Page 9

nomía y sencillez rotundas. Su admiración mutua terminaría por juntarles en el estudio pocos años después, pero “Atrás” fue la primera muestra de respeto, en este caso de Enrique hacia el autor de “Lucha de Gigantes”, registrada en un disco. Una versión extraordinaria, además, que revelaba un sustrato vital compartido más allá de sus disimilitudes estéticas. Más chocante resulta el acercamiento de Urquijo al veterano rockero argentino Moris, de quien retoma la exuberante “Sábado A La Noche” en una versión cargada de optimismo, prácticamente sin equivalencias en su trayectoria previa o posterior. Junto a composiciones nuevas a cargo de José María Granados (“Corazones de Cartón”, erróneamente acreditada como de autoría propia) o sobre una idea original de Manolo Tena (“No Lo Sé”), encontramos además cuatro antiguos números del repertorio de Los Secretos. Sus reescrituras ofrecen un doble interés: por un lado, evidencian que Urquijo no se centraba en el cancionero ajeno empujado por una ausencia de conexión con el suyo propio, o cansado del material escrito para su grupo de toda la vida. Por otro lado, las nuevas lecturas de Los Secretos a cargo de Los Problemas son del todo pertinentes, al menos desde un punto de vista formal: los discos clásicos de Los Secretos adolecen de producciones blandas, a menudo sin profundidad o brillo, por lo que las cuatro canciones regrabadas

deberían ganar en expresividad bajo el nuevo enfoque. Así sucede en el caso de las versiones, con tratamiento acústico, de “Hoy No” (original de 1983) y “Buena Chica” (1987), pero especialmente en “El Primer Cruce” (1986), un antiguo tema en la línea country-rock de los Flying Burrito Brothers que tanto seducía a Enrique. Sin lugar a dudas, “El Primer Cruce” aparece en el primer disco de Los Problemas en su toma definitiva, donde transparentan de forma brillante las influencias de Gram Parsons o Los Lobos. No sucede lo mismo con “Volver A Ser Un Niño”, un pequeño descalabro (el único en todo el minutaje) especialmente sangrante, por lo mucho que empaña una de las canciones más conmovedoras de su autor. El tema había visto la luz por primera vez

en el “Directo” de 1988, en una toma en vivo correcta y sin estridencias, donde lo más estimable es su enternecedora interpretación vocal. Esto último es lo único que queda en la nueva versión, a punto de ser desbaratada por un colchón musical inadecuado, que desemboca en una festiva coda instrumental sin sentido aparente. Estas once canciones, junto al instrumental “Polka D’Acuario” y una fantástica versión del “Historia De Playback” de Radio Futura, fueron finalmente reunidas y lanzadas con escasa promoción por el sello DRO, vendiéndose unas pocas miles de copias en su recorrido a corto plazo. A partir de entonces, la carrera de Enrique Urquijo y Los Problemas se desarrollaría a trompicones, sin que su líder pudiera llegar nunca a desprenderse de la alargada sombra de Los Secretos.

9

El Giradiscos.com  

Music magazine

Advertisement