Issuu on Google+

1

LECCIÓN Nº 10 Estimado estudiante: Hoy vamos a estudiar un tema que tiene relación con las lecciones anteriores. Se trata del SONIDO UNIVERSAL. Todo movimiento es coesencial al sonido. Dondequiera que exista movimiento, existe sonido. El oído humano, ya lo dijimos antes, sólo logra percibir un limitado número de vibraciones sonoras. Empero, por encima y por debajo de estas vibraciones que el oído registra, existen múltiples ondas sonoras que nadie alcanza a percibir. Los peces del mar producen sus sonidos inaudibles para nuestra percepción física. Las ondas sonoras al actuar sobre las aguas, producen movimientos de elevación y de presión de éstas. Las ondas sonoras al actuar sobre el aire, producen movimientos concéntricos. Los átomos al girar alrededor de sus centros nucleares producen ciertos sonidos imperceptibles para el hombre. El fuego, el aire, el agua y la tierra, tienen sus ondas sonoras particulares. LA NOTA CLAVE Y LAS SIETE VOCALES DE LA NATURALEZA I.E.O.U.A.M.S. resumen en toda la creación. Cada flor, cada montaña, cada río, tienen su nota peculiar, su nota síntesis. El conjunto de todos los sonidos que se producen en el globo planetario, viene a dar una NOTA SÍNTESIS en el coro inmenso del espacio infinito. Cada mundo tiene su nota clave. El conjunto de todas las notas claves del infinito, forma la Orquestación inefable de los espacios estrellados. Esta es la música de las esferas de que nos hablaba Pitágoras. LA AFINIDAD VIBRATORIA Si un músico, tocando un instrumento, diera la nota clave de un hombre y si prolongara esta nota hasta lo máximo, entonces ese hombre moriría instantáneamente. Todas las celdillas del organismo viven en incesante movimiento. Y todo lo que está en movimiento suena. ¡El Logos suena! La nota síntesis de todo movimiento atómico del organismo humano podría por una LEY DE AFINIDAD VIBRATORIA matar instantáneamente al ser humano. Se dice que cuando Josué tocó su trompeta al unísono con su pueblo durante siete días, cayeron los muros de Jericó. Pues Josué dio con la nota clave de esos muros. En el ejército se sabe que cuando un batallón va a atravesar un puente, debe romper marcha, para no destruir con su ritmo sonoro, la estabilidad del puente. Si se toca la nota si de un piano, y si cerca hay otro piano, éste último repetirá la misma nota del primero. Esto se debe a la afinidad vibratoria. Llévese este ejemplo al caso que mencionamos. Realmente, si el músico produjera la nota clave de un hombre y la prolongara demasiado, por afinidad vibratoria se repetiría en el hombre el fenómeno de los pianos, y esto significaría muerte instantánea, es decir, una conmoción intensísima fuera de la resistencia del equilibrio normal de la estructura del hombre. De todos es conocido el hecho de que algunos cantantes famosos, durante sus actuaciones, han hecho estallar los vidrios de las ventanas. Igual cosa ha sucedido con

