Page 1

1

LECCIÓN Nº 4 Estimado estudiante: Cuando tratamos de imaginar en forma clara y precisa el resplandeciente y alargado cuerpo del sistema SOLAR, con todas sus hermosas cubiertas e hilos entrelazados formados por el trazo maravilloso de los mundos, viene entonces a nuestra mente en estado receptivo, la imagen vívida del organismo humano con los sistemas esquelético, linfático, arterial, nervioso, etc., que fuera de toda duda están constituidos y reunidos de modo semejante. El Sistema Solar de ORS, este sistema en el cual vivimos y nos movemos, vista desde lejos, parece un hombre caminando a través del inalterable infinito. El micro-cosmos hombre es a su vez un sistema solar en miniatura, una máquina maravillosa con varias redes distribuidoras de energías en distintos grados de tensión. La estructura de la máquina humana consta de siete u ocho sistemas sostenidos por un armazón esquelético formidable y reunidos por el SOL del organismo, el corazón vivificante, del cual depende la existencia del microcosmos hombre. Cada sistema orgánico abarca el cuerpo entero y sobre cada uno reina soberana una de las glándulas de secreción interna. Realmente estas maravillosas glándulas son verdaderos micro laboratorios colocados en lugares específicos en calidad de reguladores y transformadores. Fuera de toda duda podemos afirmar enfáticamente que estos micro laboratorios glandulares tienen la altísima misión de transformar las energías vitales producidas por la máquina humana. Nuestro organismo obtiene sus alimentos del aire, los rayos solares. Cada glándula sabe transformar la energía vital de los alimentos precisamente al grado de tensión requerida por su propio sistema y función. El organismo humano posee siete glándulas superiores y tres controles nerviosos. La Ley del Siete y la Ley del Tres trabajan intensamente dentro de la máquina humana.

1


2

El sistema cerebro espinal produce estas rarísimas funciones conscientes que a veces se manifiestan en el hombre. El simpático estimula a la maravilla las funciones inconscientes e instintivas, y el parasimpático o vago frena las funciones instintivas y actúa como complemento del último. Existe a todas luces un control para soltar impulsos nerviosos activos; otros para soltar impulsos nerviosos pasivos y un tercero para soltar los impulsos mediadores del pensamiento, la razón y la conciencia. Los nervios como agentes de la Ley del Tres, controlan a las glándulas que como ya dijimos representan a la Ley del Siete, pero al mismo tiempo son controlados; esto es semejante a las funciones específicas de los planetas que se mueven alrededor del Sol, estos mundos controlan y son controlados. La máquina humana como cualquier otra máquina se mueve bajo los impulsos de las fuerzas sutiles de la naturaleza. Las radiaciones cósmicas en primer lugar y el YO PLURALIZADO en segundo lugar son los agentes secretos que mueven a las máquinas humanas. Al igual que nuestras glándulas cumplen la labor sorprendente y maravillosa de transformar nuestras energías vitales de los alimentos para bien del organismo, así nosotros con los indispensables órganos o glándulas transformamos preciosa cantidad de radiaciones cósmicas, que fielmente depositamos como alimento para su subsistencia. De igual manera recibimos energías vitales del planeta, que inconscientemente transformamos y enviamos al espacio estrellado, o volvemos a depositar en el mismo. En tiempos de la Lemuria, existía un terrible descontrol atómico en el planeta. Tal desorden daba como resultado una evidente inestabilidad de los elementos. Los volcanes gigantescos estaban en erupción constante, los terremotos eran frecuentes, y los terribles maremotos completaban el panorama desolador de esta época. Entonces se le proporcionó al ser humano un órgano auxiliar llamado ÓRGANO KUNDARTIGUADOR, mediante el cual recibía y transformaba otro tipo de vibraciones cósmicas, que depositaba en el planeta, el cual lentamente, fue aprovechando y recuperando la estabilidad requerida.

2


3

Cuando tal servicio ya no era necesario, le fue quitado al ser humano dicho órgano, lo cual indica cual es nuestra situación para con el planeta. La máquina humana está movida o manejada por cinco centros o cilindros, que son: 1. Cilindro 2. Cilindro 3. Cilindro 4. Cilindro 5. Cilindro

intelectual. emocional. del movimiento. instintivo. sexual.

