Page 1

1


2

TAC Cordillera ValparaĂ­so - Juntos Construyendo una Vida Mejor.


3


4

TAC Cordillera ValparaĂ­so - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

1998-2008...

diez aĂąos del Anfiteatro, haciendo cultura desde el cerro hasta el cielo...


EDITORIAL Veinte años de trabajo sostenido nos permiten con toda la sencillez y orgullo imaginable, presentar esta historia y poder compartir la experiencia... No imaginábamos el desafío que se nos venía en este camino que iniciábamos, y que tendría un solo sentido: AVANZAR. Este camino ha estado cargado de significados, retos, reflexión, aprendizajes esfuerzos, trabajos, alegrías, miedos, utopías y sueños... Lo alentador ha sido y es que lo hemos recorrido CON OTROS, con quienes hemos podido reconocernos, vernos, encontrarnos, estar, valorarnos, sumarnos.... Podemos encontrar aquí la palabra de muchos de estos compañeros del camino andado y por andar. Hoy nos proponemos: CONTAR, DECIR… qué es lo que después de esta travesía ha quedado en Nosotros. Venimos a Contar nuestra historia, a poner este espacio de testigo, de espejo, de escenario. Junto con esta Conversación queremos intencionar - desde la emoción, el sentido y la convicción -, de que los sueños y utopías son posibles. Queremos decir a quienes han sido navegantes de esta realidad forjada, que Todos y cada uno de nosotros – presentes y ausentes -, hemos sido afortunados de encontrarnos en un Sueño Colectivo, que cada uno ha sido y es necesario, no solo para hacer evidente que es posible Transformar y Transformarse con Otros, sino para poder contar y ser testimonio en otros viajes, y que Juntos es posible Construir una Vida Mejor. Queremos también compartir un “pequeño” Manual que ayude a los que inician el camino. Estamos cierto que frente a muchas dudas, preguntas y dificultades, este podrá ayudarnos para ser VOLUNTARIOS y No Morir en el Intento… Quizás a nosotros nos hubiese servido, pero solo a través de los años hemos podido acumular experiencia que permita entregar este como un aporte, que seguro seguirá escribiéndose como la historia del TAC… Patricia Castillo Voluntaria Directora TAC

5


6

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

RETAZOS DE NUESTRA HISTORIA 1988: Llegada del TAC al Cerro Perdices. Casa TAC 1989: Encuentro por los Derechos del Niño en Atrio Iglesia La Matriz 1990: Llegada a Cerro Cordillera, el mural o techural 1991: Nuestra primera Conquista, la Primera Plaza 1992: Construyendo Vínculos, Puente el Esfuerzo Población San Martín 1993: Inauguración de Mural de Valparaíso, Ubicado en Camino Cintura 1994: Jornada de Limpieza en Población Obrera de la Unión 1995: Inicio de Construcción de Terrazas Definitivas 1996: Inauguración de la Biblioteca Comunitaria: Leer es un Placer 1997: Inicio Construcción Anfiteatro 1998: Inauguración Anfiteatro TAC 1999: Instalación de Escultura que recrea el mito de Cordillera. El burro que se alarga 2000: Inauguración Sede Gutenberg, Cedida por vecinos de la Comunidad para uso comunitario 2001: 31º Escuela de Verano. Mayoría de jóvenes de Cordillera, antiguos niños, son Monitores 2002: 1er Encuentro de Voluntarios TAC Cordillera 2003: 1er Seminario ‘Diálogos desde la Acción Local: Espacio Público, Educación y Redes’ 2004: 1ª Feria de Organizaciones “En Cordillera algo está pasando”, participan organizaciones e instituciones de la Sociedad Civil y del Estado. 2005: Encuentro de Voluntarios. Elaboración y traspaso de material educativo y metodológico, a las escuelas. 2006: Pasantías en Cordillera, visibilización de las experiencias, intervención social que “tiene algo que contar”. 1ª Feria Escolar, Red educación en el trabajo anual. 2007: Sede V Jornada Internacional de Vivienda y XIII Encuentro Red ULACAV. 2008: Consolidación en el trabajo con universidades chilenas y extranjeras. Recuperaciónde espacios públicos. Publicación del “Manual como ser voluntario del TAC y no morir en el intento”


BIENVENIDOS AL TAC, UN ESPACIO DE REALIDADES Y SUEÑOS… En el año 1988, nace el TAC, como una línea de trabajo al interior de una ONG (CECAP), transformándose rápidamente en una Organización en sí misma, pues la carencia de recursos desde el advenimiento de la democracia significaba finalizar el proceso o mantenerse; en este caso optamos por mantenernos, lo que fue facilitado por la particularidad del territorio y estilo de trabajo (participación local, equipo de trabajo autónomo, acción voluntaria, vínculos con organizaciones del sector). La utopía que hemos perseguido en los años de trabajo es que Juntos es Posible Construir una Vida Mejor, a través de la construcción de espacios de justicia, dignidad, tolerancia y encuentro: donde nadie sobra y donde podemos en la acción con otros hacer de los sueños una realidad. A veinte años de esa ‘Declaración’, venimos a contar los pasos que – con certezas e incertidumbres - hemos dado para alcanzar la utopía que nos hizo empezar a caminar.

Primeros Pasos: Buscando Horizontes Comunes. Haciendo un poco de historia, quisiéramos compartir lo que en ese tiempo nos parecía fundamental para poder iniciar un trabajo comunitario; para ello fuimos en búsqueda de un 7


8

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

lugar que: - No tuviese características de marginalidad, puesto que la comunidad estaría más preocupada de la satisfacción de necesidades básicas que de incorporarse en acciones de promoción. - Fuera de fácil acceso desde distintos cerros. - Contara con una historia e identidad compartida. - No fuese políticamente polarizado, haciendo posible ‘sentarse juntos’. - No haya sido sobreintervenido por instituciones asistencialistas, permitiendo un trabajo de logros intangibles.

Entre Perdices y Cordillera Cordillera y Perdices son cerros fundacionales del puerto. Aquí se inicia el poblamiento urbano, surgen las primeras organizaciones portuarias y sindicales. A la vez, estos cerros tienen características que hacen perdurar la ‘vida de barrio’: asentamiento principalmente de propietarios, continuidad de las familias en el mismo territorio, personajes, mitos y leyendas que perduran en el tiempo. Estos elementos han sido y son facilitadores del trabajo, puesto que existen en la comunidad sentidos latentes y explícitos que fortalecen la identidad local. Inicialmente, se pensó en Cordillera como un cerro que reunía las características para iniciar el trabajo del TAC, sin embargo no se encontró una casa. Así llegamos a Cerro Perdices. Una de las actividades que marcó nuestro estilo de trabajo fue el Primer Seminario Poblacional (Agosto, 1989), en el que participaron vecinos y dirigentes. Mirar juntos el Cerro era la invitación. En este encuentro se levanta un primer diagnóstico, construyendo puentes entre ‘problemas sentidos’ y ‘oportunidades de participación’. Esta primera acción es el inicio de una estrategia de trabajo que se mantiene hasta hoy: encontrarse en “lo público” (o a propósito de ello); una “pequeña bola de nieve” que ha tomado fuerza desde sencillas acciones, multiplicando más allá de lo esperado el sentido de mirar, pensar y hacer juntos. En el año 1991 el TAC Perdices se cambia de Cerro, llegamos a Cordillera a una casa que tenía como vecino un estacionamiento de micros y un antiguo basural de más de 40 años, en la que hoy se emplaza el anfiteatro, las terrazas de cultivo, zona de árboles nativos y plazas de juegos. A esa fecha niños y niñas de Cordillera y Perdices ‘se tomaban el TAC’ como un espacio propio. La invitación a ‘transformar la pampa’ (quebrada), mostró en la práctica que son los niños y niñas quienes CREEN, con mayor fuerza, en la posibilidad de mejorar el espacio en el que se habita. No existía desconfianza, los límites de las posibilidades eran los propios sueños.


Un sueño que crece El TAC no estuvo ajeno a la crisis que afectó al mundo no gubernamental a principios de los años 90, sin embargo, el compromiso establecido con el territorio, sus actores y el proceso iniciado, hicieron desarrollar estrategias que mantuviesen el trabajo. Dichas acciones mantienen hasta hoy la semilla de ese sueño. Reconocimiento de las Capacidades Locales e Incorporación de Actores Externos a propósito de la Realidad Local: El permanente proceso de ‘mirar, pensar y actuar juntos en el Cerro’, sumando actores, visiones y voluntades, ha permitido construir un escenario de encuentro. Hemos aprendido en la práctica que, ‘construir cerro’ en la mirada o acción sin encuentro genera un territorio fragmentado. El encuentro en lo Local de Actores Comunitarios, Gubernamentales y de la Sociedad Civil a propósito de una acción concreta, ha permitido el surgimiento de espacios, vínculos, relaciones y lenguajes compartidos. Esta estrategia, que nos acompaña desde los inicios, se ha sustentado en la posibilidad de construir identidades colectivas, no solo por el hecho de habitar un mismo territorio, sino por compartir sueños y ser capaces de localizarlos en un lugar. BURRO QUE SE ALARGA: Un mito del Cerro Recreado en manos de niños y Voluntarios.

Desarrollo de Vínculos Permanentes con/entre Organizaciones, Personas e Instituciones en la Acción: Uno de los elementos claves que ha dado continuidad y vigencia a la apuesta de trabajo, ha sido desarrollar vínculos horizontales, de aprendizaje mutuo e intercambio de experiencias. Ello ha permitido construir redes reales, con rostro, basadas en la confianza y el logro de objetivos comunes que se dibujan de maneras distintas: Un taller, un huerto, una visita educativa, una conversación. Esto no ha significado la pérdida de identidad, más bien ha sido la oportunidad de ver qué es lo posible y ampliar los propios límites. 9


10

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

Las Escuelas del TAC Cada invierno y verano desde 1989, la primera semana de vacaciones, el TAC se despliega en el cerro perpetuando las esperanzas y las hazañas, se toman y transforman nuevos espacios públicos y semi públicos, llegan nuevas niñas y niños, crecen y se convierten en personas responsables, llegan nuevos y viejos voluntarios, son días intensos y de mucho ajetreo. Durante las escuelas nos paseamos por el teatro, la música, el baile, los mimos, el arte de reciclar y aprovechar lo bueno de las cosas; conocemos los árboles y las plantas, el uso de las energías y las maravillas de la naturaleza, a veces tan esquiva en la ciudad; se abren nuevos espacios y se derriban otros muros, se colorean las paredes y los postes y las calles y los rostros, la magia carnavalesca nos encanta y jugamos, aprendemos a aprender jugando, respetándonos, queriéndonos y también a veces aguantándonos. Cuando los primeros niños y niñas del TAC crecieron, comenzaron a transformar su propio entorno, y simultáneamente se convirtieron en voluntarios, en tíos, ejemplo para la siguiente generación. Como una espiral vemos como se cierran los círculos y comienzan nuevos desafíos. Las escuelas demuestran que los milagros si existen, por ejemplo: cuando a un día de comenzar no tenemos casi nada para compartir almuerzo con doscientos niños y cuarenta tíos, y al final nos sobran los alimentos; cuando luego de jugar, pensar, discutir, reflexionar, no hemos lamentado ningún accidente; cuando el más acelerado del grupo logra canalizar toda su potencia en un mosaico, en fin, cuando necesitamos un día no tan asoleado, las cosas pasan y hasta el más ateo, hasta el peor de todos, comienza a creer. No es sólo una bonita

frase “juntos se puede”, ya que cuando esto pasa, el resultado es mucho más que la suma de voluntades. Todas las escuelas son únicas, irrepetibles, explosivas en creatividad y entretención. Los talleres se esmeran en la limpieza y el desorden ordenado, como queremos que sea Valparaíso. Las escuelas no se limitan al barrio, abarcan la playa y las quebradas, los parques y los museos, ampliando la capacidad de ver y conocer lo que tenemos, y así valorarlo, cuidarlo, extendiéndose los límites impuestos, viviendo y haciendo ciudad. Las escuelas han creado espacios y han hecho que el tiempo se extienda y se contraiga, que las noches se hagan días y que el trabajo dé frutos hermosos, llenos de vitaminas de esperanza y de confianza. Estrechamos lazos, hacemos nuevos amigos, aprendemos que no sabemos que sabemos, y como una taza vacía, nos llenamos de las cosas más increíbles que podamos imaginar. Pero son los niños y niñas quienes más aportan a las escuelas, la inocencia, la pureza, la voluntad, la risa, todos alimentos para el alma y el cuerpo, que como uno solo, se proyecta y nos deja una sensación de grato cansancio, de emociones indecibles, de alegrías y buenos recuerdos. Alguien preguntó una vez ¿hasta cuándo dura el proyecto? La respuesta no se dejó esperar: hasta que Valparaíso vuelva a ser la Joya del Pacífico y haya chicos y chicas TAC en todos los rincones del planeta. Y a fin de cuentas, ya los hay. Antonio Araya.


Consolidación y reconocimiento del TAC En 1999 la Comunidad Gutenberg (Cerro Cordillera) cedieron una casa al TAC para que éste desarrollara acciones comunitarias como la emprendida en la sede de Camino Cintura. Es así como nació la Biblioteca Gutenberg, como un espacio de conocimiento, aprendizaje y encuentro de niños, jóvenes y adultos del sector. Posteriormente, el Programa de Ciudadanía y Gestión Local, convocado por la Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza y el Centro de Análisis de Políticas Públicas de la Universidad de Chile, selecciona al TAC entre las seis experiencias más representativas de acuerdo a criterios definidos (innovación, ciudadanía, gestión, proyección y representatividad), otorgándole el Premio a la innovación en Ciudadanía. Actualmente el TAC está viendo como se cristalizan sus diversas áreas de trabajo con especial énfasis en la Recuperación de Espacios Públicos, Educación y Recuperación Ambiental y la Articulación de Redes. Todas en conjunto nos permiten explicar el concepto de intervención: Acción Con Otros. “La intervención no pasa de moda, es una experiencia de verdad. Existe cierto grado de mística, hay coherencia que hace que sea un espacio creíble, hay un lugar posible de encantarse; ¡Ah puedo aportar desde aquí, puedo sumarme, proponer, crear... un espacio abierto, plural, que es diverso (...) un espacio que muestra al final que todo es posible. Es raro, pero es verdad. Pero yo creo que es, especialmente para los jóvenes, desafiante...’Pero va a ser posible en cuanto yo me hago parte’. Esta intervención permanente ha producido un impacto en el sector, en la autogestión local (los actores locales se organizan, gestionan y ejecutan acciones definidas como prioritarias), en el desarrollo de réplicas en el territorio (ejemplo de ellos es el Consejo Local de Salud que agrupa a Cruz Roja, Clubes Deportivos, Juntas de Vecinos, TAC entre otros) y en la gestación de un proceso de acercamiento entre los ámbitos gubernamental y el local. “El TAC constituye un modelo de Agente de Intermediación fundamental para el éxito de la innovación en políticas sociales. Su capacidad de articulación y apoyo a diversos organismos e instrumentos de gestión pública, permite contar con densidad sociocultural, que de otro modo haría inviable o meramente formal los instrumentos e iniciativas de política social” ‘Lo esencial es invisible a los ojos’, informe de Leandro Sepúlveda’ 11


12

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

Población Obrera de la Unión: La Pobla… “Yo creo que aprendí una cosa súper esencial: ¡Es posible!... Una pura frase y empezamos a trabajar”. El TAC, desde sus inicios, en su constante de vincularse con otros, no sólo se ha cambiado a sí mismo, sino ha transformado a otros. El construir juntos una vida mejor no es un slogan, sino una práctica diaria y constante, una búsqueda individual como organización y un llamado a otros para conjugar sueños. Por eso cuando se habla de la Población Unión Obrera se piensa en un ejemplo de organización que se formó gracias al apoyo de la red local Cordillera y que hoy funciona con autonomía e independencia dentro de esa misma red. ¿Quiénes han sido los artífices de tal cambio? Jóvenes habitantes de la “Pobla”, que antes fueron niños del TAC y que hoy trabajan para cumplir sus propios sueños. Cuando se vuelve a los comienzos, desenredar hilos invisibles es casi imposible. Son tantas las emociones, recuerdos, detalles que afloran a la memoria, que parece nunca acabar. Pero este ejercicio es necesario, para entender no sólo el recorrido de unos niños-voluntarios del TAC, sino también el nacimiento y consolidación de una organización: La Población Unión Obrera. ¿Cómo nació el vínculo del TAC con la Población Obrera? Christian Amarales, actual Dirigente de la Población Unión Obrera y voluntario del TAC. “Esto empezó hace 19 años, cuando fuimos por primera vez a participar como niños. Yo

tenía 9 años y ahora tengo 27. Ahí comienza un vínculo con la Unión Obrera más con los niños. Con el paso del tiempo se fue trabajando, se comenzó a entrar, a hacer exposiciones y actividades más potentes, como la limpieza de lugares comunes, en conjunto con el TAC, población obrera y otros voluntarios más que llegaron a recuperar los espacios comunes que estaban en la Pobla. ¿Cómo parte el trabajo en la Pobla? Después de trabajar en el TAC, llegábamos y empezábamos a ver que también faltaban cosas que arreglar... empezamos a hacer rifas, hacer participar a la gente. Es como el objetivo principal del TAC, hacer participar a la gente, porque si tú haces participar a la gente, lo cuida más porque toma un sentido de pertenencia.” ¿Qué han aprendido del TAC? “Gran parte de mi formación como persona, a manejarse con la gente de otra manera, un poco más formal... no como el tío y el voluntario que va a estar ahí, sino como el dirigente social que está trabajando con la gente y que de él depende que haya actividades o reuniones para poder salir adelante.” ¿Cuál es tu sueño? “Mi sueño y el de todos es ver restaurada la Pobla y que siga cumpliendo su función original, y que sirva para que los jóvenes y la gente en general pueda ocupar los espacios comunes, como un patrimonio tangible e intangible, un espacio de encuentro...” Sueño realizado el 2008…


Poema Población Obrera Ruidos y espejos comunes Formas de antaño sin terminar Movimientos tenues Mujeres al pie de la salida Costado de niños Iglesia callada Proyectos con horizontes Verduras al frente Sueños en las veredas Organizando la espera Visitas “ilustres”... Tal vez un día los vean Cristián Arias Voluntario TAC necesarias que permiten un trabajo más eficiente y eficaz.

