Page 1

RESIDENCIAS Y CENTROS GERIÁTRICOS EQUIPAMIENTOS

GLOBAL diversa 2011


F

undamentos.

“Los mayores tienen derecho a su independencia, a la participación en las decisiones que los afectan, a recibir los cuidados necesarios, a la autosuficiencia en su movilidad, a su dignidad y a la privacidad. También a tener acceso a las necesidades básicas, a la ayuda de sus familiares, a residir en lugares adecuados a sus capacidades, a vivir en su casa tanto tiempo como sea posible , a la protección, rehabilitación, estimulación social y mental y a un entorno humano y seguro.”

Resolución 46/91 de la Asamblea General de las Naciones Unidas “Derechos de las personas mayores”

“En un entorno físico adecuado para enfermos y cuidadores, se pueden minorar algunos efectos propios de la enfermedad. Los edificios y sus equipamientos, su correcto diseño y ejecución evitará daños por accidente en personas que tienen sus capacidades físicas menguadas por la edad, al tiempo que afectan positivamente a sus conductas y a sus estados cognitivos y emocionales, facilitando también el trabajo de los cuidadores y la aplicación de terapias. “

Dr. Arquitecto Manuel del Rio Martínez |4


Las personas mayores son especialmente sensibles a su entorno, sobre todo aquellas que padecen alguna demencia. La interacción edificio-paciente puede actuar como terapia positiva o negativa. Los usos de las estancias, su mobiliario, los pasos, deben ser simples e intuitivos. La información que transmiten deben ser perceptible minorando las consecuencias de actos equivocados, que requieran mínimo esfuerzo físico y con tamaños, espacios y alturas apropiados. La comodidad y el confort, la presencia de maderas, colores y texturas hogareñas debe ser constante, huyendo de cualquier acabado que recuerde las instalaciones hospitalarias pero reuniendo todas las características higiénicas, sanitarias y de fácil acceso. Los muebles serán funcionales teniendo en cuenta las limitaciones físicas de los usuarios, cómodos de acuerdo con su ergonomía, hogareños por contraposición de los hospitalarios, de larga vida, fácil mantenimiento y costo minorado por su producción específica y en serie. Centrándonos en los mayores y su cuidado y en el trabajo de sus cuidadores, hemos preparado un dossier que recoge propuestas para los distintos espacios de una residencia, desde la zona más íntima de habitación-vivienda, hasta las más

comunitarias como un comedor o sala de lectura. Todas ellas pueden parecer triviales, habituales, incluso obvias. Una segunda lectura un poco más atenta distinguirá un diseño de espacios con recorridos adaptados, iluminaciones estudiadas, uso intencionado del cromatismo, mobiliario ergonómico y diferenciado, señalética intuitiva, alturas adaptadas al uso de sillas de ruedas, dobles barandillas en pasillos, cerramientos de estancias transparentes…..no hay ningún elemento dejado al azar. Hemos desarrollado además una línea de mobiliario de diseño propio, especializado en el uso por afectados de demencias. En el proceso ha colaborado durante más de un año un equipo pluridisciplinar de profesionales: diseñadores industriales, gerontólogos, arquitectos, fabricantes de mobiliario, delineantes, gestores de centros geriátricos y laboratorios de ensayos. La colección geriátrica de Global Diversa, compuesta de equipos de descanso, mesillas auxiliares, butacas y sillones, se ha creado para dar respuesta a las necesidades concretas de un centro adaptado, reuniendo la excelencia estética de un buen diseño con una funcionalidad que hasta ahora era exclusiva de instalaciones hospitalarias. |5


E

spacios privados

La habitación en una residencia para mayores no es solamente un dormitorio, sino que es el hogar del residente. Será su casa, accesible, segura, identificable, íntima, privada. Es el espacio que se puede y debe personalizar, con objetos e imágenes propias, que faciliten el recuerdo.

