectura espiritual es ambiguo. Nace de la tierra, se forma y sucede en un ciclo natural, existe. La participación del hombre aquí es de una conmoción abrumadora, tan contundente que supedita su construcción espiritual llevándola a un acto de razonamiento en el que la dignificación del la condición humana se desprende de su estado animal y lo conduce a un nivel superior: el reconocimiento de una fuerza suprema que interactúa en espacio y tiempo. La crisis de nuestra existencia se ve resuelta ¿quiénes somos y de dónde venimos?, ¿qué es lo que controla y direcciona aquello que nos rodea? Los ciclos del sol, del agua y de la vida brindaron al ser humano un entorno cargado de fuerza. El hombre, contenido y abrigado por su medio, quedó iluminado. Estudió la luz. La vio pasar de un horizonte a otro, ser cortada y difuminada, filtrarse por el espacio al igual que el agua que bebe. Entonces entendió que ésta es vida, se comprendió así mismo. El hombre domina el lenguaje de la luz.

Saber en qué momento se origina la arquitectura espiritual resulta imposible, incluso irrelevante. Lo importante radica en su vigencia. En su constante repetición en nuestros entornos naturales, en que sucede porque ha sido reinterpretada a través de la historia. En estos ambientes hay un deterioro del tiempo, una reducción de los siglos en segundos hasta llegar a una pausa que nos desliga del presente y que nos posiciona humildemente lado a lado con nuestro primer antepasado. Respiramos a un mismo ritmo, con el espíritu expuesto en contemplación, iluminados por la luz. Y es esa luz la que se sigue filtrando entre las nervaduras y arcadas de un bosque de columnas que estructura los interiores de una iglesia gótica, de la misma manera que sucede entre las hojas y ramas que nos techan al pie de los arboles. Fluye como goteras pesadas en la cripta de la Colonia Güell, entre las estalactitas vueltas columnas amorfas en esa gruta que construyó Antoni Gaudí como si fuesen esculpidas por la naturaleza en el silencio de los siglos. Cae como un rayo poderosísimo al interior de la Capilla del Hermano Klaus, entre las vetas y la corteza fosilizada de textura, salpicando en un estanque radiante bajo nuestros pies. Bellísimas gotas se absorben por los poros de los muros que nos envuelven. La piel de una cueva que resguarda la más abrumadora obscuridad pero que queda iluminada por ese óculo radiante en donde se logra una paz total y nosotros ahí dentro entendemos todo y no sabemos nada, somos uno. Uno que se suma al primero y a cada espíritu iluminado. Está ahí lo verdaderamente esencial, eso que desde raíz conmovió al hombre.


Foto: Alonso Carrillo 4.5


Foto: Nguyen Mong-Thao

Foto: Marcos Rojas


Foto: Adriรกn Quero

Foto: Adriรกn Quero


[Platicando]

Carlos Mijares Bracho por. Pablo Goldin & Andrés Soliz

Pablo Goldin: ¿Cómo haces que lo irracional se exprese en tu arquitectura?

P.G ¿Entonces hay una parte de ti que la gente no ha visto cambiar con el tiempo?

Carlos Mijares: Es algo que no es demostrable por que son muchos factores.

C.M: Y yo tampoco, eso es lo que a mi me preocupa, finalmente yo hubiera querido ver un progeso yo ni siquiera se si me repetiria o si quisiera cambiar como lo hicieron otros. explorar varios materiales.

Andrés Soliz: ¿Cómo es que usted a la hora de proyectar toma en cuenta el tiempo? Zumthor se toma 7 años en un proyecto ¿usted como lo hace? La situación está en decir si o no, por lo que los clientes exigen. A Gaudí le encargaron la Sagrada Familia vivió ahí mas de 25 años y no la terminó. He tenido obras que han tardado 15 años en Michoacán. Lo mas importante del tiempo es tomar en cuenta su paso. P.G ¿Cómo envejece usted con sus proyectos? ¿Cómo los ve usted 10 años después? C.M: En mi caso yo distingo entre los proyectos con los que aprendí más de los proyectos en los cuales adquirí mayor destreza. Lo sigo viendo así ,cada vez más claramente. Donde yo aprendí más fue en Ciudad Hidalgo, Michoacán por que el maestro no sabia leer planos, es mucho mejor no usarlos. En lo personal las obras que hice las sigo viendo como son, así las hice y eso no va a cambiar, ¿Como las haría ahora? Eso no me lo cuestiono. A.S: Sabemos que has llegado a un dominio con el uso del ladrillo que muy pocos arquitectos tienen. ¿ No has nunca querido experimentar con otro material como el concreto o la madera? C.M: No he tenido oportunidad, he hecho experimentos y proyectos en madera debido a que es algo que se hace con piezas, como con el ladrillo. Hice muchas obras en concreto y exploré el concreto pero en obras industriales.

