Issuu on Google+

Dormir poco altera las hormonas y da paso a la obesidad Son muchos los métodos, técnicas, estrategias que buscamos para adelgazar y tener una buena figura, pero nos estamos olvidando de un aspecto muy importante que resulta ser vital para la salud, dormir bien.

Según la investigación realizada por unos especialistas de la Universidad de Chicago afirman que el hecho de dormir poco altera las hormonas que son las reguladoras del hambre. • •

La leptina le manda una señal al cerebro que ya no hace falta más comida y la grelina nos provoca la sensación de apetito

El estudio que afirma que dormir poco aumenta el apetito consistió en experimentar en personas sanas el descenso del 18% en la hormona Leptina y un aumento de la Grelina. Esto quiere decir, que el hecho de dormir poco altera las hormonas, ya que estas envian señales equivocadas al cerebro humano que favorece a comer más y por ende engordar. No solo está el hecho de tener más hambre, sino que también se presenta el deseo de comer galletas, caramelos, papas fritas, comidas y todas la comida que está tipificada como chatarra mientras que las verduras y las frutas pasan a ser las menos deseadas en el menú del día.


En los países avanzados como los Estados Unidos se han disparado los porcentajes de personas que padecen de obesidad, tomando en cuenta que en este país se ha recudió las horas de sueños. Ahora ya sabemos que existen consecuencias de las salidas hasta altas horas de la madrugada o realizar trabajos toda la noche porque dormir poco altera las hormonas.


Dormir poco altera las hormonas y da paso a la obesidad