|6


A cualquier edad es bueno tener una habitación que transmita serenidad, que sea silenciosa y a la temperatura adecuada. En el caso de las personas mayores incluso más importante que todo eso es mantener un entorno que resulte familiar, conocido, que les proporcione tranquilidad mental y seguridad. Prescindir de un objeto que es familiar como un despertador con alarma, lejos de facilitar el descanso, puede dificultar conciliar el sueño. ¿Cómo conseguir que un espacio estandarizado, planificado para un centenar de residentes, formando parte de un edificio per se de uso colectivo, fomente la individualidad? Es obvia la imposibilidad de transportar el equipamiento de un particular a una residencia. Por tanto, hagamos que el residente “vea” sus propios objetos, los sienta suyos porque realmente lo son. - Coloquemos vitrinas como cuadros decorativos. En ellas pueden colocarse fotografías, figuras cerámicas, un regalo, cualquier elemento que sea familiar y que apoye la “arquitectura del recuerdo”. Son las “cajas de recuerdos” - Armarios con puertas de material irrompible transparente. La ropa, zapatos, chales…a golpe de vista cuando los buscan…y permanentemente en el campo visual, dando sensación de familiaridad de manera inconsciente. - Librerías en las que exponer las lecturas favoritas o la cesta de la costura.

- Escritorio para poder hojear una revista, ordenar cartas, dibujar o repasar un álbum de fotografías. - Espacio de estar como rincón de intimidad, donde recibir y atender a familiares, amigos, o nuevos vecinos de estancia. - Dejemos las paredes disponibles para colgar alguno de los cuadros favoritos o el reloj de pared que les ha acompañado en su casa durante años. En cuanto a distribuciones, algunas generalidades: - Todo el espacio debe ser accesible en silla de ruedas y el residente debe poder ser trasladado en cama o camilla. - Desde la cama se debe poder ver el espacio exterior, el que lo conecta visualmente con el mundo que se resiste a olvidar, y para ello las ventanas deben tener el diseño adecuado, visibilidad y seguridad. - Deben ver también su cuarto de baño y su armario desde cualquier ángulo de la habitación. - Los suelos deben ser de un color claramente diferente al de las paredes y no ser de acabado demasiado brillante con el fin de evitar la sensación de mojado. - Eliminar las alfombras o fijarlas al suelo de manera que no puedan resbalar. - Colocar un teléfono o avisador de emergencia al alcance de la mano, desde la cama. - Interruptor de luz accesible desde la cama, de fácil accionamiento. |7


Habitaci贸n doble.

|8


|9


|10


|11


Habitaci贸n individual.

|12


|13


|14


|15


Habitaci贸n adaptada.

|16


|17


|18


|19


Cuarto de ba単o.

|20


|21


|22


|23


E

spacios comunes

Las personas generalmente aspiran a vivir en su casa en su última etapa vital. Los jóvenes pueden desear los cambios, pero no así los mayores, que se abrazan a su pasado en ausencia de futuro.

En las zonas comunes los residentes se relacionan entre ellos y con el personal del centro. Es tan fuerte el deseo de intimidad como el de convivencia o incluso el del cotilleo. La intimidad se ha resuelto en el espacio privado de la habitación-unidad de vivienda. Es en los espacios comunes donde hay que fomentar la convivencia, la relación y donde se proveen los servicios generales de alimentación, rehabilitación, actividades manuales, ocio, recogimiento, cuidado personal y actividades colectivas organizadas como sesiones de cine, teatro, lecturas colectivas etc. Los espacios deben ambientarse con un doble objetivo que puede resultar contradictorio: uso intuitivo y multifuncionalidad. Con un simple cambio recogiendo o soltando las cortinas, la sala de lectura debería poder usarse como sala de proyección para películas. Una capilla debe poder utilizarse como auditorio para lecturas colectivas o teatro. Sencillamente darle la vuelta a un armario móvil con la simbología de la cruz en la parte trasera puede solucionar el problema.