A.S Con respecto a la Arquitectura Contemporánea, ¿Cómo ve la arquitectura hoy en día? C.M: Yo no equipararía la obra de Siza o Zumthor con la obra de Nouvelle o de Gehry, respecto a la arquitectura que se publica más, veo de una manera muy poco interesada. La arquitectura no puede partir de la moda. La moda se extiende en cuestiones efímeras. Finalmente hace uno el ridículo. A.S ¿Qué tipo de música escucha Carlos Mijares? C.M: Me interesa mucho la música clásica, de Stravinsky para atrás todo me interesa. En otro campo, el flamenco, la guitarra ,los toros. También el jazz me interesa mucho. P.G. ¿Hay algo entre música y arquitectura? C.M. El espacio es a la arquitectura, lo que el sonido a la música. El sonido no se produce solo, tampoco el espacio. En la música la secuencia es fija no hay alternativas. En la arquitectura si las hay. P.G. ¿Crees que la arquitectura puede aportar esa experiencia sublime ? C.M. Sí, todo comienza de cero, un niño balbucea y ese niño puede llegar a ser un gran poeta. Yo quisiera ser un poeta de la arquitectura.


Carlos Mijares Bracho. (México 1930) Arquitecto por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1952. El estilo que marca su obra gira en torno a las facultades estructurales, visuales y físicas del tabique rojo recocido. Ha sido acreedor al Premio Luis Barragán a la excelencia profesional. Desde 1954 ha sido profesor y conferencista en distintas Instituciones de México, América Latina y Europa. Actualmente es profesor en el Taller Experimental de Composición Arquitectónica, Facultad de Arquitectura UNAM, México.

A.S. Cuando tu estás proyectando una iglesia, ¿Prevés que atmósferas crear o esperas que la gente vaya creando y sintiendo estas?

P.G. ¿Cómo se liga, o cómo ligas el quehacer arquitectónico con conceptos como la luz y la sombra ?

C.M. No tuve la destreza suficiente, lo que yo pensaba en realidad no tiene tal interés, yo trato de expresar algo, eso no quiere decir que a otras personas les exprese lo mismo. También hay personas a las que les expresa algo, que a lo mejor yo ni siquiera imaginé. El problema es cuando algo esta concebido para ser residencial y tienes que crear una iglesia, como mi experiencia con la iglesia de Cristo en Prado Sur: Lo primero un problema de escala, una iglesia necesita presencia que te diga que no es una casa, que es un lugar íntimo y que a la vez no estropee lo demás. Mis intenciones en cuanto a la escala fueron dos: Insistir y triunfar en no tirar los árboles del sitio y crear la iglesia detrás de estos. para que no luciera tanto esta, al igual que la entrada no fuera directa, que fuera intrigante.

C.M. Yo no creo que la arquitectura deba traducir eso, la arquitectura no es un idioma es un lenguaje. El lenguaje arquitectónico lo que hace es plantear una serie de hechos como las transiciones de la luz a la sombra, las articulaciones entre exterior e interior; eso es lo que configura al lenguaje arquitectónico. No hay listado que acabe. La arquitectura se expresa de distinta manera para cada persona y abre la posibilidad de decirnos distintas cosas, esto puede hacer que a alguien un espacio le parezca espiritual. Por eso la arquitectura no puede proponerse de una manera específica. - ¿Quieres escuchar la Entrevista Completa? Entra a fugarquitectura.com y descarga el archivo de audio. -

8.9


[Arquitectura Espiritual]

EL LOS. por. Pablo Goldin Estudia 5° Semestre en Taller Experimental de Composición Arquitectónica, Facultad de Arquitectura UNAM, México..

Junto al primero de los ladrillos apareció el primero de Ellos. Personas como cualquier otra que hubiera pasado por Santo Tomas de las manzanas caídas pero que nadie conocía. Personas como tantas otras que transcurren por nuestras vidas sin cruzar palabras o miradas, personas sin rasgos lo suficientemente fuertes para describirlas; personas que se diferencian de los otros por su indiferente existencia.

