Issuu on Google+

1

LECCIÓN Nº 19

Apreciado estudiante: En la lección que corresponde al prana o ENERGIA CRISTICA y en la de los Chakras, te hablamos de una energía especial denominada KUNDALINI, que se encuentra localizada en la parte inferior de la columna vertebral. Te pedimos revisar las lecciones antes mencionadas, ya que te van a servir para que puedas comprender mejor esta lección. En esta época, tan llena de temores, ansiedades y materialismo, la doctrina del conocimiento oculto, el esoterismo, el ocultismo, nos recuerda verdades desde hace mucho tiempo olvidadas. Nos permite entrar en contacto directo con un orden de existencias mucho más elevadas que el de este mundo físico terrestre. De las profundidades de nuestro ser recibimos guía de la mente de Dios, y comunicación con los grandes Maestros; nos abre el camino que lleva a los antiquísimos senderos del Misterio que está más allá del tiempo y del espacio. Es urgente llegar a la perfección instintiva de las VERDADES COSMICAS, que para nosotros los occidentales, sumergidos como estamos en las tradiciones del conocimiento empírico, tales creencias pueden parecernos presunciones metálicas o fuera de la razón o experiencia completamente abstracta, válidas solamente para las personas que pasan por ella. En un comienzo el ser humano poseía no sólo los cinco sentidos que tenemos en la actualidad, sino doce. Hemos perdido siete facultades con las cuales se podían evidenciar las grandes realidades en los diversos planos de la existencia. Por un grave error que cometió la humanidad cuando nos encontrábamos en el ciclo evolutivo de la Raza Lemur hace 18.000.000 de años, fuimos velados de observar esas realidades al perder las facultades. A este hecho, que figura en las diversas tradiciones de todos los pueblos, se hace referencia como la caída del hombre y en la Biblia se menciona como la salida del Edén. Es por esto necesario recuperar aquellas siete facultades perdidas y esto sólo se consigue con el despertar de la conciencia, por el ascenso de aquella energía: KUNDALINI, a través de los Chakras, hasta llegar al cáliz del cerebro. En el centro del chakra MULADHARA, o Iglesia de Efeso, en el coxis, hay un cuadrado amarillo, que es el elemento Tierra. Dentro del cuadrado aparece un triángulo invertido que encierra esa misteriosa energía llamada Kundalini. Es

1


2

llamada también “PODER DE LA SERPIENTE” porque cuando está inmóvil, yace enrollada, con tres y medio vueltas, alrededor de la base de la columna vertebral. Los místicos orientales denominan al Kundalini como el adormecido Shakti, un filamento muy resplandeciente, que cuando despierta produce un sonido silbante como el de una serpiente azuzada por un palo; sube penetrando por el agujero del NADI SUSHUMNA, atraviesa los Chakras o Iglesias una por una, entonces se realiza la mística unión entre la DIVINA SHAKTI, que reside en la base de la columna vertebral y el SEÑOR SHIVA, que está sentado en el SAHASRARA o loto de los mil pétalos, situado en la corona de la cabeza; Es el matrimonio de SHIVA y SHAKTI, masculino y femenino, eléctrico y magnético, solar y lunar, que produce el NIRVAKALPA SHAMADHI (éxtasis) logrando el estudiante la liberación. En el esoterismo Cristiano se encuentra la simbología de aquella divina unión de la serpiente que levantó Moisés en el desierto, aquella serpiente que sanaba a los Israelitas. Los Aztecas le llamaban a esa divina misteriosa fuerza como la SERPIENTE PRECIOSA DE PLUMAS DE QUETZAL, que cuando subía por el medio de la columna vertebral se transformaba en QUETZALCOATL, el CRISTO COSMICO Natural, el ave maravillosa de todas las transformaciones, el Ave Minerva, cuyos terribles secretos ningún Iniciado podía revelar. Esa SERPIENTE es también el emblema Náhuatl, del fuego sagrado del Espíritu Santo que al subir por el séptuple canal de la médula espinal nos convierte en Maestros del conocimiento Cósmico. Los Iniciados Árabes conocen al Kundalini como HADIT, LA SERPIENTE ALADA DE LUZ, serpiente de místicos poderes en el cual meditan los sabios. Vamos a hacer ahora un estudio sobre la columna vertebral, pues es de mucha importancia en el conocimiento Gnóstico; debe el estudiante empezar por mantener la columna recta; esto es saludable y servirá para los ejercicios de respiración que se enseñan en próximas lecciones. La mitología Hindú habla de una montaña llamada MERU, que es el polo del mundo, la que está situada en algún punto de una zona baja en la región polar del norte. Se la conoce tradicionalmente como el lugar de residencia de los gigantes, y patio de recreo de los Dioses Védicos. Se considera que el eje cerebro espinal del hombre es análogo al polo de la tierra y por eso llaman a la columna vertebral monte MERU, o Meru-Danda (la vara de meru). Según las sagradas escrituras Hindúes y la Doctrina Secreta de los Alquimistas medioevales, cada cuerpo humano es un microcosmos que abarca en sí todas las formas individuales de vida y configuraciones geográficas de la creación, desde la