La máquina humana es un compuesto de agregados psíquicos negativos, lunares, que lo reducen a un simple muñeco a la deriva, sin más timonero que el YO PSICOLÓGICO, y sin más mecanismo que los cinco cilindros. Está expuesto a las leyes de causa y efecto, del retorno y la recurrencia, las leyes cósmicas y las leyes humanas. Nace sin saber de dónde viene a tomar cuerpo físico, contra su voluntad muere sin saber adónde va, contra su voluntad está expuesto a enfermedades, a los problemas, etc. El pobre humanoide intelectual es un compuesto de defectos, vicios, errores, orgullo, etc., que lo hacen un pobre ser indefenso ante la muerte, ante las leyes inferiores y ante sí mismo, porque construye elementos que más tarde lo destruyen, se pelea con sus semejantes, es furioso, inconsciente, temeroso, lo que considera valiente es cobardía, nada sabe de Dios, lo acepta o lo niega SIN CONOCERLO, nada sabe de sí mismo, en fin, los hombres somos dignos de piedad, por el estado lamentable de inconsciencia y de debilidad en que vivimos. El desequilibrio entre lo religioso y lo científico, entre lo material y lo espiritual, entre la teoría y la práctica, ha hecho que estemos incompletos, desorientados y sin un centro de gravedad permanente de conciencia que nos permita actuar con actitud, con precisión y seguridad, evitando el dolor y la tragedia, el sufrimiento y el error. Desgraciadamente el hombre CREE equivocadamente, que su vida termina con la muerte del cuerpo físico, porque nada sabe lo que ocurre de ahí en adelante y se excusa diciendo que nadie ha regresado para contar. Comete toda clase de injusticias y queda comprometido con la Ley de Causa y Efecto, de Retorno y Recurrencia.

3


4

Si el hombre se preocupara por estudiar su propia trayectoria, el fondo mismo de su propia existencia, sabría muy bien que es tan sólo una sombra sin fuego, sin luz, sin conciencia, y a la deriva.

CILINDRO del INTELECTO El centro de gravedad del intelecto se encuentra en el cerebro. Todos los procesos mentales están comprendidos dentro de este centro: percepción de impresiones, formación de representaciones y conceptos, raciocinio, comparación, afirmación, negación, formación de palabras, imaginación, etc. El hombre no sabe hacer uso de su primer cilindro psíquico, porque pone este centro al servicio de las teorías inconscientes; almacena en el intelecto todo el contenido de las bibliotecas, crea sus propias ideas y conceptos que lo hacen terco y caprichoso ante la realidad que él mismo desconoce, robustece el intelecto con tanta teoría, que cuando se necesita el filtro de la luz espiritual que conlleva a la conciencia plena de la verdad, entonces la puerta atómica está atrofiada; este hombre es escéptico. El demasiado uso de este centro, el abuso para ser más claros, desequilibra a los demás centros; quiere usar la razón para todo; su comprensión se petrifica y el discernimiento se debilita por la exagerada energía que se gasta. Generalmente termina siendo fanático de sus mismas teorías. El conocimiento debe estar entrelazado con el objetivo práctico; del equilibrio de las dos nace el buen discernimiento, la comprensión ABSOLUTA, y lo que se denomina SABIDURÍA, que es la evidencia de su conocimiento.

Aclaremos, no estamos en contra del uso equilibrado del intelecto. No menospreciamos al hombre intelectual, sino recomendamos evitar el abuso de este centro, pues así se pierde precioso material psíquico que le puede servir para su máximo desenvolvimiento. Todos nacemos con determinado capital orgánico denominado en esoterismo bolicaldenos, distribuido sabiamente en cada uno de los cinco cilindros. El uso equilibrado de ese capital nos permite disfrutar de la vida hasta el día que nos permita ese capital. El abuso, como consecuencia lógica, acorta la existencia, de la misma manera que si un vacacionista lleva determinado capital para disfrutar de un mes de paseo cubriendo necesidades de transporte, alimentación, hospedaje y extras, si procede como lo ha calculado, llenará su propósito, pero si gasta más de lo previsto

