Page 1

Qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuio pasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjkl zxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiop TERROR EN LA asdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklz RED xcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqw ertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwer tyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvb nmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiop asdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklz Autor: Erick Manuel Argudin Gómez Grado: 1° Grupo “C”


TERROR EN LA RED

Melisa era una joven, hija del dueño de una farmacia. Ella se entretenía a diario en sus tiempos libres a visitando las redes sociales, y había conocido a muchas personas que más tarde se convirtieron en sus amigos cibernéticos, quienes la invitaban a salir. Un día al estar entretenida en la computadora, se le acercó un cliente el cual se identifico como Marcos, un amigo de un lugar cercano que había conocido por medio de las redes sociales el cual se identificó plenamente. Ante su asombro Melisas acepto a tomar un café después de su turno de trabajo. Marco era un joven moreno, atlético y bien parecido el cual le apasionaban las computadoras, al grado de ser considerado como uno de los mejores hacker del medio, conocido con el sobrenombre del Camaleón. Claro está que en esta cita no menciono nada de esto a su amiga Melisa, ya que podría ello interferir en sus planes. Ya en la cita empezaron a platicar sobre sus aficiones, afinidades y problemas, en lo que por parte de Melisa le comento que en el sistema de base de datos de la farmacia, habían tenido varios problemas con el servidor, por lo que Marcos le comentó que él conocía un poco de computadoras, y se ofreció a ayudarle a corregir el problema.

La verdad es que Marco por medio de las redes sociales había estado interfiriendo la computadora de Melisa, generándole dicho problema, ya que el objetivo de Marcos era el de intervenir físicamente el servidor de la farmacia, ya que como es sabido que la mayoría de las compras, son pagadas con tarjetas bancarias, mismas que contiene información confidencial del tarjetahabiente, para conocer el número de sus cuentas bancarias, y con ello, poder accesar y vaciar las cuentas de banco. Al terminar la cita, Marcos quedo con Melisa que al día siguiente le vería en la farmacia con el fin de tratar de arreglar el problema.


Al llegar marcó le solicito a Melisa le proporcionará el lugar de ubicación del servidor. El servidor, se encontraba ubicado en la parte trasera de la farmacia, en un lugar poco visible, por lo que con ese pretexto, le pidió a Melisa que le ayudara a apagar todas las terminales de acceso, para poder darle servicio a la maquina principal. Mientras esto ocurría Marcos aprovecho esa distracción para instalar un disco interno, el cual almacenaría los datos de los tarjetahabientes, así como también las transferencias bancarias realizadas por el padre de Melisa; al regresar Melisa con Marcos al lugar donde se encontraba el servidor, ella no se percató de cambio alguno, pero Marcos lo que hacía era configurar la computadora para que sólo los datos que le interesaban se guardarán en el disco que había instalado. Hecho esto Marco se retiró de la farmacia, y siguió frecuentado a Melisa para no levantar sospecha alguna por parte de Melisa y de su padre. Al paso de las semanas el sistema trabajo sin problemas, capturando la información que Marcos necesitaba. De ahí el sistema volvió a darle problemas a Melisa por lo que le pido ayuda a Marcos, el cual accedió. Al llegar a la farmacia, Marcos le volvió a pedir a Melisa que apagara todas las terminales de la farmacia, tiempo que el aprovecho para cambiar el disco duro que había colocado en un principio y poner otro totalmente limpio, una vez terminado esto el sistema volvía a funcionar normalmente. Al paso de los días, varios cuentahabientes que habían realizado compras en la farmacia, encontraron, sus cuentas sin dinero, e incluso las cuentas de banco del papa de Melisa tenía un gran déficit de capital ya que el realizaba el pago a sus proveedores mediante transferencias electrónicas de banco a banco a cualquier hora del día. Al no saber qué había ocurrido, los afectados dieron parte a la policía, al tomar conocimiento solicito el apoyo de la policía cibernética, e iniciaron las investigaciones. Al paso de los días, la policía cibernética estableció el lugar en donde se había extraído la información. Al entrevistarse la policía cibernética con el papá de Melisa, la policía lo señaló como principal sospechoso del fraude que habían sufrido varias personas, al oír esto ella, le contó todo a la policía que la única persona que había entrado en el servido era su amigo Marcos, por lo que la policía le pidió que les demostrará lo que estaba declarando; para esto Melisa contacto a Marcos mediante las redes sociales, pidiéndole nuevamente su ayuda para arreglar el servidor, en pocas palabras tendiéndole una trampa. Marcos, sin sospechar nada, acepto la invitación que tanto esperaba. Ésta invitación, era del


conocimiento de la policía cibernética, por lo que para evidenciar el delito de Marcos, implemento instalar cámaras ocultas con sistemas de grabación en el sitio donde se encontraba el servidor.

Al llegar Marcos con Melisa, ella le recibió de la misma manera como lo había tratado en ocasiones anteriores con el fin de que Marcos no tuviera sospecha alguna de lo que ocurría. Marcos le pidió nuevamente, que apagara las terminales de la farmacia, sin saber el volvió a intercambiar el disco duró previamente instalado, sin saber que era observado y grabado por la policía cibernética.

Al terminar, Marcos se despidió de Melisa como siempre, pero al salir de la farmacia, ya era esperado por la policía cibernética para ser arrestado. Al ser llevado a la comandancia de policía, Marcos se declaraba inocente de los cargos de los que era acusado, por lo que la policía le mostró la grabación de lo que había hecho, pero aún así negaba, pero al analizar el el disco duro que él había intercambiado encontraron, sus huellas dactilares además de la información de los tarjetahabientes, información que Marcos utilizaba para vaciar sus cuentas del banco, por lo que fue encontrado como culpable del delito, y la policía mediante el mismo medio, reintegró los saldos a las cuentas bancarias de las personas que habían sido afectadas, incluyendo al padre de Melisa. Después de esto. Melisa dejo de tener tanto apego a las redes sociales.

Autor: Erick Manuel Argudín Gómez. 1° “C”


TERROR EN LA RED  

Erick Argudin

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you