2


3

más baja hasta la más alta; Es por esto que al explorarse otros planetas y mundos distantes, habrá de encontrarse en esencia lo mismo que ya hay sobre la tierra y dentro del hombre. Tal concepto habrá de parecer absurdo a aquellos que están familiarizados sólo con la fisiología y la ciencia occidental, que se ocupan solamente del cuerpo físico y la materia densa; pero para el esoterista acostumbrado a sondear el lado invisible de la naturaleza, no hay nada nuevo en esas ideas. Los filósofos herméticos y kabalísticos han declarado hace ya muchísimo tiempo que “tal como es arriba es abajo”. La columna vertebral se compone de treinta y tres vértebras; éstas son las treinta y tres etapas iniciáticas de la Masonería; los treinta y tres años del Maestro de los Maestros, Jesús el Cristo. Hay un canal llamado CANALIS CENTRALIS y que los orientales denominan NADI SUSHUMNA. Es por ahí por donde se eleva desde la base de la médula hasta la cabeza, la fuerza mística durmiente KUNDALINI. (Esto nos recuerda el cuento iniciático “La Bella Durmiente”). Por fuera del canal Sushumna y a sus lados derecho e izquierdo, respectivamente, hay otros dos conductos importantes, llamados: NADI PINGALA y NADI IDA. En el esoterismo cristiano se les conoce como las dos olivas y los dos candeleros que están delante del Dios de la Tierra. El canal Idá, que empieza en el testículo derecho, termina en la fosa nasal izquierda, es caliente, solar. El canal Pingalá, que empieza en el testículo izquierdo, termina en la fosa nasal derecha, es frío y lunar. (En la mujer es a lo contrario; desde los ovarios). Por este par de canales ascienden hasta el cerebro los átomos solares y lunares de nuestro sistema seminal cuando hacen contacto en el coxis, despertando Kundalini. En un punto que se halla entre las cejas, los dos conductos se unen con el Sushumna, formando en ese punto un nudo triple, conocido como ojo. La energía Crística conocida como Prana, circula libremente a través de los tres conductos, lo que determina la función y el estado de salud de nuestros cuerpos físico y psíquico. Los Kabalistas nos enseñan que los dos testigos se enroscan en la espina dorsal formando el Santo Ocho, esto es lo que constituye el Caduceo de Mercurio. Es interesante anotar que el caduceo de mercurio o vara alada de Mercurio, insignia que usan los médicos como símbolo de su oficio, es una representación diagramática del eje cerebro espinal invisible; pues en un comienzo en épocas antiguas, los médicos eran grandes iniciados, sacerdotes de los templos de Misterios; esta es la razón por la cual lo han adoptado. La vara misma representa la columna dorsal, las dos serpientes

3


4

que rodean la vara están identificadas con los canales derecho e izquierdo, Idá y Pingalá; La pequeña esfera que se encuentra en el extremo de la vara, representa la glándula pineal, y las alas son llamaradas que surgen cuando el ardiente Kundalini se eleva por dentro del canal espinal para ponerse en contacto con el SAHASRARA. Cuando el Kundalini despierta, el devoto ve visiones maravillosas y escucha múltiples sonidos, se desarrollan todos los poderes del alma; el estudiante ve una luz muy brillante igual a diez millones de soles juntos que resplandecen de alegría al unísono con la Iglesia de Efeso. Dios no tiene figura alguna, Dios es la coesencia misma con el espacio abstracto absoluto. Existe una realidad básica universal absoluta e inmutable, ajena a las dimensiones del tiempo y del espacio, de las que emanan todas las demás categorías de realidades, más o menos inestables o duraderas y este no es ni podría ser, evidentemente, una entidad o persona, pues le quitaría el sentido que constituye su propia naturaleza. En las Teologías occidentales la palabra Dios, creada para traducir aquella misma realidad, ha sufrido lamentablemente distorsiones de concepto y ha venido a significar un ser muchas veces iracundo, furioso, vengativo, poseyendo cuerpo, posición dentro del conjunto universal. Resulta imposible armonizar el concepto de ese tipo especial cósmico, que adolece de los mismos efectos característicos del ser humano común y corriente, malvado, furioso, vengativo, con ese otro concepto real, exacto, verdadero de la sublime PRESENCIA DIVINA, PURA (sin esos defectos que se le atribuyen, sin ninguna lógica). Aparte de ello, la simple idea de un Dios formal y eterno con respecto al universo, lo hace perecedero, ya que todo lo que tiene forma desaparece cuando llega el Pralaya, la noche cósmica. De un sitio que vamos a denominar Absoluto se desprenden átomos divinos, creando universos, como manifestación de una causa original. En la sucesión infinita de universos finitos, tiene lugar la Eternidad del Absoluto. El actual universo en que vivimos es, por lo tanto, una manifestación de la CAUSA UNICA, como también lo fueron los anteriormente formados y los que se formarán después de la desaparición del nuestro. Cada universo que se forma, desarrolla a la par, los seres que en él aparecen, obedeciendo en un plan de desarrollo. El tiempo transcurrido entre la aparición del