Programa Ciudadanía y Gestión Pública El Tac-Cordillera Confianza…

y

las

Redes

de

Las redes responden a una nueva forma de gestionar los asuntos públicos y la necesidad de avanzar en modalidades más democráticas y participativas para ello. En algunos casos puede obedecer a que el Estado se ha achicado y perdido muchas de sus funciones esenciales, por lo que a través de la redes se puede sumar recursos a la solución de las necesidades sociales. En otros casos los procesos de descentralización han abierto mayores espacios democráticos en los cuales las redes son una forma más efectiva de acción. En este sentido, las redes, tienden a asociar a los actores gubernamentales y privados interesados en los asuntos públicos para sumar esfuerzos y así lograr las sinergias

Pero no todas son redes en sentido estricto, desde nuestro punto de vista una red no puede ser jerárquica, en ellas confluyen voluntariamente distintos actores convocados por un tema común y donde a todos se les reconocen competencias para aportar en su desarrollo. Las redes no pueden ser impuestas o diseñadas desde afuera, deben responder a las necesidades de los actores comprometidos en ellas, y serán eficaces como modelo de gestión pública en la medida que logren definir campos de acción acotados y de interés para todos los aliados y, evidentemente, existen claros beneficios para cada asociado. Como señala Vicente Espinoza (1) , en base a un estudio realizado en varias redes en el país, la gente crea las redes porque responden mejor a una necesidad, ya que para coordinarse son más horizontales, los intercambios se facilitan y permiten vincular mejor organizaciones diversas, de distinto tipo jurídico (fundaciones, juntas de vecinos, 13


14

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

clubes, etc.). Un elemento central en la redes es la idea de la confianza, la cual pasa a tener una definición de horizontalidad donde el coordinador o facilitador, reemplaza al jefe, pero se requiere que esta persona sea estable, predecible y de confianza. Considerando los elementos señalados, el TAC puede mencionarse como una Red en sentido puro. Nace como iniciativa de la sociedad civil orientada a la gestión local territorial que logra articularse con el sector público sin perder su autonomía. La necesidad de recuperar espacios públicos, de reforzar elementos identitarios que den sentido al desarrollo local, de vincular todo ello a la educación y a la salud, va tejiendo relaciones entre los distintos actores del territorio, complementando esfuerzos y generando confianzas entre los mismos. La confianza y la horizontalidad son sus elementos centrales, dirigentes sociales, estudiantes, funcionarios públicos, académicos, entre muchos otros, se unen por un fin común reconociendo el rol y aporte de cada uno. Ello se potencia por la coordinación realizada desde el TAC, lo cual permite otorgar a la acción colectiva un mayor grado de eficiencia y eficacia. De alguna manera, como el mismo Espinoza señala, en esta RED se ha atrapado el sueño de ausencia de jerarquía , la reciprocidad y la confianza. Javier Salinas. Antropólogo Programa Ciudadanía y Gestión Local

(1) Exposición IIIer Encuentro Nacional de Innovación en Ciudadanía, Mesa de Trabajo Redes para la Innovación en Ciudadanía.


Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro Trabajo y mutuo aprendizaje… Actualmente la Iglesia y el TAC tienen un trabajo en conjunto de ayuda mutua, que va desde facilitarse espacios para diferentes actividades hasta integrar el trabajo. Hemos descubierto que hay un conjunto de cosas que nos unen y que podemos trabajar juntos, respetando lo que cada uno es y lo que cada uno cree. Un voluntario más La relación entre ambos, Iglesia y TAC, ha traspasado la barrera de lo institucional y se ha convertido en algo personal. Desde hace un tiempo la parroquia integra la lista de los voluntarios y participan en las actividades. Diferentes son las motivaciones que han impulsado a la Parroquia a continuar trabajando con el TAC, entre ellas “Acompañar desde la fe... los niños y jóvenes que la parroquia recibe, son niños y jóvenes que han pasado por el TAC en algún determinado momento”. Padre Mauricio Pizarro Ex Párroco Redentoristas Cerro Cordillera

REDES SOCIALES LOCALES El concepto de red se asocia a la idea de la malla o tejido cuyo entramado tiene el propósito de sostener un objeto, un peso. Su resistencia está dada por la materia con que se confecciona y en directa relación con el objeto que debe sostener. Esta relación de ideas me ayuda a comentar el concepto aplicado al campo social ya que en la actualidad el trabajo asociado forma parte de la planificación de organizaciones de todo tipo y tamaño con fines sociales locales no gubernamentales como también planes que impulsa el gobierno y que se ejecutan a través de distintos ministerios y/o servicios a nivel regional y nacional. El trabajo en red no solo requiere tener una declaración de buenas y sanas intenciones sino que necesita una estructura con entramado firme, definidos entre todos, donde las relaciones son preferentemente horizontales y la comunicación entre los componentes sea abierta. Trabajar por satisfacer necesidades comunes será el gran propósito de la red, dejando a cada organización sus propios particulares objetivos. 15


16

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

Temas emergentes y otros ya instalados en la sociedad han traspasado la capacidad de las organizaciones e instituciones y han debido abordarse y atenderse con alianzas estratégicas creándose nexos y vínculos de comunicación, reflexión y acción en torno a ellos, de modo de aportar a su solución. Quizás aquí se establece el sentido del trabajo asociado: aportar el desarrollo y mejorar la calidad de vida. A nivel social local la instalación de una red de alianzas entre diferentes organizaciones responde a la necesidad de crear espacios de participación individual y colectiva de manera activa y de paso democratizar las decisiones al interior de la red. Será requisito fundamental el que cada organización concurra a crear un entramado tejido con identidad local. La generación de la red en una comunidad local necesita de un motor que la impulse inicialmente, que posea capacidad de convocatoria y que responda a gran medida a la identidad antes mencionada, de modo que instalada físicamente pueda articular el trabajo mancomunado que inspire confianza en sus logros y resultados. La gente ya no cree en las instituciones, no cree en los discursos sin destinos y se vuelve indiferente a los problemas de los otros sin darse cuenta que también son suyos. Cada vez se hace más necesario retejer estructuras que asuman temas de desarrollo local y revertir conductas individualistas. La experiencia instalada en el cerro Cordillera con el trabajo en red que ha venido articulando el Taller de Acción Comunitaria, convocando a escuelas, juntas de vecinos, centros juveniles, consultorios de salud, entre otras organizaciones del sector local, constituye una verdadera alianza que nos ha permitido posicionarnos en un espacio comunitario, transformándose en un órgano vital y motivador para niños, jóvenes y adultos que se han sentido interpretados por sus propuestas. Para citar una de las últimas actividades como lo fue la Escuela de Invierno, superando toda convocatoria, resume lo que comenté anteriormente. La diversidad de programas ejecutados con las escuelas asociadas han significado un aporte valioso en el campo de nuestros objetivos transversales y han demostrado como se puede innovar en las prácticas pedagógicas. Más allá de estas acciones las escuelas se han involucrado en los proyectos y programas comunes aportando su visión y recursos. Fortalecer el trabajo al interior de la red debiera ser nuestro compromiso permanente. La suma de voluntades constituye una palanca de mejoramiento y cambio. NEIF LAVÍN LAGUNAS. Director Escuela Blas Cuevas R. Allende.


REDES Desde los años ‘80, la labor de reflexiónacción en el ámbito de las comunicación local nos ha planteado el gran desafío de conjugar la influencia efectiva entre la profundización democrática de las políticas públicas y el fortalecimiento de la participación ciudadana de la gestión del desarrollo. Mi experiencia personal en los procesos de transición en España y en Chile, me ha mostrado las dificultades de construir una lógica de interdependencia que sea capaz de superar los discursos para convertirse en una práctica de responsabilidad social. En el actual escenario de globalización del mercado al que asistimos y sus consecuencias nefastas para la preservación de la diversidad de formas de vida y organización autónoma de las comunidades locales, creo que uno de los imperativos éticos de nuestro quehacer académico debe orientarse a fortalecer el protagonismo histórico que mujeres y hombres, a lo largo de las generaciones que, han tenido en la construcción de la identidad de sus barrios y cerros. Y mientras la expansión de la sociedad de consumo parece culminar su proyecto histórico a escala planetaria, lo cierto es que se multiplican también las estrategias ciudadanas para llenar de sentido comunitario el espacio próximo. Es por ello que algunos pensadores comenzaron a hablar de la articulación de redes sociales, redes para mejor vivir, redes para un desarrollo sustentable, etc. En todos los casos, se trataba de definir un nuevo espacio de pensamiento y acción para la integración social, considerando especialmente los costos de un modelo de “modernización” que se construyó sobre la base de la exclusión, la marginación, la segregación y la migración como lógica del desarrollo productivo y de la planificación territorial. Desde este punto de vista, la

valiosa experiencia del TAC nos revela la importancia de otro tipo de construcción del territorio ciudadano, que parte por entender el daño acumulado en la ecología social y la necesidad de repararlo desde las dimensiones de lo emocional y afectivo, desde la valoración de los saberes populares y el trabajo solidario. Esta aquilatada experiencia nos ha servido de inspiración para empezar a tejer una red de aprendizajes compartidos sobre Patrimonio, Medio y Ciudadanía, que considera al protagonismo de las prácticas sociales como una búsqueda permanente de construir el territorio desde la reactualización de la memoria colectiva como base de su sustentabilidad. Una iniciativa de capacitación que se proyecta desde Valparaíso para ser replicada en otros territorios, considerando la historicidad y diversidad de la ecología social como el verdadero patrimonio a ser valorizado. Es este un proyecto abierto y dinámico, cuyo centro de interés por innovar en la vida y las prácticas cotidianas no está ajeno a la politización o, lo que es lo mismo, a la búsqueda de nuevas claves de ciudadanización y liderazgo para mejorar la dignidad y calidad de vida en nuestros espacios más próximos. En esta tarea el TAC ha sido incansable, cual Penélope, en el tejido de una red comunitaria que en su aniversario titila en el firmamento de este puerto como una verdadera constelación. Felip Gascón i Martín Director Escuela Comunicación Universidad de Playa Ancha Periodista. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona. Posgraduado de la Cátedra UNESCO de Brasil en Comunicación para el Desarrollo Regional y Políticas Públicas. Profesor de Periodismo y actual Director del Departamento de Ciencias de la Comunicación y de la Información de la Universidad de Playa Ancha. 17


18

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

geografía del Cerro, como en la experiencia de quienes hemos sido parte de esta travesía, han quedado señales que nos recuerdan ‘que hemos estado allí’. Uno de aquellos ‘espacios’ ocupados, conquistados, tomados y recreados, ha sido el ESPACIO PUBLICO, quien se yergue hoy como testigo y espejo de sueños que se realizaron en la acción colectiva. Inmerso en la cotidianeidad del Cerro Cordillera, se nos presentó como la vía, el trayecto necesario para llegar, avecindarnos y arraigarnos... ¿Pero cómo ser parte del paisaje?. La casa, la quebrada, el antiguo estacionamiento de micros, el sigiloso recuerdo de las primeras organizaciones obreras gestadas en Chile, el deambular de antiguos burros que hoy transitan por caminos de hombres, carreras de niños; Cordillera se manifiesta como un Cerro que, a pesar de la historia de desencuentros en el país, nos acoge.

ESPACIO PÚBLICO Rompiendo el Aparente Destino de las Cosas Conquistando Nuevos Espacios Lo Público se remite a lo común, lo colectivo, aquello que siendo propio no es enajenable y siendo de todos es apropiable; esa ha sido nuestra experiencia, y eso queremos compartir en el relato. Estamos embarcados en el afán de CONTAR / DECIR algo que creemos vale la pena; Nuestro tránsito en Cordillera en espacios tangibles e intangibles del territorio. En la

Ciertamente no debe haber sido casual, su tradición portuaria, el surgimiento de las primeras organizaciones obreras y sindicales, la sucesión de familias en el mismo territorio, la mantención de la vida de barrio más allá de las diferencias ideológicas que atravesaron a nuestro país, hicieron de este espacio una tierra fértil a la semilla tímida de lo que hoy aparece como un frondoso árbol, el TAC. La búsqueda de este ‘espacio’ para dibujar lo que en ese entonces era la utopía TAC, se constituiría en una búsqueda permanente e incesante de nuevos espacios por descubrir y conquistar. El deambular, recorrer, mirar, pensar juntos pasaron a ser UNA PRACTICA HABITUAL, una impronta de lo que constituye la mística de trabajo. Denise Didier


La Transformación del Espacio: de la Tierra de Nadie al Lugar del Nosotros El desafío aquí es contar UN PROCESO, una historia que se ha construido con distintas voces. Actores con rostro que han compartido una experiencia significativa a propósito de la Intervención en un Territorio. Dar cuenta de quince años no es tarea fácil, no sólo por la extensión del tiempo, sino porque ‘la historia’ va siendo re-creada en la memoria colectiva; lo que ayer fue ‘plantar un árbol’, hoy es una señal de pertenencia y trascendencia en el tiempo...’traeré a mi hijo, le mostraré el árbol, le voy a decir que yo fui parte de esto’. La riqueza de este desafío de ‘decir de nuestro hacer’ está, entonces, arraigado en poder hacer visible lo que se nos oculta a la mirada, poder hacer tangible aquello que mantiene en pie tantas ‘construcciones materiales’ que irrumpen en lo público y se encarnan en la vida cotidiana, como parte de la propia biografía, como una pieza más de la memoria colectiva. ¿Recorramos Juntos?: Descubriendo Oportunidades. 1989, se realiza el primer Seminario Poblacional cuando el TAC se emplazaba en el Cerro Perdices, allí se realiza un recorrido por el sector que se “marcaría en adelante como una metodología validada desde los inicios... Juntos vemos más y mejor... La mirada colectiva es capaz de ver y mirar más allá, reconociendo en el recorrido las fortalezas y debilidades del barrio, generando un diálogo que sobrepasa a los participantes, es un diálogo con la historia... Aparece la Identidad como un elemento muy fuerte” (Patricia Castillo, Directora TAC). Este, en apariencia un evento como pudo ser cualquier otro, significó el descubrimiento de uno de los elementos claves de la Intervención en el Espacio Público: La DEMOCRACIA DEL TERRITORIO; Lo que allí ocurre afecta a TODOS sin distinción. Este punto de encuentro permitió saltar una de las primeras dificultades: La desconfianza, la desesperanza. El descubrir que lo colectivo supera las restricciones que aparecen en las experiencias individuales, desencadena lo que hoy describimos como el ‘ES POSIBLE’ De la Mirada a la Acción: Transformar(se) con Otros A la MIRADA COLECTIVA, como Espacio de Encuentro y Estrategia de. Transformar y Transformarse con OTROS. Un ejemplo de ello fue la habilitación de la primera casa comunitaria, en la que se elabora un mural en el techo como una de sus primeras actividades (1989), ello significó un primer acercamiento a la comunidad. Esto permitió conocer aquello que era relevante para los vecinos del sector, pues fueron dando ideas de lo que debía aparecer en el mural: ‘ponga la iglesia’, ‘la micro A’, ‘Ponga el muelle’, ‘el chalet picante’. Así, el techo – ese lugar que deslinda entre la intimidad y lo público – 19


20

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

transformó el tránsito cotidiano en nuevos colores, y plasmó el intercambio, la conversación, en un paisaje significativo. La Acción Colectiva en el Espacio Local – Cordillera, el patio de la escuela, un muro, una área café -, crea un ‘nuevo lugar’, a la vez de ‘nuevas prácticas y relaciones entre los actores y con el entorno’; Es así, que nuestra experiencia se ha traducido en la Construcción de ‘Lugares con Sentido Público’, en tanto se instalan en el tránsito cotidiano de distintos espacios de la localidad, como en el imaginario de quienes se gestan en sus constructores Tomar, reconstruir, crear, conquistar espacios con y para TODOS, ha sido una tarea que se ha consolidado en jornadas de trabajo, suma de esfuerzos y voluntades y en la convicción de que un ‘problema’, es una Oportunidad de Transformación


