Page 1

Centro de Estudios Tecnológicos Walter Cross Buchanan Lic. Virginia Dávalos Osorio davalos6@gmail.com CET WCB IPN 56242000 ext. 71320 91803473, 5521853865

• •

Egresada de la licenciatura en Periodismo y Comunicación en la UNAM, funcionaria, catedrática y autora de textos en esta institución de 1984 a 1991. 1985 a la fecha en el IPN en los campos administrativos, académicos y docentes.  Catedrática en diferentes Unidades de aprendizaje de las áreas Humanísticas y Básicas.  Asesora Virtual a distancia en las Unidades de Aprendizaje Desarrollo de Habilidades del Pensamiento y Técnicas de Investigación de Campo.  Jefa de las áreas Humanísticas, Difusión Cultural y Servicios Bibliotecarios y Actividades Deportivas y Servicio Médico.  Presidenta de Academia.  Diplomada en “Prospectiva Universitaria de la Ciencia y la Tecnología, “Formación del profesorado del IPN en Microdidáctica” “Formación y Actualización Docente para Nuevo Modelo Educativo” ”Programación Neurolingüística y Desarrollo Personal”  Ponente en Congreso Internacional de Educación Media Superior y Superior (2009), 1er. Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia (2010) e Instituto Politécnico Nacional (FIL 2009 y 2010, Escuela de Turismo y Cecyt 2)  Becaria y evaluadora por EDD y COFAA.  Coautora de los libros “Desarrollo de Habilidades del Pensamiento. Manual teórico-práctico” (2008) y “Ejercitando tus habilidades mentales” (2009).  Compiladora de la Antología “Liderazgo Juvenil”  Directora del Proyecto “Estrategias y Técnicas para un Liderazgo basado en Competencias”  Coordinadora/participante en la Reestructuración de las Unidades de Aprendizaje Desarrollo de Habilidades del Pensamiento y Comunicación y Liderazgo.  Participante en la 1ª. Etapa de la elaboración de Celdas de Producción para el Bachillerato Tecnológico Bivalente en modalidad a Distancia.  Participante en diversos cursos de actualización y formación personal y profesional.  Consejera por el área de Humanísticas en el Consejo Técnico Consultivo.  Jurado en Procesos de Promoción de profesores.

1


Eje temático: Experiencias en los servicios de apoyo para el Programa Institucional de Tutorías • Modalidades de la atención tutorial.-Revisión y propuestas. Título:

“Congruencia institucional = liderazgo asertivo en la acción tutorial del NMS”

Resumen Los nuevos y/o contemporáneos modelos educativos han contemplado, atinadamente, la importancia y trascendencia de la función tutorial no sólo en EMS, incluso se ha implementado en la ES. Existen metodologías y estrategias de acuerdo a corrientes pedagógicas y psicológicas, pero éstas no tienen razón de ser si no hay un respaldo de organización institucional bien dirigida. Cuando somos tutores, en cierta manera estamos ejerciendo un liderazgo, o por lo menos así nos visualizan nuestros tutorados, que en la Educación Media Superior son adolescentes todavía en formación: generaciones protagonistas de un mundo ‘globalizado’ inmerso de bemoles científicos, tecnológicos y sociales. En esta edad se buscan prototipos (líderes) a seguir, por lo que, asumir un liderazgo en la acción tutorial es trascendental y forma parte de la actualización educativa que no se puede quedar al margen de la acelerada ‘evolución’ mundial. Es un reto para las administraciones educativas y gubernamentales y todos los que estamos involucrados. Planeación, coordinación, seguimiento y evaluación asertivas, son elementos clave para la imprescindible labor tutorial; el premio: profesionistas seguros de sí mismos y competentes; orgullosos de su entorno y de los que fueron parte de su desarrollo. Introducción Los constantes y acelerados cambios científicos tecnológicos y sociales, a los que nos enfrentamos en el mundo actual, donde la Educación también está inmersa, nos obliga a estar a la vanguardia en todos los campos. En cuanto a instituciones educativas y la Tutoría, como parte de ellas, no es la excepción. Es más, estamos obligados porque el impacto e influencia de ellas en un niño, en un adolescente o en un joven, tendrá como recompensa a mediano plazo, sí y sólo si, está correctamente direccionado: personas y profesionistas comprometidos consigo mismos, con su entorno, con el mundo y con 2