4


5

universo, primero en forma sutil, después gradualmente, condensándose para sutilizarse nuevamente y por fin ser absorbido, es de tal manera inmenso que nuestra mente no podría llegar a formarse una idea del mismo. Durante este período, en el que tiene lugar la evolución total del universo y de los seres que en él habitan, fórmanse sucesivamente los reinos de la naturaleza, en los cuales la evolución de la forma permite, cada vez en mayor grado, una manifestación mejor de la vida. Primero aparece la VIDA ENERGIA que evoluciona hacia la VIDA CONCIENCIA como nueva forma de aquella primera manifestación vital y ésta progresa hasta alcanzar el estado divino. Los universos son la manifestación del ABSOLUTO, y su característica fundamental es el movimiento; sin él nada existe manifestado, porque sin movimiento es imposible la evolución y la involución. El universo evoluciona siempre y en consecuencia está en permanente movimiento, desde el átomo hasta los mayores sistemas solares. Sólo aquello que no tiene que evolucionar, lo ABSOLUTO, totalmente infinito, no necesita moverse. A través de un universo el ABSOLUTO o DIOS, como manifestación exige movimiento y toma tres aspectos a fin de permitir la creación del mismo: la energía positiva, la negativa y la neutra. En la religión occidental el PADRE, el ESPIRITU SANTO y el HIJO, las tres polaridades indispensables para toda creación. En los estudios esotéricos de Kábala, existe -entre estas tres fuerzas- otro desdoblamiento, la Madre Cósmica, que a su vez se desdobla en cinco aspectos: la Inmanifestación Prakriti, la Madre Natura, la Maga Elemental, la Madre Intima y la Madre Muerte. Cinco aspectos reunidos en la Virgen María, Maya, Isis, en cuyo vientre siempre virgen se irán a engendrar todas las formas y todos los mundos. En realidad, el espacio queda siempre virgen antes y después de la aparición de la materia. Pues una vez desaparecida o retirada la misma, el espacio permanece igual, en estado virginal. El Padre es el origen, luego, la energía penetra en el espacio, esto es cuando el Espíritu Santo fecunda a la Virgen Cósmica, surge entonces la materia, el Hijo, CHRISTOS COSMICO, el espacio queda todo poblado de infinitas manifestaciones de aquella energía en movimiento, que son los átomos primordiales del universo en formación. Todo este conocimiento ha sido común para todas las religiones, pero los hombres han falseado el conocimiento que les fue dado originalmente, sin embargo 5