Saint Benedict Chapel. Peter Zumthor. Graubünden, Switzerland. 1989 Foto: Alonso Carrillo

La iglesia por su lado crecía sin figura ni forma en especifico, aquellos transeúntes dispersos y con tiempo de sobra que pasaban por la zona aportaban sus inexpertas habilidades a la construcción de semejante objeto. Un objeto que evolucionaba, crecía y se destruía con el tiempo.


Un objeto cuyo uso era definido constantemente por aquellos que decidieron seguir construyendo en ´Z´ o aquellos que por tiempo indefinido buscaban en el respuestas a sus carencias espaciales. Una madre a la cual podían lactar todas las especies animales, una pretendida iglesia que cada vez distaba mas de aquella monumental imagen de La Catedral de Reims que se uso como imagen.

La masa como la iglesia se asemejaban a una cosa un día y sin aviso a algo distinto al siguiente. La voluntad de terminar y ser parte de algo que no estaba planeado para ello parecía hundirlos en la misma necedad que ataca a los velocistas mientras recorren los últimos cuarenta metros de la carrera sin oxigeno mientras sus músculos se queman.

Comían, dormían, esperaban. Una masa numerosa y unida que no hacía más que observar el crecimiento de dicho objeto frente a los ojos de un pueblo que seguía siendo extranjero y ciego ante ellos.

El pueblo para entonces parecía muerto, los negocios cerraron y las escuelas también, todos se unieron a la construcción escuchando por momentos las desorientadas indicaciones del cura y obedeciendo a las inciertas instrucciones del caos y el libre albedrío por otros. Muros sobre columnas, columnas sobre cadáveres, cadáveres cimentando aquel monstruo. Aquella necia y torpe voluntad materializada, aquella falta de dirección que unía a un pueblo en esa maldita iglesia que les daba por fin una razón para vivir.

El cura murió sin que nadie se diera cuenta, murió ahogado en uno de los ya incontables muros que emergían de la tierra hacia un Dios. Muchos de los que construían sucumbieron atrapados en laberintos que ellos mismos construyeron, dentro de ataúdes que ellos mismos confeccionaban.

Un niño, el último de los sobrevivientes se lanzó de la cima, al ver que no sólo era el único sobreviviente sino que tampoco tenia a donde bajar. Saltó hacia los más profundo de esta, regresó a la tierra después de ver que no podría llegar a los cielos.

Ellos, esperaban sentados viendo como el pueblo iba desapareciendo, como sus calles se vaciaban, como sus construcciones se transformaban en ruinas, como ellos mismos envejecían mientras la iglesia seguía generándose por sus creaciones y por sus destrucciones, por los muros que emergían de entre los escombros y por aquellos que caían, por las columnas que sostenían techos que pronto pasaban a ser pisos hasta que un día la iglesia dejo de ser construida.

Ellos, espectadores y partícipes de la catástrofe se acercaron por primera vez al poblado, cientos de desconocidos que parecían velar frente a aquel monstruo que hoy se erguía como memorial del pueblo de San Pedro de las manzanas caídas. Se aproximaron y uno a uno se fueron sacrificando. Entraban para no salir, llegaron a ese pueblo para no volver; finalmente, morían en tranquilidad.

Ellos, seguían llegando al pueblo conforme pasaban los días y la iglesia crecía. Más y más de ellos se postraban a las afueras del pueblo, inmóviles, inertes como una barrera de arrecifes que deja pasar las olas, que crece y que muere sin nunca hacer nada, sin nunca ser nadie.

10 . 11


[Arquitectura Espiritual]

Un Jardín Encerrado. por. Diego Hernández Estudia 7° Semestre en ETSA Universidad de Sevilla, España como parte de su Intercambio anual. Es estudiante del Taller Jorge González Reyna, Facultad de Arquitectura UNAM, México.

Foto: Diego Hernández.

Foto: Diego Hernández.

Foto: Diego Hernández.

El serpentine gallery pavillion abierto desde el año 2000 brinda la oportunidad a arquitectos con una trayectoria sobresaliente, y que no han construido en Londres, de generar un pabellón que muestra los caminos por los que se desenvuelve su arquitectura. El pabellón de este año, actúa como respuesta a una sociedad sobresaturada, alejándonos de un mundo caótico conduciéndonos a un mundo espiritual. El encargado; el arquitecto suizo Peter Zumthor, tratando de alejarse de la arquitectura mediática, y de la arquitectura como una marca, ha generado un santuario: un jardín que se abre al cielo. El concepto del pabellón Hortus Conclusus, influenciado por el diseñador de jardines Piet Oudolf, quien colaboró en el diseño de paisaje; genera un espacio meditativo, un jardín enmarcado, un refugio para el jardín que se convierte en un refugio para el hombre.