otras futuras nuevas generaciones. La niñez, la adolescencia y la juventud son etapas de la vida, donde los sueños, las ilusiones, el ímpetu y la emoción de vivir están en su máxima expresión; en estas edades, el ser humano está en proceso de formación: es accesible a los cambios y nuevas formas pensar, es sensible y creativo, sobre todo, en aquellas actividades que le son interesantes porque tienen un sentido lógico y real. He aquí la gran responsabilidad y reto de un gobierno, una institución, un profesor, un TUTOR(a), la familia: todos los involucrados en su desarrollo integral, no sólo en el ámbito académico, más aún para la vida. Es un compromiso, otorgar a estas generaciones herramientas que los conviertan en individuos competentes y estratégicos al solucionar problemas en diferentes contextos, desde de su vida personal hasta profesional. Lo anterior confirma que el ejercicio tutorial requiere de una labor conjunta de tutores(as) con sus tutorados, con los progenitores de éstos, con sus pares profesores y con la parte organizacional (autoridades, programas y planes); si bien es cierto que su aportación más fuerte estriba en apoyar al desarrollo de capacidades y habilidades personales, a veces relacionadas con lo académico y a veces no, también es real que su labor, en reiteradas ocasiones, es obstaculizada por incongruencias administrativas como la siguiente: ANÁLISIS DE LA TEMÁTICA PLANTEADA Es sabido que la mayoría de modelos educativos contemplan programas para el ejercicio Tutorial con expectativas prometedoras y de gran alcance, tal es el caso del NMS del IPN. Caso: Nivel Medio Superior del IPN En el nivel medio superior del IPN existen dos Programas de tutoría: Maestro Tutor, coordinado por la Dirección de Servicios Estudiantiles y el Programa Institucional de tutorías (PIT), éste coordinado a su vez por la Dirección de Educación Media Superior DEMS. Ambos programas buscan apoyar al estudiante: Maestro-tutor se enfoca al trabajo de manera grupal donde participan profesor tutor, jefe de grupo (alumno), padres de familia y un grupo formal de estudiantes; el Programa Institucional de Tutorías (PIT) por su lado, atiende en dos modalidades, individual y grupal. Las

3


incógnitas surgen: ¿Por qué, hasta la fecha, nos cuesta trabajo distinguir estas dos modalidades tutoriales? ¿Qué está fallando? ¿Por qué se trabajan, por separado, dos programas que pertenecen a la misma institución, si ambos tienen objetivos semejantes? ¿Por qué son coordinados por diferentes direcciones? ¿Acaso la Misión y la Visión del IPN no es la misma para toda su estructura administrativo-académica? Justificaciones, cuyos argumentos de función y enfoque de las instancias mencionadas existen un sinfín; lo preocupante es el panorama en las diferentes adscripciones: en reiteradas ocasiones los docentes-tutores confunden Maestro Tutor con Programa Institucional de Tutorías y hasta se llega a comentar que es un programa dividido en dos para efectos de informes. Administrativamente se corrige, indicando algunas diferencias sobre todo de formatos y funciones: el tutor grupal atiende la cuestión académica y el tutor individual, situaciones personales que afectan desempeño escolar. El lado preocupante se da cuando los estudiantes y padres de familia se confunden y solicitan apoyo al tutor(a) que más les inspira confianza; válido si reciben el respaldo que solicitan, aunque le repitan la solicitud al otro tutor o bien lo ignoren, si es que se da el caso. Más confuso resulta todavía, si el Programa Institucional de Tutorías abre sus dos vertientes: atención grupal y atención individual. En este caso el programa Maestro Tutor se confunde con la atención grupal del PIT: organizacionalmente, ambos programas son aceptados y avalados por el IPN. RETOS Y ESPECTATIVAS DE LA SITUACIÓN PLANTEADA ¿Porqué liderazgo en una organización y en la tutoría? Si partimos de que Liderazgo es un concepto derivado del término Líder, cuya acepción etimológica se remonta al verbo “to lead” que significa guiar o dirigir. Y si un líder va a guiar o dirigir, entonces, cualquier intento expresado de influencia e impacto que tenga éste en la conducta de otros se definirá como liderazgo, o como el personaje que sugiere Guillermina Bahena (2003): “el nuevo individuo de la nueva era: un ser cada vez más humano, con profunda responsabilidad social y conciencia de su papel, tanto dentro de su institución, por pequeña que sea, como de las grandes obras transformadoras de la humanidad"i.