El Capital Social Echa Raíces Dos problemas reiterativos, que en el fondo son uno sólo, afectan a las intervenciones sociales en nuestro país: la excesiva discontinuidad de los esfuerzos y el peso desequilibrante que adquieren actores externos a las realidades locales, bajo la forma de financiamientos, agencias institucionales, modas temáticas, formatos de proyectos, etc. Lo primero disminuye fuertemente los impactos de la acción, sin necesariamente disminuir los costos involucrados. Lo segundo reduce a los actores locales a la condición de “destinatarios”, que reciben con mayor o menor indiferencia y falta de apropiación, los sucesivos proyectos o acciones propuestos, muchas veces sin comprender a cabalidad lo que está en juego. Estos problemas son distorsiones que surgen de la tecnificación – por lo demás necesaria en muchos aspectos – de la acción social, en el registro propio de los últimos 10 ó 15 años. Por lo anterior es que cabe destacar y celebrar la continuidad y el arraigo local de la experiencia del TAC en el Cerro Cordillera, iniciativa que supo hacer de la crisis financiera que afectó a las ONG a comienzos de los noventa una oportunidad de creación. En esa misma coyuntura sucumbieron muchas instituciones y proyectos y otros tantos desnaturalizaron la función de las ONG, convirtiéndolas en consultoras baratas de los nuevos programas sociales que se creaban. Sin embargo el TAC hizo algo diferente, desarrollando un canal para que la comunidad del Cerro cordillera estableciera “un lugar para sí misma”. En este sentido la construcción del anfiteatro que recuperó el espacio de la quebrada / basural puede considerarse como un programa de “autoconstrucción”, no sólo porque fue ejecutado por los mismos pobladores (cuando podría haber sido licitado a alguna empresa, gestiones mediante), sino también porque a través de esa obra la comunidad estaba construyendo el lugar en el que podría desarrollarse como tal (a través de la fiesta, la educación, el arte, etc.). la metáfora sobre el espacio público es poderosa: el lugar de los deshechos, el que nadie valora, podemos convertirlo nosotros mismos en el lugar de todos. Se trata, en dimensiones reducidas, de una acción con el mismo sentido que en la edad media las ciudades se embarcaban en la construcción de catedrales, donde luego se reunirían a celebrar la fe que los unía como colectivo. El soporte sobre el que ha trabajado el TAC es casi exclusivamente lo que actualmente se denomina el “capital social”, vale decir las redes y confianzas que permiten a los individuos y los grupos colaborar y obtener resultados con la acción colectiva. Esta dimensión es sumamente relevante en nuestro país, ya que los recursos financieros e institucionales para la acción social pública se han incrementado enormemente, sin que se obtengan logros en términos de fortalecimiento de la vida comunitaria, la confianza social y la capacidad de los grupos pobres para actuar sobre sus condiciones de vida. El TAC no construyó las escuelas con que trabaja, pero ha potenciado la acción en red de lo que el Cerro ya tenía instalado, generando desde allí una plataforma de expansión hacia las instituciones de la ciudad y la región (servicios públicos, universidades, fundaciones, empresas). La red local funciona como un productor permanente de sinergias, asentado en el valor de los activos intangibles que toda comunidad posee. El primer paso fue, y sigue siendo, el reconocimiento de esos activos por parte de la propia comunidad, es decir una visión diferente de la pobreza.

21


22

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

Resta explicarse como ha sido posible el altísimo nivel de resultados obtenidos, sin que medie un proceso de construcción institucional formal, pero la única forma de hacerlo es observando con respeto la dinámica existente en el lugar y reconociendo la importancia de los principios orientadores básicos, que pueden sintetizarse así: todos caben y el beneficio de la localidad manda. Creo que mantener esos principios seguirá siendo válido a la hora de enfrentar los desafíos de la consolidación institucional que, tarde o temprano, se plantearán a la experiencia. Un momento especialmente significativo de reconocimiento de la labor desarrollada fue la entrega del edificio donde hoy funciona la biblioteca, en el local de la población Gutenberg. Más allá de los beneficios materiales de contar con una sede más apropiada a la envergadura del trabajo, el hecho relevante es que cuando los pobladores de la Gutenberg, quisieron construir a una acción de futuro, miraron al TAC. Con su gesto tendieron un puente entre su tradición sindical obrera, hoy tan debilitada y desorientada, y una nueva forma de acción y organización. Un grupo pluralista, basado en voluntarios, con enfoque territorial, fuerte arraigo local y trabajo en red. De esta manera se empalmaron, para potenciarse, la historia larga con la más reciente, ambas orientadas al fortalecimiento de las iniciativas populares. Lo hicieron precisamente en aquello que flaquea en tantos lugares, la continuidad y el sello propio. Porque nada sustituye la perseverancia y el esfuerzo constante, como lo demuestra la historia popular latinoamericana. Y porque, como ya aprendimos desde las primeras enseñanzas de Paulo Freire, nadie libera a otro. El cambio social, la superación de la pobreza, el desarrollo colectivo y personal, son tareas que cada comunidad ha de emprender por sí misma. El TAC ha echado raíces y es ejemplo contemporáneo en estas tareas. Gonzalo de la Maza Sociólogo Director Programa Ciudadanía y Gestión Pública


A los Voluntarios

Sigamos siendo cómplices de sueños colectivos, Constructores de espacios más humanos, Portadores de utopías, Actores protagónicos De una Vida Mejor

Hoy se vuelve necesario hacer un alto en el camino para reflexionar sobre el sentido que para cada uno de nosotros tiene hacer lo que hacemos, y lo que dejamos de hacer. Los claro es que los Voluntarios están aquí viviendo un compromiso activo, de DARSE más que dar, de aprender de otros. Aprender que el voluntarios hombre y mujer común no se diferencia en nada de otro hombre y mujer común, salvo que cree que estamos llamados a actuar, que nosotros con otros podemos transformar la realidad. Si bien nos movemos en una localidad muy acotada, no es menos cierto que muchos otros estén en otros lugares permitiendo la construcción de pequeños espacios de hermandad y encuentro a lo largo de la tierra. Ello explica la presencia de voluntarios llegados de remotas tierras, cargados de preguntas, dudas, sueños y esperanzas; Voluntarios que han recorridos largos trechos, otros que dan sus primeros pasos en esta entrega, compromiso y aprendizaje, que hace sentirnos parte de un proyecto distinto de sociedad, que nos permite que es posible creer que es posible relacionarnos de manera distinta, que nos hace apostar por espacios de encuentro más humanos, más solidarios y más justos. Ustedes, voluntarios son quienes dan vida y continuidad al trabajo del TAC, son los niños y niñas quienes dan sentido a nuestra historia; y ustedes con ellos. Así, hemos ido construyendo juntos una vida mejor. Pasan ustedes y pasan los niños, ni los unos ni los otros seremos los mismos despues del encuentro. Nos reconoceremos distintos, más plenos; nos reconoceremos en las alegrías , temores y esperanza de los niños. Sus sueños son hoy de nosotros, y ellos también van haciendo suyos los nuestros, finalmente, hay momentos en donde todos somos... Si miramos con los ojos del corazón y ponemos atención, es probable que pro el TAC recorran murmullos de voces de cientos niños; niños que nos dicen que somos parte de sus vidas y ahora, inevitablemente. Ser voluntario en el TAC significa tantas cosas..., experiencia, amor, compartir, soñar, jugar, crear, enseñar-aprender... verbos que son un granito de arena frente a la marea de emociones que se produce al recordar, a todos y cada uno de ustedes, voluntarios que se les han jugado por un sueño, una utopía, que día a día se hace realidad. Ustedes han asumido un rol protagónico, y vivido activamente un compromiso de servicio, de 23


24

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

entrega, de darse más que dar, pero por sobretodo de aprender de los otros. Han aprendido que el voluntario es un hombre y una mujer común, que no se diferencia de un hombre y una mujer común, salvo que ha creído que no podemos ser felices sin los demás; que estamos llamados a vivir plenamente, que estamos llamados a actuar; que nosotros con otros estamos llamados a transformar la realidad. Muchas veces hemos afirmado, sobretodo al voluntario nuevo, cuan importante es aquí su presencia y cuanto sentido cobra lo que pueda aportar y lo que pueda recibir; cuanto sentido cobra su entrega y su constancia, su sencillez, su alegría, su conocimiento y su ignorancia, sus certezas y sus dudas, su energía y su falta de fuerzas. Si miramos con los ojos del corazón y ponemos atención, es probable que por el TAC recorran murmullos de voces de niños; Niños que nos dicen que somos parte de sus vidas y ahora, inevitablemente, ellos forman parte de los nuestros. La invitación del Tac es a continuar construyendo días mejores. Aquí en el TAC, en sus universidades, en sus trabajos, en sus barrios y en sus vidas. Sean cómplices de sueños colectivos, constructores de nuevos espacios, portadores de utopías, actores protagónicos de una vida mejor. Patricia Castillo

Jornada Voluntarios Traspasando la Antorcha. Noviembre 2008


¿POR QUÉ ESTE MANUAL? El título puede sonar algo dramático, pero es más bien una humorada, que ironiza con los títulos de miles de manuales que existen, para aprender o informarse sobre temas, metodologías y técnicas, para el hacer/pensar en el ámbito social. Nos hemos decidido ha poner por escrito las ideas que habitualmente transmitimos a los voluntarios (1) y a los que pasan por el TAC, poner por escrito algunas de las ideas principales acerca de quienes somos, que hacemos y principalmente como vemos la labor de los voluntarios que trabajan en nuestra institución. Esperamos que este manual pueda ser de utilidad a las personas que se incorporan a trabajar como voluntarios dentro del TAC.

(1) El TAC es un espacio que no acepta ningún tipo de discriminación de tipo sexista, pero tampoco se hace muchos rollos con la cosa de “género”, por ello y pensando en una cosa práctica de lectura se usa el concepto de voluntario dentro de las siguientes páginas, asumiendo que el concepto engloba por igual a voluntarios y voluntarias. El mismo criterio se emplea al referirse a los niños.

25


26

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

1. ¿QUÉ ES EL TAC? TAC es la sigla que significa Taller de Acción Comunitaria. En sus comienzos (1989) fue un programa de trabajo de una organización no gubernamental, CECAP, vinculada con el trabajo comunitario en Valparaíso. Con el tiempo el TAC se independizó y adquirió vida propia como organización. Desde el punto de vista jurídico, el TAC es una organización comunitaria funcional, y existe “legalmente” desde 1997. Pero desde el punto de vista de su naturaleza y características, somos una organización bien “sui generis”, difícilmente comparable con otras organizaciones que persiguen objetivos similares. De acuerdo a esos objetivos y las funciones que realiza, el TAC mezcla elementos de organización comunitaria, de organismo ejecutor de programas sociales y de organización de voluntarios. Es una organización comunitaria, en la medida en que el TAC al igual que las juntas de vecinos, clubes deportivos y centros de madres, tiene una dimensión territorial específica: se sitúa en el Cerro Cordillera y proyecta gran parte de su trabajo en este sector. Por esta razón su directorio está conformado principalmente por representantes de organizaciones del sector (escuelas, consultorio, jardín infantil) manteniendo una estrecha relación de trabajo y coordinación con otras organizaciones comunitarias y organismos públicos del sector. Como organismo ejecutor de programas sociales, el TAC postula ocasionalmente a fondos públicos y privados que sólo se relacionan con los objetivos de trabajo del TAC, lo que permite además aportar desde su experiencia al desarrollo humano social en la región y a nivel nacional. Los fondos recibidos, si bien no son la base para el funcionamiento de nuestra organización, contribuyen a la realización de actividades específicas, enmarcadas en el quehacer habitual del TAC. Se trata esencialmente de una organización de voluntarios cuyas personas se desempeñan este espacio, sin percibir remuneración. Si bien los voluntarios no perciben ingresos por su trabajo, si podemos hablar de trabajo en la medida en que efectivamente hay horarios establecidos, plazos de trabajo, responsabilidades y funciones a desarrollar, por lo tanto es algo semejante a una experiencia laboral. Claro está que se trata de compromisos y obligaciones establecidas de mutuo acuerdo. Este último aspecto quizá sea el que defina con más fuerza la esencia del TAC y lo que ha marcado toda su historia. En un cálculo aproximado estimamos que durante estos 20 años de vida han pasado por el TAC más de 5.000 voluntarios. En gran medida el TAC es hoy una organización sólida y reconocida, gracias al aporte que durante años han hecho todas las personas que forman el TAC.


1 2 3

4 5

XXL

XL

L

M

S

Para todas las Tallas

27


28

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

2. ¿CÓMO SE ESTRUCTURA Y FUNCIONA LA ORGANIZACIÓN? Como mencionábamos en el punto anterior el TAC es una organización bien particular. Esto también se ve reflejado en la manera en que se estructura y la forma que tiene de funcionar.

A nivel de estructura de la organización se reconocen 4 actores principales: el directorio, la directora, el equipo de coordinación y el equipo de voluntarios. En el siguiente cuadro resumen se señalan quienes componen estas instancias y cuales son sus funciones principales. Esta descripción, no obstante, puede ser engañosa, pues podría dar la idea de verticalidad organizacional, y ocurre más bien que el TAC es un espacio más bien caracterizado por la horizontalidad; no hay jerarquías firmemente establecidas. Esto se refleja en el trato, en la comunicación, en la manera de hacer las cosas y también se advierte en el clima de trabajo que predomina en la organización. Igualmente podríamos visualizarnos a través de la idea de pirámide organizacional, eso si que sería una pirámide “invertida” donde el lugar de privilegio dentro de la organización lo ocupan los niños y el nivel directivo (tradicionalmente arriba), se visualiza como la base, como el soporte que permite que puedan realizarse las cosas, por tanto con una lógica y disposición de estar al servicio de quienes efectivamente realizan el trabajo cotidiano con los niños: los voluntarios


3. ¿QUE HACE EL TAC? Ya sabemos que clase de organización es el TAC y la forma en que funciona, pero en verdad ¿que es lo que hace el TAC?, ¿Cuál es el trabajo que allí se realiza? 1. Trabajo educativo con cursos de educación básica o grupos de niños y jóvenes. Esto involucra un trabajo regular durante ambos semestres con el grupo curso (incluido el profesor), generalmente realizado en el TAC, con una frecuencia semanal, y con objetivos y actividades en base a una planificación inicial (Escuela – TAC). 2. Atención de biblioteca comunitaria. El TAC desde 1995 tiene una biblioteca comunitaria que atiende a niños y jóvenes del sector. Funciona regularmente los días de semana y existe un equipo de voluntarios que esta a cargo de la gestión. 3. Actividades de recuperación y creación de espacios públicos. Tienen que ver principalmente con trabajo físico vinculado a la mantención de espacios creados tales como pequeñas plazas, áreas verdes, zonas de juegos.

cada vez han ido creciendo, dada la demanda de organizaciones de diferente tipo que quieren conocer en terreno la experiencia del tac: organismos públicosnacionales e internacionales, municipios, universidades, colegios y escuelas de otras ciudades, etc…. 6. Presentación de la experiencia del TAC. Implica la participación en diversas instancias en las que se presenta la experiencia del TAC y hay posibilidad de intercambio y retroalimentación con otras organizaciones semejantes: encuentros, seminarios, invitaciones de organizaciones locales, nacionales e internacionales. 7. Gestión de recursos para funcionar. Este trabajo involucra desde la elaboración de proyectos a postular a fondos públicos, a la gestión de recursos materiales específicos con la red de empresas y organismos que apoyan la labor que el TAC realiza. Postulación a proyectos para contar la experiencia y presentan “premios honorables”.

4. Escuelas de Invierno y Verano. Actividades realizadas por el TAC desde sus inicios, involucra la realización de talleres durante períodos de una semana o 10 días, coincidentes con el período de vacaciones de niños y jóvenes. Adicionalmente hay un conjunto de actividades que se vinculan con el funcionamiento administrativo de la organización y que se derivan también del reconocimiento que tiene el TAC a nivel local, nacional e internacional, entre estas actividades se incluyen: 5. Recibir a delegaciones que quieren conocer la experiencia del TAC (pasantías). Se trata de un conjunto de actividades que 29


30

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

8. Mantención y fortalecimiento de la red de trabajo. Implica desarrollar actividades que tienen como objetivo fortalecer los vínculos existentes entre las diferentes organizaciones que conforman la red, tales como: evaluación y conversación diaria con profesores y monitores, y la realización de reuniones permanentes de trabajo con la red de escuelas y jardín infantil. Esto nos permite desarrollar, en forma semestral y anual, los temas y actividades para los cientos de niños que asisten al TAC. 9. Labores administrativas. Relacionadas con los aspectos tradicionales de cualquier organización: ver temas de platas, responder correspondencia, resolver peticiones de voluntarios, solucionar la adquisición de materiales, coordinar pasantías, etc… 10. Elaboración de Material Educativo. Según las diversas áreas de trabajo y los distintos niveles de escolaridad; se crean, reutilizan y reciclan materiales, los cuales nos permite desarrollar un trabajo más práctico en los diversos tallese. 11. CDI y Chilenter: Una línea nueva que pretende ser un aporte en la democratización de la informática y por otra parte, reforzar contenidos y aprendizaje del trabajo en el computador.