El jardín es en realidad la pieza central de la obra, y un espacio diseñado alrededor de éste permite a la gente disfrutar de la arquitectura que caracteriza al suizo, una arquitectura que estimula los sentidos: la tranquilidad del espacio, el olor de las flores, y la vista al inmenso cielo, crean un lugar contemplativo. Nada sobre sale más que las plantas del jardín. Zumthor, deja ver aquello que lo ha convertido en un gran arquitecto, cuando ante la oportunidad de que su arquitectura sea protagonista, la pone en segundo plano, como un marco simplemente; una lección del arquitecto: ante una sociedad dominada por el protagonismo y que está enferma de saturación, nos muestra una cura espiritual, con un elemento ancestral: el jardín. Curemos nuestra arquitectura con jardines.


YA MERO YA MERO.

TÚ SIGUELE

arquitectura y

PUNTO Queremos publicarte.

F U G . A

FUGA Arquitectura Promovemos Cultura Arquitectónica fugarquitectura.com


[Arquitectura Espiritual]

Skogskapellet La capilla del bosque. por. Andrés Soliz Estudia 5° Semestre en Taller Experimental de Composición Arquitectónica, Facultad de Arquitectura UNAM, México..

Cuando se habla de arquitectura espiritual el nombre de Erick Gunnar Asplund retumba en mi mente. A poco más de 90 años de la construcción de la pequeña capilla del bosque construida en el cementerio del bosque al sur de Estocolmo por el arquitecto sueco, esta sigue siendo una gran lección de arquitectura espiritual. Tal vez su magia reside en su sencillez. No se trataba de hacer una capilla monumental y representativa para el cementerio de Estocolmo, lo que se pretendía era levantar una pequeña capilla en el interior del bosque, resguardada por pinos y abetos que se elevan sobre la bella cubierta de obscuras tablillas de pino, doblándola en altura, dándole una presencia discreta y recatada ante la penumbra helada de los bosques nórdicos. El sendero del bosque te conduce al pórtico de la capilla, sostenido por ocho columnas blancas que dialogan con la verticalidad dominante de los árboles de su alrededor y levitan delicadamente sobre el piso de piedra caliza tallada in situ. Al abrir las pesadas puertas de madera con herrajes diseñados con gran pericia, se deja ver el limpio e iluminado espacio interior de la capilla; este espacio esta bañado de luz cenital que proviene de la cúpula que unifica la planta cuadrada en la capilla con el espacio circular contenido dentro de esta por ocho columnas en torno al catafalco. La luz que baña el interior de la capilla es una luz blanca y fría que, debido a la latitud del sitio, no proyecta sombras tan filosas y agudas como la luz mediterránea o la de lugares cercanos al ecuador; en cambio, crea sombras difuminadas que se fusionan con la luz. La atmósfera celestial y la poética que guarda el vacío al interior de la capilla, acoge los sentimientos de aquellos que van a dar el ultimo adiós a sus seres queridos.

La sensibilidad de un arquitecto a la hora de proyectar y concebir una obra es mucho más importante que el ego, la fama, la ambición personal o el presupuesto dado a dicha obra. Esta lección que nos da el arquitecto en su obra nos abre los ojos y nos hace pensar en el la fuerza que puede tener la atmósfera de un espacio. Erick Gunnar Asplund murió veinte años después de construir la capilla del bosque. Sus restos descansan en este mismo cementerio, bajo él, un simple epitafio que contiene estas palabras: SU OBRA VIVE.


[Arquitectura Espiritual]

Lo Espiritual como Experiencia sensorial por. Eduardo Guerra Estudia 7° Semestre en Taller Max Cetto, Facultad de Arquitectura UNAM, México.

Se trata de una construcción de escala monumental y de carácter abstracto donde confluyen lo paisajístico, lo arquitectónico y lo visual. A través de un sendero que se adentra en la irregularidad del sitio se hace un recorrido que finaliza con un acontecimiento dentro del paisaje, una especie de cráter que emerge del terreno; al aproximarse se descubre una enorme plataforma circular sobre la que se disponen los elementos geométricos que conforman el conjunto y que delimitan el espacio interrumpiendo la visibilidad hacia el exterior. En el interior, la percepción del paisaje es completamente distinta ya que la relación entre el cielo y el suelo se hace más evidente cuando la barrera de prismas oculta el contexto.