1


2

el estampido del cañón. Todo en la naturaleza es vibración y todos vivimos constantemente bombardeados por las vibraciones del sonido. Si un hombre se fuera a vivir completamente solo en un profundo subterráneo, notaría una marcada diferencia por la casi total ausencia de ruidos. Pero aún allí, existe otra gran cantidad de sonidos, que el oído humano es incapaz de percibir. Pero su gran sorpresa sería al salir de nuevo al mundo exterior. Hasta entonces se daría cuenta de que aquí, verdaderamente, sí existe un monstruo gigantesco constituido por toda clase de ruidos, entre los cuales nacemos, crecemos y morimos, a los cuales se agregan las vibraciones de sabor, calor, color, pensamiento, etc. Todo se forma y transforma a través de las vibraciones. GEOMETRISMO DE LA PALABRA La palabra produce figuras geométricas objetivas. Tales figuras se llenan de Materia Cósmica y se cristalizan materialmente. Las figuras geométricas de las palabras, están demostrando científicamente en las cintas magnetofónicas. Basta hacer funcionar el instrumento correspondiente, para que resuenen con intensidad todas las palabras que registraron en la cinta. MANTRAMS La combinación fonética hecha con sabiduría produce los MANTRAMS o palabras claves o, como se dice en los cuentos infantiles de hadas: “Palabras Mágicas”, tienen su razón, su causa y su defecto. Los cuentos infantiles que tanto han deleitado a no poca gente madura, han sido escritos, no con el único propósito de deleitar, sino con el objeto premeditado de esconder la sabiduría antigua dentro de las páginas inofensivas de un cuento infantil. Ya es tiempo que nuestros estudiantes se den cuenta de que a este tipo de enseñanza siempre se le ha querido hacer desaparecer, ya sea con toda la intención del caso, o por la inocencia de millares de inconscientes, que con toda su formación intelectual, no esotérica, han hecho traducciones, no sólo de un idioma a otro sino de idiomas antiguos y desaparecidos, a idiomas modernos, pasando por otros intermedios y que, desconociendo la base filosófica y eminentemente esotérica, es decir la raíz, el motivo fundamental, lo que el escritor inspirado quiso expresar, libre del batallar de los opuestos, del razonamiento tridimensional, se han dedicado dichos traductores a la parte exterior de la palabra, a su interpretación literal, tridimensional, a la letra muerta, causando así, muchas veces sin culpa, un grave perjuicio a las civilizaciones posteriores.

Esa es la razón por la cual, el esoterismo, previendo tales anomalías, ha utilizado sabiamente el simbolismo, ya sea por medio de cuentos infantiles, como “Las mil y una Noches”, ya sea en obras para adultos como “La Ilíada”, “La Odisea”, “La Divina Comedia”, etc. Obras musicales como “El Parsifal” de Ricardo Wagner, etc. Antes de que se revelaran todos los idiomas de la Torre de Babel, sólo existía una lengua única, un lenguaje de oro, un idioma universal. Ese idioma tiene su Gramática Cósmica perfecta. Las letras de esa lengua de oro, están escritas en toda la Naturaleza. Quien ha estudiado las ruinas nórdicas y los caracteres chinos, hebreos y tibetanos, podrá intuir ese lenguaje Cósmico con sus letras enigmáticas.

2


3

Por eso no debe extrañar a nuestros estudiantes, el que demos su valor esotérico a los mantrams o palabras claves. Un mantram es una sabia combinación de las letras cuyos sonidos determinan efectos espirituales y físicos. Cuántas veces el médico, sólo con frases positivas, consigue la mejoría del enfermo al decirle: “Su enfermedad es fácil de curar”, “pronto se pondrá bien”, “hoy le veo muy mejorado”, etc. Hay muertes que escapan a la justicia humana porque no hay forma de situarlas dentro de un articulado, pues no media ni puñal, ni veneno, ni ningún tipo de arma. Por ejemplo el hijo que mata a su madre lentamente, por medio de su indiferencia, sus frases mordaces u otras formas de proceder. Así como también enfermos que reciben de sus amistades y parientes frases más dañinas que la misma enfermedad, por supuesto, sin ninguna mala intención. Ejemplo: ¡Pobrecita! ¡Verdaderamente está muy mal! ¡Está muy demacrada! ¡Es muy difícil que se recupere!, etc. El sonido del cañón, el estampido, destruye los vidrios de una ventana. Por otra parte, una palabra suave apacigua la ira. Una palabra grosera, inarmónica, produce enojo, melancolía, o tristeza, odio, etc. Dicen que el silencio es oro. Mejor es decir: Es tan malo hablar cuando se debe callar, como callar cuando se debe hablar. Hay silencios delictuosos, hay palabras infames. Débese calcular con nobleza el resultado de las palabras antes de pronunciarlas, pues muchas veces se hiere a otros en forma inconsciente. Las palabras llenas de mala intención con doble sentido, producen sus consecuencias negativas en el mundo de la mente. Las palabras arrítmicas engendran violencia en el mundo de la mente Cósmica. Nunca se debe condenar a nadie con la palabra, porque nosotros no estamos constituidos en jueces. La maledicencia, el chisme y la calumnia han llenado al mundo de dolor y amargura.

