Issuu on Google+

1

LECCIÓN Nº 9 Estimado estudiante: Quizá te habrás extrañado mucho por la enseñanza que has recibido en la lección anterior, al conocer por primera vez los aspectos negativos del razonamiento y del mal uso de la mente, precisamente porque en la actualidad se le está dando excesiva importancia al desarrollo mental. Al estudiar nuestra Lección Nº 4 acerca de los Cinco Cilindros de la Máquina Humana y la Lección Nº 5 sobre los Siete Cuerpos, te habrás dado cuenta que NUESTRA mente es negativa, es mucho mejor desarrollar los poderes de LA MENTE DEL MAESTRO, LA MENTE SOLAR, que constituye un trabajo a todas luces superior. Precisamente ese es el significado oculto de la simbología Cristiana del Maestro Jesús entrando en la Ciudad Santa montando precisamente el borrico de la mente lunar, indicando que en vez de desarrollar sus poderes, es mejor dominarlo, a fin de que el Maestro Interno, que es nuestro Real Ser, en posesión de su Mente Solar sea en verdad el amo que conduce sus vehículos inferiores por camino seguro.

Al decirte esto no deseamos de ninguna manera que entres en discusiones estériles con los que defienden el desarrollo de esa mente, en primer lugar porque ellos tienen sus conceptos y hay que respetarlos. Si más tarde ellos estudian nuestras enseñanzas enhorabuena, pero no lo harán nunca, si se les combate en sus creencias. Tú mismo no estarás seguro de la posición que defiendes, mientras no la hayas vivido en carne propia y por lo tanto en vez de discutir es mejor experimentar, realizar tus prácticas con tenacidad y paciencia, a fin de que las enseñanzas ajenas, que estás recibiendo ahora, más tarde sean tuyas propias, porque las has vivido, porque has llegado a los mismos resultados, PORQUE TE CONSTA. El que discute lo hace porque todavía no ha comprendido la enseñanza que defiende, y cuando ha llegado a esa COMPRENSIÓN tan necesaria y tan escasa, considera que es totalmente innecesario discutir. Por eso hablábamos en contra del razonamiento. Utilizando la lógica común y corriente, cualquier persona está en condiciones de demostrar la tesis y la antítesis. Dos razonadores en oposición entre sí, pueden esgrimir utilizando los mejores argumentos lógicos con suma inteligencia. Un espectador imparcial, al escuchar tan sólidos argumentos de uno y otro, juzgarán que ambos tienen la razón de acuerdo con la lógica, a pesar de que cada uno defiende una posición opuesta a la del otro. La Lógica Superior, la Lógica del Maestro, en cambio, demuestra lo Real, lo definitivo, pues está más allá de los límites del razonamiento estéril, está más cerca de la Gran Realidad. El razonador es totalmente esclavo de los sentidos externos, y el proceso de la opción divide a la mente en el batallar de la antítesis. Una mente dividida es un instrumento inútil. Cuando la mente no sirve de instrumento al Intimo, entonces sirve de instrumento al YO PSICOLÓGICO. Los razonadores espiritualistas son seres que tienen la mente atiborrada de teorías y más teorías y sufre terriblemente al no poder realizar nada de lo que ha leído. 1