|24

Igualmente, cuando un residente con algún tipo de demencia o dificultad pasea por un pasillo debe poder identificar sin ningún esfuerzo el uso de la sala que vislumbra a través de los cristales, además de disponer de una señalética intuitiva y adaptada a las limitaciones de visión. Es deseable la iluminación natural siempre que sea posible, aperturas hacia el exterior, luz artificial amable y suficiente en horas nocturnas, creación de rincones y espacios que fomenten las reuniones en pequeños grupos… La relación entre los espacios es de gran importancia: desde un área de estar de pequeño grupo en una sala debe ser visible e identificable la puerta de acceso hacia el aseo o al pasillo. La correcta orientación de los muebles lo hará posible, eliminando la sensación de estar “encerrado” o simplemente “perdido”. Situar zonas comunes como la sala de estar al final de un pasillo poco iluminado dará miedo al residente, al acentuarse la sensación de “túnel”. Sólo con iluminar adecuadamente el pasillo y colocar pequeñas zonas de espera o reposo en su recorrido atenuarán esa sensación.


Los ejemplos son extrapolables a todas las zonas comunes de un centro. Todas las distribuciones deberán tener en cuenta las circulaciones, no sólo de residentes que se desplazan en sillas de ruedas, sino también del personal del centro, con carros de comida, lencería, y otros elementos móviles. En los comedores, por ejemplo, la distancia libre entre sillas de mesas opuestas no debe ser inferior a los 80 cm. Un detalle sencillo de aplicar si se considera desde el inicio de la decoración y equipamiento: la zonificación mediante el color. Un pavimento idéntico en toda la planta puede provocar la deambulación aleatoria del paciente con demencia. Si se pavimenta con colores que contrasten las distintas estancias contiguas, se facilita la orientación: ocre en el pasillo, marrón oscuro en el gimnasio, parquets en maderas claras en las salas de estar, etc. En revestimientos verticales, apostar por vinilos, tapizados o pinturas sencillas de mantener y limpiar.

El verde proporciona un ambiente calmado y equilibrado, los azules protección y serenidad. Los estimulantes rojo y amarillo para decoraciones en salones comunes. Hay que tratar de evitar en revestimientos de grandes superficies demasiadas combinaciones de colores que resulten caóticas, igual que se debe tener en cuenta el entorno socio-cultural y huir de colores con significado propio, por ejemplo, el uso de negros sólidos (asociados al duelo) y similares. El color por tanto trasciende lo estrictamente decorativo y se utiliza de modo consciente: en las salas debe promover un ambiente sereno y agradable, y debe ser útil para distinguir recorridos, espacios, diferenciar elementos singulares (p.ej. cubos de basura de reciclaje en salas de terapia ocupacional, puertas de aseos) y en general, ayudar a la orientación y uso del entorno. En los espacios que presentamos en este capítulo intentamos llevar a la realidad de un centro todos estos principios.

Los colores como herramientas para la orientación, pero teniendo en cuenta las limitaciones visuales y las connotaciones culturales: el rojo es el color que menos se distingue entre los tres primarios.

|25


Comedor.

|26


|27


|28


|29


|30


|31


Sala de lectura.

|32


|33


Sala de televisi贸n.

|34


|35


Capilla.

|36


|37


|38


|39


Terapia ocupacional.

