Issuu on Google+

El PATITO QUE NO QUERIA IR AL COLEGIO

Había una vez, un patito llamado Juan a él le gustaba hacer muchas cosas en especial nadar en el lago con sus amigos.

Cuando creció mamá pata le dijo: tienes que ir al colegio para aprender muchas cosas. Llegó el momento en el cual era su primer día de clase, pero el patito Juan no quería levantarse, la mamá pata le dijo: mi pequeño Juan levántese. El patito le contesto: un ratito más déjame seguir durmiendo; la mamá pata le dijo: levántate patito hoy vas a ir al colegio.

El patito Juan

se levanto, se estiró

acomodo sus

plumas y cuando estaba tomando desayuno le preguntó a su mamá: ¿Cuánto tiempo voy a estar en el colegio? ¿Nos vamos a demorar mamita? Porque yo quiero ir a nadar con mis amigos. En el colegio no tengo amigos y tengo miedo ir, me voy a sentir solo y triste.


Mamá pata le dijo: que solamente lo iba a dejar un momento, pero luego lo iba a recoger. No tengas miedo aquí vas a conocer más amigos Pero el patito Juan

se puso a llorar: Yo no quiero

quedarme en el colegio, yo quiero quedarme siempre contigo. Mamá pata extendió sus alas abrazando a su pequeño hijo y mientras él sentía su calorcito le pidió:

No llores patito ya veras como te va a gustar estar en el colegio con tus nuevos amigos. El patito Juan hacia un gran esfuerzo por no llorar y abrazarse fuerte a las patas de su mamá, mamá pata le dijo: Tienes que quedarte en el colegio.

La maestra lo recibió con mucho amor y le dijo: Hola amiguito cual es tu nombre, él patito respondió temerosamente, Juan. Que lindo nombre tienes, aquí vas aprender muchas cosas, nos vamos a divertir, a cantar y vas a conocer muchos amigos.

Cuando menos esperaba ya era hora de regresar a casa y mamá lo esperaba en la puerta del colegio. Mamá pata le pregunto: ¿Qué te pareció el primer día de clase en el colegio, quieres volver mañana? Juan le respondió muy alegre.


¡Claro que si mamita, tengo muchos amigos he aprendido juegos, canciones y la maestra nos quiere mucho, por eso mamita mañana y todos los días quiero regresar al colegio donde aprenderé cosas nuevas.

Cuando llegó a casa le contó a papá pato lo que había hecho en el colegio junto a su profesora y amigos y lo feliz que estaba por haber conocido a su maestra y a sus nuevos amigos. El papá pato lo abrazo y le dijo que estaba orgulloso de él por ser un buen hijo.

En la tarde sus amigos del colegio fueron a la casa del patito Juan y le dijeron vamos a jugar, a nosotros nos gusta nadar, comer gusanitos y jugar a las escondidas. ¡Anímate nos divertiremos mucho! El Patito Juan emocionado pidió permiso a sus papas para salir a jugar con sus nuevos amigos.

Esperando ansioso volver al colegio y encontrarse con su profesora.

Colorín, colorado esta historia ha terminado.


Cuento: El patito que no queria ir al colegio