2

Desafortunadamente, sin darse cuenta, pueden caer en el defecto de orgullo creciente que después les impide toda posible investigación. El proceso del razonamiento rompe las delicadas membranas del cuerpo mental. El pensamiento debe fluir integralmente sin el proceso del razonamiento. Hay que cambiar este proceso por la cualidad del discernimiento. El discernimiento es percepción directa de la verdad, es comprensión sin necesidad de razonamientos. Debemos cambiar el proceso del razonamiento por la belleza de la comprensión. Debemos liberar la mente de toda clase de preconceptos, deseos, temores, odios, escuelas, etc. Todos esos defectos son trabas que anclan a la mente en los sentidos externos. Esas trabas convierten a la mente en un instrumento inútil para el Intimo. El cuerpo mental de la raza humana se encuentra en proceso de involución. Observando clarividentemente la fisonomía del cuerpo mental de las gentes tiene fisonomía animal. LA LUCHA DE LOS OPUESTOS Un gran Maestro dijo: “Busca la iluminación que todo lo demás se os dará por añadidura”. El peor enemigo de la iluminación es el YO PSICOLÓGICO. Es necesario saber que el YO es un nudo en el fluir de la existencia, una obstrucción fatal en el flujo de la vida libre en su movimiento. Se le preguntó a un Maestro: ¿Cuál es el camino? -¡Qué magnífica montaña! Dijo, refiriéndose a la montaña donde tenía su retiro. -No os pregunto acerca de la montaña sino acerca del camino. -Mientras no puedas ir más allá de las montañas, no podrás encontrar el camino- replicó el Maestro. Estas enigmáticas palabras encierran mucha sabiduría, que habla precisamente de la Iniciación y del trabajo a realizar para llegar a la Maestría, sin embargo, el discípulo no pudo comprender. Otro monje hizo la misma pregunta a ese mismo Maestro. “¡Allá está!, Justo delante de tus ojos!”, Respondió el Maestro. ¿-Por qué no puedo verlo? -Porque tienes ideas egoístas -respondió el Maestro -Podré verlo señor? -Mientras tengas una visión dualista y digas: “Yo no puedo” y así por el estilo, tus ojos estarán oscurecidos por esa visión relativa. ¿-Cuándo no hay yo ni tú, se puede ver?

2


3

¿-Cuándo no hay yo ni tú, quién quiere ver? El fundamento del YO es el dualismo de la mente. El YO se sostiene por el batallar de los opuestos. Los problemas de la vida no son sino formas mentales con dos polos: uno positivo y otro negativo. Los problemas se sostienen en la mente y son creados por la mente. Alegría y tristeza, placer y dolor, bueno y malo, triunfo y derrota, constituyen el batallar de los opuestos en el cual se fundamenta el Yo. Necesitamos liberarnos de la tiranía de los opuestos: esto es posible aprendiendo a vivir de instante en instante sin abstracciones de ninguna especie, sin sueños, sin fantasías. Joshu preguntó al Maestro Nansen: ¿Qué es TAO? -La vida común- respondió Nansen. -¿Cómo se hace para vivir de acuerdo con ella? -Si tratas de vivir de acuerdo con ella, huirá de tí, no trates de cantar esa canción,deja que ella misma se cante. Acaso el humilde hipo no viene por sí solo? Recordad esta frase: “LA GNOSIS VIVE EN LOS HECHOS, SE MARCHITA EN LAS ABSTRACCIONES Y ES DIFÍCIL HALLAR AUN EN LOS PENSAMIENTOS MÁS NOBLES” Comprended que os está hablando del sendero de Acción, libre del batallar doloroso de los opuestos. Acción sin distracción, sin escapatorias, sin fantasías, sin abstracciones de ninguna especie. ¿Por qué estar pensando en otras cosas mientras estamos comiendo o vistiendo? Si estás comiendo, come, si estás vistiéndote, vístete, y si estás andando por la calle, anda, anda, anda... pero no pienses en otra cosa, haz únicamente lo que estás haciendo, no huyas de los hechos, no los llenes de tantos significados, símbolos, sermones, advertencias. Vívelos sin alegorías, vívelos con la mente receptiva de instante en instante. Cambiad vuestro carácter, cambiadlo a través de la acción inteligente, libre del batallar de los opuestos. Cuando se le cierran las puertas a la fantasía, se despierta el poder de la INTUICIÓN. La acción, libre del batallar del razonamiento, es acción intuitiva, es acción plena. Donde hay plenitud, el YO psicológico está ausente. La acción intuitiva nos conduce de la mano hasta el despertar de la conciencia. Trabajemos conscientes en todo momento de nuestra vida. Agotemos el agua turbia del pensamiento habitual y en el vacío fluirá la Gnosis, el conocimiento salvador y con él la alegría de vivir. Cuando todo marcha bien, se rompe el techo rígido del pensar y la luz y el poder del Intimo entra a raudales en la mente que ha dejado de soñar.

