Page 29

Artículo libre

ajador, ado, trab Soy cas pues ella y sin hijos, le b a s n o resp poco elo ser un u s ; o d ri e no ha qu o de casa asi no salg tímido y c

sa cuando me acerco a ver qué escribe o a quién le llama, pues se sale del cuarto para que no oiga sus conversaciones. Además van varias veces que me dice que lo nuestro no funciona, y la noto muy rara porque tampoco quiere estar conmigo, ya sabe cómo. Ojalá me pueda ayudar. Gracias.”

Ay jijos Javier Podría decirte que hables con ella y ‘soltará la sopa‘; eso de antemano hazlo, pero tal vez no desembuche nada pus cuando la mula es arisca y mañosa, no se le quita y acuérdate que “el que nada debe, nada teme”, así que tanto sospechosísimo tiene un trasfondo negro, que a tu mujer le cala harto.

Nadie sabe la respuesta más que tú, porque vives con ella; pa‘ ver la realidad ‘pela ojo’ y valórate, pos si sientes que le has dado todo, no responde y existe deshonestidad de la parte de tu pareja, debes poner un límite. Acuérdate de que cada quien tiene el verdugo o la verduga que se merece. Voy a culminar tocándote unos versos, que me enseñó un pariente. Son de un compositor “chilenero” de la Costa Chica, –don Baltasar A. Velazco García– y esos sones los cantan en Oaxaca o Guerrero, a ver si te doy una idea.

27

Mi Negocio Septiembre Octubre 2014  

Revista especializada en el sector abarrotero, retail y canal mayorista

Advertisement