6

en las ESCUELAS DE MISTERIOS, ha permanecido toda la sabiduría que ahora te entregamos. En la religión Indostán, encontramos que el Espíritu Santo fecunda a la Virgen DEVAKI, de la cual nace KRISHNA, el Cristo de la India. En el Cristianismo Occidental la Virgen María es fecundada por el Espíritu Santo y nace Jesús que luego encarna al Cristo Cósmico. Entre los Aztecas, la Virgen Tonanzin es fecundada por el Espíritu Santo, naciendo QUETZALCOATL, el Cristo Nahuatl. En el pergamino encontrado en la India y que los científicos le calculan más de 25.000 años de edad, se encontraron los siguientes símbolos, que representan la creación: CIRCULO, que representa el ABSOLUTO. CIRCULO CON UN PUNTO EN EL CENTRO, significando el espacio Abstracto, el despertar del universo. CIRCULO CON UNA LINEA DIAMETRAL HORIZONTALMENTE TRAZADA, simbolizando que el Espacio abarca todo, virgen y divino. CIRCULO CON UN DIAMETRO HORIZONTAL Y UNO VERTICAL FORMANDO CRUZ, representando el espacio fecundado por la energía (Espíritu Santo), el origen de la vida, la materia. El misterio de la Trinidad lo encontramos a lo largo de la historia de la humanidad y sus religiones: OSIRIS, ISIS, HORUS, en Egipto; BRAHAMA, VISHNU, SHIVA, en la India; PADRE, HIJO, ESPIRITU SANTO, en el Cristianismo; etc. Sabiduría, como Padre; amor, como Madre; los cinco aspectos de la Madre Cósmica son: la Inmanifestada, antes de toda creación; la Madre NATURA, donde se gestan los universos, sistemas solares, mundos, etc.; la MAGA ELEMENTAL que da vida a cada planeta; la MADRE DIVINA PARTICULAR, de cada ser humano; HÉKATE PROSERPINA, que regula dando muerte a todo lo que ya cumplió su ciclo de manifestación. Cada ser viviente posee en sí un desdoblamiento de la Divina Madre Cósmica, es la Madre Divina Particular, adorable y eterna, sin principio ni fin, en ella se hallan contenidos todos los poderes sagrados de la MONADA o Divina Tríada de cada ser: ATMAN, BUDHI y MANAS. Ella es nuestra divina Madre Devi Kundalini y nuestra Madre Particular, en quien se encuentran todos los poderes de nuestro propio espíritu, ella es el Kundalini, la SERPIENTE IGNEA de nuestros mágicos poderes. La Serpiente Sagrada que duerme enroscada dentro del CHAKRA MULADHARA.

6


7

María, madre de Jesús, es la misma MATRIPADMA, la DEVAMATRI; ADITI o ESPACIO COSMICO, la MADRE de los DIOSES; ella es ISIS, Juno, Démeter, Ceros, María, Venus, Heva, Sophia, Achamoth, Parvati, Uma, Tonanzin, Rea, Cibeles, Adshisnti, Rajeswari, Mana Saraswati, Tripurasndari, Maha, Lakshmi, Adonai, Insoberta; ella es DEVI KUNDALINI, o mejor dijéramos, RAM-IO. La eterna madre Espacio tiene tres aspectos luminosos durante la manifestación cósmica y dos antítesis. Recordemos el simbolismo Kabalístico, el signo del infinito, el ocho tendido horizontalmente e igualado a un cinco, lo que da leído literalmente: INFINITO IGUAL A CINCO, es decir el infinito igual a la PENTALFA, la estrella de las cinco puntas o pentágono regular estrellado que detuvo a Mefistófeles el demonio en la obra Dr. Fausto de Goethe. Estos cinco aspectos son, como ya dijimos anteriormente: 1 - La Inmanifestada Kundalini, la Madre Espacio. 2 - Isis, Diana, Adonía, Tonanzin, María (cuya manifestación es Sabiduría, Amor, Poder) 3 - HEKATE griega, la Proserpina egipcia, la Coaticlue azteca, la Kalí Hindú (la reina de los infiernos y la muerte, terror de amor y ley) la que destruye lo que ya no sirve. 4 - La Divina Madre particular individual (aquella que creó nuestro cuerpo físico; la que en el laboratorio humano juntó el óvulo con el espermatozoide para que surgiera la vida. 5 - La MADRE ELEMENTAL INSTINTIVA (aquella que originó nuestros instintos nos da la potencia sexual y la fuerza natural instintiva). La electricidad, el magnetismo universal, la fuerza cósmica, las leyes de sión y gravedad planetaria, fueron creados por la Madre Cósmica, todos los planetas, sistemas solares, galaxias que brillan, centellean y palpitan en el inalterable infinito, descansan entre el seno delicioso de la Madre Cósmica. Debemos advertir que aún cuando la Madre Kundalini particular no tiene forma definida, puede presentarse ante el devoto con la forma de María, Isis, Rea, etc. Nuestra Divina Madre Kundalini nos conduce de la mano por la difícil senda de la INICIACION, por la senda del FILO DE LA NAVAJA. Nuestra Madre Particular abre los siete Chakras a través de la médula espinal.

7


8

PRACTICA DE DESDOBLAMIENTO Después de situarte en la posición cómoda, haz los ejercicios de respiración, tal como se te ha enseñado. Después pronunciarás muy quedo al principio y mentalmente después, los siguientes mantrams: “Creo en Dios, Creo en mi Madre Divina Kundalini, Creo en la Logia Blanca; Madre mía, sacadme en Astral”. Estas frases se repiten muchas veces mientras vas cayendo en ese sopor entre la vigilia y el sueño. Cuando te encuentres en ese estado, te levantarás suavemente, caminarás y darás un saltito con la intención de flotar. Atentamente, EL Instructor

8


19.