3


4

Entonces, en el mundo físico y fuera de él, durante el sueño del cuerpo material, vivimos totalmente conscientes e iluminados, gozando de la dicha de la vida en los mundos superiores. La atención continúa en los actos que estamos realizando. Es una disciplina fundamental que nos llevará al despertar de la conciencia. Si estamos comiendo y pensando en negocios, es claro que estamos soñando. Si vamos manejando un automóvil y pensando en otras cosas, es lógico que no estamos despiertos, si estamos trabajando y recordando al amigo o amiga, etc., es claro que estamos soñando. La gente vive soñando en el mundo físico, vive también soñando en los mundos internos, durante las horas en que el cuerpo físico está durmiendo. SE NECESITA DEJAR DE SOÑAR EN LOS MUNDOS INTERNOS, y para lograr esto se necesita primero, dejar de soñar en el mundo físico, en la vida diaria. La una es consecuencia de la otra. Quien está iluminado ve el camino, quien no está iluminado no ve y fácilmente se extravía por millones y millones de teorías, dogmas, etc. Es terrible el esfuerzo y la vigilancia que se necesita de segundo en segundo, de instante en instante para no caer en ensoñaciones. Basta con un minuto de descuido y ya la mente está soñando al acordarse de algo distinto al suceso que estábamos viviendo en el preciso momento. ¡Haga la prueba de mantenerse consciente de sí mismo mientras viaja en un auto! Cuando en el mundo físico aprendemos a estar despiertos de instante en instante en los mundos internos, en las otras dimensiones, durante las horas de sueño del cuerpo físico y también después de la muerte, viviremos despiertos y auto-conscientes de instante en instante. Es doloroso observar que la conciencia de todos los seres humanos duerme y sueña profundamente, permanentemente, aún en el estado irónicamente llamado de VIGILIA. La acción libre del dualismo mental produce el despertar de la conciencia. Es impostergable dividir la atención en tres partes: primero: SUJETO, segundo: OBJETO, tercero: LUGAR. Esto es conocido como la clave “SOL”. Sujeto. No olvidarnos de nosotros mismos, auto-vigilarnos, en cada segundo, cada momento. Esto implica el estado de alerta en relación con nuestros pensamientos, gestos, acciones, emociones, hábitos, palabras, etc. Objeto. Minuciosa observación de todas aquellas intenciones que llevamos en ese momento. ¿Cuál es el objetivo que nos trae? ¿Por qué y para qué hacemos esto o aquello? No identificarnos con la inercia colectiva. Lugar. Detenida observación de todos aquellos objetos o representaciones que por medio de los sentidos llegan a la mente. Observación diaria de nuestra casa, de nuestra recámara, como si fuera algo nuevo, preguntándonos diariamente: ¿Por qué he llegado aquí, a este lugar? ¿A este mercado? ¿A esta oficina? ¿A este templo? etc.

4


5

Estimado estudiante, nosotros te preguntamos en este momento: ¿Puedes tú saber en este instante, sin levantar tu vista, de qué color es la pintura de tu dormitorio? ¿De la sala? ¿De la parte exterior de tu casa? Necesitamos volvernos muy observadores de cada sitio que visitamos, de cada casa, de nosotros mismos. Estos tres aspectos de la división de la atención en modo alguno constituye capítulo aparte del proceso de comprensión que debe tener el estudiante en el conocimiento de sí mismo. Indiscutiblemente, necesitamos auto-observarnos, auto-estudiarnos, si es que la verdad queremos descubrir nuestros defectos psicológicos, pues en relación con nuestros semejantes, los defectos escondidos afloran espontáneamente, naturalmente. No es cuestión de estar auto-observando los pasos que damos, ni las formas del cuerpo, etc. La vigilancia sobre sí mismos implica el estudio silencioso y sereno de todos nuestros procesos psicológicos íntimos, emociones, pasiones, pensamientos, palabras, etc. La observación de las cosas sin IDENTIFICACIÓN nos permitirá conocer los procesos de la codicia, el apego, la ambición, etc. La observación sobre los lugares nos permitirá reconocer hasta dónde llegan nuestros apegos y fascinaciones en relación con diversos lugares. Es irrefutable que a un codicioso le costará mucho trabajo no identificarse con el anillo de diamantes, o con unos cuantos billetes de banco. La observación a nuestros objetivos nos mostrará el funcionamiento y el mecanismo interior que aplican nuestros impulsos en la vida diaria. Es pues, este triple juego de la atención un ejercicio completo para descubrirnos y despertar conciencia. La causa del sueño profundo en que vive la humanidad es la FASCINACIÓN. Las gentes están fascinadas por todas las cosas de la vida. Se olvidan de sí mismas y del lugar. El borracho en la cantina está fascinado por el alcohol. El rico avaro, por sus millones, sus propiedades. El obrero honrado está fascinado en la fábrica por el duro trabajo. El padre de familia está fascinado por sus hijos. En los mundos internos, el yo psicológico o ego envuelto en su vehículo astral, se lleva sus sueños y se ocupa de las mismas cosas que lo tienen fascinado en el mundo físico. Así vemos en astral al carpintero en su carpintería, al policía cuidando las calles, al peluquero atendiendo su peluquería, al mecánico concentrado totalmente en su motor. Todos viven en los mundos internos como si vivieran en el mundo físico. LOS CUATRO ESTADOS DE LA CONCIENCIA HUMANA El primer estado de Conciencia, Eikasia, es el estado común y corriente. En este estado de sueño profundo perdemos totalmente la conciencia de nosotros mismos: por poseer la conciencia dormida y embotellada.

