Page 29

canciones que entran en los discos, cada uno confía en las suyas y siempre hay problemas para ver cuáles entran. Llegamos al punto en que no había cesión por ninguna de las partes. Eso podía llegar a afectar de forma personal, sobre todo en la parte que toca al hecho de ser dos profesionales que se dedican a la música. Yo creo que llegamos a la decisión adecuada. Ahora mismo somos colegas, nos echamos unas risas y hemos salvado nuestra amistad a pesar de Pereza. Y como dices en la ya mencionada “Pirata”, “y otra vez a empezar de cero” con tu carrera en solitario. ¿Cómo has vivido este hecho? Fue algo que ya me ocurrió con Buenas Noches Rose y ahora ha vuelto a pasar con Pereza. Pero me lo tomo con mucha filosofía. No soy de esas personas que piensan que el tren pasa una sola vez en la vida, creo que pasan los trenes que tú quieres que pasen. Luego puedes tener más o menos suerte, pero creo que tienes que estar en la estación plantado esperando que llegue.

A veces noto que se me agarra el nudo que tengo dentro y mi forma de deshacerlo es haciendo una canción Ahora llevas un año trabajando en solitario. ¿Qué valoración haces de las cosas que están ocurriendo a tu alrededor? Estoy encantado con todo lo que está pasando sinceramente. Ahora tengo muchas más responsabilidades. Empecé en una banda de cinco, después en una de tres, que quedó en dos, y ahora en solitario. Pienso que es el paso último natural de todo esto. Últimamente estoy girando con mi acústicas, después de haber hecho una serie de conciertos de presentación con la banda, algo que nunca pensé que hubiera podido pasar. Voy solo a los sitios y estoy viviendo una experiencia maravillosa. El público me está dando mucho cariño y mucho calor. Me alucina que vengan a verme y se vayan a casa con la sonrisa de oreja a oreja, agradeciéndome en persona lo bien que se lo he hecho pasar; con ese tipo de actos me hacen sentir que les he devuelto el precio de la entrada céntimo a céntimo. Después de tanto tiempo dedicándome a la música pensé que ya lo había visto todo y de repente esto me ha explotado en la cara. Estoy disfrutándolo un montón. Se te ve encantando a pesar de la crisis que seguro estará repercutiendo en la afluencia de público a tus actuaciones. Nadie dijo que esto fuera ser fácil; pero bueno como te digo estoy contento, tanto con el disco que he hecho cómo de la forma en que están yendo las cosas. Ahora con mi gira en solitario, “Menos es Más”, a pesar del momento de recesión que estamos viviendo, me sigo dando cuenta de que hay interés por lo que hago. Me quiero recorrer España tocando en solitario.

Al principio eran siete fechas y ahora han salido bastantes más. Creo que es una forma muy honesta de presentar mis canciones, que además me sirve para darme cuenta de que una buena letra con los acordes adecuados hacen pupa, aunque no tengas a la filarmónica de Viena detrás. Está claro que es un mal momento económico y puede que se vendan pocos discos, pero pienso que todo el mundo quiere ir a ver un gran show con temas que le gustan. Ahí estoy yo, como muchos otros, con mi propuesta saboreándola al máximo. Porque aunque siga trabajando en equipo ahora defiendo mi nombre en una carrera que sigue dando pasos naturales. Han pasado unos meses desde la publicación de “Lo que Más”, con el paso del tiempo. ¿Qué te dice la gente del mismo? La verdad es que ha habido gente que me ha dicho que el disco les entró desde el principio, pero últimamente muchas personas me comentan que al principio no me querían ni escuchar, que lo hicieron y se quedaron fríos. Para después volver a retomarlo y quedar totalmente enganchados al mismo. Creo que mi trabajo como compositor siempre ha sido así. Nunca he hecho canciones que hayan entrado a la primera, siempre me han dicho que mis composiciones tardan en entrar, pero que cuando lo hacen se quedan para toda la vida. Eso es algo que me encanta. ¿Andas trabajando ya en nuevo material de cara a un segundo trabajo? Van saliendo cosas porque la fuente sigue manando, además ese es mi trabajo. Hay canciones que salen en treinta minutos y otras que tardo en hacerlas treinta meses. Sigo intentando buscar aquí y allá, sorbiéndome los sesos, para hacer temas. A veces noto que se me agarra el nudo que tengo dentro y mi forma de deshacerlo es haciendo una canción. ¿Hace veinte años habrías imaginado todo lo que ha ocurrido en tu carrera? Gardel decía que “veinte años no es nada que febril la mirada” (Risas). Esto era lo que quería hacer cuando le puse cuerdas a la guitarra de mi madre, en ese momento ya estaba loco por la música. Tenía muy claro que quería transmitir emociones a través de un instrumento como me las transmitían otros a mí. No sabía si lo iba a conseguir, pero tenía claro que trataría de poner toda la carne en el asador para lograrlo. Luego puedes tener más o menos suerte. Y en ocasiones, teniendo lo que hay que tener, no se está en el momento y lugar adecuados, pero si no estás a ello, tratando que ocurra, está claro que no te va a pasar. Vamos que si quieres que te toque la lotería tienes que comprar el décimo (Risas). ¿Qué crees que te deparará el futuro en los próximos veinte? Espero que me deparen canciones que me siga creyendo y me sigan haciendo pensar de mí que soy bueno, que tengo un toque especial solo mío. Pues nada, Rubén, mucha suerte y que Marc Bolan te bendiga. Y que él lo vea, allá dónde esté. 29

El Giradiscos.com  

Music magazine

Advertisement