4


5

desde que comienza su viaje, se verá obligado a regresar intempestivamente sin cumplir con todo su itinerario. Debido a la intercomunicación de los cilindros, cuando se agota la energía del cilindro intelectual, éste echa mano de la energía sexual que es la más fina, la más fácil de utilizar por cualquiera de los otros centros. No es posible pasar, como pretenden algunos, todas las ideas, conceptos, por el cedazo de la mente, para el caso de las cosas del espíritu. Pretender darle a todo una explicación tridimensional, o acomodarlo a este plano físico, de acuerdo a leyes físicas, es cosa del pasado, pues ya es tiempo que estudiemos objetivamente la materia que está contenida en la cuarta dimensión, en la quinta y demás dimensiones.

CILINDRO EMOCIONAL El centro de gravedad del cilindro emocional reside en el plexo solar y está constituido por los plexos nerviosos simpáticos y en general por todos los centros nerviosos específicos del organismo. Todos los procesos del sentimiento y emoción están comprendidos dentro de este centro: alegría, pena, miedo, sorpresa, etc. El ser humano gasta su energía psíquica torpemente. Gasta mucho en las “emociones fuertes”. Colabora mentalmente con el héroe de la película, con un ciclista o su boxeador favorito, derrochando energía emocional e intelectual en cantidad. Hay quienes salen completamente agotados después de un esfuerzo de esta naturaleza. Se ha dado el caso de personas que después de un shock su cabello se ha tornado canoso. Personas hay que, sin saberlo, matan lentamente a un ser querido, de pena moral, debido a su proceder. Las emociones negativas desgastan la máquina humana lentamente, y el mismo hombre no se da cuenta de su error porque se identifica con el objeto de la emoción, con el partido, con las carreras, etc. Tal es así, que para que la película sea buena, tiene que ser de terror, de muerte, de tragedia. , etc. El sentido estético, la apreciación de las obras de arte en todas sus manifestaciones, la música superior, la mística, el éxtasis, son necesarios para cultivar el centro emocional.

5


6

MENTE y SENTIMIENTO Lo que es agradable para una persona, puede ser desagradable para otra. La diferencia está muchas veces en que una persona puede juzgar con la mente, y otra puede ser tocada en sus sentimientos. Debemos aprender a diferenciar la mente del sentimiento. En la mente existe todo un juego de ACCIONES Y REACCIONES que deben ser cuidadosamente comprendidas. En el sentimiento existen afectos que deben ser crucificados, emociones que deben ser estudiadas y en general todo un mecanismo que fácilmente se confunde con las actividades de la mente. Cuando el capital de energía emocional se desgasta con abusos, ese Cilindro, para poder seguir funcionando, echa mano de otro tipo de energía, la más sutil de todas, que es la del cilindro sexual. CILINDRO del MOVIMIENTO El centro de gravedad del cilindro del movimiento reside en la parte superior de la espina dorsal. La función motriz comprende todos los movimientos exteriores, tales como caminar, escribir, hablar, comer y los recuerdos que de ellos quedan. Existe una colaboración estrecha entre el cilindro del movimiento y el instintivo, en los movimientos que el lenguaje corriente califica de “instintivos”, como el de atrapar sin pensar un objeto que cae, o esquivar en la misma forma, o protegerse con las manos de un objeto que viene con violencia. Nosotros somos partidarios de los ejercicios gimnásticos para mantener el cuerpo físico en forma, y los primeros defensores de la vida activa, pero en forma normal, mas sucede que este centro del movimiento se utiliza en forma negativa muchas veces para el caso de los deportes, en que está en juego hasta la misma vida del deportista, los entrenamientos agotadores, y las competencias en las que le exige al organismo hasta las últimas gotas de energía con el fin de conquistar los primeros lugares. Pero hablar hoy en contra del deporte es un atrevimiento, aunque la verdad es que el deporte sin regulación, sin control, es un ladrón de nuestra propia existencia. Por ejemplo, un ciclista que empieza a la edad de doce años a entrenarse, cuando llega a los treinta, ha corrido en más de cien competencias y es ya un viejo, un hombre gastado, ha quemado toda la flor de la juventud en cuestiones que sólo le dejan una fama efímera y nada más, porque pronto empieza la vida a cobrarle el tiempo perdido y la energía gastada sin medida y sin control. Cuando un deportista pasa de los treinta y cinco años, se le va