5


6

El segundo estado de Conciencia, Pistis, o campo de las creencias es el estado en que usted se encuentra en este momento, en sus diarios quehaceres, en su trabajo, con sus familiares y amigos, etc. En realidad es un estado de conciencia relativa porque no somos conscientes permanentemente de nosotros mismos, estamos fascinados con la identificación con el mundo externo. Cada actividad o situación capta nuestra conciencia y nos sume en un verdadero “Sueño-Despierto”. La humanidad entera se desenvuelve en estos dos estados de conciencia, la conciencia del nivel común de la humanidad. En este estado se procesan las terribles luchas antitéticas, las creencias, prejuicios, dogmas, sectarismos, fanatismos, etc. Es necesario realizar un súper-esfuerzo y trascender este estado de conciencia para poder experimentar lo REAL y VERDADERO, la experiencia directa. El tercer estado de Conciencia, Dianoia, es el estado de recuerdo de sí permanente. Este estado de conciencia es muy difícil de conseguir, es raro encontrar a un ser humano que posea esta facultad. Los Maestros que han trabajado fuertemente consigo mismo, comprendiendo y eliminando los defectos que embotellan su conciencia, han logrado alcanzar este tercer estado de Conciencia. El estudiante esoterista debe comprender a fondo que es necesario pasar por este estado de conciencia antes de alcanzar el último estado de conciencia: la conciencia Objetiva o Cósmica. Es urgente utilizar la técnica (SOL): Sujeto-Objeto-Lugar en todo momento, de instante en instante, para poder auto-observarnos y recordarnos a nosotros mismos. Esta es una facultad que debemos desarrollar tesoneramente sin desmayar. Cuando el estudiante desarrolla este estado de conciencia está en capacidad de hacer una revisión intelectual de creencias, análisis trascendentales, sintetismo conceptual, etc., dándole una comprensión creadora de las leyes que rigen la naturaleza. Estudia los sistemas Inductivos-Deductivos con el propósito de utilizarlos en forma profunda y clara. El cuarto estado de Conciencia es el estado de Conciencia Objetiva o Conciencia Cósmica. Es el estado de perfecta conciencia despierta. Este es el estado que se alcanza permanentemente en la Maestría. Este es el estado de “NOUS”, la perfecta iluminación profunda dentro del Espíritu Universal Divino. Este estado es conocido también como el estado de TURIYA. El Maestro que alcanza este estado se convierte en un TURIYA. La parte más baja del hombre es irracional y subjetiva y se relaciona con los cinco sentidos ordinarios. La parte más alta del hombre es el mundo de la Intuición y Conciencia Objetiva espiritual. En el mundo de la intuición se desarrollan los arquetipos de todas las cosas de la naturaleza. Sólo aquellos que han entrado en el mundo de la Intuición Objetiva, sólo quienes han alcanzado las alturas solemnes del pensamiento noético, están verdaderamente despiertos e iluminados.