Ilustración: Ana Nuño.

En su libro De lo espiritual en el arte, Wassily Kandinsky, teórico del arte abstracto define al arte como una expresión o un lenguaje universal que puede ser interpretado por cualquier persona dependiendo de su sensibilidad. Partiendo de esta idea, a finales de los setenta, un grupo de artistas mexicanos creó el Espacio Escultórico de la UNAM en el agreste paisaje del Pedregal.

Si lo que cubre a la arquitectura del paisaje es la bóveda celeste, aquí, el conjunto se convierte en una gran envolvente donde lo que aparece en el campo visual es el cielo, s i e m p re c a m b i a n t e y e n co n t i n u o movimiento, y la roca volcánica, testigo de un movimiento en el pasado de las capas de lava, ahora petrificadas. El tiempo también está presente en la obra ya que a cada época del año y a determinada hora del día siempre corresponderá un juego de luz, sombra y color distinto. Se trata de un proyecto ecléctico combina la intervención en el paisaje, mediante una composición arquitectónica basada en elementos simples y escultóricos que nos revela la estrecha relación que puede existir entre diversas disciplinas y que lejos de ser un edificio religioso nos conecta con experiencias sensoriales que forman parte de nuestra capacidad para percibir el lenguaje universal del arte. Es una intervención sutil en el entorno cargada de alusiones, relaciones y símbolos que debe ser experimentada para ser comprendida. 14 . 15


[Ideas y algo más]

Capilla en el Campo de. Diego Escamilla, Diego Rodríguez, Andrés Salinas & Andrés Soliz. Estudian 5° Semestre en Taller Experimental de Composición Arquitectónica y Taller Jorge González Reyna, Facultad de Arquitectura UNAM, México. Proyecto realizado en 3° semestre.

B-B' NPT -2.50

PILA BAUTISMAL

RECLINATORIOS

PRESBITERIO

9.80

ACCESO NPT +0.00

A-A'

A-A'

NPT +0.20

NPT +0.00

2.00 CRUZ

RAMPA BAJA NPT +0.00

B-B'

PB N±0.00

NPT +4.50

La forma de la capilla se basa en un desarrollo geometrico que secciona u substrae piezas de una piramide.

NPT +0.20 NPT +0.00

CORTE A-A'


16 . 17


[Ideas y algo más]

Centro Misionero Querétaro. de. Leticia Aguilar, Néstor Quiroz, Gabriel Herreras & Juan Huchín. Proyecto de Tesis en Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Querétaro, México.


La presencia de la Iglesia Católica en nuestro país es innegable; los valores, la cultura y la civilización han sido gran parte forjados a través de la religión. Jalpan de Serra, creada por la Orden Franciscana, no es la excepción. El objetivo del Centro Misionero es retomar la esencia de la ciudad, impulsando el turismo, la economía local y la imagen urbana a través de la

recuperación y reactivación de su carácter como centro religioso. El Centro Misionero, así como todo el conjunt del Camino del Misionero (Plan Maestro) pretende ser el punto de encuentro y apoyo de la comunidad, no sólo de los que habitan Jalpan de Serra, sino en general de toda la Sierra Gorda Queretana.

18 . 19


[Ideas y algo más]

Salón de Yoga. de. José Manuel Pérez. Estudia 4° semestre en Taller Max Cetto, Facultad de Arquitectura UNAM, México.

Con un juego geométrico, entre taludes y grandes pero discretos, volúmenes de piedra, se plantea un espacio que permita al usurario entrar en un momento de tranquilidad, desde el acceso y hasta la culminación de la sesión de yoga. Se pretende lograr una experiencia, un recorrido entre sensaciones que permitan entrar en contacto con uno mismo. Largos silencios y permanentes flujos, ayudan a que el usuario tenga una vivencia, más allá de una hora de clase.


ES MOMENTO DE

DECIRTE

SE ACABÓ. arquitectura y

PUNTO Queremos publicarte.

F U G . A

FUGA Arquitectura Promovemos Cultura Arquitectónica fugarquitectura.com


Barragán por. Arantxa Solís Estudia 5° Semestre en Taller Experimental de Composición Arquitectónica, Facultad de Arquitectura UNAM, México.

www.alonsocartu.com

Arquitectura y PUNTO. tres  

Publicación de Vinculación. Arquitectura y Diseño.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you