4. ¿PARA QUE LO HACE? Todas las cosas que se realizan dentro de la organización, se vinculan con los objetivos que persigue el TAC. En nuestra declaración principal se señala que nuestra misión es: “Promover el Desarrollo Integral de la Comunidad, a través de la Educación y/o Capacitación Formal e Informal, sobre Salud, Medio Ambiente, Educación, Política, Patrimonio, Ciudadanía, Mercado, Cultura; este Desarrollo Integral de la Comunidad comprende la mejora material del Hábitat y del Entorno Barrial. Dirigido a niños, jóvenes, mujeres, adulto, adultos mayores, vecinos, organizaciones, instituciones funcionales y/o territoriales”. Si bien como organización hemos ido ampliando nuestro radio de acción territorial y hoy en día trabajamos con diferentes comunidades de Valparaíso, el Cerro Cordillera continúa siendo nuestro foco principal de trabajo. Es el barrio en que vivimos y del cual formamos parte, por lo que gran parte de nuestro trabajo tiene lugar en este espacio. También hay otra dimensión que conviene destacar en este sentido. Si bien nuestra declaración tiene una visión global acerca del desarrollo comunitario, incorporando a adultos, organizaciones, mujeres y personas mayores, en un nivel más “estratégico”, el TAC ha resuelto concentrar gran parte de su trabajo con niños y jóvenes, lo que implica un trabajo “semilla”; desarrollo de la pertinencia y continuidad de la labor comunitaria. En nuestra visión, ellos se constituyen en protagonistas de los cambios, esto significa tener una visión de trabajo a largo plazo, donde las experiencias que viven los niños y jóvenes dentro del TAC, contribuyen a cambios en sus vidas personales, así como en la dimensión familiar y del entorno de los sectores en que viven. Poner énfasis en ciudadanos más críticos y comprometidos en lo social – comunitario. También el voluntario se permea y se transforma con otros, por ejemplo: universitarios y profesores que descubren un mundo de trabajo y desarrollo distinto. Tenemos entonces una ecuación, que nos va permitiendo precisar más el tipo de trabajo principal que realiza el TAC: Promover el desarrollo integral, en el Cerro Cordillera, de Niños y Jóvenes. En estas coordenadas es que debe entenderse todo el trabajo que se realiza, incluyendo el trabajo directo con los niños y todo el trabajo indirecto, que se realiza para generar condiciones apropiadas para el trabajo con los niños.

31


32

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

5. EL CONCEPTO DE TRABAJO EN RED El TAC desde sus comienzos ha trabajado con la lógica de articular una red de trabajo. Esta red se visualiza en dos sentidos: en una forma constituye una red de apoyo para la labor y los objetivos que persigue el TAC, entonces las diferentes organizaciones contribuyen al logro de los objetivos propuestos. En otro sentido, todas las organizaciones y personas que forman parte de esta red, también se ven beneficiados con su participación, siendo para cada uno de ellas, diferentes las formas en que visualizan su beneficio. Lo importantes es que hay una lógica de retribución, de retroalimentación y no se trata únicamente de entregar y aportar, sino también de recibir, hay por tanto beneficios múltiples. Se trata entonces de una red de personas y organizaciones que se genera y crece porque existen objetivos y visiones comunes. Se mantiene en el tiempo porque hay acciones y metas compartidas y porque el TAC realiza un esfuerzo permanente porque crezca y se mantenga activa… siendo un aporte.


6. EL TRABAJO CON LOS NIÑOS Y JOVENES Trabajo con niños Como lo vimos en la pirámide organizacional, el centro del trabajo que realiza el TAC tiene que ver con los niños. Esto incluye un registro amplio de edades, puesto que hoy en día se trabaja con niños de jardines infantiles hasta niños de 8º básico, o sea entre los 5 y los 14-15 años. La modalidad principal que se implementa hoy, es la de trabajar con grupos curso. La frecuencia habitual es semanal y el período de tiempo equivale a dos horas escolares (1 hora y media). Por lo general se trabaja con los cursos dentro del espacio del TAC (sede central o Gutenberg). Los cursos suelen tener de 25 a 40 alumnos y vienen al TAC con su profesor. El sistema de trabajo voluntario del TAC intenta adecuarse a esta situación, por tanto, al iniciar el año se generan equipos de trabajo específicos para cada uno de los cursos, dependiendo de la cantidad de alumnos, pueden ser equipos de 6, 8, 12 voluntarios. Estos equipos asumen el compromiso de trabajar durante el semestre con el grupo, en el día y horario que se define, el que suele mantenerse durante todo el período. Concretamente, ¿qué se trabaja con los niños? Este sistema se articula principalmente en base a las “demandas”, es decir en base a las necesidades de los cursos, esto significa que cada uno de los cursos que va es una realidad diferente y que tanto los profesores como los directores de las escuelas y colegios, tienen ciertas expectativas y ciertos ámbitos que desearían trabajar. Sobre esta base, se discute con ellos al comenzar el período de trabajo, trazando una planificación básica que establece objetivos y actividades a realizar. Esto implica mucha capacidad de adecuación de los equipos voluntarios, que en el fondo, se colocan al servicio de las necesidades expuestas inicialmente. A veces ocurre también que no hay necesidades tan claras y eso abre la posibilidad de ofrecer al grupo curso alguna línea de trabajo específica, que puede ser más acorde a los intereses y capacidades del equipo de voluntarios. También hay un factor histórico a considerar, y es que con el tiempo el TAC ha logrado “especializarse” en algunas áreas, las que pasan a ser parte de la oferta “clásica” de la institución. Los profesores que por lo general, han tenido ya experiencias anteriores, conocen esta “oferta” y en muchas ocasiones solicitan trabajar en alguno de estos ámbitos.

33


34

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

Dentro de la oferta clásica y tradicional del TAC existen las siguientes líneas: Medio ambiente: Incluye trabajo en terrazas de siembra, cultivo, producción y mantención de especies nativas, medicinales u hortalizas, reconocimiento de especies vegetales, elaboración de abono orgánico y aprovechamiento de residuos orgánicos, trabajos de desmalezado, limpieza, talleres de educación ambiental. Recuperación de espacios públicos: Incluye trabajo de cuidado de espacios públicos y áreas verdes del sector, también crear nuevos espacios, lo que implica, construir, limpiar, pintar, y por cierto diseñar los espacios. Identidad -Historia local: En este ámbito se trabaja en conocer la historia del sector, lugares, personas, edificios, tradiciones orales, leyendas. Las actividades incluyen recorridos en terreno, entrevistas, confección de guías, maquetas, etc… Se incorpora el concepto de patrimonio. Desarrollo Personal: Prevención. Una línea de trabajo que enfatiza en la vida y hábitos saludables, conocer los riesgos de uso de drogas y alcohol, aprovechamiento del tiempo, valorización de las artes, reinserción. Afectividad. Se abordan temas relacionados con el autoconocimiento, valoración de capacidades, relaciones interpersonales. El objetivo es siempre superar situaciones conflictivas que pueda estar viviendo el grupo curso, a partir de conflictos personales.

Trabajo con jóvenes El trabajo del TAC con los jóvenes es menos sistemático y organizado que el trabajo con los niños, pero es igualmente importante. Esto porque ocurre que los niños que han participado en el TAC y que han ido creciendo, muchas veces se incorporan al TAC en calidad de voluntarios. Hoy en día hay grupos de jóvenes que apoyan el trabajo del TAC en las escuelas de temporada (invierno y verano), asumiendo talleres o bien apoyando a monitores responsables. Por otra parte, ellos también están en un proceso formativo que implica aprender a ser monitores. Por lo mismo el TAC se ha preocupado el último tiempo de apoyarlos en este proceso y en el desarrollo de las iniciativas que a ellos motivan.


7. LA IMPORTANCIA DE LOS VOLUNTARIOS PARA EL TAC El TAC es hoy en día una institución reconocida nacional e internacionalmente por la labor que realiza. Gran parte de este prestigio alcanzado se debe a la labor que han desarrollado durante estos 18 años los miles de voluntarios que han pasado por la institución. El punto de partida es siempre pensar que las personas son valiosas y que su trabajo como voluntario será un gran aporte a la institución y a los niños. EL TAC siempre tiene altas expectativas del trabajo que pueden realizar los voluntarios. Muchas personas piensan que por tratarse de un trabajo de carácter voluntario, no está sujeto a reglas o a cumplimientos de compromisos y que es más bien una cosa flexible y que no compromete mayormente a la persona. El TAC piensa todo lo contrario. Visualiza la acción voluntaria como un ejercicio ciudadano que implica un gran nivel de compromiso y responsabilidad. Especialmente por que trabajamos con niños, y en el contexto del trabajo se generan vínculos con ellos y con las demás personas que forman parte de este proceso (profesores, otros voluntarios) En la visión del TAC hay 5 dimensiones fundamentales que deben estar presentes en el aporte que realiza el trabajo voluntario: a. Compromiso con el trabajo que se realizara con los niños. El TAC entiende que el compromiso primero y más importante que adquiere el voluntario al ingresar al TAC es con los niños, y por ello, anima y exige a los voluntarios a ser entusiastas y responsables en el cumplimiento de este compromiso. En un nivel práctico esto implica atender aspectos básicos y fundamentales como cumplir con la asistencia y los horarios de trabajo, además de tener una disposición adecuada para trabajar con los niños. b. Compromiso con la institución que los acoge. En un segundo nivel de importancia, el TAC, desea que los voluntarios se hagan parte de la institución, con todo lo que ello implica. En una dimensión práctica esto implica también asumir que se trata de una institución que no cuenta con recursos estables para asegurar cosas que comúnmente están resueltas en otras instituciones, por tanto efectivamente el trabajo voluntario se realiza en estas condiciones que deben ser bien asumidas para no pasarlo mal y transmitir esa mala onda al resto. c. Tener prácticas consecuentes con los valores y actitudes que el TAC promueve en sus acciones. Hay un dicho que dice “los niños aprenden lo que viven”. En una dimensión práctica esto se relaciona con que los niños están súper atentos a lo que el voluntario hace y observan fácilmente la consecuencia de lo que ellos transmiten respecto de lo que hacen. Aquí lo que se pide es tener una coherencia en las actitudes y comportamientos, de manera que ello refuerce y le de valor a la entrega de lo que el voluntario aporta. Por cierto que se trata de una “exigencia” que se comprende como parte del tiempo y espacio de trabajo en que el voluntario se encuentra participando en el TAC. 35


36

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

d. Ser creativos y tener iniciativa dentro del trabajo que realizarán. Tener iniciativa implica no esperar siempre recibir indicaciones específicas respecto a lo que se debe realizar y como realizarlo. Dentro del trabajo se generan muchas situaciones que deben ser resueltas en base a la creatividad y la iniciativa de los voluntarios, y el TAC espera que los voluntarios apliquen y desarrollen esta capacidad. Lo anterior no apunta a fomentar los “volones” ni las “improvisaciones”. La creatividad se entiende siempre en un contexto de cumplimiento de objetivos de trabajo y la iniciativa se espera siempre sea orientada a evitar la inacción, la inercia o la repetición vacía de actividades. Ya hemos dicho que los recursos son siempre limitados y muchas veces no es posible contar con la cantidad ni la calidad optima de materiales para desarrollar alguna actividad. Esto no debe desanimar ni conducir a la inmovilidad, más bien debe asumirse como una realidad existente que obliga a desarrollar la capacidad de aprovechar al máximo lo que hay o discurrir soluciones apropiadas para cada situación, utilizando lo que se tiene a mano. e. Disposición al aprendizaje: El TAC visualiza que dentro del trabajo que se realiza con los niños, no sólo ellos aprenden. Son también los voluntarios quienes adquieren y desarrollan habilidades, siendo el espacio de trabajo un espacio de cambio y crecimiento personal y profesional. Pero esto no ocurre por arte de magia, ocurre solamente si el voluntario tiene disposición a que ocurra el aprendizaje. Esto implica asumir el proceso con apertura de mente. Ser tolerante con la diversidad de ideas y de maneras de ser de las personas, entender nuevos puntos de vistas. El TAC piensa que si estos aspectos se dan dentro del trabajo del voluntario, es muy probable que la experiencia de trabajo sea provechosa, útil y valiosa, para el mismo voluntario, para los niños y por cierta para el TAC como institución.


8. LOS RECURSOS DISPONIBLES PARA EL TRABAJO VOLUNTARIO Insumos y materiales Es este un tema clave dentro de lo que es el trabajo voluntario. El TAC es exigente en cuanto a pedir a los voluntarios todo lo que ya hemos visto. No les pide que se hagan cargo de aportar con recursos materiales para el desarrollo de las actividades, pero si cuidar y utilizar al máximo los materiales y herramientas con los que contamos. El sistema funciona de la siguiente manera: al realizar la planificación inicial del período se visualizan las actividades a desarrollar, en cada una de las sesiones. Por lo tanto es posible tener desde el inicio una idea de los recursos a emplear. Siempre es posible que haya variaciones o ajustes, por lo que la idea es rechequear con una semana de anticipación los requerimientos de materiales. En general los recursos materiales son bien limitados, pero hay un repertorio básico de materiales que siempre suelen ocuparse y respecto del cual hay generalmente disponibilidad, esto incluye: • Tiza, plumones, scotch, pegamento, diarios, papeles varios. • Papelógrafos • Lápices • Hojas en blanco Como hemos dicho en este aspecto la creatividad, entendida como la capacidad de aprovechar lo que hay para realizar lo que se piensa hacer, es muy relevante en este punto. Se utiliza mucho aprovechar materiales de “desecho”, reciclando o rehusando artefactos y materiales que llegan al TAC por la vía de donaciones de vecinos o de empresas. Medios Audiovisuales Contamos con diferentes equipos audiovisuales de trabajo. Existe la posibilidad de emplear algunos de ellos. Es súper importante la antelación en la solicitud. Cómo lo hemos reiterado, la planificación y coordinación es clave. Dentro de estos equipos se cuentan • Proyectora de diapositivas • Notebook y data show • Televisión • Equipo de video • Equipo DVD • Radio cd y cassette Material educativo Existe una gran cantidad de material educativo que puede ser útil para la planificación y realización de actividades, que se debe ordenar y clasificar periódicamente. 37


38

TAC Cordillera ValparaĂ­so - Juntos Construyendo una Vida Mejor.


ESPACIO PÚBLICO Para mí es particularmente especial escribir estas líneas hoy, que parto con un nuevo desafío en el que hacer Municipal, ya que a contar del 01 de Agosto soy Director de los Ascensores de Valparaíso y dejo mi querida Dirección de Parques y Jardines que tantas satisfacciones me dio y dentro de ella, una de las más grandes, el TAC. Antes de tomar lápiz para partir escribiendo, tomé mi carpeta y la revista de los 10 años del TAC (cosas que me traje) y partieron los recuerdos y qué locura podría ser, que en una quebrada al lado de una casa se juntaran un grupo de personas, de los más diversos pensamientos, para entregar voluntad con el fin de sacar adelante una organización de Barrio, que ayude, que les de otra perspectiva de vida a los niños del Cerro Cordillera, pero yo me preguntaba entonces, logrará vivir en el tiempo, que fuerza se nota, que mística- que feliz salgo cada vez que estoy en el TAC, que energía inyecta a cada voluntario o persona que pasa por él, y esta mística a uno lo convencía, y sin darse cuenta estaba en el cuento aportando con un grano de arena y llevando su terrón para la casa. Y si un día le comentaba a Patricia, “ el TAC nos entrega mucho más, de que lo que nosotros le podemos entregar”. Cuando estuve la última vez en el TAC conversaba con uno de los “niños” que partieron en él, qué agradable sensación se sentía estar palpando como dio frutos, la parte humana primero y después la naturaleza que crecía y se consolidaba en esa quebrada sin destino de hace 20 años y hoy un oasis en todo sentido. Como decía un libro de mantención de jardines “El jardín es una muestra de lo que es capaz la mano de hombre, cuando logra establecer un equilibrio entre lo natural y lo artificial, al crear un espacio de vegetación en armonía con el entorno, propio de una inspiración artística en que se mezclan los colores, la vida emergente y la belleza”. Qué bien sé esta logrando. PEDRO PABLO CHADWICK METZNER. Ex Director Parque y Jardines Director Ascensores I. Municipalidad de Valparaíso.

