Issuu on Google+

1


Comienza un nuevo año y las energías se vuelven a cargar para seguir disfrutando de nuestra banda favorita. Hay tanto de que hablar que no quiero detenerme mucho tiempo en ésta sección, solo decirles que todos en Glass Onion deseamos que hayan pasado unas fiestas en paz y con sus seres queridos. Este 2014 arranca con todo y para confirmarlo les traemos un informe exquisito sobre las aventuras de la banda en el Lejano Oriente. Todo sobre el interés de los muchachos en la Meditación Trascendental, el Maharishi, el viaje a la India y las incidencias que terminaron con la travesía. También decidimos meternos de lleno en el pasado de John y les ofrecemos una nota sobre un tema poco visto. Las hermanas y hermanos de Lennon, cuál fue su relación con ellos y como afectaron a su vida. Imperdible. Paul y George están presentes, ambos desde el escenario, el lugar donde la mayoría quisiéramos verlos siempre. Harrison con su gira por Japón en 1991 y Macca en la reciente presentación junto a los miembros sobrevivientes de Nirvana. No quisiera adelantar demasiado sobre el resto de la publicación. Solo sepan que se encontraran con Mal Evans, Nancy Shevell, George Martin y Arcade Fire, además de las secciones de siempre. Solo voy a comentarles que para el próximo número estrenaremos sección y seguramente habrá alguna que otra sorpresa.

Martin Editor Principal

Editor @beatlemartin Redactores @beatlemartin @Danbus10 @DoctorWho088 @fedexlg @HelterSkelter75 @nicothecapo2 @PiniDellavalle @the_beatless

Supervisión y Corrección @pinidellavalle Diseño y Artística @beatlemartin @the_beatless Coordinación y Diagramación @fedexlg

2


              

John Lennon: Sisters O Sisters, Las Hermanas (Y Hermanos) De John – Pag 3 There Are Places I’ll Remember: 3 Savile Row – Pag 7 Photograph – Pag 8 Beatles: On The Road To Rishikesh, The Beatles en la India – Pag 9 This Song: In My Life (George Martin) – Pag 15 It Was Fifty Years Ago This Month: Enero ‘64 – Pag 16 George Harrison: 1991 Japan Tour, George Vuelve a Escena – Pag 17 Only A Northern Song: The Arcade Fire – Pag 19 Another Girl: My Valentine, Nancy Shevell – Pag 20 With A Little Help From My Friends: Mal Evans – Pag 21 Lanzamiento: The Beatles – Live At The BBC Vol.1 / Bootleg Recordings 1963 – Pag 23 RockShow!, Paul McCartney + Nirvana 12-12-12 – Pag 25 Act Naturally: BackBeat – Pag 26 In Their Own Words: Querida Prudence – Pag 27 I Read The News Today, Oh Boy – Pag 28

3


por beatlemartin En la mitología beatle a John siempre se lo vio como al muchacho solitario, abandonado por sus padres, y que creció bajo la estricta tutela de su tía Mary, mejor conocida como Mimi. Deberíamos remontarnos un poco más atrás, precisamente al nacimiento mismo de John, aquél 9 de octubre de 1940 para conocer más profundamente los enredos de su familia. Estamos hablando de una época regida por toda clase de prejuicios, donde el “qué dirán” hacía que la gente tomara decisiones que hoy parecerían aberrantes. El padre de John, Alfred Lennon, recién conoció a su hijo en noviembre ya que se encontraba embarcado, trabajando como marino mercante. Lo seguiría viendo sólo de manera ocasional ya que en plena Segunda Guerra Mundial era muy requerido para diversos viajes. John, mientras tanto, vivía con su madre, Julia Stanley, en la casa familiar materna, en el Nro 9 de Newcastle Road. Mientras tanto, Alf (como era conocido por su familia) se encarga de enviarle a su esposa su cheque mensual para mantenerlos y cartas donde la alentaba a que viviera su vida plenamente, sin preocuparse por los peligros inminentes. “Estamos en guerra, sal y diviértete” le habría escrito en una de ésas cartas. Y Julia lo hizo. Comenzó a salir a los salones de baile y en uno de ellos, en 1942, conoció a un soldado galés llamado “Taffy” Williams, que se encontraba en las barracas de Mossley Hills. En 1943, los pagos de Alf dejaron de llegar y cuando Julia hizo el reclamo en la Marina Mercante le comunicaron que habían perdido todo contacto con él y que lo estaban buscando. En 1944 Julia quedó embarazada de Williams. Pero Alfred regreso en enero de 1945 contando que había sido acusado de robar una botella de vino en el barco y que fue llevado a prisión en África, de modo que perdió el viaje de vuelta. Luego de eso estuvo inmerso en varios negocios turbios que retrasaron aún más su regreso, pero nada de eso era más impactante Alf Lennon

que encontrar a su esposa con un embarazo de 4 meses. A pesar de todo, Alfred se ofreció a intentar reconstruir su familia y hacerse cargo tanto del pequeño John como del bebé en camino, pero Julia tenía otros planes. Para ella, el matrimonio estaba terminado y no quería saber nada más de su esposo. Alfred continuaría desapareciendo y apareciendo en varias ocasiones hasta perder total contacto con su familia un par de años después. Williams también quiso formalizar con ella, pero con la condición de que se deshiciera de John. No podía soportar la humillación de vivir con una mujer casada y su hijo. Julia desechó la idea de pleno. El 19 de junio de 1945 nacía Victoria Elizabeth Lennon. Para evitar la vergüenza, su familia envió a Julia varios meses antes a Elmwood, un hostel del Ejército de Salvación, mientras John era enviado a vivir con su tío Syd Lennon y su esposa, en Moghull. Tan sólo 6 semanas después del nacimiento, Victoria fue dada en adopción por presión de la familia de Julia, especialmente de su padre. Una amiga de Julia, Margaret Pedersen, fue la madre adoptiva de la bebé. Margaret estaba casada con un Capitán de la Marina noruego, llamado Peder Pedersen. El nombre de la recién nacida fue cambiado legalmente por el de Lilian Ingrid Maria Pedersen y, según creía Julia, iba a ser llevada a Noruega. No supo nada más de su hija. A Julia le costó reponerse. Estaba física y emocionalmente devastada pero aún tenía a su hijo y debía reponerse para él. Comenzó a trabajar como mesera en un café y conoció a otro hombre, John “Bobby” Albert Dykins, que trabajaba como sommelier en el Adelphi Hotel y era un hombre elegante y atractivo, pero que tenía un tic nervioso que años más tarde sería blanco de las burlas de John. Pronto se mudó con él y, en ése momento, comenzó una nueva disputa familiar. Esta vez era su hermana Mimi la que intervino, haciendo de la vida de Julia una nueva tortura. Mimi se oponía a que el pequeño John viviera junto a ellos porque según ella debía dormir en la misma cama que su madre y su nuevo novio. Es asombroso y espeluznante comprobar cómo los derechos de la madre fueron literalmente borrados tan solo por el parecer de su familia. Y lo que más llama la atención es que la misma madre haya pensado que tenían razón.

4


John se fue a vivir con la tía Mimi y su esposo George Smith en Menlove Avenue, mientras que Julia comenzó a formar una nueva familia con Bobby. Su primera hija fue llamada también Julia y nació el 5 de marzo de 1947. La menor, Jacqueline “Jackie”, nació el 26 de octubre de 1949. A partir de 1951 aproximadamente, cuando John comenzó a tener cierta independencia, se reavivó la relación con su madre y sus visitas a la familia Dykins fueron cada vez más frecuentes. Pese a que su relación con Bobby, a quién John apodo “Twichy” por su tic, era al menos tirante, trataban de llevarse e incluso John solía recibir algo de dinero de su parte a cambio de algunos trabajos menores. La relación con Julia y Jackie era la de verdaderos hermanos. Ellas lo admiraban y el la pasaba bien entreteniendo a sus pequeñas hermanas, quienes por supuesto se convirtieron en las primeras fans de The Quarrymen, la banda que John formó en 1957. Sin ir más lejos, estuvieron presentes en uno de sus primeros shows, el 22 de junio en Rosebury Street, cuando tocaron en la parte trasera de un camión durante una celebración. Cuando Julia Lennon murió atropellada el 15 de julio de 1958, otra atrocidad fue cometida. El padre de las pequeñas fue despojado de la patria potestad y los tíos maternos Harriet y Norman Birch fueron designados tutores de las niñas. Según parece, el hecho de no estar

casado con Julia hizo que perdiera la custodia de sus hijas, aunque ellas llevaran su apellido. John siempre siguió en contacto con sus hermanas y una vez que logró el éxito junto a The Beatles se encargo de comprarles una casa en Gateacre Park Drive, para que vivieran junto a los Birch. También las invitó a su casa en Weybridge donde Cynthia las recibió y las llevó de compras. Asistieron a varios conciertos de The Beatles inclusive. Cuando John se mudó definitivamente a USA en 1972 las llamadas telefónicas se hicieron un poco más esporádicas hasta que en 1976 cesaron luego de que él les pidiera algunos recuerdos de su infancia en Liverpool y pagara el envió a América. Volviendo un poco más atrás, en el año 1964, John se entera por medio de la tía Harriet sobre la historia de su hermana perdida, Victoria/Ingrid. Fueron muchos años de pagar a investigadores privados para que la encontraran, pero lamentablemente al momento de su muerte en 1980 no logró dar con ella. El error principal fue que Ingrid trató de ser rastreada en Noruega, pero lo que la familia Stanley no sabía era que tanto la bebé como sus padres adoptivos nunca abandonaron Inglaterra, e incluso vivió gran parte de su vida muy cerca de ellos, en el 86 The Northern Road.

