Page 17

Graciela Frigerio ı Aída Poggi ı Silvia Costanzo

15

Esta perspectiva nos coloca en la necesidad de pensar los modos de intervención en el mundo, entendiendo por inter-venir el venir a estar entre, reunirse con otros, admitiendo que la otredad es lo propio de lo humano, y que, por lo tanto, la mismidad es sólo el modo singular de tejer una identidad, ya que toda identidad es inexistente por fuera de un entramado relacional. Pensar en lenguaje intercultural es un modo de poner a trabajar las ideas, haciendo evidentes las dominaciones que resultan de concepciones binarias, sujetas al movimiento pendular que lleva a que, de manera alternativa y sucesiva, una u otra marquen el tiempo, ocultando la relación que las une y constituye. Descartamos así toda idea que asocie interculturalidad con ocupación triunfal de la posición de poder anteriormente detentada por otro. Colonización y conquista ignoran lo intercultural. Acerca de los tiempos en los que esas prácticas se llevaban a cabo mediante la fuerza bruta, abundan los testimonios que indican que el desconocimiento del estatuto de lo humano para algunos habitantes del planeta instauró, como tendencias casi excluyentes, la esclavitud, la servidumbre, la explotación del hombre (no considerado tal) por el hombre (considerado amo), el maltrato y el exterminio. Pero sería desacertado pensar que colonización y conquista se dejaron de ejercer cuando cayeron los imperios que las implementaban. Contemporáneamente, otras maneras −la del pensamiento único, la de la principalidad de la razón instrumental− siguen ejerciendo dominio y tentando intelectualmente a no pocos sujetos. El problema podría plantearse entonces en estos términos: lo intercultural se opone a la tiranía del uno, sea como fuere que este uno se presente. En consecuencia, no se trata de reproducir de ningún modo la ignorancia del otro en tiempos en los que nos proponemos una descolonización (que afecta tanto a los ex colonizados como a los ex colonizadores). La descolonización, por otra parte, no consiste en re-editar un rechazo, en reproducir la negación de otros otros, sino en admitir el mestizaje, propiciar una solidaridad cosmopolita y optar por dar hospitalidad a la figura de la extranjeridad propia del trabajo del co-

pruebas  

depscrus dadasda

pruebas  

depscrus dadasda

Advertisement