39


40

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

EDUCACIÓN (TRABAJO CON LAS ESCUELAS) “El TAC es un paraíso para la cultura”. José Berrios, 5º básico Un espacio para compartir, soñar, jugar y aprender El Trabajo con Escuelas comunes, especiales e integradas Uno de los aciertos del TAC en este trabajo compartido ha sido la integración de niños y jóvenes de la comunidad. Esto se ha realizado a través de su participación en actividades de recuperación de espacios, pintar murales, recorridos por el cerro, talleres de historia local, entre otros. De esta forma, los niños se han trasformado en protagonistas y actores que construyen y mejoran su entorno cotidiano. Desde sus inicios este mejoramiento de su entorno fue más allá del barrio e involucró a la escuelas. Es así como el TAC realiza un trabajo permanente con 11 Escuelas comunes, integradas y especiales de Valparaíso, recibiendo más de 600 niños y jóvenes durante la semana. Los niños y jóvenes van al TAC con su profesor jefe en horario de clase durante todo el año, dos horas, una vez por semana. Ellos participan en talleres coordinados por voluntarios (jóvenes, tesistas, profesionales, docentes universitarios, etc). “A partir del equipo de voluntario, el profesor y las necesidades de los niños se arma el trabajo para el semestre, se establecen objetivos y se desarrollan unidades”, afirma Pilar Correa, voluntaria y coordinadora del trabajo con las Escuelas. Los énfasis de los talleres se vinculan directamente con ejes y objetivos fundamentales de la reforma. La unidad dura 4 a 5 sesiones y luego se va rotando. Sus objetivos se estructuran en función de los intereses y expectativas de los participantes (niños y profesores). La elección de “temas y áreas” depende de la estrategia que el equipo define –acorde a los intereses explicitados de los participantes- como el más pertinente para el logro de los objetivos del taller. La metodología de trabajo se caracteriza por una educación en la acción: los niños y jóvenes construyen una mejor manera de relacionarse con el medio y entre sí a partir de la transformación del entorno. “Este semestre se están trabajando los temas de historia local, reciclaje, medio ambiente, prevención y estilos de vida saludable”, afirma Pilar. Para ejecutarlos se pone en juego diversas técnicas como son: discusión grupal, análisis de casos prácticos, desarrollo de tareas grupales, trabajo en equipo, recorridos por el sector, entrevistas, intervención de espacios públicos, collage, cuentos colectivos, entre otras. A través de un aprendizaje en la acción y el juego, donde siempre hay algo que descubrir, niños y jóvenes se encuentran, se conocen, se respetan y se entregan. Así, clase a clase, los niños pueden valorar su entorno y sentirse orgullosos del lugar donde viven.


Entre risas y llantos He visto a mis hijos crecer acariciando sus rostros he comprendido que he comenzado envejecer. Como padre y madre he apoyado sus actividades, lo mejor que he encontrado Un grupo de amigos que uniendo sus esfuerzos Una senda han forjado. El Tac es un hogar Que a quien lo necesite puede llegar, Encontrando afecto comprensión y lo mejor educación. Una guía a un mundo mejor donde los sueños se pueden concretar donde la imaginación no se puede encasillar donde los anhelos son de la mano con la seguridad A mi Tac quiero agradecer por extender sus brazos Para cobijar a mis hijos y enseñarles que todo es posible, que los sueños no tienen prohibición, donde la amistad es verdadera, donde te enseñan a creer en uno mismo, donde sé que Dios tiene un paradero y lo puedes encontrar, en lo mejor de los niños, en la risa.

EDUCACIÓN (TRABAJO CON LAS ESCUELAS) Una apuesta hacia una educación creativa Una mirada de educación distinta... que no excluye a nadie, donde todos son importantes y donde se puede trabajar juntos. El Tac siempre ha buscado establecer relaciones de igual a igual con los diferentes actores y esta visión también la aplica al tema educativo. “Pensar que el profesor no es la autoridad máxima que lo sabe todo, sino que es un facilitador de aprendizajes... eso es lo que asumen todos los monitores que vienen al TAC, que juntos construimos el aprendizaje y por lo tanto se pierde la verticalidad y se vuelve mas horizontal”, explica Pilar Correa, voluntaria. Una de las inquietudes constantes del trabajo del TAC es la innovación. En las escuelas a los niños se les entrega mucha información sobre medio ambiente, pero en el aula, a nivel teórico. Atreverse a enseñar fuera de las salas de clases, jugar a aprender, actuar y permitir que sean los niños quienes participen de su aprendizaje es parte de la mirada educativa del TAC. Pero esta mirada no lo ha hecho sólo el TAC. Han sido los niños, el principal motor de su trabajo, y sus profesores quienes nos han ayudado a construir. “La mayoría de los profesores que vienen al TAC, tienen una vocación, son profesores distintos, (en el TAC) hemos aprendido a valorar la labor del profesor. Ellos se la juegan por sus niños”.

MAGALI GONZALEZ UNA MAMA QUE AGRADECE.

41


42

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

EDUCACIÓN

(TRABAJO CON LAS ESCUELAS) “La educación debe ser trabajada con AMOR” Crear lazos invisibles no es una tarea pequeña, sino un trabajo permanente. El TAC, consciente que juntos hacen posible los sueños, desde su llegada al Cerro Cordillera, se acercó a todas las organizaciones del sector. Una de ellas era la Escuela República El Salvador, fundada en 1956, un establecimiento con una matrícula de 600 alumnos y donde trabajan 23 profesores. En 1989, las escuelas y en general todas las organizaciones, venían saliendo de un período dictatorial, con una participación social restringida. “Retejer las relaciones de confianza...El TAC hizo ese milagro al cerro al devolverle la confianza a las personas, ese punto de vista de sumar esfuerzos y demostrar que los problemas los podemos solucionar si nos organizamos”. “Empezamos con un grupo formado por alumnos de diferentes cursos, fundamentalmente séptimos y octavos básico. Luego fue aumentando la cobertura ...este año, semanalmente participan en el TAC cerca de 300 alumnos”. “Hermosear la escuela, transformar los espacios y convertirlos en espacios de encuentro, de educación, de cultura y de arte”. “Los niños en el TAC desarrollan su personalidad, su autoestima, el respeto por el otro y la cultura del cuidado del medio ambiente, una educación del alma”, afirmó. “Yo creo que el TAC se ha adelantado a la reforma desde el punto de vista educativo. Las actividades lúdicas, el constructivismo, los niños van construyendo su aprendizaje,

las metodologías... Desde antiguo, el TAC salía a recorrer el cerro con los niños, pintaban, conversaban, intercambiaban la historia del sector... desde ese punto de vista el TAC busca una educación distinta y ha demostrado que metodológicamente se puede innovar”. Hernan Zúñiga, Director Escuela República El Salvador

TAC Esperanza, ideas, sueños, proyectos, realizaciones, esfuerzos, tesón, entrega, sinceridad, calidez, acogida, expresión, libertad, trabajo solidario, mucha paciencia... “amor” Esto y más aún han encontrado y encuentran los niños y niñas que a través del tiempo bajan corriendo tus escalas para recibir el abrazo y beso cálido de tíos y tías. TACpersonas y espacio siempre necesario en la medida que avanza un sistema frío y egoísta que rompe sueños y quiebra vidas. Tíos, Tías, TAC ¡Gracias¡ Que el señor de la vida les guarde. Madzú Nuñez W. ExProfesora Escuela República El Salvador


EDUCACIÓN

(TRABAJO CON LAS ESCUELAS) T= total A= acogida C= Con cariño a nuestros niños y jóvenes del Cerro Cordillera. Creo que estas simples palabras encierran el significado del TAC. Esta institución emblemática que nació en el Cerro Cordillera de nuestra ciudad, ha dado acogida a todos aquellos niños y jóvenes, que en los tiempos en que hoy vivimos, están ávidos de ser reconocidos, tomados en cuenta con sus características y cualidades propias de sus edades y del entorno en que habitan. TAC: espacio que ha abierto la imaginación, la creatividad, sueños y anhelos de tantos que creemos en un mundo mejor, en el que todos y cada uno de nosotros somos partícipes y generadores de cambios. Una institución comprometida no sólo con la comunidad sino también con otras redes de apoyo y principalmente con la educación, y que constituye hoy en día una fuente innovadora de aprendizajes significativos para nuestros alumnos y fundamentalmente útiles para la vida, mirado desde esta perspectiva es un valioso aporte. Y como valioso aporte que es, los insto a no desfallecer y que esta linda labor perdure en el tiempo y que acreciente sus bases y cada día se haga más sólida, en especial a la Tía Patty, la gran gestora de esta idea, que aún un poco loca, encontró seguidores y se hizo realidad, lo que se creía irrecuperable, fue recuperado y hoy son el TAC. Cuenten conmigo… Tamara González, Profesora Escuela República El Salvador 18 años en el TAC

Francesca, Reinaldo y Camila van al TAC Los niños/as del primer nivel de transición del Jardín Infantil Bambi han aprendido variadas cosas en el TAC. Siendo así un gran aporte para sí mismo, para su familia y en fin para su vida. Temas como el medio ambiente han hecho que los niños/as aprendan, jueguen y se entretengan plantando árboles, conociendo semillas, reconociendo árboles nativos en fin que conozcan una variedad de información muy importante del medio ambiente y su cuidado. La información que obtienen los niños/as en el TAC la aprenden y nunca la olvidan, siendo tal el hecho que al llegar a sus casas comparten con sus padres la alegría, la emoción y la felicidad que sienten estando en el TAC. No es raro que si le preguntamos a algún niño/a que actualmente se encuentre en enseñanza básica como lo es Francesca, Reinaldo o Camila dirán que uno de los aprendizajes significativos más bellos que le quedan de su paso por el Jardín Infantil son las idas al TAC. Para cada niño/a que ha pasado por las salas del Jardín Infantil Bambi y por ende las del TAC quedaron en su recuerdo los bellos momentos pasados en las escaleras, áreas verdes, la placita de juegos, la biblioteca, el huerto, el anfiteatro y las distintas visiones como murales y los maravillosos techos pintados, en fin cada rincón de aquel lugar mágico llamado TAC. Educadores del Jardín Infantil Bambi- Junji Desde hace 15 años trabajan con el TAC

43


44

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

Creciendo en el TAC Creo que no existe otra institución con estas características que lleve a cabo un proyecto tan amplio y múltiple como el Taller de Acción Comunitaria, TAC del cerro Cordillera de Valparaíso. Su gestión parte con tareas increíbles que hace realidad buscando siempre redes de apoyo para su acción, uniendo a las organizaciones de la comunidad para un bien común y encontrando el entusiasmo de adultos y jóvenes que hacen sus propios objetivos. Los monitores, profesionales, alumnos universitarios, jóvenes del sector han hecho propios los ideales del TAC, colaboran en la tarea de enseñar a los niños a vivir con la naturaleza efectivamente. Allí crecemos todos buscando para el entorno “una vida mejor” y los niños aprenden que el único planeta que tenemos debemos cuidarlo, que la naturaleza es nuestra vida, que el otro es un hermano y logran comunicarse en un espacio de libertad, respeto, creatividad y así se planta una semilla de amor y fraternidad en los niños de hoy. Felicitaciones a Patricia Castillo y su excelente equipo. Rosa Gil Fuentes. Ex Profesora básica, trabajó 17 años en el TAC Escuela Blas Cuevas-R.Allende


EDUCACIÓN

(ESCUELAS ESPECIALES) Durante nuestros 20 años de historia, hemos privilegiado el trabajo con escuelas básicas, que en un comienzo, fueron las ubicadas en el Cerro Cordillera (Salvador, Blas Cuevas). Con el paso del tiempo se fueron incorporando las Escuelas, provenientes de otros cerros. Así llegamos como hace 11 años a trabajar con la primera Escuela Especial (Escuela Bernardo O”Higgins). De algún modo, la llegada de esta escuela nos interpela, desafía, nos muestra un mundo desconocido que nos obliga a ser más creativos. Aprendimos de las miles de formas de la comunicación humana, donde la palabra, algunas veces tan importante, no se hace necesaria como la única manera de relación e intercambio. Se descubrió que había otros medios para expresarse y hacerse entender, para dejar fluir nuestros sentimientos y necesidades: la mirada, los gestos, las sonrisas, una mano y porque no también, el silencio total. Aprendimos que para llegar lejos hay que caminar despacio, a otros ritmos, donde los mismos niños reconocían que no éramos expertos, que teníamos y tenemos carencias, que no somos “voluntarios especialistas” para “niños especiales”. Pero esas aparentes debilidades se traducían en nuevas formas de actuar, en nuestras propias fortalezas, donde al recibir de los mismos niños sus experiencias, nos abrían puertas de integración hacía algo más verdadero e invisible... Aprendimos que el calificativo de “niño especial” puede tener connotaciones muy distintas, donde el equipo TAC confirmó que “todos somos especiales, únicos y diversos”, que en el encuentro y en las acciones concretas realizadas en conjunto, en forma cotidiana y natural, todos ganan y todos aprenden que la aceptación, la ausencia de discriminación son formas muy concretas de vivir. Hoy el TAC trabaja con alrededor de 100 niños y jóvenes provenientes de Escuelas Laborales, Escuelas Especiales, e Integradas, permitiendo que en conjunto podamos crecer. Todavía falta mucho por caminar, pero a paso seguro, es posible lograr ver con otros ojos el futuro y hacer de la integración algo real. PATRICIA CASTILLO Directora TAC

45


46

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

HOY ES JUEVES Son las 8.30 de la mañana de un día jueves cualquiera, es invierno, hace frío, el cielo se ve bastante gris, hemos tomado desayuno en la Escuela, pasamos lista y nos preparamos para partir al Tac. Vamos en la micro muy contentos, preguntándonos qué entretenido nos habrán preparado hoy los tíos. Siempre es un misterio, y es un misterio donde sabemos que descubriremos cosas del mundo que no conocíamos, descubriremos el misterio del amor, de la amistad, de la solidaridad, de la fantasía y de los sueños hechos un poco realidad, de cómo debemos cuidar aquello que nos rodea para que nuestra vida sea un poco mas fácil. De cómo debemos aprender a ser respetados y que nuestras opiniones sean escuchadas. Son las 9 horas, nos reciben tantas personas cariñosas, nos llaman por nuestros nombres, nos preguntan todo lo que hemos hecho durante la semana, nos escuchan con atención y comienza nuestro entretenido trabajo. Cada uno va con el tío que le corresponde de acuerdo a lo que nos gusta hacer, unos van a trabajar con las plantas, limpiarlas, regarlas, desmalezarlas, etc. Nuestras caritas están coloraditas de frío, pero nuestro corazón está calientito de alegría. Otro grupo nos vamos con una linda tía a confeccionar porta lápices, todos en el suelo, pintando, recortando, pegando, adornando, etc. y he ahí nuestras hermosas creaciones. Otro grupo, corremos a asear nuestro querido Tac, barremos, recogemos hojas, nos empujamos riéndonos, mientras los tíos nos persiguen por todas partes, pero todo ha quedado limpio y ordenado. Son las 9.45 horas, debemos juntarnos todos en la sala mas calientita y les contamos a los niños y a los tíos de los otros grupos qué hicimos durante esas cortas horitas que estuvimos divirtiéndonos y pasándolo estupendo. Nos despiden los tíos con enormes besotes en nuestras caras o cabezas, en realidad donde se pueda, pero el beso queda estampado en nuestros cuerpos y en nuestros corazones, hasta el otro jueves, que volveremos por otra dosis de amor.

Regina Egaña Fuentes Escuela Especial F - 292.


El TAC para nosotros ha sido una ventana, donde los niños y jóvenes se han podido relacionar con diferentes estamentos y establecimientos en un espacio abierto con la aplicación del Curriculum Funcional que en nuestro tipo de Educación se trabaja, con el contacto y la vivencia de cada actividad que ellos realizan. Es así como la auto imagen de nuestros niños se ha visto fortalecida sintiéndose así aceptados, capaces de obtener logros y a la vez integrados como uno más, del gran equipo que es el TAC. A cada uno de los integrantes de esta Gran Familia que conforma el TAC, damos las gracias por considerarnos, por dejar que los “Normales” conozcan e integren a nuestros niños y jóvenes. Gracias, porque ellos, nuestros niños Diferentes lo han sentido y los lazos creados con cada uno de los Tíos del TAC son indestructibles. Gracias por la paciencia, la tolerancia y el gran amor que ustedes le entregan a nuestros niños, GRACIAS, TAMBIEN A DIOS POR HABERLOS PUESTO EN NUESTRO CAMINO. Gladys Patricia Aguilera Martínez. Educadora Diferencial. Directora Escuela Libertador Bernardo O´Higgins “Yo pienso que el Tac nos ayuda a conocernos y a conocer a los demás. Nos enseña a AMAR”. Daniela, 6º básico

47


48

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

“Un lugar lleno de magia, alegría, amor y dedicación” Durante largo tiempo hemos estudiado la flora y vegetación de Chile, recorriendo rincones interesantes y diversos, desde lo tórrido del desierto a lo gélido de la Antártida. Los resultados de esas investigaciones las dimos a conocer a través de publicaciones científicas, tanto en el país como en el extranjero, además de servir de base para nuestras clases de Botánica y Ecología en la Universidad. Hace algunos pocos años, en cambio, hemos querido darle otro sentido a esos conocimientos a través de la Educación Ambiental no formal, especialmente. Esta opción surge con trabajos que hicimos, primero en el COTRA (donde conocí a Patricia Castillo, culpable de este artículo) y luego, ya con el sentido de investigación en el campo, en el TAC Cordillera. Para nosotros ha sido una experiencia fascinante el trabajar en el TAC, en contacto con los jóvenes (y no tan jóvenes) voluntarios: estudiantes y profesionales, y los niños de las Escuelas que conforman la red del TAC. Hemos dirigido tesis de pregrado (en Pedagogía en Biología y Ciencias), en donde se han desarrollado talleres interactivos en Educación ambiental, en que tanto estudiantes como profesor guía han aprendido de la astucia, calor y amor de los niños. A propósito de un gran proyecto institucional en la Universidad de Playa Ancha, el Proyecto de Formación Inicial de Profesores, los curricula fueron cambiados y se introdujo una “actividad valórica en el medio”, que todos los estudiantes de Pedagogía deben cumplir. Hemos aprovechado este requisito curricular para ofrecer a los estudiantes de la Universidad integrarse a los trabajos del TAC, laborando en los talleres de medio ambiente, identidad local, plantas medicinales, reforestación, prevención de drogas, educación sexual, etc. Transcribiré, para terminar, algunos párrafos de los informes de mis alumnas y alumnos de esta actividad valórica en el medio, que expresan un poco lo que nos ha pasado a muchos al conocer al TAC. - “Existe en el cerro cordillera un lugar lleno de magia, alegría, amor y dedicación, ahí encontraremos el verdadero significado de solidaridad...” - “No es simple comenzar a describir una experiencia que involucra tantos detalles, tantos recuerdos, dificultades y logros, a tantas personas y niños, experiencias vividas que quedan en el alma y se proyectan a la vida” - “Fue una experiencia hermosa, super buena, productiva, recreativa, dinámica y entretenida…” - “Espero que este taller de acción comunitaria siga funcionando de forma tan organizada como hasta ahora, espero también seguir trabajando como voluntaria el próximo año para seguir colaborando, compartiendo y participando de esta obra...”