Parados: Tio Norman (El Dentista), Michael y David (Primos), Julia y Jackie5(Medio Hermanas). Sentados: Tias Mater, Harriet y Mimi


Pese a que Ingrid descubrió su identidad en 1966, decidió callar por respeto a su madre adoptiva y una vez que ella falleció llevó a su padre a que viviera sus últimos años de vuelta en Noruega. Recién en 1998 le contó su historia al mundo. Pero hay otra rama de la familia aún más desconocida en la vida de Lennon. Se trata de su padre Alfred, que en 1966 conoció a una joven de 18 años (él tenía 54) llamada Pauline Jones y que era estudiante en la Exeter University. Se casaron en Gretna Green, Escocia y volvieron a Inglaterra. Poco tiempo después, Alf, que ya había tenido un par de encuentros con John (casi todos en malos términos de parte de su hijo), se le apareció nuevamente y le pidió trabajo para Pauline. Finalmente fue contratada para cuidar a Julian y administrarle el correo de los fans. El 26 de febrero de 1969 nació David Henry Lennon y el 22 de octubre de 1973 Robin Francis Lennon, ambos en Brighton. El único contacto que tuvo John con David se produjo en su cumpleaños número 30, el 9 de octubre de 1970 cuando Alfred y Pauline se presentaron en Tittenhurst Park, Ascot, junto al niño de un año y medio. Lamentablemente la visita fue un desastre y termino en una serie de acusaciones de John contra su padre. Hay que recordar que Lennon se encontraba en plena terapia

primal, que consistía en retrotraerse a los traumas alojados en su infancia y expulsarlos por medio de gritos desgarradores. No es de extrañar que la presencia de Alf haya detonado en la psiquis de John. Fue la última vez que ambos se vieron. En resumen, aquél solitario y desolado niño de Woolton, abandonado por sus padres, resultó ser el integrante de la banda con más hermanos y hermanas. La historia de los Fab está llena de sorpresas, ¿no? Abajo: Julia y Jackie (Medio Hermanas), Arriba: Ingrid/Victoria (Medio Hermana) en el memorial de John Abajo Derecha: Victoria de pequeña

6


por DoctorWho088 Las terrazas de los edificios suelen ser lugares sin ningún atractivo en concreto: en algunos casos, sólo hay un espacio pequeño que contiene el tanque de agua que alimenta a la torre. En otros, las construcciones importantes -como clínicas o embajadas, por ejemplocontienen helipuertos. En estos tiempos modernos, pequeños grupos que conforman el revisionismo histórico de la arquitectura han estado brindando nuevas funciones a las terrazas. En algunas hay jardines; en otras, piscinas y gimnasios llegan a la zona más alta de la edificación a fin de brindar nuevas comodidades a los dueños de los departamentos. La terraza del número 3 de Saville Row no tiene pileta, gimnasio o jardín, pero tuvo en el mediodía del 30 de enero de 1969 a John, Paul, George y Ringo tocando por última vez como banda. Retrocedamos un poco, aproximadamente unos 300 años. La terraza del que en su momento fue Apple Studios fue construida entre 1733 y 1735 y fue la vivienda del famoso navegante inglés Lord Nelson y su amante Emma Hamilton. Savile Row no es cualquier calle de Londres: es una de las más emblemáticas. Incluso, previo a formar parte de la historia del cuarteto. Se trata de lo que se conoce como “la calle de los sastres” donde reyes, celebridades y líderes mundiales la han visitado en busca de un perfecto traje a medida como manda la historia inglesa. Pero también tiene un lugar privilegiado en la historia de la literatura, y es que en el número 7 de la misma calle vivió Phileas Fogg, el protagonista de La vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne. En el libro, el autor cuenta: “En el año 1872, la casa número 7 de Saville-Row, Burlington Gardens —donde murió Sheridan en 1814— estaba habitada por Phileas Fogg, quien a pesar de que parecía haber tomado el partido de no hacer nada que pudiese llamar la atención, era uno de los miembros más notables y singulares del Reform Club de Londres.” Pero volvamos un poco en el tiempo. Del sótano a la azotea fue el recorrido que los Beatles emprendieron ese 30 de enero para hacer un set que duró 42 minutos, en el cual tocaron cinco versiones de Get back, dos de Don’t let me down y I’ve got a feeling y una de One after 909 y Dig a pony. En el medio, los Fab pudieron jugar un rato y hacer I want you (She's so heavy), God save the queen, Pretty girl

is like a melody y Danny boy. Pero, además, junto con ellos estaba Billy Preston, que había participado en todas las sesiones de Let It Be. La azotea o terraza fue equipada por Mal Evans y Neil Aspinnal y el recital fue grabado en una máquina de 8 pistas por George Martin, Glynn Johns y Alan Parsons. Si bien este rooftop concert es el más famoso, no fue el primero. En noviembre de 1968, en la ciudad de Manhattan, Estados Unidos, el famoso director francés Jean-Luc Godard filmó a Jefferson Airplane en un concepto que llevó el nombre de Guerilla Gig, donde bandas de rock tocaban en lugares poco frecuentes o inusuales y de manera imprevista. Godard creía que Jefferson Airplane era la banda que mejor definía el espíritu rebelde juvenil. Sin embargo, la presentación de The Beatles marca un suceso debido principalmente a la situación en la cual la banda estaba tocando y que se trataba de la primera vez en tres años que realizaban un concierto tras el show en San Francisco el 29 de agosto de 1966 en Candlestick Park. Muy probablemente los fans de la banda y toda la gente que se paró y cortó el tráfico en Savile Row ese día jamás pensaron que se iba a tratar de la última vez que los cuatro compartieran un escenario. Let It Be se transformó en una película que mostró desde adentro la ruptura de la banda, mostró las miserias y mezquindades de The Beatles. Quizás, el momento del recital donde algunas risas sobrevuelan fue el único momento de paz que tuvieron luego de 18 meses de conflictos.

7


por HelterSkelter75

George Harrison, Jeff Lynne, Paul McCartney y Ringo Starr a mediados de la década de los 90, en las sesiones que dieron lugar a los dos temas nuevos que grabaron The Beatles luego de 25 años. Más allá de ciertos roces inevitables entre George y Paul, las sesiones se dieron en un clima mayormente distendido entre 1994 y 1995. Como dato de color, Paul está sosteniendo entre sus manos la

Epiphone Texan que utilizó tanto en la grabación como en la recordada presentación televisiva de "Yesterday". La foto fue tomada en Hog Hill Mill, uno de los dos estudios utilizados para este encuentro. El otro fue Friar Park, descartando de esta manera a los míticos Abbey Road, en una decisión de la cual jamás trascendieron las razones.

8


por Danbus10

9


acordes, luego devolvió la guitarra y dijo: ‘Lo siento, amigo, nos tenemos que ir ahora’. Así que, nos levantamos y caminamos de regreso hacia nuestra limosina y, en ese momento, escuché una voz decir: ‘Oye, George, ¿quieres algo de STP?’ George se dio la vuelta y dijo: ‘No, gracias, estoy bien, hombre.’ Entonces el tío se dio la vuelta y le dijo a los otros: ‘George Harrison me rechazó’. Y entonces la multitud se volvió ligeramente hostil. Estábamos caminando cada vez más rápido y ellos nos estaban siguiendo. Cuando vimos la limosina, corrimos a través de la carretera y saltamos dentro, ellos fueron corriendo detrás de nosotros y comenzaron a sacudir el coche, y las ventanas estaban llenos de estas caras, aplanadas contra el cristal, mirándonos a nosotros.”

El 15 de febrero de 1968 es una buena fecha para empezar a contar esta historia. Ese día, los Lennon y los Harrison George, Pattie, Cynthia y John- salieron del aeropuerto de Londres y se embarcaron hacia Delhi, India. La excursión fue para estudiar “meditación trascendental” con el Maharishi Mahesh Yogi. Cuatro días después, los Beatles faltantes junto con Maureen Starkey y la entonces novia de Paul, Jane Asher, también viajaron a Delhi y se les unieron poco después. Pero ¿qué impulsó a The Beatles a hacer un viaje como este? Retrocedamos un poco. El año anterior, en agosto de 1967, George y Pattie se encontraban en Estados Unidos. Habían viajado a Los Angeles el primero del mes pero el día siete viajarían a San Francisco y visitarían Haight-Ashbury, ese lugar lleno de hippies. Por ese tiempo The Beatles estaban experimentando. Dicen que Rubber Soul es el álbum de la marihuana y Revolver el del LSD. Podría decirse que hasta ese entonces buscaban respuestas y en cierto modo algún tipo de iluminación, pero las drogas estaban pasando a ser una experiencia más amarga que creativa. El punto es que el tiempo que estuvieron en ese lugar prácticamente la capital del LSD y de toda esa onda hippie psicodélica-, lejos de ser un momento tranquilo o una buena experiencia, se convirtió en todo lo contrario. En palabras de Pattie en su autobiografía “Wonderful Tonight”:

Para George, fue el punto en que se decidió a dejar de tomar LSD, a dejar de verlo como una respuesta. En la filmación Anthology se lo escucha decir:

“La gente hacía brebajes que eran realmente malos, diez veces más fuertes que el LSD. STP fue uno; tomó su nombre del aditivo para el combustible utilizado en las carreras de Indy-car. Nunca lo tomé. Ellos inventaron mezclas extrañas y el pueblo en Haight-Ashbury se puso muy jodido. Me hizo darme cuenta: 'Esto no va.' Ahí es cuando realmente me fui a la meditación”. Y fue el punto en que comenzó a explorar asuntos más espirituales, pero, ¿cuál sería la respuesta espiritual que buscaba? Dos días después del incidente en San Francisco, estando la pareja de vuelta en Londres, Pattie, animada por un anuncio que había visto en el periódico sobre clases de meditación trascendental, decidió ir al evento en el Caxton Hall e inscribirse al Movimiento de Regeneración Espiritual.