6


7

relegando a un segundo plano, cuando normalmente esa es la mejor época de la vida. El hombre, pues es inconsciente, por divertir a otros y por conquistar puntos, dinero y gloria, consigue también la conquista de la vejez prematura y la reducción de su propia existencia. Naturalmente, con lo que aquí decimos, no vamos a terminar con las competencias y con la defensa de los colores patrios, ni pretendemos hacerlo. Siempre habrá gente dispuesta para toda clase de competencias y nuestros discípulos que deseen hacerlo, también pueden competir, su libre albedrío para nosotros en inviolable. Únicamente nos limitamos a definir puntos con relación al manejo equilibrado de los centros de la máquina humana, para bien de un limitado número de personas. No somos partidarios de la vida sedentaria e inactiva, porque conocemos las consecuencias en contra de la salud, pero defendemos la energía vital para utilizarla científicamente en otros menesteres de más provecho físico y espiritual. Los tres centros anteriores estudiados, también se denominan en la Gnosis, LOS TRES CEREBROS. Mediante el cultivo y uso inteligente de estos tres centros, cualquier aprendizaje se hace más ameno y permanente. En las antiguas escuelas de misterios, los alumnos y las alumnas recibían información íntegra directa, para sus tres cerebros, mediante el precepto, la danza, la música, etc., inteligentemente combinados. Entonces los estudiantes no abusaban del centro pensante. Las danzas de misterios de Eleusis en Grecia, el teatro en Babilonia, la escultura en Grecia, fueron siempre utilizados para instruir a los discípulos. El drama, la comedia, la tragedia, combinados con la mímica especial, la música, la enseñanza oral, etc., tenían esa misma orientación. Actualmente no existen verdaderos sistemas creadores para el armonioso cultivo de los tres cerebros. Los maestros y maestras de escuelas, colegios y universidades, sólo se dirigen a la memoria infiel de los aburridos estudiantes que esperan con ansia la hora de salir del aula. Resulta absurdo informar a un solo cerebro. El cerebro intelectual, no es el único de cognición. Los tres cerebros tienen tres clases de asociaciones independientes totalmente diferentes. Estas asociaciones evocan distintos tipos de impulsos del Ser.

7


8

Esto nos da, de hecho, tres aspectos psicológicos distintos, que no poseen nada en común ni en su naturaleza ni en sus manifestaciones. Con una parte de la esencia psíquica deseamos una cosa, con otra parte deseamos algo diferente, y gracias a la tercera hacemos algo totalmente opuesto. En un instante de supremo dolor, tal vez la pérdida de un ser querido, o cualquier otra catástrofe íntima, la parte emocional llega hasta la desesperación, mientras el aspecto intelectual se pregunta por qué esa tragedia, y la parte del movimiento sólo quiere huir de la escena. Arcaicas tradiciones que han llegado hasta nosotros desde la noche aterradora de los siglos, afirman que el promedio de la vida humana en el antiguo continente de MU o Lemuria, situado donde ahora se encuentra el Océano Pacífico, era de doce a quince siglos. Con el devenir del tiempo a través de todas las edades, el uso equivocado de los cerebros fue acortando la vida poco a poco. En el país asoleado de KEM, allá en el viejo Egipto de los Faraones, el promedio de vida alcanzaba ya únicamente a ciento cuarenta años. Actualmente en estos tiempos modernos de gasolina, celuloide y existencialismo, el promedio de la vida humana según las estadísticas mundiales es de apenas cincuenta años. En el centro de Asia existe una comunidad religiosa constituida por ancianos que ya ni recuerdan su juventud. El promedio de vida de estos ancianos oscila entre los cuatrocientos y quinientos años. Todo el secreto de larga vida de estos monjes radica en el sabio uso de los tres cerebros, pues ello significa ahorro de los valores vitales. Existe una Ley Cósmica conocida como “IGUALACIÓN DE LAS VIBRACIONES DE MUCHAS FUENTES”. Los monjes de dicho monasterio saben usar dicha ley con el uso de los tres cerebros. Nuestros estudiantes pueden emplear el siguiente sistema y recomendar a sus amigos que estudian cualquier orden de materias: una hora interrumpida de estudio (utilización del cerebro intelectual), media hora de caminata, gimnasia, etc. (cerebro motor), media hora de distracción, buena música, etc. (cerebro emocional), repetición del ciclo en su respectivo orden.