Habrá quienes suponen que los Mantrams son palabras sin valor alguno y que su energía se pierde en el silencio. Quien así piensa, ignora el valor interno de las palabras, desconoce la sustancia principal de las mismas. En todo signo existe un valor externo y otro interno. Es precisamente el valor interno, la sustancia principal de la palabra. El elemento interno, no se encuentra comprendido dentro de nuestro espacio tridimensional. Al elemento interno de la palabra hay que buscarlo en el espacio Superior en Dimensiones Superiores a las nuestras. Nuestro Espacio Superior. Así es como llegamos a la conclusión de que nosotros no conocemos todo el espacio. Lo único que conocemos es una pequeña parte que puedes medir en términos de longitud, latitud y altura. El elemento interno de la palabra se procesa geométricamente en las Dimensiones Superiores del Espacio. Así es como con los Mantrams que daremos a continuación, podemos realizar efectos asombrosos que repercuten en las Dimensiones Superiores y en el plano físico. Nada sabe la humanidad sobre la Cuarta Dimensión de la Materia en el espacio. Nada sabe sobre la hipergeometría de ese tipo espacial de Cuarta Dimensión. Definir el espacio como la forma de la materia en el universo, es padecer de la deficiencia más grave, cual es introducir el concepto de materia, es decir, de lo desconocido, porque

3


4

realmente la materia continúa siendo lo desconocido. Todos los intentos de definición física de la materia, sólo conducen a un callejón sin salida: X = Y: Y = X. Total, definición de lo desconocido por lo desconocido. Por ejemplo, algunos definen así: “Materia es aquello en que se llevan los cambios llamados movimientos”, y “movimientos son aquellos cambios que se llevan a cabo en la materia”. Las definiciones psicológicas sobre la materia conducen también al mismo callejón sin salida. Un sabio dijo: “la materia (como la fuerza) no nos da ninguna dificultad. Entendemos todo lo que a ella se refiere, por la muy buena razón de que nosotros la inventamos. Cuando hablamos de materia pensamos en objetos sensibles. Con lo que nos cuesta trabajo tratar es con lo mental de los hechos concretos pero complicados”. “Hablando estrictamente, la materia existe sólo como concepto. Para decir la verdad, el carácter de la materia, aún cuando se habla de ella sólo como un concepto, es tan poco obvio que la mayor parte de las personas son incapaces de decirnos exactamente qué es lo que entienden por ella”. Nadie sabe realmente qué cosa es materia y, sin embargo, sobre ese concepto descansan, de acuerdo con la lógica tridimensional, sólidas teorías que sirven de reposo intelectual de millares de personas. Aún cuando a algunos físicos les desagrade, tenemos que afirmar que la materia y la energía son palabras aceptadas oficialmente para designar una larga serie de hechos complicados cuyo origen sustancial desconoce la Ciencia. ¿Quién ha visto la materia? ¿Quién ha visto la energía? Nosotros únicamente vemos fenómenos. Nadie ha visto la materia independientemente de la sustancia. Nadie ha visto la energía separada del movimiento. La energía y la materia separadas de las cosas y de los fenómenos son un misterio para el ser humano. El ser humano es subconsciente en un noventa y siete por ciento y consciente en un tres por ciento. Sueña con los fenómenos de la naturaleza y los denomina materia, energía, etc. Antes de que existiera el universo, antes de que existieran todos los fenómenos, existía la palabra. Realmente el LOGOS SUENA. En el amanecer de la vida, el Ejército de la Voz celebró los Rituales del Fuego, cantando en Lengua Sagrada. La Gran Palabra cristalizó en figuras geométricas que se condensaron mediante la Materia Prima de la Gran Obra, dando origen a todos los fenómenos de la naturaleza. El mundo y la Conciencia son realmente el resultado de la palabra. El espacio tridimensional es una propiedad de nuestra percepción material. Cuando mejoramos la calidad de las representaciones, mejora también la calidad de las percepciones y entramos en las Dimensiones Superiores del Espacio, donde el mundo tridimensional ya no existe y sólo queda en nuestra memoria como un sueño. Realmente el mundo que se presenta ante nuestra conciencia es sólo aquella mecánica de todas las causas combinadas que dan origen a una serie definida de sensaciones. Más allá del mundo y la conciencia se halla la causa principal de toda la existencia. Esta es la palabra. Es el Verbo quien crea mundos. Ahora nos explicamos por qué en todas las Biblias Religiosas: Cristianas, Mahometana, Budista, etc. en distintos términos, pero con la misma significación dicen: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios (o Tao, Alá, Osiris, etc.) y el Verbo era Dios”.