Rodrigo Villaseñor Castro Botánico - Profesor Titular Universidad de Playa Ancha


Cuando llegué al TAC, llevaba varios meses cesante luego de titularme como profesor de castellano. Asistí a un Seminario Poblacional en agosto de 1989. Luego siguieron talleres de títeres, comunicaciones, cueca, etc. Finalmente atraído por esta dinámica de educación alternativa me convertí antes que profesor en tío, es decir en voluntario del TAC. Afortunadamente conté con el aporte invaluable de una cámara de video que permitió registrar paso a paso el nacimiento del TAC en Cerro Perdices y luego en el Cerro Cordillera (gracias tía Geny). Son tantos los talleres y escuelas de verano e invierno y los niños que se incorporaron a mi vida que no me di cuenta cómo mi esposa y posteriormente mis hijos también fueron parte de una respuesta solidaria a la invitación colmada de humanidad que nos hiciera Patricia. La obra del TAC habla por sí misma, por ello hoy quisiera contarles a los innumerables voluntarios y voluntarias que se suman día a día, y que a veces deben contestar la clásica pregunta: “¿ Cómo puedes gastar tu tiempo libre sin cobrar un peso? ”, que efectivamente lo que están haciendo no tiene precio. Pero lo que están logrando para ustedes tampoco lo tiene. Los que tuvimos la posibilidad de ser profesionales y hoy evaluamos nuestros procesos sabemos que el TAC y los niños nos dieron más de lo que nosotros pudimos haberles entregado. La riqueza de aquellas vivencias y las competencias profesionales desarrolladas no se aprenden en la universidad. Es quizá el componente humano que falta en las aulas y que motiva hoy a que las universidades de la zona se vinculen al proyecto del TAC. No es casualidad que: • Gracias a las redes de voluntarios y amigos del TAC obtuviera mi primer trabajo como profesor de enseñanza media.

• En 1993 fuera coordinador regional de un curso a distancia sobre videoforo organizado por ICTUS, y hoy trabaje en el área de la educación a distancia de la Universidad de Playa Ancha. • Producto de las experiencias audiovisuales en el TAC haya organizado concursos en el nivel regional y nacional sobre el tema vinculándolo con la motivación de la lectura. (Proyectos del Consejo Nacional del Libro y la Lectura). Su producto son videos que hoy están repartidos en todo el país, en el extranjero y a través de Internet. http:// www.upa.cl/dpeat/index.htm (clic recursos pedagógicos, clic en video educativo). • Los talleres de prevención de uso de drogas, ecológicos y de historia local florecieron como proyectos, filmando videos educativos para Conama-Cetal y cortometrajes para el Fondart y Conace. • El taller de títeres se incorporara a mi quehacer pedagógico y luego pudiera ser un proyecto que impactó a miles de estudiantes de escuelas públicas de la región. • Como docente y junto a mis alumnos haya recibido cinco premios, entre ellos a la excelencia docente regional, una beca y tres primeros lugares en concursos nacionales de video educativo. Quiero terminar con la alegría vivida el año 2002 cuando como profesor de la Facultad de Humanidades de la UPLA me encontré con un “sobrino” del TAC de Cordillera ahora como alumno universitario. ¿Cree Ud. que el TAC paga? Eduardo González Profesor UPLA 20 años en el TAC

49


50

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

Mis pasos en el TAC Hace ya más de dos años que mi historia se teje con hebras de colores muy vivos, mágicos como las sonrisas de niños, los sueños que se comparten, los abrazos donde se nos va la vida. Llegué al TAC impulsada más por fuerzas misteriosas que por ideas precisas. Tal vez lo único que tenía claro eran las ganas de salir de esa especie de cápsula invisible en la cual uno se enfrasca, para compartir con otros aquello que sentía capaz de dar. Hasta ese momento, el mundo me parecía bastante desalentador con sus inacabables expresiones de violencia, materialismo y abusos en general, donde lo único importante parecía ser el poder y el dinero. Me debatía entonces entre la resignación y la esperanza de un mundo distinto. Ahora siento con absoluta convicción que la vida se encarga de canalizar los sueños cuando uno de verdad cree en ellos. El TAC apareció como ese espacio que buscaba en lo más esencial, donde “ser con otros” en el amor, Para mí tiene una belleza difícil de describir. Detrás de esa gran fuerza colectiva, plena de energía transformadora, subyacen las más hermosas sutilezas. Y cuando logramos verlas y sentirlas, nos damos cuenta que en el TAC los imposibles se han hecho realidad porque nacen de una verdad vital, del sentido más profundo de nuestras vidas. He aprendido muchísimas cosas en este tiempo. De la forma tan especial de hacer las cosas, del respeto por la diversidad, de la experiencia de vida que ha significado el TAC para muchos, pero especialmente he descubierto cómo los niños nos pueden regalar toda su sabiduría desarmando nuestras respuestas y cómo nos devuelven la inocencia y la esperanza. Si plantamos juntos, lo hacemos con las manos, pero esencialmente con el corazón. Allí comienza a germinar en cada uno de los que construimos esos momentos otra semilla, la de una nueva mirada: empezamos a salir de nosotros mismos, derribando prejuicios y egoísmos, y sentimos al otro, comenzamos a quererlo de verdad. Y desde ese amor genuino y leal, ya no podemos dejar de querer construir juntos una vida mejor. Francisca Cerda E. Ingeniera Comercial

“El que entra en el Tac y se involucra en el Tac también se sumerge en un ... no sé si en un sueño o no, pero ...pero se asume como igual, pero ¡sabiendo que eres diferente!”. Pilar Correa, Profesora de Historia, Voluntaria TAC.


Un lugar de ideales comunes Desde mi llegada al TAC por el año 98, mi desarrollo personal y profesional se ha ido acrecentando. Aquí he visto desde los profesionales a niños sacar adelante este lugar teniendo ideales comunes y siendo consecuentes con éstos. En el ámbito de las artes el TAC ha dado una oportunidad trascendente. Un anfiteatro para la música, el teatro donde el paisaje porteño cobija el escenario. Las paredes de nuestro cerro se han transformado para que los murales sean la vitrina de la historia, el mito y los sueños. Las terrazas y plazas albergan las esculturas y mosaicos donde florecen los frutos de la esperanza. En los juegos nos subimos a recrear la fantasía. En las Escuelas de Invierno y Verano los talleres invitan a experimentar, a descubrir, a reconocer desde el gesto de un dibujo a un trabajo terminado, las capacidades no sólo de los niños, también de uno mismo al exteriorizar con gran logro la sensibilidad y la reflexión en una obra. Pero la labor del TAC no se queda en el cerro, sino en toda aquella experiencia donde el respeto al prójimo genera creer en una sociedad mejor, eso es lo que nos motiva a seguir. Marcelo Orellana Escultor, Profesor de Arte Universidad Playa Ancha Voluntario TAC Desde 1991 han pasado por Cordillera estudiantes y profesionales de Francia, Alemania, Canadá, Noruega, Suecia, Suiza, Estados Unidos, Brasil, Argentina, Uruguay, Korea, Haití, Holanda, entre otros... Todos ellos han participado con nosotros en el esfuerzo de construir un mundo mejor. Tendríamos que decir que muy pocas cosas diferencian al voluntario chileno del extranjero, todos tienen en común la disposición y el compromiso de sumarse a un colectivo. Todos han entendido que su aporte es importante no sólo porque se han sumado a una red de esfuerzos permanente, sino que han dejado en murales, investigaciones, fotos una huella significativa. Nuestro primer voluntario extranjero, Jim Schuman, un norteamericano que regresó dos veces a trabajar con niños en las escuelas de verano. Luego llegaron un grupo de franceses que hacían un servicio social en lugar del servicio militar en su país. Remi y Virginie, otros voluntarios fueron muy importantes en la formación de la biblioteca Gutenberg. Pronto se sumó Alemania y otros países de Europa. Karen, Niza, Emmanuel, Angel, Milene y otros se han sumado y aportado al Tac. Los voluntarios extranjeros, durante su estadía en el Tac, han aprendido nuevas formas de relacionarse con otros, ser más flexibles y sobretodo, han trabajo colectivamente. Por eso, no es de extrañar que estos aprendizajes se los lleven a sus países y se esmeren por transmitirlos y practicarlos. 51


52

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

Llegué al TAC un poco por casualidad en julio del 1995. Remi, otro voluntario francés, me hizo un tremendo “regalo” cuando me pasó los datos de Paty un día antes de mi viaje a Chile (donde iba a llegar supuestamente a “vacacionar”). Me quedé 6 meses trabajando como voluntaria y volví al año siguiente para el proyecto de la biblioteca. En mi caso la pregunta es más bien: porqué me quedé y porque volví ? Es difícil contestarla pero sé que no es por casualidad, no tenía ninguna obligación ni por el estudio ni por mi profesión. Creo que realmente me enamoré del lugar y de las personas. Son los niños, los jóvenes, los adultos del TAC, sus sueños que me obligaron a volver (7 veces)y quedarme tanto tiempo. En ese tiempo no me imaginaba vivir lejos de este lugar y no participar a esta tremenda experiencia y todavía, después de varios años me quedo pensando en lo que he vivido, lo que perdí por vivir tan lejos, lo que viene y a lo cual tal vez puedo participar... Para mí, el TAC es un lugar “mágico”, he aprendido mucho, especialmente a soñar y a creer en los sueños. Me recuerdo una quebrada sucia, Paty contándome de su proyecto de huertos y anfiteatro. Como francesa bien “cartesiana” no lo pensaba posible y ahora lo veo... He aprendido también que todos pueden aportar de distintas maneras, he aprendido que se puede (¡ se debe¡) trabajar y avanzar en la alegría. Seamos realistas, exigimos lo imposible Virginie Racine Profesora de Historia

El Oficio de lo Invisible El TAC no es una máquina ni un atrapa sueños. No es un examen médico, ni una técnica de atención al cliente. Tampoco es una alucinación ni un delirio. El TAC no es un lugar para niños perezosos, golosos, rebeldes, revoltosos, insolentes, irreligiosos, pendencieros, no es un lugar para acuestes, charlatanes, crueles, incorregibles o con cualquier otro defecto El TAC no es más que mucho amor. Hecho realidad por una gran familia llamada Cordillera. Se vive, se siente, se desliza, como un arco que lanza flechas al futuro. Que marca un horizonte de colores, que permite sacarse el velo de los ojos y ver, por primera vez y para siempre, Que todos y todas somos iguales El TAC es ese sonido. Que se escucha al golpear la puerta de tu alma. Antonio Araya


VOLUNTARIOS EXTRANJEROS Siendo Francés tuve la posibilidad en 1993 de ir a trabajar afuera por un año y medio. Yo tenía varias propuestas de proyecto a través del mundo entero. Lo que me animaba era ir a conocer otro país, otra cultura, otra idioma, otra manera de pensar, de ver las cosas y la vida. A mí me gusta el Encuentro con alguien diferente, el Intercambio de opinión, el Compartir un pedazo de vida para que vayamos abriendo juntos nuestra mente y que aprendamos a querernos. Al conocerse así yo creo que construimos un mundo mejor. Al conocer al TAC me gustó al tiro! Me gustó el proyecto porque está hecho en Chile por Chilenos, con Chilenos y para Chilenos y que esto es para mí una base indispensable para que pueda funcionar un proyecto de este tipo. Al ver esto, sentí que el TAC iba a resultar. Después, al conocer a Patricia y a su familia no me quedaban dudas aunque todavía me quedo pensando que algunas realizaciones resultan de milagro! Al ver lo que se ha hecho con lo que había, con poco recurso, no lo puedo creer todavía. En el TAC me di cuenta de inmediato que yo iba a encontrar lo que yo buscaba: el Encuentro, el Intercambio, el Compartir. Yo sentí una energía tan positiva y una fe tan fuerte que en lugar de quedarme un año y medio me quede dos años y medio. Gracias al TAC he vivido y he crecido. Al llegar venía como animador social para trabajar con niños especialmente pero muy rápidamente me di cuenta que sólo eso no podía ser. Tuve que improvisarme como jardinero, carpintero, albañil, maestro chasquilla, pintor, profesor de baile, visitador social, representante, coordinador de proyecto del Tac y muchos otros oficios que había que efectuar con todo tipo de público (niños, adolescentes, adultos, mayores) y en todo tipo de ambiente ( escuelas, jardín infantil, consultorios, alcaldía, intendencia, junta de vecinos). Al final había que ser multifacético o mejor dicho polivalente y “polivaliente”. Era muy desestabilizante pero también muy gratificante. Después haberme quedado dos años y medio trabajando para el Tac y que yo me sentía un Chileno más en Chile yo preferí irme para no quedarme para siempre. Quería seguir conociendo este planeta en la cual vivimos y la gente quien la constituye porque “no soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad....” Lo que significa que no permanezco como voluntario efectivamente pero que todavía siento en mi corazón que yo hago parte de esta casa y de esta “familia taceña (o taqueña?)”. Con muchísimo Cariño desde la Isla de Guadalupe en el Caribe. Rémi y Indira

53


54

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

UTOPÍAS Y SUEÑOS EL CUENTA CUENTOS: VIGIA DEL PATRIMONIO INTANGIBLE DE VALPARAISO

En mis andanzas como narrador oral de historias por los cerros de Valparaíso, un día, hace ya varios años, me encontré con el Tac. Fue un amor a primera vista o mejor dicho, al primer cuento. Comencé contándole a los niños y terminé narrando también para los grandes: los padres de los niños, sus profesores, los colaboradores del Tac. Y luego fueron ellos, niños y grandes, los que me contaron a mí historias de su barrio, de sus familias, las que contaban sus abuelos, etc. Y las he ido atesorando y uniendo a otras historias que recomponen la memoria y la identidad de las gentes del puerto. Y es ahora cuando me doy cuenta que sin pretenderlo, me he convertido yo también en un Vigía del Patrimonio, como los de la red de voluntarios recién creada por el Tac; pero en mi caso, un vigía del patrimonio intangible de Valparaíso. El que se compone de los sueños, las ficciones, los personajes, la historia y la crónica cotidiana de los habitantes de los cerros y el plan. Es una responsabilidad nueva e inesperada que la decisión de la UNESCO ha puesto sobre mi oficio de cuentacuentos y que por un imperativo moral no se puede desatender. Por lo mismo, y como no quiero llevarme ningún secreto porteño a la tumba, a partir de ahora me empeñaré en la formación de nuevos narradores orales que asuman la tradición y al mismo tiempo vayan acopiando las nuevas historias urbanas del imaginario común de la ciudad. Ellos serán los encargados de mantener vivos el espíritu y el “alma” de Valparaíso, que sin cuento, sin historias sensibles y humanizantes se volvería puro cascarón vacío, sólo calles y edificios, un lugar impersonal como tantos, sobre el que no hay nada que decir y menos que contar. Carlos Genovese, Cuenta Cuentos

