Page 16

14

La educación intercultural bilingüe. El caso argentino

Estos y otros interrogantes, propios de la proximidad de un encuentro, son los nuestros, pero entendemos que también son los propios de la comunicación y de la pedagogía intercultural. Quilaqueo, Quintriqueo y Cárdenas (2005, p. 19),14 introduciendo la problemática de la formación inicial de docentes en materia de pedagogía intercultural, expresan: Si pensamos que lo intercultural es considerado como parte de la formación inicial docente, entonces estamos afirmando que es posible formarse en el conocimiento y práctica de su propia cultura y, conjuntamente, de la cultura del “otro”. El otro, hoy día, se ha generalizado y acercado a nosotros; él viene a nosotros o nosotros vamos a él a través de múltiples desplazamientos y comunicaciones. Prepararse para esos encuentros, intercambios, cooperaciones, y entender los conflictos son tareas que conciernen tanto a la institución escolar como a todas las instituciones sociales. Pero, para no desarrollar formaciones superficiales que sean rápidamente sobrepasadas por las realidades, es necesario estar consciente de la diversidad y complejidad de los intercambios culturales.

Desde la posición teórico-política que sostenemos, pensar la problemática intercultural es sinónimo de pensar al mundo humano como aquel que no resulta exclusivamente de la intervención de la mano del hombre,15 sino de lo que los hombres instituyen políticamente a través de sus prácticas discursivas y de sus acciones.

14 Quilaqueo ha trabajado muchos años en la Argentina (en Neuquén y Río Negro). La propuesta del libro referido −cuya lectura recomendamos especialmente− es sumamente interesante. La elaboración para la formación de docentes en educación intercultural bilingüe que los autores despliegan pone de manifiesto la complejidad de aspectos a considerar para que la misma no resulte banal. 15 Los castores llevan a cabo complejas obras de ingeniería; hacen diques, se adaptan a contextos distintos y acondicionan los contextos a sus tareas, pero no configuran entre sí comunidades políticas que se plantean futuros posibles. Nada en ellos se propone alterar un modo de estar en el mundo distinto a aquel a que los confina su sofisticada programación genética.

pruebas  

depscrus dadasda

pruebas  

depscrus dadasda

Advertisement