“Esperábamos que Haight-Ashbury fuera especial, un lugar creativo y artístico, lleno buena gente, pero fue horrible, llena de tipos horribles, vagos y jóvenes drogados, todos fuera de sí. Todo el mundo parecía drogado - incluso las madres y los bebés - y estaban tan cerca de nosotros que estaban pisándonos los talones. Llegó un punto en que no podíamos pasar por miedo a ser pisoteados […] Y luego sucedió lo inevitable: una guitarra surgió de la multitud y pude ver cómo se la pasaron y quedaron con los brazos extendidos. Pensé: Oh, Dios, pobre George, esto es una pesadilla. Por último, él tomó la guitarra. George estaba muy tranquilo. Dijo: 'Esto es Sol, esto es Mi, esto es Re', y les mostró unos

10


Emocionada por el evento y las palabras del Maharishi, Pattie persuadió a George para que la acompañara a otra conferencia en el Hilton Hotel. Y así, The Beatles y sus parejas -excepto Ringo y Maureen cuyo segundo hijo, Jason, había nacido cinco días antes- asistieron el 24 de agosto 1967. Según lo relata Paul, compraron las entradas, que costaron siete chelines y seis peniques cada una, y pasaron a sentarse cerca de la primera fila. Había un montón de flores en el escenario, entonces llegó el Maharishi, se sentó con las piernas cruzadas y comenzó a hablar de tal modo que a los muchachos les impactó su idea. Una conferencia de prensa siguió a la conferencia del líder espiritual, después de lo cual hubo una audiencia privada de 90 minutos del Maharishi con Lennon, McCartney, Harrison y sus parejas. Las palabras del yogui les dejaron ganas de aprender más e hicieron los arreglos para viajar a Bangor, Gales del Norte, al día siguiente para asistir a un seminario de 10 días. Y así lo hicieron. Al día siguiente, los cuatro Beatles más Cynthia, Pattie y su hermana Jenny, empacaron maletas y se fueron en tren al seminario en Bangor. El grupo se alojó en dormitorios en la universidad de Bangor, junto con unos 300 otros seguidores de Maharishi. Paul diría tiempo después:

de la llegada de The Beatles a India, los camarógrafos y reporteros no se hicieron esperar. Fueron recibidos en Delhi por Mal Evans y un asistente del Maharishi y les colocaron collares de flores rojas y amarillas. Luego emprendieron el viaje de 150 millas a Rishikesh. La Academia de la Meditación Trascendental se encontraba a 150 metros sobre el Ganges y estaba rodeada de selvas montañosas. La academia del Maharishi, también llamada el ashram Chaurasi Kutia, se encontraba en el llamado “Valle de los santos” y era un complejo de edificios que ocupaba 57.000 metros cuadrados. Fue construido para dar cabida a varias decenas de personas y cada uno de sus bungalows de piedra contenía cinco habitaciones. Cada uno estaba equipado con calentadores eléctricos, agua corriente, baños y muebles de estilo inglés. El mismo Ringo, más tarde, lo describió como “una especie de Butlins espiritual” (a kind of spiritual Butlins), en referencia al campamento de verano donde solía tocar con Rory Storm.

“Fue un poco raro ir a esos campamentos porque fue como volver a la escuela. […] No es tan fácil, no sólo lo aprendes y ya, es un esfuerzo y tienes que involucrarte de verdad. Y, por supuesto, la comida era toda comida de campamento. Pero estábamos lo suficientemente interesados para aprender el sistema, así que lo hicimos”. Pero el aprendizaje no duró mucho. Luego de apenas dos días en el campamento, recibieron la noticia de la muerte de Brian Epstein y los planes cambiaron inmediatamente. Esa misma mañana estaban totalmente inmersos en la meditación trascendental, pero ahora la prioridad era volver a Londres. Desafortunad amente la nueva etapa espiritual de The Beatles quedó interrumpida, o mejor dicho, fue aplazada. Antes de irse hicieron planes para pasar tiempo en el "centro de formación de Maharishi" en la India a finales de octubre. Sin embargo, el viaje tuvo que ser postergado debido a los compromisos pendientes relacionados con la filmación de Magical Mystery Tour. Luego de éste breve paréntesis, volvemos al principio. Vamos a la India al 20 de febrero de 1968, cuando los dos Beatles faltantes (Paul y Ringo) llegan a Rishikesh. Esta vez la cosa fue menos tranquila: estando ya la prensa enterada

Mahesh Prasad Varma nació el 12 de enero de 1917, en la zona Panduka de Raipur, India. Estudió física en la Universidad de Allahabad. En 1941, Maharishi se convirtió en un asistente personal del Swami Brahmananda Saraswati, a quien conocía como Guru Deva. A Maharishi se le dio el nombre de Bal Brahmachari Mahesh por él. Maharishi permaneció con Brahmananda Saraswati hasta que murió en 1953. Después, se trasladó a Uttarkashi en el Valle de los Santos, en el Himalaya, antes de salir en 1955 para enseñar una técnica de meditación que él llamó Meditación Trascendental. Comenzó el Movimiento de Regeneración Espiritual en 1957 en Madras, India, y al año siguiente comenzó el primero de muchos viajes de todo el mundo para llevar sus técnicas a un público más amplio.

11


El Maharishi había organizado todo para que sus huéspedes pudieran tener un estilo de vida simple. Mientras estaban ahí, vivían en casas de piedra y comían platos vegetarianos al aire libre. Todos los días estaban dedicados a la meditación y, para mejorar su técnica, también asistían a clases impartidas por el Maharishi quien, como siempre, se sentaba en su plataforma adornada con flores en un auditorio. Además dio clases particulares a The Beatles, más que nada por el hecho de haber llegado más tarde que el resto de los estudiantes. En ese momento gozaron de un ambiente verdaderamente tranquilo. El Maharishi se había encargado de proporcionarles un lugar donde podían relajarse y meditar sin el acoso de los medios de comunicación. En la academia también se encontraban otros músicos importantes como Donovan, el flautista Paul Horn, y Mike Love de The Beach Boys. Donovan recuerda una ocasión en una clase del Maharishi, en la que tras un silencio incómodo, John caminó por la habitación, y le dio unas palmaditas en la cabeza al Maharishi, diciendo: “Eres un buen gurú pequeño” (There's a good little guru) y el salón entero estalló en risas. A pesar de eso, John sentía un gran respeto hacia el Maharishi. Maharishi canceló las clases formales durante un tiempo y dijo a los estudiantes que meditaran todo el tiempo

posible. Un estudiante meditó durante 42 horas seguidas, incluso Pattie Boyd, una vez meditó durante siete horas. Pero las largas sesiones de meditación también dejaron a muchos estudiantes de mal humor y demasiado sensibles. Al igual que los otros 60 estudiantes en el ashram, los chicos adoptaron el vestido nativo; de hecho, el ashram tenía una sastrería para hacer ropa para los estudiantes. Los huéspedes comían en un comedor comunal que estaba al aire libre, así que la comida era vulnerable a los monos agresivos y los cuervos. Sobre la comida en sí, las opiniones eran muy variadas: algunos dijeron que era picante y otros que insípida. Lennon, por ejemplo, dijo que era pésima; en cambio Pattie Boyd, que estaba deliciosa. El menú incluía garbanzos mezclados con comino, pasta de trigo integral al horno sobre un fuego aderezado con berenjena, las papas que habían sido recogidas en la zona y, para el desayuno, cereales, tostadas y café. Después de la cena, los músicos solían reunirse en el techo de la casa de George para hablar y escuchar el río Ganges. A veces escuchaban discos y tocaban la guitarra o el sitar. Donovan le enseñó a Lennon una técnica de guitarra (finger-picking) que él pasó a Harrison. La técnica se usó más tarde en las canciones Julia y Dear Prudence. Esta última fue compuesta por Lennon a Prudence Farrow para

12


sacarla por un momento de su intensa meditación. Lennon dijo más tarde:

"Había estado encerrada durante tres semanas, y estaba tratando de alcanzar a Dios más rápido que cualquier otra persona". En general, la estancia en el ashram fue uno de los períodos más creativos de The Beatles. Según John él escribió algunas de sus peores y mejores canciones estando en Rishikesh. Tanto él como McCartney solían pasar mucho tiempo componiendo en vez de meditar; incluso Ringo escribió su primera composición en solitario, Don’t pass me by. Se hicieron planes para un concierto en Nueva Delhi para presentar a The Beatles, The Beach Boys, Donovan, y Paul Horn, pero George se quejó de que debería invertirse más tiempo en la meditación, diciendo: "No estamos aquí para hablar de música. Estamos aquí para meditar". Lennon comentó sobre el compromiso de Harrison con la meditación diciendo: "De la manera en que George va, estará volando en una alfombra mágica antes de cumplir los cuarenta”. Durante el tiempo que estuvieron en Rishikesh cumplieron años tanto George como Pattie. El 25 de febrero, por sus 25 años, el Maharishi le regaló a George un globo terráqueo al revés, y le dijo: “George, el regalo que te estoy dando simboliza el mundo de hoy, espero que nos ayudes en la tarea de arreglarlo”. Harrison volvió de inmediato el globo de plástico a su posición correcta y gritó: “¡Lo logré!”. Luego vino el cumpleaños 24 de Pattie, el 17 de marzo. Ringo no aguantó mucho. Nunca estuvo muy cómodo con la comida que tenían en el ashram y sufría debido lo picante que era y al hecho de que su estómago no era muy fuerte, probablemente por la peritonitis que tuvo cuando era niño. Tal vez recordemos sus palabras en el Anthologhy: “Todo es un poco difícil de recordar ahora. Yo

Jane tenía pendiente un compromiso teatral. Aterrizaron en el Reino Unido a la mañana siguiente, al llegar al aeropuerto de Londres. Paul y Jane hablaron brevemente con los periodistas en el aeropuerto.

“Periodista: Bueno, te ves muy feliz. ¿Te sientes mejor después de cinco semanas de meditación? Paul: Sí, sí, me siento mucho mejor, excepto por el vuelo, ya sabes. Eso es bastante pesado. Estoy un poco cansado, ¡pero la meditación es genial! Te sientas, te relajas, y luego te repites un sonido a ti mismo. Suena tonto, pero es sólo un sistema de relajación, y eso es todo. No hay nada más

estuve allí sólo por dos semanas y luego me fui. La comida era imposible para mí porque soy alérgico a muchas cosas diferentes. Tomé dos maletas conmigo, una de ropa y la otra llena de frijoles de Heinz.”

Tampoco ayudó mucho la fobia de Maureen a los insectos, que abundaban en Rishikesh. De hecho, Paul recuerda que una vez se quedó encerrada en su cuarto sólo porque había una mosca en la puerta. Pero la razón principal por la que abandonaron tan rápido la India fue porque no querían pasar tanto tiempo lejos de sus hijos, así que el primero de marzo dejaron Rishikesh para volver a Inglaterra. Aún así Ringo dice que fue una buena experiencia para él. Casi un mes después, el 26 de marzo, Paul y Jane también regresarían a Inglaterra. Él pensaba que ya había cumplido su ciclo en la India y volvió para supervisar Apple Corps y

Rishikesh es una ciudad del distrito de Dehradun en el estado de Uttarakhand, en la India. Está situada en las estribaciones del Himalaya y atrae miles de peregrinos y turistas cada año. Rishikesh es conocida en ocasiones como la capital mundial del yoga, pues hay en ella numerosos centros que atraen a los turistas. Se dice que la meditación realizada en este lugar acerca con más facilidad a la liberación espiritual o moksha si se realiza un baño en el río sagrado.