4


5

ALGUNOS MANTRAMS Existen mantrams para el desarrollo de los CHAKRAS, o centros magnéticos, los cuales estudiaremos en Exposiciones siguientes. Hay un gran número de mantrams para salir en cuerpo astral, para dominar el fuego, el aire, la tierra, el agua, y otros por medio de los cuales se adquiere la capacidad de dormir a algunas personas llenas de ira o de malas intenciones, tanto en el plano físico como en el plano astral. Igualmente los hay para dormir al reino animal. Por ejemplo a los perros furiosos se los ahuyenta con el mantram: “SUA”, también con el mantram: “PAS”. Las serpientes venenosas se alejan con los mantrams: “OSI OSOA ASI”. Existen otros mantrams para adormecer a las serpientes, que no daremos por el momento, a fin de que alguno de los discípulos o terceras personas que estudian esta lección, no vayan a hacer mal uso y causar daño a seres inocentes en evolución. Las serpientes no son por naturaleza agresivas. Tienen sus medios de defensa, que utilizan cuando es necesario. Las serpientes son clarividentes. Ellas ven en el aura de las personas, sus buenas o malas intenciones.

Por lo general, la gente va con una predisposición muy marcada, de que “matará a la serpiente en cuanto la vea”, y ésta se esconde y ataca primero, ya que conoce las intenciones del caminante. Cuando éste va con la predisposición de respetar toda vida, incluyendo la de la serpiente, ésta se aleja suavemente, incluso se deja ver, o se esconde pasando desapercibida. Este es uno de los animales más evolucionados y misteriosos de la creación. LAS DOS COLUMNAS En todo Templo de Misterios existen dos columnas, una blanca y otra negra. Estas dos columnas se representan en la simbología de varias escuelas Esotéricas, con las iniciales J., B., siendo la columna J. totalmente blanca y la B. negra, simbolizando sabiamente la lucha eterna entre el Espíritu y la Materia, entre el bien y el mal, entre la Logia Blanca y la Logia Negra. Las iniciales corresponden a los nombres: JACHIN (Yakin) y BOAZ. Por eso, nuestros discípulos al entrar en el cuerpo astral, a un Templo de la Venerable Logia Blanca, se encuentran con estas dos columnas, a la derecha del visitante la Blanca y a la izquierda la Negra. En cada una de ellas hay un Guardián, y el discípulo, con el mayor respeto, dará las palabras de pase. Al efecto, cruzará sobre el pecho los brazos, teniendo el cuidado de que el brazo derecho va sobre el izquierdo siempre, y las puntas de los dedos de cada mano, tocarán el hombro contrario. En esta posición, de pie ante los Guardianes, tomando una ligera inhalación previa, dirá al de la derecha, la palabra: “YAKIN”, después inhalando nuevamente, dirá al de la izquierda, la palabra “BOAZ”. En el interior se encontrará con otros condiscípulos y Venerables Maestros, unos que conservan su cuerpo físico y otros que se han desprendido de él. En el interior de los Templos de Sabiduría, el discípulo debe comportarse con el mayor respeto y seriedad.