Había sufrido una gran pérdida ese invierno del año 94, y estaba ante el Cristo de la Buena Esperanza en la Iglesia La Matriz, pidiendo conocer a alguien que mereciera todo el amor que tenía para dar. Fue en ese momento que Patricia Castillo dirigiéndose a la gente que se encontraba en la misa pidió voluntarios para la Escuela de Invierno. Por ello siempre he relacionado mi llegada al TAC, con un real regalo del cielo, la mejor medicina conocida para curar el alma. El TAC fue alimento por más de tres años y sólo ocupo su lugar la llegada de mis dos hijos. Siempre he pensado que la casualidad no existe que la vida o Dios si lo prefieren nos ponen en el lugar preciso en el momento indicado. Por eso ahora. Después de seis años, cuando el Director del Serviu me encarga un proyecto para el TAC, siento lo mismo que sentí ese día de invierno del año 94. La experiencia de los cuatro años de taller de manualidades dejó grabada en mi memoria y mi corazón, cada almuerzo al sol, cada mural pintado con los niños y cada rostro de los niños y voluntarios que entregaron todo su entusiasmo para hacer felices a los niños, sin darse cuenta que eran ellos los que recibían de vuelta ese amor felices. La vida es cíclica y cuando veo los hermosos que son mis hijos pienso en lo satisfecho que debe haberse sentido Dios en esos tres años dedicado por entero a los niños que decidió mandarme tan grande regalo. Todo mi cariño a los niños del TAC, a los voluntarios y por supuesto a Patricia y a cada uno de los miembros de su familia, que hacen esto posible. Una amiga que siempre los recuerda Jessica Zúñiga Arquitecto SERVIU, Voluntaria desde 1994


UN PAIS DE MARIPOSAS AMARILLAS Una noche cualquiera, perplejo ante la milenaria generosidad del fogón mapuche, escuchaba asombrado al lonko de aquella pequeña comunidad de isla Huapi enclavada en medio del mar sureño. Sentado en la cabecera de la rústica mesa de madera evocaba tiempos antiguos al narrar sin pausa el origen de su pueblo, porque claro, en los albores del mundo mapuche no había plantas, ni árboles ni animales; y en esa nada vivían Futran Newen, el gran espíritu, amo y señor del universo y muchas otras fuerzas menores. Un día estos espíritus menores se rebelaron ante Futran Newen, pues ellos también deseaban ser amos del mundo. Entonces, el gran espíritu, furioso y echando llamaradas por sus ojos, escupió a los rebeldes quienes expelidos por la descomunal fuerza cayeron a la tierra formando cerros y montañas. Aterrados, los otros espíritus imploraron el perdón de Futran Newen, pero éste se negó a aceptarlos nuevamente en su seno y quedaron allí, colgando del aire, iluminando con su fuego interior el paño de la noche. Son las estrellas que viven eternamente llorando su desgracia. En tiempos antiguos dichas lágrimas cayeron a la tierra formando profundos lagos y cristalinos ríos. Un día, el gran espíritu se preguntó para que servía todo eso si en la tierra no había nadie. Entonces, posó sus fulgentes ojos en una hermosa estrella que pendía del cielo asida solamente de una de sus manitas. Le ordenó que bajara a la tierra para inundarla con su hermosura e inteligencia. Y así fue, sin embargo, al caminar la bella estrella hería sus pies con los pedruscos del camino. Al observar esto, Futran Newen hizo que donde quiera anduviera la joven brotaran plantas y flores y las deshojaba por los senderos de la tierra y cada pétalo que besaba el suelo se convertía en mariposas amarillas y pájaros multicolores. Así surgió el mundo mapuche, dijo el anciano lonko con su sonrisa antigua y digna. Y en medio de la noche le agradecí en silencio por haber aprendido más acerca de su pueblo y su cultura que en cualquier sala de clase o libro de expertos. Es que la educación no es sólo bibliotecas y aulas, ni menos aún profesores todopoderosos que se apropian de la palabra y del conocimiento para imponerle supuestas verdades a estudiantes pasivos y dóciles, temerosos de contradecir a aquel que tiene la facultad para hacer y destruir vidas en la sacrosanta impunidad de su poder. Porque de lo que se trata es de superar el hábito, el ritual de la transmisión del conocimiento para construir el conocimiento de manera colectiva y hacerlo insertos en la cultura y el territorio de los cuales somos parte. Es el único modo de aproximarse a la realidad, acariciarle en la inmensa magnitud de sus árboles, ríos, memorias colectivas y sueños, porque, a fin de cuentas, de ello se trata: de tener la posibilidad de aprender de nuestra historia para dibujar el futuro en el presente. Es lo que ha hecho el TAC irisando con el color de la esperanza quebradas y sueños, porque una vida no vale nada si no es para entregarse en cuerpo e inteligencia a la urgente tarea de construir una sociedad democrática donde se respeten los derechos humanos, la diversidad, la pluriculturalidad. Soñamos un país de mariposas amarillas y pájaros multicolores, como el mundo mapuche, como los sueños del TAC; un país donde somos muchos países entre la montañas y el mar. Tito Tricot Sociólogo, Director Instituto de Estudios Interculturales ILWEN Valparaíso 55


56

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

El TAC: ESE CAMBIO (REAL) Y ESA SED DE TRANSFORMAR (HASTA LO IMPOSIBLE)

Pasar revista y juntar los fragmentos y piezas que ayuden a describir (en contenido) las experiencias en torno al TAC, tiene sus complicaciones. Sin duda, menores a las que encontraron y todavía encuentran, como desafío, los/as gestores de este proyecto social y territorial, que camina adelantado a las modas, despolitizado pero político, descontaminado y respirable, visible y (re)conocido. Las complicaciones de hacer síntesis, son posibles de permear, “en breve”, cuando aventuramos a decir que estamos frente a una iniciativa esperanzadora y que construye cambios profundos. Esa esperanza que supera los credos y ese cambio sin maquillaje, no tiene reloj para la espera ni tampoco se agota en lo material. Busca irradiar, entusiasmar, darle “tonalidades” a los colores, compartir las ganas, entregar valores y esa mística desbordada de tanto andar. Reconocer el liderazgo y la convicción para dar inicio y sostener a este sueño (compartido) tiene tanto de cierto como pensar en aquellas huellas que ha dejado esta experiencia educativa y de formación en miles de niños, niñas y jóvenes participantes, como también en aquellos voluntarios y voluntarias, que no se “han ganado el cielo” pero que han construido ese (único) aprendizaje con el otro, desde Cordillera. Desde Cordillera y en la quebrada ayer impresentable como postal y hoy transformada en sueño, esta organización funcional forma y se hace parte en el trabajo diverso que efectúan un conjunto de organizaciones comunitarias con tareas específicas y con responsabilidades comunes: educar, recuperar espacios públicos, prevenir el consumo de drogas y alcohol, la violencia, practicar la solidaridad, recuperar la historia del Cerro, entre otras para desvivirse. Traspasar la energía y esa sed de transformar a estudiantes secundarios y universitarios que colaboran en el TAC, es también una apuesta relevante y enriquecedora que busca remecer a las partes y también a los futuros profesionales-personas en proceso (de)formación. En la medida, que esta apuesta sea asumida sistemáticamente, con exigencias, responsabilidad y compromiso, podemos también pensar que es posible. Conviene entonces reparar en el TAC, tomarlo como ejemplo, (re)pensarlo, volver a mirar, pasar y entrar. Es el cambio real, que tiene fondo, que nace desde lo anónimo y que sin prisa se queda esperando que lo vayas a buscar. VALORES A PELO NADA ES IMPOSIBLE Y NADA ES PARA SIEMPRE

Cristián Arias Isla


Quisiéramos tal vez poder relevar algunos aprendizajes que ha sido a nuestro juicio clave para la caminata... (algo más que llevar zapatillas, también una carga liviana) • Aprendimos que hay cosas que no pueden esperar y que debemos ser “atrevidos”. Romper aquello que está, soltar amarras y movilizar la iniciativa. • Aprendimos a usar el lenguaje con mayor propiedad. Nos queda claro que los discursos no son capaces de transformar la realidad, sí de adornarla. Hemos construido nuestro decir desde el hacer. • Aprendimos que si hablamos de actores, no decimos beneficiarios. • Aprendimos que ver la realidad con los ojos de los actores permite iluminar, sostener y profundizar una experiencia de trabajo social. • Aprendimos como la construcción de “poder ciudadano” no es una cuestión de lenguaje (de moda), es necesario CREER efectivamente en ello. • Aprendimos que cuando decimos que es una experiencia que no excluye a nadie, es así... • Aprendimos que cuando decimos que los niños son centrales en la historia del TAC, así es y que trabajaríamos con ellos, respetando su condición de NIÑOS y NIÑAS (sin los rótulos de pobres, ricos, minusválidos, ni super niño). • Aprendimos otros códigos de la comunicación humana, a veces las palabras, tan necesarias, no alcanzan... miradas, gestos, sonrisa, una mano, un abrazo, silencios. • Aprendimos que la diferencia es aporte, que ser trasparentes, veraces y coherentes no es algo que sea posible acomodarlo a as circunstancias, que se es o no.

57


58

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

REFLEXION Y SALUDO La velocidad que nos envuelve en estos días y que nos ha mal acostumbrado a tener la necesidad de la inmediatez en las cosas que buscamos, pocas veces nos deja tiempo para reflexionar y evaluar nuestras actitudes y como proyectamos nuestra vida en el quehacer cotidiano. Esta falta de reflexión, nos induce a que generalmente esperamos que las cosas pasen y hasta “que nos pasen por encima”, reaccionando sólo cuando sentimos amenazados nuestros espacios personales. Generalmente, pocas veces buscamos ser protagonistas de cambios que beneficien no sólo a nuestros seres queridos sino también a otras personas dentro de la comunidad a la que pertenecemos. Hace veinte años, era más fácil lanzar las bolsas con basura y escombros a la quebrada y esperar que las malezas se encargaran de cubrirlas y perderlas en la memoria colectiva. Hace 20 años nadie había querido ser protagonista ni había tratado de motivar a otros a ser actores y a hacerse cargo de los espacios de nadie y de todos. En 20 años, el TAC ha contribuido a la renovación interna de la ciudad y por ende a la renovación del espíritu de ésta. Hoy es incontable la cantidad de personas que han pasado por el TAC: niños, voluntarios, profesores, políticos, interesados, desinteresados, judíos y cristianos, autoridades de turno, soñadores esperanzados y pesimistas. Todos han contribuido de distintas maneras y en distintas proporciones en demostrarle a la ciudad, así mismos y al resto de sus habitantes, que los cambios sociales que todos anhelamos, parten de un compromiso personal sincero, liberado de prejuicios y resentimientos, que entiende que las transformaciones y los aprendizajes son lentos y que no desespera ni se ciega en el cumplimiento de sus objetivos. Que el éxito y los logros sigan creciendo como los árboles y plantas de las terrazas del anfiteatro. Jorge Vera Toledo Arquitecto MINVU Voluntario desde 1997


La Vigencia de una Apuesta Cuando se habla de la experiencia comunitaria desarrollada por el TAC en el Cerro Cordillera, inevitablemente viene a la memoria la forma de trabajo y la mística que caracterizó buena parte de las iniciativas de ONGs y organizaciones sociales de base en la década del 80. En esos duros años, los innumerables proyectos y programas de trabajo territorial, el impulso de actividades de educación popular, el desarrollo de encuentros de intercambio y apoyo mutuo, permitieron sentirnos parte de un colectivo mayor capaz de imaginar y construir las bases de una sociedad más justa. Nadie puede discutir el importante aporte de esas iniciativas a la recuperación de la democracia en el país y su influencia en las políticas públicas implementadas en los primeros años de los 90. Desde entonces hasta ahora, las cosas han cambiado y muchos de quienes impulsaron el trabajo en el territorio, en vinculación con las organizaciones sociales, han desaparecido o se han transformado. Las municipalidades han adquirido un peso distinto para la comunidad, otros actores han ganado relevancia en el plano local y los mecanismos institucionales prevalecen sobre las iniciativas informales o la dinámica cotidiana. En ese contexto, el TAC podría parecer un sobreviviente algo anticuado de ese pasado reciente; mal que mal, en los últimos 20 años su apuesta, básicamente, sigue siendo la misma y su trabajo continúa circunscrito fundamentalmente a las calles y quebradas del Cerro Cordillera, algo impensado bajo los moldes actuales de las urgencias por eficacia e impacto en la intervención social. Pero el juicio ligero (o el prejuicio) detrás de esta perspectiva se diluye cuando se tiene la posibilidad de participar, aunque sea brevemente, de algunas de las iniciativas

que forman parte de la experiencia vital de este proyecto. Es cuestión de asomarse en algún momento para dejarse sorprender por el trabajo y el entusiasmo de los niños, el compromiso de las organizaciones comunitarias o descubrir la compleja red de voluntarios que sostienen buena parte de las iniciativas. Durante todos estos años el TAC ha logrado consolidar un trabajo que se ha sacudido de las urgencias temporales, volviéndose parte de las acciones e intereses de los actores en ese territorio. Y eso, no es poca cosa. ¿Cuáles son las claves para que una experiencia como ésta pueda sostenerse en el tiempo, reencantando a varias generaciones de niños y jóvenes que han pasado por esos espacios?. Nos atreveríamos a decir que el secreto está en cuestiones muy simples: En primer lugar el TAC se sostiene por la voluntad de muchas personas; durante todos estos años lo realizado ha sido factible porque hubo gente dispuesta a hacerlo. Directores o profesores de establecimientos que confiaron en una manera distinta de trabajar los temas de medio ambiente, niños que aprendieron a reconocer y cuidar su propio entorno, dirigentes sociales que comprendieron el valor de trabajar en conjunto por un objetivo común. Aunque hubiesen existido los recursos económicos (y es sabido que esa no es la característica de esta historia), sin ese capital, sin esa voluntad diaria y la base de confianza común, el TAC habría desaparecido hace mucho tiempo. Lo mismo puede decirse de los estudiantes y profesionales que han participado de talleres u otras actividades de apoyo; su renovación de compromiso se funda, básicamente, en el reconocimiento de un espacio transparente donde su aporte no está condicionado a otra cosa más que el compromiso por construir una vida mejor. Pero esa voluntad tampoco sería permanente si no existieran buenas ideas. Es por eso 59


60

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

que, en segundo lugar, creemos que el TAC también se sostiene en el tiempo por una intuición genial que ha permitido fortalecer la identidad y el sentido de pertenencia de los habitantes del Cerro Cordillera. La recuperación de los espacios públicos; la valoración y uso de los lugares históricos del Cerro; los murales como espejo de identificación colectiva; los mitos o historias locales como forma de reconocimiento, constituyen bases potentes de pertenencia para todos quienes forman parte directa o indirecta de las actividades del TAC. No es necesario haber participado en un taller o haber asistido a alguna actividad en el anfiteatro; la imagen del TAC entre los habitantes de Cordillera está instalada más allá de sus propias acciones. Y eso es más relevante aún cuando todos los otros espacios de referencia comienzan a debilitarse; es lo que permite que los niños de ayer sean los monitores de hoy, que la gente cuide los murales o que la quebrada recuperada, lo sea para siempre. El TAC ha logrado sostenerse en el tiempo y renovarse en su apuesta originaria por algo poco común en esta época: no tiene otra pretensión. No intenta dar cátedra ni mostrarse como ejemplo que deben seguir otros. No pretende expandirse más allá del espacio definido en sus orígenes; menos que un esfuerzo horizontal (ramificándose y expandiéndose), el suyo es un esfuerzo vertical (profundizando raíces hasta el fondo de la tierra). Eso no otorga fama ni muchos reportajes en diarios o televisión (aunque los ha habido), pero por otro lado, significa que, a diario, cientos de pequeños sueños vuelen libremente por los cielos de Valparaíso. Es sabido que lo esencial es invisible a los ojos de las personas, pero deja una marca muy fuerte en el corazón de quien lo toca. Leandro Sepúlveda, CIDE Académico, Universidad Católica de Valparaíso


CURRICULUM INSTITUCIONAL TALLER DE ACCION COMUNITARIA - TAC Cerro Cordillera, Valparaíso - Chile El Taller de Acción Comunitaria (TAC Cordillera), fue originalmente un programa de trabajo de la ONG CECAP, iniciado en 1989. La idea fue crear un espacio para la participación comunitaria que fortaleciera las propias capacidades de los pobladores en pro del mejoramiento de su entorno y calidad de vida. Muy tempranamente el TAC se autonomiza de CECAP, puesto que el apoyo a las ONGs en los inicios de los 90’ se restringe, razón por la cual el trabajo comienza a sostenerse en la asociatividad, el trabajo voluntario y la participación local, convirtiéndose en el año 1997 en una organización comunitaria. La utopía que hemos perseguido en los años de trabajo es que Juntos es Posible Construir una Vida Mejor, a través de la construcción de espacios de justicia, dignidad, tolerancia y encuentro: donde nadie sobra y donde podemos en la acción con otros hacer de los sueños una realidad. Nuestro Objetivo “Promover el Desarrollo Integral de la Comunidad, a través de la Educación y/o Capacitación formal e informal, sobre Salud, Medio Ambiente, Educación, Mercado, Cultura; este desarrollo Integral de la comunidad comprende la mejora material del Hábitat y del entorno barrial. Dirigido a niños, jóvenes, mujeres, adulto, tercera edad, vecinos, organizaciones, instituciones funcionales y/o territoriales”. Nuestra apuesta A partir de cambios concretos, visibles, crear cimientos más profundos que apunten hacia la construcción de valores compartidos que faciliten estilos de vida más humanos, más justos, con mayor igualdad de oportunidades, más solidarios, más democráticos, donde sea posible seguir soñando... Ideas fuerzas de nuestro trabajo - Niños y jóvenes se constituyen en protagonistas de los cambios en sus sectores. - La conciencia ambiental se construye a partir de acciones concretas de mejoramiento. - La asociatividad permite potenciar el trabajo, representar distintos sectores de la comunidad y sostener la experiencia en el tiempo. - Nadie sobra, sólo juntos podemos construir una vida mejor. - La educación se hace posible en la acción, pues en ella se tejen y construyen RELACIONES que lo hacen ser permanentes. 61