|40


|41


|42


|43


M

obiliario

|44


|45


Nueva linea 2011

|46


La gama presentada se ha diseñado con criterios de uso socio sanitario, poniendo especial énfasis en conseguir una relación óptima entre el confort del usuario y en la facilitación de la labor de los cuidadores. Múltiples posiciones en altura e inclinación de la totalidad de la estructura mejoran el confort y facilitan la atención fisioterapéutica. Es una gama completa de camas versátiles y cómodas, que ofrece las prestaciones mecánicas de una cama hospitalaria y una estética de uso doméstico. Los materiales empleados en la fabricación que el usuario percibe son de origen natural: la madera de haya multilaminada, por su estructura interna, proporciona solidez y resistencia a la deformación. Al mismo tiempo su aspecto y tacto cálido ofrecen un gran confort al usuario. La sustitución de los habituales sistemas de “tijera” para permitir el movimiento vertical del conjunto se han sustituido por pistones hidráulicos, eliminando todos los elementos metálicos superfluos que dificultaban el mantenimiento y limpieza, liberándolo también de peso estructural no útil, y , sobretodo, permitiendo que el somier descienda practicamente hasta el suelo. Cabeceros y pieceros pasan de ser un elemento de cierre y soporte de la cama a convertirse en una cómoda barandilla de apoyo que facilita el movimiento del individuo, de formas curvas y ergonómicas. Las barandillas, dos a cada lado de la cama y ocupando toda la longitud entre cabecero y piecero, son de madera multilaminada de haya, siguiendo el mismo concepto de confort y calidez que en el resto de las piezas. El sistema de multilaminado confiere a las barandillas gran estabilidad al pandeo y una gran resistencia: pueden soportar el peso de un adulto que se apoyara en ellas, sin que se doblen, rompan o desbloqueen accidentalemente. Las barandillas se ajustan a cabecero y piecero a lo largo de guías verticales empotradas en ellos, sin rebabas ni rincones que puedan dañar al usuario ni al cuidador. El sistema de deslizamiento a lo largo de las guías permite un movimiento de subida y bajada de las barandillas suave y de fácil operativa. La franquicia entre las barandillas y el cabecero y piecero es mínima (alrededor de 3 mm en total) imprescindible para permitir las maniobras del somier, pero insuficiente para provocar accidentes por atrapamiento accidental o ruidos al mover las barandillas voluntariamente. |47


Nueva linea 2011

|48


La colección de butacas de Global Diversa se ha basado en los siguientes requerimientos: -Ergonomía. Todas las piezas de la colección disponen de un respaldo acolchado que repite las formas habituales de la espalda dando soporte a la zona dorsal y lumbar, facilitando una postura cómoda y no perjudicial. -Altura de asiento y posición relativa asiento-brazos-respaldo que promueve una correcta postura, además de ayudar a evitar la caída por deslizamiento progresivo -Apoyabrazos adelantado respecto al asiento: ayuda técnica al levantamiento: las personas mayores tienden a hacer mucho esfuerzo con los brazos para ayudarse a levantarse. El apoyabrazos ligeramente alargado facilita esta tarea. -Asa trasera cercana al centro de gravedad de la silla/ butaca. De ese modo se permite mover la silla fácilmente en lugar de agarrarla por la parte superior del respaldo, que es el movimiento natural para desplazar una silla/ sillón desde atrás. Se evita el volcado. -Material de revestimiento ignífugo, antimanchas y de sencilla limpieza. Acabados estéticos adaptables al logotipo / diseño del interiorista. -Madera de haya maciza en toda la estructura vista, con barniz al agua antialergénico, resistente a ataques químicos, y con todos los ángulos rebajados para evitar accidentes fortuitos. -Gama de sillones orejeros, que evitan las caídas laterales y facilitan el reposo. -Anchura de sentada de amplia gama, adaptada a personas de complexión fuerte. -Diseño estético funcional, vanguardista y coordinado con todo el resto de la línea de mobiliario Global Diversa geriatría.

