El Método Gabriel Libro

Page 136

124 efectos hormonales del ejercicio son más importantes que las calorías que quemamos durante ese ejercicio.1

Cómo el ejercicio adecuado hace que el cuerpo quiera estar delgado El cuerpo quiere estar delgado cuando piensa que debe estarlo para sobrevivir. Si vivieras en un entorno donde hubiera muchos animales devoradores de hombres que te dieran caza, y cada dos días tuvieras que salir corriendo para evitar que te comieran, el cuerpo comprendería que necesitas ser delgado y rápido, y que cuanto más delgado estés, menos peligro corres. Incluso una onza [30 g] de grasa de más podría representar la diferencia entre la vida y la muerte. El ejercicio adecuado puede engañar a tu cuerpo para que crea que vives en un ambiente así. Hará que crea que debe estar tan delgado y en forma como sea posible, a fin de sobrevivir. Cuando practicas un deporte y corres tan rápido como puedes para atrapar la pelota, el cuerpo supone que lo haces por una única razón: sobrevivir. Imagina por un momento que estás jugando al fútbol y recibes la pelota a 30 metros de la meta. Correrás con todas tus fuerzas para dejar atrás a los defensas y lanzarás el disparo: ¡¡¡Gol!!! Lo que acabas de hacer, en ese caso, es provocar unas señales hormonales en tu cuerpo que imitan la acción de huir de un león en la sabana africana. El cuerpo no tiene ni idea de que te lanzas a la carrera voluntariamente porque estás tratando de marcar un gol. No sabe qué es un partido de fútbol ni qué es un gol, y no le importa. Si te estás moviendo a tanta velocidad y con un apremio tan intenso, la única conclusión a la que puede llegar el cuerpo es que debes de estar haciéndolo para seguir con vida. Si necesitas lanzarte a un arrebato de velocidad tan súbito, el cuerpo entenderá que vives en un lugar donde acechan los depredadores. El ejercicio adecuado para desactivar los programas FAT Puedes beneficiarte de esta respuesta de supervivencia y explotarla como herramienta para hacer que tu cuerpo quiera estar delgado. El ejercicio adecuado no es simplemente un artilugio para quemar calorías; es un recurso que desconecta los programas FAT. Y ahora las buenas noticias: no tienes que hacer ejercicio en exceso. ¡No hagas más ejercicio; sólo haz un ejercicio más inteligente! Los organismos de la salud de Estados Unidos recomiendan hacer ejercicios ligeros de aeróbic una hora al día, seis o siete días a la semana. Hacen esta recomendación porque sólo ven el ejercicio como una herramienta para quemar calorías. Mira, el aeróbic ligero es estupendo, pero imagina que estás en el bosque y un oso aparece de no sabes dónde. ¿Te quedarías allí haciendo ejercicios ligeros de aeróbic durante 40 minutos? No, te moverías todo lo rápido que pudieras durante unos segundos o unos minutos, hasta que

Acerca de Jon Gabriel: www.AdelgazarParaSiempre.com