13


todos deberíamos irnos. Yo estaba molesta. Había visto a Alex con la chica, que era joven e impresionable, y me pregunté si él -a quien nunca había visto una vez meditando- estaba siendo bastante malicioso. Me sorprendió que John y George hubieran elegido creerle”. Y así, la mañana del 12 de abril, los Beatles y Alex Mardas habían decidido irse de la academia, y el elegido para comunicárselo al Maharishi fue John. Cuando éste le preguntó por qué se iban, John le respondió: “Si eres tan cósmico, sabrás por qué”, a lo que el Maharishi le respondió “No sé, debes decírmelo”. Luego, mientras John empezaba a explicar, según el mismo Lennon : “él me dio

una mirada como ‘te voy a matar, bastardo’.”

Más tarde, mientras esperaban a Mardas, que se había ido a conseguir un taxi, John comenzó a escribir la canción “Maharishi”, aunque luego, por consejo de George, le cambió el nombre a “Sexy Sadie”. Al llegar a Delhi, John y Cynthia partieron a Inglaterra en el primer vuelo disponible, uno nocturno. En cambio los Harrison decidieron quedarse más tiempo en la India. El viaje de The Beatles a Rishikesh tuvo una gran influencia ya que generaron mayor interés en la meditación trascendental y alentaron el estudio de la espiritualidad oriental en la cultura popular occidental. La estadía en la India también fue la última vez que los cuatro viajaron al extranjero juntos. McCartney y Harrison estaban tan convencidos de la inocencia del Maharishi que en la década de 1990 ofrecieron sus disculpas. George se disculpó diciendo: "Éramos muy jóvenes" y "es, probable que en los libros de

Meditamos por cerca de cinco horas al día. Dos horas por la mañana y tal vez tres horas en la noche, y luego, durante el resto del tiempo, dormimos, comimos, tomamos el sol y nos divertimos”. Quedando en el ashram solamente los Lennon y los Harrison, comenzaron a surgir las “tensiones”, primero por cuestiones financieras; ya Neil Aspinall (que se había ido junto a Paul) había notado que el Maharishi era un “negociador sofisticado”. Al parecer, en un momento quiso que la banda aportara hasta 25% de las ganancias de su próximo álbum a su banco en suiza, a modo de contribución, a lo que Lennon respondió: “Sobre mi cadáver”. Pero lo peor empezó cuando el amigo de John, Alex Mardas, quien llegó después de la salida de Macca, comenzó a hablarles mal sobre el Maharishi a John y a George, y a señalarlo como alguien centrado únicamente en el dinero y la fama. Lennon más tarde le dijo a su esposa que él sentía que el Maharishi tuvo, en sus palabras,

historia aparezca que el Maharishi intentó atacar Mia Farrow, pero es pura mierda, una mentira total." Cuando le preguntaron si perdonó a The Beatles, el Maharishi contestó: “Yo nunca podría estar molesto con los ángeles”.

“demasiado interés en el reconocimiento público, las celebridades y el dinero para un hombre espiritual”. Mardas llegó a convencer a ambos Beatles de que el Maharishi había intentado obtener favores sexuales de las estudiantes mujeres en el campamento; en especial sobresalió Mia Farrow, una actriz que se sintió acosada en algunas ocasiones por el guía espiritual. Más tarde, Cynthia, en su libro “John”, describiría así la situación:

“Un par de semanas antes de que nos fuéramos, Alex acusó al Maharishi de comportarse incorrectamente con una joven norteamericana, que era una compañera de estudios. Sin darle a Maharishi la oportunidad de defenderse, John y George decidieron creerle a Alex y decidieron que

14


por HelterSkelter75 Siempre se habló de quien fue el “quinto Beatle" y uno de los nombres más fuerte en ese sentido fue el de George Martin, quien produjo todos los discos de la banda exceptuando "Let It Be" y la reunión de los ‘90 para el proyecto Anthology, capitaneado por Jeff Lynne. A fines del siglo pasado, George Martin anunció su retiro y lo hizo con un disco de canciones de The Beatles a cargo de un seleccionado de “grandes amigos” del productor. Todo arranca con “Come Together” con el dueto formado por el actor Robin Williams y el fantático Bobby McFerrin, quien con su boca hace el bajo. El siguiente tema es una divertida mirada a “A Hard Day’s Night” en clave lounge con una estrella en la voz: la bellísima Goldie Hawn, seduciendo y brillando como solo ella sabe hacerlo. Sobre esta grabación en particular, George Martin confesó haber hecho varias tomas sólo para verla a Goldie. Absolutamente entendible. Aquí llega el primer instrumental del disco. Se trata de “A Day In The Life” en la excelente guitarra de Jeff Beck. El Ex Yardbirds deja que las seis cuerdas se tomen el trabajo de replicar la voz de Lennon para su rendición de este auténtico clásico que cerraba el inmortal Sgt Peppers. La orquesta cumple recreando cada detalle de aquella grabada en 1967, aunque se nota que el crescendo está más controlado. De la mano del Big George, Celine Dion llena cada espacio con su melodiosa voz en un tema que p arece haber sido escrito para ella: “Here, There And Everywhere”. Nuevamente se luce la orquesta en esta gema de Paul aparecida inicialmente en Revolver. La violinista pop Vanesa Mae se une a un coro tal vez demasiado solemne en una versión puramente instrumental de “Because” ya que, si bien se puede apreciar el coro cantar la letra, también puede ser tomado como un instrumento más. La seriedad se desvanece del todo cuando las cuerdas y el piano eléctrico ejecutan la inconfundible intro de “I Am The Walrus” y un invitado más que indicado para cantarla: el comediante Jim Carrey. Que haya tantos actores y comediantes en un disco liderado por George Martin no es casual, ya que antes de la llegada de los muchachitos de Liverpool, Martin trabajaba en

Parlophone, una división de la EMI que se encargaba de realizar grabaciones de cómicos como Peter Sellers y los Goons. ¿Quién no tarareó alguna vez la música de Superman, Indiana Jones o Star Wars? El responsable de esas memorables composiciones es John Williams, quien dice presente en este disco para regalarnos una exquisita mirada de “Here Comes The Sun” y en la cual toca la guitarra española. Un lujazo. Nuevamente un comediante hace su aparición en este disco y se trata del escocés Billy Connolly quien además es presentador, lo cual hace que “Being For The Benedit Of Mr Kite!” se traduzca para él en un mero ejercicio de profesión lo cual no lo hace menos asombroso, ya que uno se imagina a John sonriendo como diciendo “That’s right!”. Sabiendo que para muchísima gente esto pasó desapercibido, Martin deja registrada una vez más la “Pepperland Suite” que originalmente se encontraba en el lado B de “Yellow Submarine” de 1968, aunque en esta oportunidad se presenta resumida y con nuevos arreglos, sobre todo en el área percusiva. Phil Collins, por extraño que parezca, forma parte de la historia Beatle, ya que estuvo entre el público de chicas que fueron filmadas en el show final que se muestra en la película “A Hard Day’s Night” y siendo un adolescente, debutó en disco grabando percusión nada más y nada menos que en “All Thing Must Pass”, el disco triple de George Harrison. Por lo tanto, tiene los pergaminos suficientes para poner su nombre al lado del medley final de Abbey Road “Golden Slumbers / Carry That Weight / The End” con solo de batería y todo y un final a toda orquesta con la banda residente (donde tocaron músicos de la banda de Paul McCartney). Impecable el baterista. Para el final, George Martin nos deja con una nueva composición titulada “Friends And Lovers”, inspiradísima en la línea de Lennon proveniente de “In My Life”, que es recitada a continuación por Sean Connery, redimensionando la letra de aquel himno de Rubber Soul. En resumen, es un muy lindo viaje a través de la vida de quien más cerca estuvo de nuestros héroes. Y eso no es poco.

15


por Danbus10 El domingo 5 de enero de 1964, en la República Centroafricana, David Dacko, candidato único en las elecciones presidenciales, es reelegido presidente. El día siguiente Pablo VI da por finalizada una visita de tres días a Tierra Santa. Es la primera vez, desde 1814, que un Papa sale de Italia. El martes 7, The Beatles, antes de sus actuaciones por la noche para The Beatles Christmas Show, grabaron una sesión de música para el programa de radio de la BBC Saturday Club. En total, grabaron seis canciones en el Playhouse Theatre de Londres: All My Loving, Money (That's What I Want), The Hippy Hippy Shake, Roll Over Beethoven, Johnny B Goode y I Wanna Be Your Man. La versión de Johnny B Goode, grabada ese día, fue incluida en la colección de 1994, Live At The BBC. A pesar de que había sido originalmente programada para el 22 de julio de 1963, la etiqueta estadounidense Vee-Jay finalmente lanzó el LP Introducing The Beatles el 10 de enero. Las primeras ediciones se interrumpieron después de que Vee-Jay recibiera una orden de restricción de “Beechwood Music Inc.” que era dueño de los derechos de publicación en los Estados Unidos de Love Me Do y PS I Love You. Aunque aproximadamente 80 mil copias del álbum fueron vendidas, fue reeditado sin esas dos canciones a principios de febrero. A pesar de los problemas, Introducing The Beatles pasó nueve semanas en el puesto número dos en las listas de Billboard. El mismo día del lanzamiento, Panamá suspendió sus relaciones diplomáticas con Estados Unidos tras sangrientos enfrentamientos en la Zona del Canal El 12 de enero del 64 The Beatles regresó al programa de t elevisión de Val Parnell, Sunday Night At The Palladium Dos días después, el 14 de enero, John, Paul y George viajaron a París desde Londres. Los acompañaron Brian Epstein, Mal Evans y varios representantes de la prensa. Ringo no pudo unirse a ellos porque había demasiada neblina y no pudo volar desde Liverpool. Sin embargo, se unió al resto del grupo al día siguiente.