|49


Nueva linea 2011

|50


|51


Nueva linea 2011

|52


Las mesillas de noche de una habitación adaptada no sólo son un espacio donde dejar un vaso de agua o una medicación. También son referencia de ubicación hacia el lugar de descanso y facilitan la orientación durante la noche, al disponer bajo el sobre superior de una zona iluminada con luz fría (mediante tecnología led) que hace las funciones de “luz de noche”. Orientada hacia la parte inferior de la mesilla, es una luz difusa que no deslumbra y sin embargo orienta al ir hacia o desde el cuarto de baño a la cama. También facilita el examen del descanso por parte de los cuidadores, al poder acercarse al residente sin necesidad de encender ninguna otra luz. El diseño de las mesas conjuga perfectamente con el resto de la colección de mobiliario, habiendo estudiado la altura idónea, y fabricada con materiales de madera natural de haya barnizada, cantos redondeados, colores suaves con el sobre y parte inferior en contraste cromático, y sin ruedas para evitar el desplazamiento accidental por apoyo del propio residente o de los cuidadores.

|53


Sistemas de descanso

|56


Cama geriátrica especialmente diseñada para ofrecer bienestar y reposo al usuario. Un sistema de suspensión de láminas de madera flexibles y los cinco planos de articulación permiten que el paciente adopte la postura que más le convenga desde la comodidad de su mando a distancia. Además, el sistema de elevación, con independencia entre el cabecero y el piecero, permite configurar las posiciones de Trendelemburg y Antitrendelemburg. Un sistema que va un paso más allá en la movilidad de la cama permite también el movimiento lateral para facilitar la entrada y salida de la cama además de facilitar el trabajo de los cuidadores a la hora de darle la vuelta al paciente. Características: - Somier articulado con carro elevador. - Altura variable de 40-80 mediante accionamiento eléctrico. - Chasis de acero pintado epoxi. Tubo de chasis 40.25 - Peso máximo soportable de 180kg. - Motores de C.C. de bajo voltaje (24V) y apagado de motor en posición final. - Mando manual con cable flexible a baja tensión (24V) - Cuatro ruedas de 100mm con freno como apoyo en el suelo. - Preparada para incorporar brazo de potencia, porta sueros, etc.

|57


Sistemas de descanso

|58


Colchones de latex 100% con zonas de descanso diferenciadas en sincronía con nuestros somieres motorizados.

Nucleo combinado de espuma de alta resiliencia combinado con una capa superior de 4cm de Viscoelástica. La viscoelástica ofrece un prolongado efecto memoria asi como una máxima adaptabilidad al entorno de nuestro cuerpo.

El núcleo de Evotex ha sido especialmente diseñado para mantenerse siempre ventilado gracias a su estructura microcelular que genera canales de aireación.

Un nuevo concepto de personalización del descanso Un concepto revolucionario en cuanto a personalización del confort y del descanso. Un colchón que se adapta a la tipología de cada usuario. Sobre una base de HR de alta transpirabilidad usted puede configurar los materiales que desea para las zonas cervical y hombros, zona lumbar y zona de piernas. Están disponibles viscoelásticas de alta y baja densidad, látex 100% en dos densidades y HR también en dos densidades, para que no solamente escoja el material, sino también el tacto que desea. La estructura de la base con la combinación de los materiales le alarga la vida útil del colchón. |59


B

ibliografía.

Los Mayores y las zonas de estar Cerezuela Martínez, J.B.; Moreno Fernández, M.J.; Sánchez Herrero, M.J. IMSERSO Real Decreto 556/1989 del 19 de mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios. Ley 38/1999 de Ordenación en la edificación. Guía de mobiliario para personas mayores IMSERSO/Instituto de Biomecánica de Valencia. Guía de recomendaciones para diseño y selección de mobiliario para personas mayores IMSERSO

|60

Ergonomía y discapacidad IMSERSO/Instituto de Biomecánica de Valencia. Conferencia “La arquitectura del recuerdo”. Madrid, junio 2010. Dr.Arquitecto D. Manuel del Río Martínez Design for dementia : Planning environments for the elderly and the confused Arch. Margaret P. Calkins Living for elderly Eckhard Fedderrsen , Inra Ludtke Living well with dementia University of Stirling


|61

global  

hi_res catalogue

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you