En el plano físico encontraremos, dentro de las primeras cuatro clases de personas, individuos de buenas y malas intenciones, de buenas y malas acciones. Nosotros no debemos condenar ni ajusticiar esos procederes. Lo que debemos hacer es buscarle siempre la parte positiva a cada hecho, por muy reprochable que éste sea. Aclaremos: ¿Qué provecho podemos sacar de una acción negativa realizada por otra persona? ¿Qué

5


6

lección podemos aprender? Es claro que no vamos a aprender las mismas acciones negativas, sino a defendernos de ellas. Viendo desde esta posición, al estar en constante aprendizaje, quedamos en la condición de alumnos, aunque nuestro instructor sea un malvado. Aprendemos a defendernos de él y de sus procedimientos. Estudiamos las consecuencias de esas acciones negativas y aprendemos a evitarlas. El no se da cuenta, pero nos está sirviendo de instructor, de entrenador directo. Para eso se necesita AUTO VIGILANCIA DE MOMENTO EN MOMENTO. La vida, nuestra vida, es LA ESCUELA, y las aulas de instrucción son el plano físico y los planos Superiores. Si tomamos el ejemplo de las escuelas, colegios y universidades, notaremos cómo el estudiante ve al catedrático, con cierto respeto, pero en el momento de los exámenes, casi lo ve como un enemigo, como un contrario, quien “hará lo posible por estancarlo en sus estudios”. Por eso se dedica a conocer los detalles de la materia, objeto de examen, a fin de salir adelante. La OPOSICIÓN DEL CATEDRÁTICO OBLIGA AL ESTUDIANTE A PREPARARSE MEJOR. Este se va volviendo cada vez más ducho, con mejores recursos. Al final, el catedrático consciente, felicita al estudiante por salir avante y alienta a quien no tuvo éxito, a fin de que en las pruebas posteriores, tenga mejor preparación. Igual ocurre en las Escuelas de la Vida. El discípulo llega a ser Maestro, después de muchas situaciones aflictivas, que después de todo, nos hacen madurar, para finalmente pasar victoriosos todas las pruebas. “ASI COMO ES ARRIBA, ES ABAJO”

Así como en el plano físico nos encontramos en situaciones terriblemente difíciles, que nos obligan a prepararnos para afrontar otras todavía más difíciles que las anteriores, así, en la quinta dimensión encontramos cierta resistencia, cierta oposición de parte de algunas entidades negativas, que sin ellos darse cuenta, nos sirven de entrenadores, ya que por medio de su oposición, nos estamos preparando. Cuando ellos nos atacan, nos toca defendernos con los poderosos mantrams, ante cuyas vibraciones huyen aterrorizados. Siempre que se nos presente una situación de esa naturaleza, es necesario echar mano de uno de los mantrams que para estos toman el nombre de CONJURACIONES. Para tal efecto, cuando se va a conjurar, el estudiante se lleva la mano izquierda al plexo solar, situado en la región del ombligo, mientras su mano derecha la extiende hacia el presunto oponente, cerrando los dedos meñique y anular, manteniendo semi extendidos los dedos pulgar, índice y medio, tal como se presenta en los cuadros religiosos al Maestro Jesús. (En el plano físico no se toma esta posición, sino imaginariamente). Luego se dice, verbalmente o en forma mental, cualquiera de las conjuraciones. ALGUNAS CONJURACIONES 1. KLIM KRISHNAYA GOPIJANA VALLA BHAYA SWAJA. (El sonido de cada vocal se prolonga. M y S son vocales. 2. EN EL NOMBRE DE JÚPITER, PADRE DE TODOS LOS DIOSES, YO TE CONJURO, TEVIGOS COSILINGS. 3. EN EL NOMBRE DEL CRISTO, POR EL PODER DEL CRISTO, POR LA SANGRE DEL CRISTO, YO TE CONJURO. (Esta conjuración es poderosísima).