Cuando llegaron a París fueron recibidos por 60 aficionados y la prensa francesa. Más fanáticos les esperaban en el hotel George V, donde se alojaron durante su estancia. Esa tarde se les unió en el hotel Bruno Coquatrix, el director del Teatro Olimpia, donde iban a dar conciertos durante las próximas tres semanas. El 16 del mes, ya instalados en París, y desde ese día hasta el Jueves 4 de febrero 1964, The Beatles dio conciertos durante 18 días, llegando a tocar, dos o tres veces por día. En ese lapso, sólo tuvieron dos días de descanso. El lunes 20 hubo un gran incendio, en Madrid, en los almacenes Arias en la calle de la Montera (centro de la capital), uno de los más grandes ocurridos en la ciudad. El 25 tuvo lugar la primera realización de cooperación americano-soviética. Desde Cabo Cañaveral se lanza el satélite Eco-C. Dos días después, Francia reconoce a la República Popular de China y establece relaciones diplomáticas con ella. El 28 de enero, John y George aprovecharon su día de descanso y viajaron de regreso a Londres para una escapada de una noche. Temprano al día siguiente regresaron nuevamente a París para tener su primera y única sesión de grabación de EMI fuera del Reino Unido. La imprenta de EMI en Alemania occidental, Electrola Gesellschaft, había estado tratando de convencer a Brian Epstein y George Martin que sólo podían vender discos de los Beatles si estaban en alemán. Al comienzo, los Beatles se mostraron reacios ante la idea. Finalmente, George Martin los convenció para cumplir con la obligación, y entraron en la Pathé Marconi Studios para grabar nuevas versiones de sus dos más grandes éxitos. Komm, Gib Mir Deine Hand (en 11 tomas) y Sie Liebt Dich La grabación original ya no existía, por lo que volvieron a grabar la pista de ritmo, lográndola en 13 tomas. Después, se grabaron sus voces alemanas, con la ayuda del traductor Camillo Felgen. Como terminaron rápido, tuvieron tiempo para grabar la pista de ritmo de su nueva canción, Can't Buy Me Love, que se completó en cuatro tomas. a 1964.

16


por PiniDellavalle La gira de 1974, Dark Horse, fue una mala experiencia para George. No faltará oportunidad para hacer un repaso por la “afonía oscura” y el golpe a la autoestima que significó para el quiet beatle. Al año siguiente, completamente recuperado, lanzó Extra Texture y meses después, Thirty Three & 1/3. Pasaron tres años para que la inspiración volviese a él para publicar su disco homónimo. Con algunos detractores, los tres discos redimieron la imagen de Harrison, pero no todo le sería tan fácil. Aún con un gusto amargo en la boca, la década de los ’80 llegó de la mano de dos discos mal entendidos por la prensa y por aquellos que buscaban algo que George no estaba dispuesto a dar. Incluso las discográficas no estaban de acuerdo con su parecer. En 1981 lanzó Somewhere in England y al año siguiente Gone Troppo, discos que hasta la actualidad son considerados como “flojitos”. Recién pudo recuperarse de esto la segunda mitad de la década, con el lanzamiento de Cloud Nine (1987) y los dos volúmenes de Traveling Wilburys, la superbanda sobre la cual se habló en el primer número de esta revista. A George jamás le gustaron las giras. Cuando se animó a hacer una, ya sabemos lo que pasó. Es por eso que resulta extraña su decisión de embarcarse en un proyecto como este: casi 17 años después de Dark Horse, complació a su amigo Eric Clapton y se subió a un avión rumbo a Japón luego de 25 años. El vuelo JAL 402 aterrizó en el Aeropuerto Narita a las 15:48 el 28 de noviembre de 1991. Un agotado Harrison descendió luego de 12 horas de vuelo y la prensa y unos 150 fanáticos, como la primera vez, lo esperaban ansioso. Eran las 16:10 y, procurando ser simpático, sonrió, saludó y respondió algunas preguntas en su camino a la salida. “Ahora tengo muchísimo sueño;

La tensión inicial entre George y los periodistas pronto se disipó luego de algunas preguntas de rigor. “Es muy agradable estar aquí después de tanto tiempo” , dijo para romper el hielo. La incomodidad subía de nivel tras cada intervención de la prensa, como la posibilidad de tocar Layla en vivo –que fue rotundamente negada- y la chance de una reunión beatle, a la que George simplemente respondió “No sin John”. Pero como los diarios necesitaban una primera plana, insistieron. La respuesta de Harrison fue firme “Eso no puede ser posible porque The

debería haber viajado en otro vuelo más veloz”.

Decidió hospedarse en el mismo lugar en el que había compartido habitación con Paul en 1966: el Capitol Tokio, que previamente había sido el Hilton Hotel. Agotado por un viaje condimentado por lluvias y niebla, en el cual no pudo ver el Monte Fuji que tanto deseaba observar desde las alturas, se dedicó a descansar y prepararse para el primer show en vivo luego de casi dos décadas. Pero este descanso se interrumpió al día siguiente, donde una rueda de prensa lo esperaba en el salón Red Pearl del hotel. Allí, unos 500 periodistas –el mayor contingente hasta el momento, sólo superado por los 800 que se reunieron para entrevistar a Paul McCartney en su gira de 1990esperaban ansiosos alguna textual picante de George y Eric, quienes llegaron poco después de la hora pactada y fueron el centro de atención de las cámaras fotográficas, a las que respondieron con amplias sonrisas.

Beatles no existe, especialmente ahora que John Lennon no está vivo. Esta historia aparece cada vez que Paul necesita algo de publicidad”.

El 30 fue un día de descanso y sólo en la noche comenzó a prepararse para el show que se llevaría a cabo al día siguiente, con sólo cinco horas de dedicación. El primero de diciembre, la banda ensayó en el Auditorio Arena de Yokohama, casi sin noción de que en cuatro horas estaría lleno de gente. Diez minutos después de lo previsto, una canción de Steve Winwood comenzó a sonar en los parlantes, preparando a la audiencia para lo que vendría. Las luces se apagaron, los reflectores iluminaron el centro del escenario y entre el aplauso del público se pudo escuchar el riff inicial de I want to tell you, interpretado por un tímido George parado en el centro del escenario

17


Algunas canciones fueron cambiando: no sólo desaparecieron dos temas de George sino que Eric decidió, finalmente, incluir pequeños pedacitos de Layla hacia el final de su clásico Old Love. Quizás eso se haya debido a que desde el show brindado en Osaka el 10 de diciembre, los shows comenzaron a grabarse y filmarse. George, por su parte, tuvo una grata sorpresa cuando su hijo, Dhani, de 13 años en ese momento, se unió a ambos el 17 de diciembre, en un show que se llevó a cabo en Tokio, junto a un amigo, Nicholas, hacia el final de Roll over Beethoven. Después de doce shows llevados a cabo en seis ciudades (Yokohama, Osaka, Nagoya, Hiroshima, Fukuoka y Tokio) entre el 1 y el 17 de diciembre, George, su esposa Olivia y el hijo de ambos, Dhani, tomaron el vuelo JAL 401 de regreso a casa. El vuelo salió a las 12.45 del 18 de diciembre, concluyendo así una grata experiencia para George. A lo largo de esas tres semanas, la familia Harrison pudo aprovechar para visitar algunos lugares como el Parque de la Paz en Hiroshima y realizar compras en el Mercado Internacional de Tokio. Al año siguiente, el 13 de julio en el Reino Unido y el 14 en Estados Unidos, se publicó un disco que reunía algunas de las canciones interpretadas en la gira. Se tituló “Live in Japan” y contó con la producción de Spike y Nelson Wilbury, ambos seudónimos que George había utilizado con los Traveling Wilburys. Este fue el último álbum que George lanzó en vida y fue acreditado a George Harrison, Eric Clapton & Band. Si bien no tuvo éxito comercial en Gran Bretaña, sí lo tuvo en Japón, donde alcanzó el puesto número 15. En 2004 fue remasterizado y reeditado bajo el sello Dark Horse Records tanto en forma individual como junto a la caja The Dark Horse Years 1976-1992 en formato SACD (Super Audio CD), un formato desarrollado por Sony y Philips que permite un audio de alta definición.

tocando la guitarra que había comprado para esta gira, una Roy Buchanan Bluemaster. A su izquierda estaban las coristas Tessa Niles y Kattie Kissoon y el guitarrista Andy Fairweather Low. A su derecha, el histórico bajista de Clapton, Nathan East, el mismísimo Eric con su guitarra y el tecladista Chuck Leavell. Detrás, el tecladista Greg Phillinghanes, el baterista Steve Ferrone y el percusionista Ray Cooper completaba esta banda, todos vestidos con trajes oscuros. En algún momento se hará un repaso por el disco, por lo que hacer hincapié en el setlist no tendría demasiado sentido ahora. Lo que sí es meritorio contar es que las canciones interpretadas por ambos dejaron satisfechos a todos: algunos temas de The Beatles, maravillosas versiones de los álbumes de George (tanto de la primer época de su etapa solista como del reciente Cloud Nine) y éxitos inconfundibles de Eric “Slow Hand” Clapton, apodo bien ganado y que aquí se encargó de demostrar. Los nervios iniciales poco a poco se fueron y George bromeaba con la audiencia. Pudo sacarse un peso de la espalda cuando, con una voz renovada, interpretó Dark Horse junto a Andy Fairweather, quien reemplazó por un momento a Clapton –que había salido del escenario unos minutos- ambos con guitarras acústicas. Luego, Clapton tuvo su momento de esplendor, mientras George se tomaba un té tras bambalinas. A pesar de haber preparado 35 canciones para estas presentaciones, esa noche George interpretó 21 temas, número que comenzó a bajar en las presentaciones siguientes (fueron 20 el 2 de diciembre y 19 desde la tercer noche en adelante), baches que fueron cubiertos con algunos solos de guitarra.