6


7

Ningún verdadero Turiya puede soñar. Ha alcanzado las alturas del pensamiento Cósmico y no anda pregonando, jamás presume de sabio. Es demasiado sencillo y humilde, puro y perfecto. Es necesario saber que ningún Turiya es seudo-clarividente ni seudo-místico. El estado de Turiya se alcanza después de muy difíciles e intensos súper esfuerzos en LOS TRES FACTORES DE LA REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA. Ningún soñador, ninguno de los que entran en una Escuela de Esoterismo, incluyendo los Estudios Gnósticos, puede alcanzar instantáneamente el estado de Turiya. Desafortunadamente muchos creen que de la noche a la mañana pueden alcanzar estas alturas y, como tantos equivocados sinceros, se declaran Maestros Clarividentes, Iluminados, etc., sin serlo realmente.

IMPACIENCIA Por lo común, los recién entrados en la Gnosis están llenos de impaciencia, quieren manifestaciones fenoménicas inmediatas y casi sin esfuerzos quieren instantáneos desdoblamientos, iluminaciones, sapiencia, etc. La Realidad es otra. Nada es dado como regalo. Todo cuesta sacrificios, esfuerzos, súper-esfuerzos. Nada se consigue instantáneamente, rápidamente. Todo tiene su proceso y su desarrollo, lento, gradual, natural, sin hechos espectaculares, sensacionales. Es sencillamente una realidad tan natural como la de un árbol que lentamente creció, se desarrolló y desenvolvió sin sobresaltos. Al principio las manifestaciones son esporádicas, discontinuas, seguidas de largos períodos de inconsciencia. Más tarde las Alas Ígneas nos dan conciencia continuamente despierta, sin interrupciones. La Naturaleza es Naturaleza. NATURA NON FACI SALTUS (La Naturaleza no hace saltos).

SUEÑOS Y VISIONES Los estudiantes Gnósticos deben aprender a diferenciar entre lo que son los sueños y lo que son visiones. Soñar es una cosa y tener visiones es otra. Ningún Gnóstico verdaderamente despierto, puede soñar. Sólo quienes tienen la conciencia dormida viven soñando. La mente subconsciente crea sueños fantásticos en el mundo de los sueños. La calidad de los sueños depende de las creencias del soñador. El subconsciente es una pantalla sobre la cual muchas películas internas son proyectadas. El subconsciente actúa algunas veces como camarógrafo, otras como director, y también como operador que proyecta imágenes en el fondo mental. Es ostensible que el subconsciente proyectista suele cometer muchos errores. Nadie ignora que en la pantalla de la mente surgen pensamientos erróneos, recelos sin fundamento y sueños falsos. Necesitamos transformar el subconsciente en consciente, dejar de soñar, despertar conciencia.

7


8

Aquel que ha despertado se incapacita para soñar, vive en los mundos internos en una intensificación de la vigilia, mientras su cuerpo físico duerme en el lecho. Esos son los auténticos videntes iluminados. Nosotros no podemos aceptar clarividentes que no hayan despertado la conciencia, clarividentes que no hayan formado el Astral Solar, el Mental Solar y la Voluntad Solar. Los clarividentes que no hayan despertado conciencia, no poseen sus vehículos solares, sólo ven en los mundos internos sus propias creencias y conceptos. Total, no sirven. Sólo aquellos clarividentes despiertos que ya poseen sus vehículos solares, son dignos de verdadero crédito. Esos no son soñadores. No se equivocan. Son verdaderos iluminados, de hecho verdaderos Maestros de la Venerable Logia Blanca. Sus visiones no son simples sueños. Ellos pueden investigar en las memorias de la Naturaleza y leer en los archivos sellados de la Creación, toda la Historia de la Tierra y de sus Razas. Aquellos que realmente quieren alcanzar las cimas inefables de la verdadera y legítima clarividencia, deben cuidarse muchísimo del peligro de los auto-engaños y someterse a una auténtica disciplina esotérica.