6


7

Cada una de estas conjuraciones tiene efectos poderosos y nuestros discípulos deben aprenderlas de memoria y utilizarlas, en el plano físico. Por ejemplo, cuando dos individuos pelean furiosamente, o en el caso de que vean a un individuo mal intencionado, o cuando sientan “escalofrío” inexplicable al pasar por algún lugar (esto sucede cuando se cruzan el camino con alguna entidad tenebrosa tetra-dimensional, o algún fallecido, etc.). LARVAS ASTRALES Dice el Maestro Paracelso: “Así como el útero de la madre que rodea al niño y del cual el feto recibe su nutrición, de la misma manera de la naturaleza, de la cual el cuerpo terrestre del hombre recibe las influencias que actúan en su organismo, el Ens Astrale es algo que no vemos pero que nos contiene a nosotros y a todos los elementos y lo simbolizamos con “M” (misterium). Paramirum Lib. 1. Aquí nos habla el gran Teofrasto de la luz astral de los kabalistas, del azoe y la magnesia de los antiguos alquimistas, del Dragón volador de Madea, del INRI de los Cristianos y del Tarot de los Bohemios. La Luz astral es la base de todas las enfermedades y la fuente de toda vida. Toda enfermedad, toda epidemia, tienen sus larvas astrales, que al coagularse en el organismo humano producen la enfermedad. Las larvas astrales son entidades tetra-dimensionales, pues carecen de vehículo físico y se encuentran en los tarros de basura, cementerios y lugares donde velan a los recién fallecidos, pues en los cadáveres se realiza una superproducción de esas larvas dañinas, que fácilmente recogen las demás personas, quien sin saber la causa, pagan las consecuencias con dolores de cabeza o diversos malestares en cualquier parte del organismo. Esa es la razón por la cual algunas personas regresan muy mal de los cementerios. Es muy recomendable, que al regresar a casa después de asistir al cementerio o la casa funeraria, hacerse un sahumerio de azufre, y cuando en nuestra casa haya ocurrido el doloroso trance del deceso de un pariente, después de que regresan todos de cumplir con el penoso deber, es necesario sahumar toda la casa con azufre. No se trata de vanos escrúpulos y de falta de amor hacia el fallecido, sino, un requisito de necesaria consideración hacia los que quedan en vida. Por lo tanto habrá que dar las consiguientes explicaciones para evitar la suspicacia y el natural resentimiento de los dolientes. En el Templo de Alden, el templo de la ciencia, donde moran los grandes Maestros de la Medicina: Hipócrates, Hermes Trismegisto, Paracelso, Galeno y otros, hay un laboratorio de Alquimia, de alta trascendencia. Este Templo está en el astral, en las entrañas vivas de la Gran Naturaleza. Allí llevan los Maestros, el cuerpo Astral de los enfermos y los sientan bajo luz amarilla, azul y roja. Estos tres colores primarios sirven para hacer visibles en el cuerpo astral, las larvas de la enfermedad. Después de que los Maestros extraen estas larvas del cuerpo astral del paciente, tratan este organismo con innumerables medicamentos.

7


8

Sano ya el cuerpo astral, el cuerpo físico sanará matemáticamente, porque antes de que enfermasen los átomos físicos de un organismo, enferman los átomos internos del órgano afectado. Curada la causa, cura el efecto. PROPIEDADES DEL AZUFRE De este elemento se ha tenido un concepto errado. Está muy popularizada la idea de que quien está quemando azufre “está llamando al diablo”, frase que se pronuncia sin conocimiento de causa, pues nada más alejado de la realidad. El azufre quemado en brasas encendidas o en un algodón impregnado de alcohol: a) ahuyenta a las entidades negativas, tetra-dimensionales, b) destruye las larvas astrales, incubos, subcubos, etc., c) el azufre (media cucharadita cafetera) mezclado con huevo tibio comido en ayunas, cura el asma y hace arrancar la flema.

PRACTICA PARA RECORDAR LAS EXPERIENCIAS ASTRALES De las claves que te hemos enseñado para salir en astral, harás durante esta semana la que más te guste. Por la mañana, al despertar, no te muevas en ABSOLUTO. Tal como te despiertes, así quédate, ya que al quedarte quieto, inmóvil, queda intacta la estrecha relación entre el astral y el físico, una especie de “canal” psíquico, que permite recordar más fácilmente dónde estuviste en el astral, con quién y qué ocurrió. Puedes reforzar la práctica con la mantralización mental del: “RAOM GAOM”. Este mantram se repite muchas veces hasta que el subconsciente traiga los recuerdos. Practicad con tesón.

Atentamente, EI Instructor

8


10.