18


por DoctorWho088 Comencemos con una pregunta: ¿Qué transformó a Arcade Fire en una de las bandas más importantes del nuevo milenio? La respuesta no es fácil. El primer disco de la banda canadiense directamente los catapultó al estrellato tanto en su país como en los Estados Unidos donde fueron bendecidos por el mismísimo duque blanco, David Bowie. Seamos sinceros: Funeral (2004) es sencillamente una obra maestra de los tiempos que vivimos. Bowie lo escuchó, se enamoró de Wake Up y hasta decidió subirse al escenario con ellos para poder entonar uno de los últimos himnos de la música moderna. Es que la opera prima de Win Butler y cía. es un canto con ecos del mejor Bowie y Phil Spector, una pared sonora que te atraviesa y deja sin aliento a través de los 10 temas que lo componen. El disco fue adorado por la crítica y la banda entró en las ligas mayores del rock moderno. Este año lanzaron su cuarto disco, Reflektor, y 9 años después de Funeral, de la mano del ex LCD Soundsystem, James Murphy, la banda dio un giro de 180º y abandonó la épica musical para abrazar los climas, pero no todo es tan determinante: la épica es parte central del mundo de Arcade Fire. La construcción de las canciones y las melodías deja siempre espacio (incluso en Reflektor) para que el estallido y la superposición de cuerdas y guitarras desencadenen la locura. Así y todo, el cambio es notorio. El acercamiento a ritmos más centroamericanos (Win Butler y Régine Chassagne realizaron un viaje a Haití que fue determinante para el sonido de este nuevo disco) aparecen en pequeñas dosis que terminan enmarcando al disco: el Calipso y la influencia del Rara, festival haitiano que sucede en las calles del país. Como pequeño dato, a 9 años de Wake Up, David Bowie volvió para aparecer en el disco cantando en Reflektor, el primer corte de difusión del disco. El tremendo suceso a nivel ventas y críticas no va a mermar en la vida la banda. Neon Bible (2007) y The Suburbs (2010) tendrían las mismas repercusiones que el primer

álbum. En el caso de The Suburbs, la banda tomó un camino más cercano al pop y al indie rock tradicional sin dejar de lado las cuerdas. Se trató de un proyecto monumental de 16 temas que no podría considerarse una obra conceptual pero que sí contiene algunos momentos que parecen tener relación con la vida de alguno de los miembros de la banda (la vida en los suburbios, el posterior ascenso al estrellato y el concepto de Flatland – las múltiples dimensiones del libro de Edwin Abbott Abbott- que parecería remitir al estilo de vida de la banda y el ca samiento de Win y Régine). The Suburbs tuvo una edición especial que incluyó película dirigida por Spike Jones y entre los extras una colaboración del ex Talking Heads David Byrne para el tema Speaking In Tongues (título que, curiosamente o no, remite al disco que Byrne editó con Talking Heads en 1982). La banda que surgió en una pequeña universidad de Montreal en 2001 por Win Butler y Josh Deu creció a pasos agigantados e inesperados incluso para los mismos miembros de la banda, que en varios ocasiones han afirmado que el éxito aún los descoloca y remiten a la rapidez en las que se sucedieron las situaciones. En 2011 apareció una unión entre YouTube y la banda a fin de poder transmitir un recital en vivo desde el Madison Square Garden en la ciudad de New York. La banda, que se encontraba en su mejor momento creativo, fue dirigida por el director y ex integrante de los Monty Phyton, Terry Gilliam, quien en esos momentos se encontraba con la triste noticia de la cancelación de su proyecto personal titulado The Man Who Killed Don Quixote, afirmó que la llamada de la banda para trabajar con ellos fue “la salvación de semanas de depresión” tras ese conflicto. 2014 va a traer a Arcade Fire por primera vez a tierras latinoamericanas en el marco del festival Lollapalooza en donde se presentaran en Chile, Argentina y Brasil, así como también en el festival Vive Latino en México.

19


por PiniDellavalle Es innegable la influencia que han tenido las parejas de Paul a lo largo de su vida: desde la inolvidable Linda, la incomprendida Heather y la dulce e inspiradora Jane. Y como no hay edad para encontrar al amor, Paul volvió a enamorarse en su sexta década -bueno, casi séptima, tenía 69 años. La mujer en cuestión es Nancy Shevell, dieciocho años menor. Tien e en su haber el hecho de que no está con él ni por belleza (reconozcamos que Paul ya no es el joven buenmozo que alguna vez fue) ni por dinero, ya que es una exitosa empresaria. De todas formas, eso no la eximió de las caras gruñonas de las macartneanas ni de un repaso intensivo de su vida por parte de la prensa, buscando qué “motivos malignos” pudieron llevarla a querer estar con el Beatle Paul, aunque su bajo perfil le impidió al mundo escarbar en su vida. En noviembre de 1960, mientras el joven McCa tocaba con John y George, Nancy nacía en el seno de una familia judía radicada en Edison, New Jersey, compuesta por sus padres, Myron y Arlene Shevell, y sus hermanos Jon y Susan. Su padre era el dueño de una empresa de transporte, New England Motor Freight. Años después, ingresó a la Universidad de Arizona, donde estudió administración de empresas y se especializó en transportes. A sus 24 años se casó con Bruce Blakeman, un exitoso abogado, con quien tuvo un hijo, Arlen Walters, en 1992. Su carrera laboral estuvo llena de triunfos: a sus 26 se convirtió en la vicepresidente del área administrativa de Shevell Group of Companies y de su subsidiaria, Carrier Industries Inc., puesto que mantiene hasta la actualidad. A su vez, formó parte de la Metropolitan Transportation Authority of the State of New York por diez años. Luego de 23 años de casada, Nancy se divorció de Blakeman en buenos términos en diciembre de 2008 (aunque algunas fuentes afirman que el divorcio fue en 2007). Ese mismo año, Paul y Heather ponían fin legalmente a un matrimonio que estaba roto desde hacía dos años. La pareja comenzó una relación en noviembre de 2007 y se oficializó a fines del año siguiente, cuando los divorcios ya estaban cerrados. El 6 de mayo de 2011 anunciaron su compromiso, y dos años después, el 9 de octubre de 2011,

se casaron. La prensa especuló con un posible embarazo, pero eso fue descartado rápidamente. La boda se llevó a cabo en Old Marylebone Town Hall, el mismo lugar en el que –44 años antes, en 1969- Paul se casó con su primera esposa, Linda, pero el día en el que John Lennon hubiese cumplido 71 años. Un día antes, la flamante pareja asistió al Yom Kippur en una sinagoga, dada la herencia judía de Nancy, aunque no buscaron una bendición para su unión. A cada una de sus parejas, Paul le dedicó una bella balada de amor. Jane Asher fue la inspiración de canciones como And I Love Her; a Linda le escribió My Love y Maybe I’m amazed y Heather fue la musa para How Kind of You. Para Nancy, Paul escribió My Valentine, publicada en su último álbum, Kisses on the Bottom, de 2012.

20


por fedexlg Asistente, "roadie", amigo de los cuatro Beatles. Eso fue Mal Evans. Indispensable para el funcionamiento del grupo como una unidad. Vivió la leyenda de The Beatles como pocas personas han podido y hasta quizás, como ninguno. Nació en 1935 y poco se sabe de sus primeros años de vida. En 1961 se casó con una mujer de Liverpool llamada Lily y ese mismo año tuvo a su primer hijo, Gary. También ese año escuchó por primera vez a The Beatles durante un almuerzo de su trabajo como ingeniero de comunicaciones para el servicio postal y se volvió un gran fanático (al igual que de su otro héroe, Elvis Presley). Por aquella época comenzó a frecuentar el Cavern Club. Su primer contacto directo con The Beatles fue a través de George Harrison, quien lo sugirió como portero para The Cavern. Si bien sus gruesos lentes no convencían a Ray McFall (manager de The Cavern), sí le interesaba su enorme estatura para controlar a los fans enloquecidos en la entrada. A pesar de su contextura física, siempre fue de bajo perfil y una persona muy tímida, razones por las cuales se ganó los apodes de "Gentle Giant" (El gigante gentil) y "Big Mal" (Gran mal). A los tres meses de empezar el empleo, el manager de The Beatles, Brian Epstein, contrató a Mal para que sea el roadie personal de la banda. Sus funciones fueron principalmente conducir la camioneta (junto con Neil Aspinall) a través de los distintos lugares donde las giras iban llevando a los Beatles y montar y desmontar los equipos en cada show. También tenía que estar atento a las necesidades que pudieran surgir, como comprar ropa y comida. Incluso se dice que muchas veces firmaba cosas imitando las firmas de los 4 fabs. Siempre presente durante cada una de las giras, siguió siendo su amigo y asistente cuando abandonaron las presentaciones en vivo en 1966. Mal, de manera inconsciente, fue el accionar del título del más complejo y aclamado álbum, "Sgt Pepper's Lonely Heart Club Band", Luego de pasar un rato con Paul McCartney pensando palabras y frases para cambiar el nombre a The Beatles. En un momento Mal, durante esas charlas, pregunto que significaban unas letras "S" y "P" en sus comidas de viaje, las cuales son "Sal" y "Pimienta" (Salt and Pepper), de ese "Pepper" se llegó al nombre final.

La época de Magical Mystery Tour fue una de las más difíciles para Mal, quien escribió en sus memorias que debía atender simultáneamente 6 pedidos de cada uno de los cuatro Beatles, teniendo que tener el tacto para priorizarlos y cumplirlos rápidamente y luego ir a escuchar las nuevas grabaciones a la sala de control. Luego, viajó con todos a la India en su paso espiritual con el Maharishi, donde tuvo que buscar doctores para Ringo. Meses después, con la fundación de Apple, Mal fue ascendido a Asistente Personal, pero su salario (38 libras) fue mantenido igual. Con esta nueva posición fue quien descubrió a la por ese entonces prometedora banda llamada The Iveys y con ello logró el primer fichaje de Apple. Tiempo después, cambiaron su nombre a Badfinger. La vida por ese entonces ya no era fácil para Mal, ya que no le alcanzaba el salario para sobrevivir, pero tampoco quería pedir aumentos ya que se consideraba muy afortunado de tener la simpatía y amistad de los Beatles,