EJEMPLO DEL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA El V. M. Samael Aun Weor, cuenta el siguiente caso: “Era yo muy joven todavía, un adolescente, cuando practicaba en forma instintiva el maravilloso ejercicio de SujetoObjeto y Lugar (La técnica SOL)”. “Una noche de tantas, entraba por las puertas de una maravillosa mansión. Silente, atravesé por un hermoso jardín hasta llegar a una fastuosa sala. Movido por un impulso interior pasé un poco más allá y penetré osadamente en un despacho de abogado.” “Ante el bufete hallé sentada a una dama de regular estatura, cabeza cana, rostro pálido, labios delgados y nariz roma, su mirada más bien parecía melancólica y serena.” “Con voz dulce y apacible la dama me invitó a tomar asiento ante el escritorio. En tales instantes algo insólito sucede: veo sobre el bufete dos mariposas de vidrio que tenían vida propia, movían sus alas, respiraban, miraban, etc. El caso por cierto me parecía demasiado exótico y raro. ¿Las mariposas de vidrio y con vida propia?” “Acostumbrado como estaba a dividir la atención en tres partes, primero, no me olvidé de mí mismo. Segundo, no me identifiqué con aquellas mariposas de vidrio, más bien observé atentamente los demás objetos, encontrando entre ellos dos candelabros de plata. Tercero, hice conciencia del lugar. Al contemplar tales animales de vidrio, me dije: Esto no puede ser un fenómeno del mundo físico, porque en la región tridimensional de Euclides, jamás he conocido mariposas de vidrio con vida propia. Incuestionablemente este puede ser un fenómeno del mundo Astral.” “Miré luego en mi derredor y me hice las siguientes preguntas: ¿Por qué estoy en este lugar? ¿Por qué he venido aquí? ¿Estaré fuera del cuerpo o dentro de él? Dirigiéndome luego a la dama, le hablé en la siguiente forma: Señora, permítame usted salir un

8


9

momento. La dama asintió con un movimiento de cabeza y abandoné por un instante aquel despacho”. “Ya fuera, en el jardín, di un saltito alargado, con la intención de flotar. Grande fue mi sorpresa cuando verifiqué que realmente me hallaba fuera del cuerpo físico. Comprendí que estaba en cuerpo astral, pues quedé flotando”. “En tales momentos me acordé de que hacía largo tiempo, varias horas, que había abandonado mi cuerpo físico. Hecha la singular comprobación, regresé al despacho donde la dama me aguardaba. Quise convencerla de que estaba fuera del cuerpo físico. Ella me miró con ojos de sonámbula, mas no entendió. Yo comprendí que aquella señora tenía la conciencia dormida. No queriendo insistir más, me despedí de ella y abandoné el lugar”. Este hecho sucedió mientras viajaba por tierras de América del Sur. Años después aquí en México, me encuentro en el plano físico con la misma casa conocida y sus propietarios. A la señora le dije: A usted ya la conozco. “También me parece haberlo visto a usted en alguna parte” - dijo la señora. Les expliqué el misterio de los desdoblamientos astrales y al decirles que yo había visitado esa casa en cuerpo astral, les descubrí muchos detalles del bufete contiguo, las mariposas de vidrio, los candelabros de plata, etc. y ellos quedaron maravillados. PRACTICA PARA DESPERTAR CONCIENCIA Es importantísimo que nunca perdamos el sentido de la sorpresa, y desarrollar la sensibilidad, no perder la capacidad de ASOMBRO, pues aquí está una de las claves para despertar conciencia. Por ello, de acuerdo con lo que se deduce de este relato, a cada momento, durante el día, ESPECIALMENTE ante una cosa CURIOSA, algo que te llame la atención, harás la práctica que ya conoces de SUJETO, OBJETO, LUGAR, y después te preguntarás: ¿Estaré fuera de mi cuerpo? ¿Estaré dentro de él? ¿Estará acaso mi cuerpo durmiendo en su cama y yo aquí en cuerpo astral? Luego darás un saltito con la intención de flotar. Cuando te sientas que flotas en el ambiente o te sientas demasiado pesado, trata de controlar la emoción que te embargue, de lo contrario regresarás a tu cuerpo físico. Como cualquier práctica esotérica, es NECESARIA la CONSTANCIA. Si existe la vergüenza de dar “el saltito” en público, pide un permiso y hazlo sin que te vean. Otra forma de práctica es reemplazar el saltito por el de HALARSE EL DEDO PULGAR DE LA MANO, si éste se alarga es obviamente porque ya penetramos en la Cuarta Coordenada. La sorpresa que esto nos produzca hará que despertemos en cuerpo ASTRAL. Realiza estas prácticas varias veces al día, esto originará que hagas la práctica mientras duermas.

Atentamente, EI Instructor

9


09.