62

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

LINEAS DE TRABAJO 1) Articulación de Red Local y Comunal Aunar voluntades en pos del mejoramiento del entorno, generando asociatividad que implique compartir visiones de sociedad y estilos de vida, trascendiendo proyectos puntuales, abriendo nuevas y más oportunidades de aprendizaje e intercambio mutuo. En ella se articulan Establecimientos Educacionales, Organismos Públicos, Organizaciones Comunitarias, Universidades Públicas y Privadas, Institutos Profesionales, Organizaciones de la Sociedad Civil, Empresa Privada, Voluntarios, Comunidad Vecinal y Educativa (Más de 40 Organizaciones). Red de trabajo permanente - Doce (12) Escuelas Públicas y subvencionadas: comunes, integradas y especiales. - El Consultorio Municipal de Salud. - Iglesias Católicas y Evangélicas. - Juntas Vecinales. - Cruz Roja. - Jardín Infantil Bambi (JUNJI) - Población Obrera de la Unión. - Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC). - Gobernación Provincial de Valparaíso - Universidades de la Región (U. de Playa Ancha, U. Católica de Valparaíso, U. de Valparaíso, - U. del Mar, U. Arcis) - Universidades e Instituciones extranjeras: Plattsburgh (Southern Cone Programs State University of New Cork), Programa IFSA – Butler University, Università degli Studi Modena e Regigo Emilia (Facoltà di Lettere), Minnesota State University Mooread (Departamento de Trabajo Social), International Studies Abroad (ISA), Groupe Acole Supériore de Comerse de PAU (Programme Grande Ecolé (Service Parcours ESC Pau), Middlebury Collage – School in Latin America – Chile, Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC Chile - Haití), Programa de Intercambio Internacional Estudiantil (PIIE), Universidad de Valencia; Hochschule Luzern-Soziale Arbeit; U. de Oldenburg… entre otras. - Municipio de Valparaíso (a través de sus departamentos). - CONACE. - SEREMI Bienes Nacionales. - Programa de Intercambio de Estudiantes Norteamericanos SIT (School for International Training). - Corporación de Innovación y Ciudadanía. - Red Discapacidad. - Empresas Privadas. - Jardín Botánico. 2) Prevención con Niños y Jóvenes El TAC, desde sus inicios se ha constituido en un espacio de prevención, pues ha permitido que niños y jóvenes ocupen su tiempo libre en acciones de mejoramiento y recuperación de su entorno, de sus relaciones en la comunidad y de que hemos llamado autoestima comunitaria, la de valorar su espacio y la relación en éste. A través de talleres y actividades permanentes de capacitación, desarrollo personal y acciones que permiten ocupar el tiempo libre.


3) Educación y Mejoramiento Ambiental con Niños y Escuelas Esta ha sido una de las principales acciones en estos 20 años, permitiéndonos potenciar la capacidad de la comunidad para mejorar sus propios espacios, donde niños y jóvenes se constituyen en los principales agentes en este proceso de mejoramiento. La metodología de trabajo se caracteriza por una educación en la acción: los niños y jóvenes construyen una mejor manera de relacionarse con el medio y entre sí, a partir de la transformación del entorno. 4) Cultural Una de las apuestas de nuestro trabajo es posibilitar la expresión y difusión de la cultura en los cerros, desmitificando la idea de que la cultura es un tema lejano a la gente y a su vida cotidiana. En este sentido, consideramos como un derecho el de acceder y ser parte del proceso de construcción de la cultura (visión de ella como algo dinámico, lo que está por hacer). Así hemos intentado generar espacios colectivos que permitan cristalizar este anhelo. Creación de murales: permiten mejorar la fisonomía del cerro, rescatando el pasado, presente y los sueños de los vecinos de Cordillera. La historia reconstruida en colores en los muros del cerro. El Anfiteatro: con capacidad para 600 personas, ubicado en el corazón de una quebrada, es muestra de ello. 5) Identidad Local El TAC cuenta con una experiencia extensa en torno al tema de la historia local, pues se desarrollan en forma permanente talleres en los que participan niños adolescentes y jóvenes, orientados a rescatar y valorar el patrimonio humano, histórico y arquitectónico del cerro y la ciudad en que ellos viven. Aparece como un elemento capital - el de la identidad local - en el fortalecer el protagonismo de los propios sujetos en el proceso de mejoramiento de su entorno y de las relaciones en él. 6) Recuperación y Mejoramiento de Espacios Públicos Una de las líneas de acción que se ha ido consolidando en el tiempo, es la de ir “tomando” y conquistando espacios para el uso público; ello responde a la carencia de estos, como el creciente proceso de introversión de la comunidad hacia el espacio privado. La intervención colectiva en la recuperación y mejoramiento de los espacios públicos (convertidos en basurales, sitios eriazos, estacionamientos) ha permitido la construcción de espacios concretos que permitan revertirlo, generando posibilidades de encuentro. 7) Biblioteca Comunitaria Promover el uso del tiempo libre, como el acceso a la cultura y tecnología. La biblioteca cuenta con más de 5000 textos, desarrollo de talleres de reforzamiento escolar, talleres de poesía y cuentos, talleres de acercamiento a la lectura. Hace algunos años tenemos un convenio con el Centro de Democratización de la Información (CDI) y Fundación Todo Chile Enter (CHILENTER), con quienes en conjunto hemos implementando una sala computacional como herramienta de aprendizaje en temáticas cívico-ambientales. 63


64

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

8) Fortalecimiento de la Acción Voluntaria Promover el ejercicio de la Ciudadanía, a través de una Acción Voluntaria basada en el Desarrollo Local, la Autogestión y la Responsabilidad Cívica. Se fomenta tanto a nivel local, como en el espacio Universitario Nacional e Internacional. 9) Extensión Promover el intercambio de experiencias y aprendizaje, tanto en el espacio del TAC (Pasantías y Visitas Educativas), como en el Comunal, Regional, Nacional e Internacional; tanto a través de la visita presencial (Seminarios, Foros, Mesas, etc.), como en el uso y difusión de multimedios. Descripción espacios físicos El TAC cuenta con una sede en Cerro Cordillera, y un amplio espacio fruto de la recuperación y habilitación de un antiguo basural, transformando en terrazas, áreas verdes, plaza y un anfiteatro al aire libre con capacidad directa para unas 600 personas. La otra sede es una casa donada por la comunidad del Cerro Cordillera (1999), la cual se utiliza como Biblioteca y se promueven encuentros con la comunidad (talleres, tertulias, eventos artísticos culturales). Cuenta además con una pequeña oficina que permite desarrollar trabajo administrativo y de gestión Institucional. Sede 1 (Casa Comunitaria TAC): 5 salas multiuso, 1 bodega, 5 Terrazas de Cultivo, 1 Invernadero, Zona de árboles nativos, Anfiteatro con capacidad para 600 personas, una cocina, 2 baños. Dirección: Camino Cintura # 3049, Cerro Cordillera. Valparaíso. Fono 2595552 Sede 2 (Biblioteca TAC - Gutenberg): 5 Salas multiuso (una es biblioteca con 5000 ejemplares y 500 socios, otra es sala computacional contando con 6 computadores), una cocina, 2 baños. Dirección: Adolfo Fisher # 34 – A, Cerro Cordillera, Valparaíso. Fono: 2595999 Oficina: Una sala multiuso, cuenta con dos computadores y un teléfono. Dirección postal: San Enrique # 555, Cerro Alegre, Valparaíso. Fono: 2755288 - Fax: 2237318 e-mail: tac@vtr.net web: www.geocities.com/tacvalpo Equipo TAC Los miembros del equipo del TAC son voluntarios, estudiantes universitarios de diversas carreras, estudiantes secundarios, técnicos y profesionales; nacionales y extranjeros, que han ido conformando un grupo con mística, constancia y compromiso. A este equipo se han sumado voluntarios, adolescentes y jóvenes del sector, los que llegaron niños al TAC... ... “La semilla que ya dio frutos”.


SÍNTESIS DE LA EXPERIENCIA Dado que son 20 años de trabajo, para fines de ordenamiento haremos un ejercicio síntesis de etapas que han permitido la mantención de la experiencia en el tiempo.

Basada en Tesis de Grado para optar a título de Asistente Social “ Espacio Territorial y Actores Sociales: Construcción de Identidades Colectivas y Reelaboraciones de Sentido. Experiencia del Taller de Acción Comunitaria”. Noviembre 2001. Denise Didier C., Voluntaria TAC. 65


66

TAC Cordillera Valparaíso - Juntos Construyendo una Vida Mejor.

Reconocimientos al TAC En la historia del TAC, diferentes organizaciones públicas y privadas, chilenas y extranjeras, han destacado nuestra labor y compromiso con jóvenes y niños de Valparaíso. Queremos celebrar con ustedes el haber sido distinguido durante nuestra historia. Estos reconocimientos nos alegran y gratifican, pero por sobretodo nos desafía y compromete a seguir avanzando en la línea trazada y ser capaces de facilitar, potenciar, recrear y recuperar la capacidad de ejercer ciudadanía, asumiendo un rol protagónico. El TAC dedica estos reconocimientos al Cerro Cordillera, a los organismos asociados, a los vecinos, voluntarios, y muy especialmente a niños y jóvenes quienes dan vida y sentido al quehacer del TAC, que nos permita día a día “CONSTRUIR JUNTOS UNA VIDA MEJOR”. Premios y Reconocimientos Recientes - Premio Municipalidad de Valparaíso, 2001. - Primer premio Fundación Nacional de Superación de la Pobreza, Programa de Ciudadanía y Gestión Local y Centro de Políticas Públicas de la Universidad de Chile, 2000. - Reconocimiento por el compromiso con la labor de superación de la pobreza, Fosis. - Premio Ford Motor Company a la Conservación y Medio Ambiente. Primer lugar categoría Medio Ambiente: Conservación, Protección y Educación. 2002. - Fundación Carlsson, 2002. - Premio MINVU, Buenas Prácticas, segundo Lugar Regional. 2002. - Premio CONACE, Primer Lugar, primer concurso regional Buenas Prácticas Comunitarias en Prevención de Consumo y Tráfico Drogas. 2003. - Premio CONAMA, Primer Lugar Regional en Medio Ambiente. 2002. - Premio CONAMA, Primer Lugar Nacional en Medio Ambiente. 2002. - Mención de Reconocimiento del Programa de Ciudadanía y Gestión Local de la Fundación Nacional de Superación de la Pobreza, FUNASUPO, 2004. - Seleccionados entre las 40 experiencias destacadas (3 latinoamericanas) sobre 700 a nivel Mundial. Premio DUBAI Mejores Prácticas. 2004. - Curso Patrimonio y Medio Ambiente: Recursos para Capacitación de 32 voluntarios del TAC - red, vía convenio con la Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza y la Universidad de Playa Ancha de las Ciencias de la Educación. 2004. - Diplomado en Gestión de Redes Asociativas y Fortalecimiento de Ciudadanía, Instituto Ideas y Universidad de Santiago. - Media beca para 3 voluntarios, vía convenio con la Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza. 2004. - Primer lugar Regional “Concurso Nacional Buenas Prácticas Urbanas”, Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Gobierno de Chile. 2004. - Segundo Lugar Nacional “Concurso Nacional Buenas Prácticas Urbanas”, Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Gobierno de Chile. 2004. - Exponentes en el “II Congreso Nacional de Formación en Valores, I Congreso Internacional del Cono Sur de Formación en Valores”. Córdoba, Argentina. Septiembre 2004. - Participantes en el “Encuentro para mujeres jóvenes: Las Voces de las Chicas”. Córdoba, Argentina. Septiembre 2004. Pequeño Proyecto desarrollado con el “Programa de Pequeñas Donaciones para las Organizaciones de la Sociedad Civil”, del banco Mundial y Programa de Formación en Valores Jóvenes Solidarios iDeas AVINA. 2004 - Exponentes y participantes, represenando a Chile, en el “Congreso de la Lengua para Niños: la infancia tiene la palabra”. Rosario, Argentina. Noviembre 2004. Finalistas del “Segudo Concurso Regional de Ideas Innovadoras para la Movilización de Recursos”, ASHOKA. Noviembre 2004. Proyecto “Es Tiempo de Leer” del programa Fomento a la Lectura, otorgado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Julio – diciembre 2005. - Seleccionados entre las 17 experiencias destacadas del Concurso Latinoamericano y del Caribe a la Transferencia de Buenas Prácticas, Premio Medellín 2005. - Experiencia de Participación Cultural Ciudadana con el proyecto “TAC, Creemos, Creamos y Seguimos: en Cordillera algo está pasando…”; Carnavales Culturales de Valparaíso. 2005. Premio a la Solidaridad “Padre Alberto Hurtado”, reconocimiento al voluntariado de la quinta región. Municipalidad de Viña del Mar. Noviembre 2005. - Mención Especial en el “Concurso de Experiencias Innovadoras en Infancia” , desarrollado por el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS), en conjunto con el Ministerio de Planificación (MIDEPLAN) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). 2006. - Reconocimiento por el aporte realizado durante los dos años de vida del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, región de Valparaíso. Marzo 2006. - Públicos Organismos Extranjeras, Nacionales y Universidades Cooperación con convenios de Desarrollo de Asociacionismo. Participación Local, Voluntaria, Proyectos, - Acción Continuidad (Concepto: Réplica) realidades locales públicos y otras ámbitos académicos, Intervención en Modelo de Posesionamiento de a la Red. Organismos Externos Negociación con Extranjeras. Universidades Fundaciones, Cooperación, A.E.: Agencias de Organismos Públicospasantes, Universidad, ,CordilleraVoluntarios, - RED A.P.: Niños, Jóvenes, seminariosSistematización, PasantíasEducativas, Públicos. Visitas Organismos Reuniones con Tesistas, Práctica y Alumnos en Educativos, Apoyo Talleres recursos.Gestión de Universidades, Públicos y con Organismos Interlocución Aprendizajes, Ordenamiento la Réplica. lo vivido: Hacia Re – flexionando 2002 – 2008 Asociacionismo Participación Local, Voluntaria, Proyectos, Acción Continuidad Organismos RED) Intercambio entre Negociación e Concepto: ‘manera de hacer’. (Aprehensión de de Trabajo organismos de la Red heterónomas entre relaciones Desarrollo de Privada, Pasantes. Públicos, Empresa Organismos A.E.: - Universidades, Jóvenes, Voluntarios.Comuna, niños, Educacionales Establecimientos A.P.:PasantíasEducativas, Públicos. Visitas Organismos Reuniones con Tesistas, Práctica y Alumnos en Educativos. Apoyo Talleres en el territorio. distintos actores encuentros de pasantías y Desarrollo de educativo, materialMedios difusión, Construcción de Intervención un modelo de y legitimación de Reconocimiento 1999 – 2001 Asociacionismo Participación Local, Voluntaria, Proyectos, Acción Continuidad RED LOCAL) (Aparece Concepto acciones conjuntas Ejecución de Coordinación y Planificación, comuna.Educacionales Establecimientos A.E.:Voluntarios. A.P.: Niños, Jóvenes, Escuelas estable con prensa. Taller permanente vínculoBoletines, Afiches, Comunal. Local y Visibilización .Difusión, trabajo’ exitosas de ‘estrategiasy sistematicidad Fortalecimiento la proyección de un Proyecto: Consolidación La1996 – 1998 Proyectos PuntualesAsociacionismo Participación Local, Acción Voluntaria, pro Consolidación) (Concepto: Proyectos Actividades Comunes Desarrollo de Planificación y Organismos PúblicosA.E.: Voluntarios, A.P.: Niños mutuo.conocimiento Planificación, Reuniones de físicosde espacios Recuperación al Territorio, Actores en torno Coordinación de Sostenibilidad’ Bases de la ‘Fundando las Asociatividad: Hacia la 1992 – 1995 ONG Central Intervención) (Concepto: Plan Local confianzas mutuas Generación de JóvenesA.E.: Niños y escuelas sector Organismos Locales, Vecinales,A.P.: Dirigentes Espacios Conquista de Autodiagnóstico, Físicosde Espacios Recuperación Autodiagnóstico, la realidad’ ‘Reconociendo 1988 – 1991 Gestión Recursos Tipo de vínculos Actor Emergente Actor Protagónico Acción Crítica CentralEstrategia Etapa Ganadores del concurso “Chile Somos Todos” de las “Buenas Prácticas para el Respeto de la Diversidad y No Discriminación”; convocado por el Departamento de la Diversidad y No Discriminación de la División de Organizaciones Sociales del Ministerio Secretaría General de Gobierno, y la Organización de las Naciones Unidas Para la Educación, las Ciencias y la Cultura (UNESCO). Enero 2007.

REVISTA TAC CORDILLERA EN EL MARCO DEL PROYECTO TRASPASANDO LA ANTORCHA  

revista taller de acción comunitaria tac cordillera valparaíso

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you