21


en una posición privilegiada y envidiada por muchos, además de que la banda estaba en crisis y no quería molestarlos aún más. En sus palabras: "Después de todo este tiempo, tengo alrededor de 70 libras a mi nombre, pero estoy feliz. Queriéndolos como los quiero, no hay problema, porque quiero servirles". Poco después fue el único miembro de Apple en poder asistir al casamiento de Paul y Linda McCartney. Y no solo asistió sino que también fue testigo. En 1969 estuvo presente durante el concierto de la terraza de Apple, mirando desde atrás el espectáculo y posteriormente retrasando tanto como pudo a los policías que intentaban detener el concierto. Durante todos sus años dentro de la banda también contribuyo artísticamente en algunas ocasiones. Participó de los coros durante la grabación de Yellow submarine, You know my name y la inédita What's the new Mary Jane; toco el órgano Hammond en You won't see me, la armónica en Being for the benefit of Mr. Kite, la trompeta en Helter skelter, la pandereta en Dear Prudence, el yunque en Maxwell's silver hammer (o sea, era Maxwell) y fue uno de los pianos que suenan al simultáneo para el acorde final de A day in the life (además de contar en voz alta los compases en los cortes). También contribuyo con líneas en Sgt Pepper's (canción) y Fixing a hole. También apareció de una u otra forma en 4 de las películas Beatle. Ya fuera de The Beatles, continuó trabajando como productor con bandas como Badfinger, Jackie Lomax y Keith Moon. También participó de las grabaciones de All things must pass (George Harrison), John Lennon/Plastic Ono Band (John Lennon) y Ringo (Ringo Starr) donde fue acreditado como co-escritor de You and me (Babe). Los años desde el 1974, cuando se separó de su mujer, Lily, se volvieron aún más difíciles para Mal, ya que había perdido en poco tiempo a su familia real y su familia profesional. Entro en un estado profundamente depresivo y fue medicado por ello. En 1976, luego de una discusión con John Hornie, quien estaba escribiendo sus memorias, tomó un rifle de aire comprimido, tras lo cual la novia avisó a la policía. Los agentes entraron al apartamento y le pidieron que bajara el arma, pensando que era real. Sin ser consciente de sus actos, M al apunto a los policías con el rifle, y estos no dudaron en acertarle 6 disparos, acabando con su vida. Al funeral no asistió ninguno de los cuatro Beatles ni colaboradores. Respecto a su libro, nunca se ha encontrado evidencia de que haya sido escrito, aunque sí es cierto que existía el contrato con la editorial Grosset & Dunlop con dos títulos tentativos: Living The Beatles legend y Two hundred miles to go, además de tener la autorización oficial de John, Paul, George y Ringo para llevarlo a cabo.

Una maleta que Mal poseía en ese momento con grabaciones inéditas, fotos y recuerdos de sus años con los Beatles fue extraviada por la policía durante la investigación y se hizo famosa como el "Archivo de Mal Evans", que aún no ha aparecido, aunque ha habido algunos falsos muy famosos. Esperemos que algún día aparezca ese material y hallemos algunas joyas perdidas para seguir descubriendo el mundo Beatle.

Arriba: Mal Evans con cada uno de los Beatles en distintas etapas . Abajo: Mal durante el concierto de la azotea.

22


por beatlemartin

luego de Love Me Do, reaparece esta versión, pero en esta oportunidad el locutor hace su intervención una vez que la música deja de sonar. De modo un poco más imperceptible, también hay cambios en las conversaciones de la banda junto a los diferentes locutores de la estación de radio: hay dos nuevas, tituladas “What Is It, George?” y “Ringo? Yep!”, esta última reemplazando a la anterior “Have a Banana”. Yendo al contenido, podemos hablar de un disco muy bien balanceado entre las versiones en vivo de sus más recientes simples y álbumes grabados en Abbey Road y los gustos que se daban al grabar sus favoritos de los primeros años como banda, que difícilmente tendrían un lugar en sus grabaciones comerciales. Es para rescatar un par de joyas como Keep your hands off my baby que, pese a su calidad de sonido inferior con respecto a las demás grabaciones, es todo un hallazgo de una de sus primeras presentaciones en la radio, así como también la pista que le sigue, I’ll be on my way, el único original de Lennon y McCartney de esta colección que no fue grabado oficialmente por la banda. Podemos encontrarnos con rarezas que demuestran el gusto ecléctico de los chicos en canciones como The Honeymoon Song o A Taste of Honey y, a la vez, su amor por el rock and roll más puro en Carol, Oh My Soul o That’s All Right Mama. Otra perlita es una versión del tema de Carl Perkins (el artista más versionado por los Fab) llamado Honey Don’t, aquí cantado por John, que se grabó un año antes de la versión más conocida del álbum Beatles For Sale, esta vez (y para siempre) cantada por Ringo. Entre las composiciones propias de la banda se destacan unas muy buenas performances de Thank you girl y I Saw Her Standing There, ambas grabadas con la presencia de público en el BBC Playhouse Threatre en diferentes fechas. También podemos notar la evolución que tuvieron en muy poco tiempo, ya que las grabaciones pertenecientes a la era de A Hard Day’s Night presentan un sonido mucho más pulido y profesional que podemos apreciar en la pista que da nombre al álbum y otras como Things We Said Today. A su vez, las grabaciones de la época de For Sale parecen reproducciones exactas de lo registrado en los estudios de EMI. I’m a Loser suena increíblemente similar al

En conjunto con el recientemente editado “On Air – Live at the BBC Vol 2”, se publicó una versión remasterizada del primer volumen de esta serie, el doble CD de 1994 “Live at the BBC”. Lo de versión es muy cierto, ya que presenta algunas diferencias con la edición original. Para empezar, tanto este como su secuela fueron lanzados al mercado por Universal (al menos en Argentina), siendo esto una novedad ya que todas las ediciones anteriores de The Beatles siempre fueron producidas por EMI. La otra gran diferencia se encuentra en la parte gráfica. Se abandonó la coloración sepia de la portada y la mayoría de las fotos que ilustraban el booklet de 1994 por el blanco y negro actual. Además, hay algunos cambios en la distribución de las fotos y la inclusión de algunas nuevas. Pero quizás el más significativo de los cambios se encuentre en el contenido mismo. Para los que llevamos 20 años escuchando este fabuloso disco, es toda una sorpresa que luego del “Beatle Greetings”, donde los muchachos se auto presentan, sobre esta recortada versión de su tercer simple (aquí titulada From Us To You) se escuche la voz del locutor de turno anunciando “It’s The Beatles!”. Y para diferenciarse aún más, al final del disco 2,

23


disco, y en menor medida lo hacen Everybody’s Trying To Be My Baby y Kansas City – Hey hey hey hey. Volviendo a A Hard Day’s Night, nos topamos con algo realmente curioso. Se dice que para la grabación de esta canción se esperaba la llegada de George Martin, productor de la banda, para hacerse cargo del piano tal como lo hizo en el disco, pero al parecer eso no sucedió, por lo que tomaron la -al menos- controvertida decisión de hacer una edición entre lo grabado por los muchachos en la BBC y el solo de guitarra y piano de la versión publicada.

Antes de hablar del Qué hablaremos del Por qué de ésta edición tan inesperada. Una ley sancionada el mes pasado que atañe al mundo de las grabaciones fonográficas indica que los derechos de copyright son válidos por 70 años en las canciones publicadas y de 50 en las que permanecen inéditas. Por éste motivo éste grupo de canciones debía editarse antes de fin de año o de lo contrario pasarían a ser de dominio público y cualquiera podría venderlas legalmente. De éste modo se logró extender la duración por 20 años más. A pesar de ser un álbum lanzado por necesidad, no es para nada despreciable su contenido. Comienza con tomas alternativas de varias canciones grabadas en la maratónica sesión que realizaron para la realización de su álbum debut, Please Please Me. There’s a Place, Do You Want to Know a Secret? (con coros no escuchados hasta el momento), A Taste of Honey, I Saw Her Standing There y Misery pasan y con ellas nos metemos en la intimidad de la banda pensando y discutiendo ideas para mejorar sus canciones. También son sorprendentes algunas tomas de From Me To You, Thank You, Girl (Thank You Little Girl según anuncia la voz del operador desde el control) y One After 909 (la primera versión). A continuación llegan algunas tomas del segundo álbum, With The Beatles. Ellas son Hold Me Tight y Money, para luego dar paso a la seguidilla de versiones de la BBC donde se repiten muchas de las canciones varias veces, pero recordemos que la intención de ésta recopilación no es otra que editar todo el material con potencial comercial con la única intención de protegerlo. Hacer un análisis de cada una de las tomas sería algo engorroso e innecesario, pero puedo decirles que no dista mucho de lo que conocemos, aunque noté un sonido con algo más de peso, con un refuerzo en los graves. Para finalizar una grata sorpresa: los demos de dos canciones que John cedió a bandas amigas: Bad To Me y I’m In Love.

En fin, es un disco que en su momento fue sorpresivo y que con esta re-edición podemos redescubrir todos estos detalles y muchos más.

No habíamos terminado de disfrutar del volumen 2 de las grabaciones para la BBC cuando un nuevo disco nos sorprendió el 17 de diciembre de 2013, esta vez en formato digital, publicado en la tienda virtual iTunes. Se trata de una recopilación titulada “The Beatles Bootlegs Recordings 1963” y su título no podría haber sido más explicito. En él encontramos una serie de grabaciones inéditas (oficialmente) que la banda realizó durante el frenético año 1963, tanto en Abbey Road como en los diferentes estudios de la BBC, además de un par de grabaciones caseras de canciones que cedieron a otros artistas del catálogo de Brian Epstein.

Quizás lo mejor de ésta edición sea que sabiendo que de ahora en adelante cada año se cumplirán 50 años de las grabaciones de la banda, podremos estar seguros de tendremos más ediciones de éste estilo hasta finalizar la década, y aún más, si la movida se continúa con las etapas solistas de los muchachos.

24


por nicothecapo2 Así comenzaría la enérgica interpretación del tema Cut me some slack. Con un Paul como vocalista principal que rockea con mucha fuerza para sus más de siete décadas, y un Dave Grohl que aporrea la batería con una fuerza de la que no hacía alarde desde las épocas de Nirvana, el tema arranca los aplausos del Madison Square Garden. Es cierto que se echó en falta la interpretación de una canción de Nirvana con McCartney a la cabeza, pero no se trató de una reunión de la banda de Seattle. Más allá de lo que difundieron algunos medios, no fue más que una colaboración entre Paul y los ex-compañeros de Kurt Cobain. Tras los aplausos del público, Grohl, Novoselic y Smear se retiraron del escenario y le dejaron el lugar a Paul para que cierre su set. Sonaron I’ve got a feeling y Live and let die. Cabe destacar que tres días más tarde, los cuatro músicos se presentaron en el programa “Saturday Night Live” para promocionar “Cut me some slack”, cuya versión de estudio estuvo disponible posteriormente en iTunes. El concierto se editó en CD y DVD y logró recaudar 35 millones de dólares, que fueron destinados en beneficio de las víctimas del huracán a la fundación Robin Hood. A esto hay que sumarle las donaciones de otros famosos, las subastas de objetos del recital cómo una guitarra autografiada por Paul McCartney y Bruce Springsteen o las baquetas que utilizó Dave Grohl y las ventas del CD y el DVD del show. Esta fue una noche que no sólo cumplió con sus fines solidarios si no que también nos permitió ver a un puñado de grandes artistas de la vieja escuela sobre el escenario.