4


Las características de este personaje ideal, en infinidad de casos, las cumple un tutor o una tutora del IPN, independientemente del programa (Maestro Tutor o PIT) al cual se haya inscrito; pero ¿se cumplen en la organización? El ejercicio del liderazgo en cualquier campo es esencial, de él depende que se resuelvan adecuadamente problemáticas antes, durante y después: las diferentes instancias educativas, junto y a la par con su estructura organizacional (organigrama), urgen de personajes líderes que impacten, desde la cúpula jerárquica hasta llegar al estudiante, quien es el receptor final de una buena o deficiente tutoría. Podría pensarse que el tutor o tutora debería hacer su trabajo y evadir la parte organizacional, pero esto resulta complejo porque él o ella, a final de cuentas, deben rendir informes a las instancias que gobiernan su labor, están supeditados a trámites administrativos, a veces engorrosos, que obstaculizan y confunden a todos(as), incluyendo el receptor final: alumno(a) que, en última instancia, es el que nos ocupa. México, como muchos otros países, posee instituciones de prestigio (IPN), a veces subestimadas por su mismo actuar, que requieren de una visión de Liderazgo Propositivo, cuyos dirigentes se den a la tarea de realizar programas a largo plazo, congruentes entre sí y para sí, contextualizados a la situación cultural e idiosincrasia de los integrantes y receptores finales: todo, producto de un trabajo colaborativo: la duplicidad de Programas, como el caso de Tutoría, no se daría o tendrían definiciones claras y viables. PROPUESTAS DE SOLUCIÓN PARA EL IMPULSO Y MEJORAMIENTO DE LA ACCIÓN TUTORIAL EN EL IPN La pertinencia de trabajar la acción tutorial en el IPN, con dos programas (Maestro Tutor y Programa Institucional de Tutorías) requiere de un análisis y replanteamiento objetivo. Tal vez, un Programa bien definido que se apegue a las necesidades y características de nuestra población estudiantil sería suficiente. La propuesta a esta disyuntiva es sencilla: es un proceso dinámico de Liderazgo, al cual llamaremos: Liderazgo Propositivo con Visión Situacional en la elaboración de un Plan Educativo, si es necesario, donde el Programa de Tutoría esté inmerso, recordemos

5


que es parte de una estructura organizacional. En el siguiente cuadro se esquematizan los aspectos a considerar.

Aspectos

Acciones

Orden = Previsión Persuasión

Sondeo

Planificación

Definir el qué, cuándo, cómo y dónde.

Plan Tutorial Análisis y descripción de las características y contextos socioculturales de una población estudiantil.

Comunicación bilateral. Estudio y análisis de diferentes enfoques para la toma de decisiones asertivas.

Estudio, selección, alternativas y aplicación de acciones viables de acuerdo a cada contexto.

Trabajo colaborativo entre las diferentes instancias de la misma institución.

Elaborar exhaustivamente planes estratégicos, cuya secuencia, continuidad y vinculación parta de un Plan institucional homogéneo

Participación Intervención continua

Comunicación bilateral. Seguimiento continuo y constante

En la aplicación, supervisar y llevar un seguimiento continuo, constante y periódico.

Delegar=Confiar

Confianza y apoyo a los participantes de diferentes instancias

Compromiso y renovación periódica de acuerdo a las nuevas necesidades.

Responsables

Funcionarios y administrativos estructurales Centros de Estudios de EMS Docentes comprometidos e interesados

3

Estudiantes comprometidos e interesados

Liderazgo propositivo = Tutoría Asertiva Cuadro. Elaboración propia.

El ejercicio tutorial óptimo es un reflejo de planeación, coordinación, seguimiento y evaluación asertivas que ha puesto en marcha una institución, ya sea el IPN o cualquiera otra; es el reflejo de gente (líderes): dirigentes o tutores(as) con espíritu de compromiso para con la población que se deben. Conclusiones El análisis y descripción de una población estudiantil, la selección y elaboración coherente en trabajo colaborativo de un Plan Estratégico de acuerdo a contextos socioculturales y por favor, de nuestra población estudiantil: sus necesidades 6


socioafectivas, académicas y hasta económicas; así como la aplicación, supervisión, seguimiento y apoyo de las instancias correspondientes, podrán ser reales si, todos y cada uno de nosotros adoptamos los principios de un liderazgo propositivo que unido a la sensibilidad, entusiasmo, energía y creatividad del adolescente que, en más de una ocasión, sin pedirlo es nuestro tutorado. Y si a esto le agregamos planeación y coordinación del sector educativo ¿De qué sirven diversos programas de tutorías, a veces hasta en una misma institución? ¿Un solo Programa bien plantado no sería suficiente? Trabajar la tutoría en la EMS en conjunto sería una manifestación emblemática que haría el lema: “Liderazgo propositivo = Tutoría Asertiva Lema que adoptaría un tutor o tutora para coadyuvar al desarrollo de un espíritu de Liderazgo en sus tutorados, quienes que se distingan, en su presente y en su futuro, por la seguridad en sí mismos, y, por la empatía, la ética, la honestidad, la responsabilidad y el compromiso para con los demás: valores, que tanta falta hacen en este mundo moderno actual. Bibliografía

7


ii

Baena Paz, Guillermina, Comunicaci贸n y Liderazgo, M茅xico, 2003, Ed. Publicaciones Cultural, p. 47

www.ipn.mx www.tutorias.ipn.mx


8HR94JQD8'9  

Les comparto informaciòn

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you