8


9

CILINDRO INSTINTIVO El centro de gravedad del Cilindro Instintivo está situado en la parte inferior de la columna vertebral. La función instintiva en el hombre comprende cuatro aspectos: 1. Todo trabajo interno del organismo, toda la filosofía, por así decirlo, la digestión y la asimilación de los alimentos, la respiración, la circulación, todo el trabajo de los órganos internos, la construcción de nuevas células, la eliminación de desechos, el trabajo de las glándulas endocrinas, etc. 2. Los “cincos sentidos” como se les llama comúnmente, vista, olfato, gusto, oído y tacto. 3. Todos los reflejos, aún los más complejos, como la risa, el bostezo, etc. 4. Todas las sensaciones, como el dolor, el miedo, la lucha por la conservación, etc. En todo ser humano existen fuerzas sub-humanas instintivas que paralizan el verdadero espíritu de Amor y Caridad Universal. Estas fuerzas negativas deben primero ser comprendidas, luego sometidas y eliminadas. Son fuerzas bestiales, el crimen, el miedo, la lujuria, la ira, codicia, etc. CILINDRO SEXUAL Hemos llegado a uno de los puntos más discutidos de todas las épocas. Sobre este tema se han escrito millones de libros, desde todos los puntos de vista, pero a pesar de eso no se han dicho todo. Las religiones de todos los tiempos y lugares dan sus opiniones y establecen sus propias disciplinas y prohibiciones al respecto. Pero, en qué se basan para mantener esos puntos de vista a través del tiempo? Es claro que este quinto Cilindro de la máquina humana tiene su MISTERIO, que ha sido objeto de profundas investigaciones en todas las Escuelas Esotéricas, y por lo tanto esa pregunta debe ser contestada por la ciencia Esotérica. No sin razón todas las actividades humanas tienen como eje determinante el Centro Sexual. Como decía alguien: Todo lo que un hombre hace de bueno se lo debe a una mujer; todo lo que un hombre hace de malo se lo debe a una mujer. Naturalmente que esta frase se puede decir a la inversa, para el caso de la mujer.

9


10

El centro de gravedad del Cilindro Sexual, está en los órganos sexuales. Existe la Infrasexualidad, la Sexualidad Media y la Suprasexualidad, temas a los cuales nos referimos en el momento preciso. La Energía Sexual es la más volátil en comparación con las de los otros cilindros, cuando esta energía se agota, a este cilindro le toca echar mano de hidrógenos pesados, de los otros centros, debido a la perfecta intercomunicación. Existen otros dos cilindros que han perdido la mayor parte de los seres humanos y que sólo se conquistan a través de súper-esfuerzos: El Emocional Superior y el Mental Superior, que surgen del sabio manejo de los otros cinco, utilizando disciplinas especiales que iremos analizando progresivamente. Estos dos cilindros Superiores corresponden a diversos grados de maestría. PRACTICA de CONCENTRACIÓN sobre el CUERPO VITAL Siéntate en un cómodo sillón, a una hora apropiada a fin de que no seas interrumpido. Necesitas cierta cantidad de sueño. Relaja tu cuerpo en la forma indicada, haz un juego aproximado de veinte respiraciones profundas (no las cuentes), inhalando por la nariz y exhalando por la boca, rítmicamente, pausadamente. Ahora cambia a una respiración corta y lenta. Con el poder de tu imaginación, trata de ver tu cuerpo vital. Este es un cuerpo muy sutil, muy semejante en su forma al cuerpo físico, con el cual se penetra y compenetra sin confundirse. Es de muy variados colores. Atentamente, El Instructor

10

04.  

Curso informatico de gnosis