A fines del 2012, el huracán Sandy azotó la ciudad de Nueva York. Así, se decidió que el 12 de diciembre se realizaría un concierto en el Madison Square Garden en beneficio a las víctimas del temporal llamado “12.12.12 The Concert for Sandy Relief”. Participaron artistas destacados como The Rolling Stones, The Who y Roger Waters, pero una de las actuaciones más sobresalientes de la noche fueron las de Paul McCartney junto a tres ex Nirvana. Fue la primera vez que los integrantes de la banda originaria de Seattle tocaron juntos sobre un escenario luego de la ruptura. Participarían Dave Grohl, baterista; el bajista Krist Novoselic y Pat Smear -quién sólo toco en conciertos en vivo- haciéndose cargo de la guitarra rítmica, mientras Paul McCartney se hizo cargo de la voz. Según la información que circuló, fue Dave Grohl quién llamó a Macca y le ofreció trabajar junto a los músicos en la composición de un nuevo tema que sería interpretado en el recital benéfico. Según Paul, el baterista -que actualmente lidera la banda Foo Fighters- le pidió que “fuera a tocar con unos amigos”. El tema que compusieron se llama Cut me some slack, cuyo nombre viene de una jerga inglesa que en español significa “déjame tranquilo”. La letra, en líneas generales, trata sobre alguien que quiere que su madre lo deje en paz. El concierto fue transmitido vía Internet y televisión a todo el mundo. En él, Roger Waters interpretó Another brick in the wall y Money. Más tarde lo seguirían Eric Clapton y Bon Jovi, que tocó clásicos como It’s my life o Wanted dead or alive. También asistieron The Who, interpretando Baba O’Riley y Pinball wizard y The Rolling Stones, que tocaron Jumpin’ Jack Flash. Las presentaciones fueron acompañadas de videos y promociones de la campaña que buscaba ayudar a los damnificados por el temporal, que dejó un saldo de ciento veinte muertos en el país. El cierre estuvo a cargo de Paul McCartney, quién tocó temas habituales de sus actuaciones en vivo. Arrancó con Helter Skelter y siguió con canciones como Nineteen hundred and eighty five o Blackbird. El clímax de su actuación llegó cuando dijo: “Hace poco, unos muchachos me pidieron que toque con ellos y de repente entendí que estaba en medio de una reunión de Nirvana” y pasó a presentar los ex-miembros de la banda grunge norteamericana.

25


por beatlemartin Dentro del género de películas musicales existe una rama dedicada a la recreación de historias y hechos referidos al artista en cuestión y en éste rubro, como en muchísimos otros, The Beatles son líderes en cuanto a la cantidad de films donde actores los personifican. El 14 de abril de 1994 se estrenó Backbeat y fue todo un suceso. Como presagiando la tercer beatlemanía que azotó al planeta a mediados de los ‘90, éste film nos posiciona en una de las épocas más apasionantes de la banda: el periodo de formación y consolidación como grupo tocando en los clubes de Hamburgo, Alemania. Pero no hay que confundirse: Backbeat tiene la prioridad de contar la historia de amor entre Stuart Sutcliffe, el bajista perdido de The Beatles, y Astrid Kirchherr, la fotógrafa alemana que tanto influyo en el look y la estética de los muchachos en el futuro. Además, hace hincapié en la relación entre Stu y John, mostrándonos cuando se admiraban y se querían mutuamente. Pero mientras todo eso sucede, vemos a la banda desarrollándose en un ambiente sórdido y hostil, donde los excesos están a la orden del día. A mi entender, la película tiene ciertos puntos criticables. Hay algunas imprecisiones históricas innecesarias, como por ejemplo mostrar a la banda grabando My Bonnie con Tony Sheridan durante su primer viaje a la ciudad portuaria alemana en 1960, cuando está mas que documentado que fue recién en junio del ‘61, o confundir los roles vocales (esto desagrado mucho a Paul en su momento y por eso no tuvo palabras elogiosas hacia la película) cuando muestran a George cantando I Remember You, y lo que Macca consideró más grave, a John cantando Long Tall Sally, el número estrella de Paul en los inicios. La crudeza y veracidad hace que el film contenga escenas de desnudez, algo sensato pensando en que tocaban en clubes de strippers o que Stu en su rol de pintor utilizaba

modelos femeninas desnudas, pero cierta repetición y algunos planos, sobre todo en los encuentros entre Astrid y Stu hacen pensar que se trató de un recurso más efectista que otra cosa. Un punto a favor está en la música, que si bien no cuenta con composiciones originales de la banda (por la eterna negativa de Apple a ceder derechos), tiene un sonido poderoso y, como lo definiría Ringo Starr en aquél momento, “casi punk”. En lugar de utilizar músicos de sesión o alguna tribute band, se reunió a integrantes de la escena alternativa estadounidense. Los elegidos fueron: Dave Pirner (Soul Asylum) en voz, Greg Dull (The Afghan Whigs) en voz, Thurston Moore (Sonic Youth) en guitarra, Don Fleming (Gumball) en guitarra, Mike Mills (R.E.M.) en bajo, Dave Grohl (Nirvana) en batería y Henry Rollins (Black Flag) para cantar un breve fragmento de Love Me Tender. Las actuaciones son, en general, muy buenas. Ian Hart personifica a John, algo que ya había hecho en The Hours and Times, y si bien no tiene un gran parecido físico, lo complementa con una pronunciación perfecta del scouse, (algo comprensible, ya que el actor nació en Liverpool) y una actitud avasallante. El papel de Paul lo hace Gary Bakewell (que reincidiría en el personaje en “The Linda McCartney Story”), mientras que George es personificado por Chris O’Neill, quién actualmente tiene su propia banda tributo, pero cumpliendo con el rol de McCartney. Scot Williams encarna a Pete Best y volvería al personaje en “In His Life: The John Lennon Story”. Los papeles principales están a cargo de Sheryl Lee como Astrid y Stephen Dorff como Stu, quizás los más sobresalientes junto a Hart. En definitiva, es un film que con sus licencias poéticas logra mostrar de un modo real y sin tanta idealización a un grupo de adolescentes tratando de sobrevivir en la ciudad del pecado, luchando po r salir airosos ante cada desafío y mostrándose humanos, con sus miserias y sus bondades. Todo al ritmo de Good Golly Miss Molly.

26


Querida Prudence ¿No quieres salir a jugar? Querida Prudence Saluda al nuevo día El sol está alto, el cielo está azul Es hermoso y tú también lo eres Querida Prudence ¿No quieres salir a jugar? Querida Prudence Abre los ojos Querida Prudence Mira los cielos soleados Hay poco viento, los pájaros cantarán Que tú eres parte de todo Querida Prudence ¿No quieres abrir los ojos? Mira a tu alrededor Mira a tu alrededor Mira a tu alrededor Querida Prudence Déjame verte sonreír Querida Prudence Como una niña pequeña Las nubes formarán una cadena de margaritas Así que déjame verte sonreír otra vez Querida Prudence ¿No me dejarás verte sonreír? Querida Prudende ¿No quieres salir a jugar? Querida Prudence Saluda al nuevo día El sol está alto, el cielo está azul Es hermoso y tú también lo eres Querida Prudence ¿No quieres salir a jugar?

27


por the_beatless George Harrison, rechazó una de las condecoraciones más importantes que otorga su país: la Orden del Imperio Británico, según ha revelado el medio inglés Daily Mail. El informe precisa que Harrison era digno de la alta condecoración porque "fue integrante de una banda que mucha gente considera como el mejor producto que ha salido de Gran Bretaña, y posiblemente fue el mejor del mundo, The Beatles". Sin embargo, y contra lo que se esperaba, George rechazó el título aunque no se indican los motivos reales. Sin embargo, Ray Connolly, periodista y estudioso de la obra de The Beatles, explicó que posiblemente lo hizo porque en 1997 Paul McCartney fue nombrado Caballero. "El ofrecerle la Orden del Imperio Británico y no el título de Caballero fue extraordinariamente ofensivo", expresó.

Crater John Lennon. La Unión Astronómica Internacional (IAU) aprobó los nombres propuestos por el equipo científico de la misión Messenger de la NASA, que está estudiando el planeta Mercurio, para llamar a una decena de cráteres descubiertos en la superficie de este planeta. John Lennon ya tiene el suyo. Según las normas de denominación de la IAU sólo pueden llevar el nombre de artistas, músicos, pintores y autores que han realizado destacados aportes.

Ringo participará en un episodio especial de “Las Chicas Superpoderosas” Ringo Starr, tendrá una participación en el episodio de regreso a las pantallas de "Las Chicas Superpoderosas", ya que el músico prestará su voz para un personaje especial, creado exclusivamente para la ocasión. Starr vocalizará a un profesor de matemática llamado Fibonacco Sequins, personaje inspirado en el italiano Leonardo de Pisa, responsable de la secuencia de Fibonacci. Pero eso no será todo, ya que el músico también compuso un tema especial que musicalizará el show, llamado "I Wish I Was a Powerpuff Girl", el que también contará con un videoclip en el que aparecerán las tres protagonistas de la famosa serie de Cartoon Network. "Las Chicas Superpoderosas" regresará sólo con un capítulo, el que se emitirá en enero para conmemorar los quince años de historia de la animación. La producción estuvo en pantalla desde 1998 a 2005, y de ella se desprendió una película, editada en 2001.

Camiseta para Macca La noche del martes 17 de diciembre, los Nets de Brooklyn tuvieron una actuación destacada frente a los 76ers de Philadelphia al vencerlos 130-94 pero algo que robó las cámaras no sucedió específicamente dentro del campo. Cuando los animadores del partido se disponían a regalar obsequios, un aficionado bastante especial hizo su aparición entre la muchedumbre. Sir Paul McCartney estaba ahí, levantando los brazos como cualquier niño habido de ganar un premio pero cuando éste estaba a punto de llegar a sus manos, alguien más vivo se lo ganó.

28


Y EN EL PRÓXIMO NÚMERO …    

Vegetarianismo Barbara Bach Jimmie Nicol La Conquista de América Y Mucho Mas! 29


Glass Onion - Número 7