Page 1


La sociedad se está modificando de manera radical en esta era. La tecnología ha introducido enormes cambios en nuestra vida diaria. Alrededor del mundo, las escuelas están esforzándose por preparar estudiantes que enfrenten estos retos. Sin embargo, aún en los países con las tecnologías más avanzadas, los esfuerzos para preparar los estudiantes para la Era de la Información, solo han tenido éxito parcial. Pensemos en algunas de las maneras en que la tecnología cambia a las escuelas. Una de las más profundas modificaciones que ha traído la tecnología al ambiente de aprendizaje, ha sido el pasar de una escasez a una abundancia de recursos. Las estrategias que se desarrollaron para enfrentar la escasez de recursos tienen en la actualidad un valor muy limitado. El libro de texto con su información seleccionada, pre-digerida y presentada en una secuencia lógica, era el recurso ideal en la época de recursos limitados. Sin embargo, el libro de texto es inadecuado y pasado de moda cuando se prepara a los estudiantes para la Era de la Información. Para ser competentes en el mundo que está afuera del colegio, los estudiantes necesitan desarrollar la capacidad de aprender de la información tal como la encuentran en las situaciones de la vida real, esto es información que no se encuentra pre-digerida, cuidadosamente seleccionada, ni lógicamente organizada. Las tres tareas de la educación en una sociedad libre son: preparar a los estudiantes para el mundo laboral, para ser ciudadanos y para la vida diaria. Necesitamos replantear cada una de ellas para la escuela de la Era de la Información. Si pensamos en la preparación para el mundo laboral, debemos reflexionar sobre la forma en que la tecnología modifica la naturaleza del trabajo y las nuevas preguntas que plantea sobre la manera como aportamos e innovamos productivamente en el contexto de la economía global. Para prepararlos como ciudadanos, debemos reflexionar sobre la manera como la tecnología modifica nuestro sentido de participación en la comunidad y cómo plantea preguntas apremiantes sobre la manera de participar como electorado informado en una sociedad democrática. Respecto de la preparación para la vida diaria, debemos reflexionar sobre cómo la tecnología la ha vuelto más compleja y las preguntas inquietantes que plantea sobre cómo se logra el sentido de la propia identidad respecto a los demás y cómo disfrutar de alegría y creatividad en nuestra propia vida. Para enfrentar estas tres tareas lo más importante es desarrollar en los estudiantes la capacidad de encontrar significado en un amplio conjunto de recursos de información. Las tres tareas requieren pericia en la búsqueda y utilización de la información así como la capacidad para encauzar el proceso de investigación. La búsqueda se encuentra en la base de la Competencia para el Manejo de la Información (CMI), también llamado el alfabetismo en información. La competencia en el manejo de la información, es la capacidad


de usar la información de manera significativa en todos los aspectos de nuestra vida. El reto que enfrenta la escuela en la Era de la información es educar a los niños para vivir y aprender en un mundo tecnológico, rico en información. Las habilidades alfabéticas básicas de lectura, escritura y cálculo deben aplicarse y adaptarse a ambientes ricos en información y nuevas tecnologías. El memorizar respuestas sencillas correctas y el reproducir textos, no es de ninguna manera suficiente para preparar a los estudiantes para la competencia en el manejo de la información que van a necesitar no solo con el fin de realizarse en la vida, sino de poder llevar vidas productivas en la sociedad de la Información. Ubicar e interpretar información para construir de esta una comprensión personal, es una habilidad de alfabetismo básica en la Era de la información. Estos cambios significativos requieren de maestros y MaestrosBibliotecólogos que estén en capacidad de: orientar a los estudiantes en el proceso de la búsqueda, en el proceso de aprender de una variedad de fuentes de información y en el de aprender a construir significado en ambientes cargados de tecnología y ricos en información.


Desafortunadamente, la mayoría de los esfuerzos para llevar a cabo una reforma han sido insuficientes para alcanzar la meta de adaptar las escuelas a la Era de la información. De hecho, la investigación sobre la reforma escolar ha mostrado lo difícil que es introducir cambios en la escuela. En su mayoría las iniciativas para llevar a cabo reformas en las bibliotecas escolares, no han sido aprovechadas plenamente y no se ha tomado en cuenta el gran potencial que tienen los Maestros-Bibliotecólogos para preparar a los alumnos en la Era de la información El docente hoy en día, por las exigencias de su práctica, el escenario en el que actúa y las demandas del mismo, es un profesional que toma decisiones, flexible-libre de prejuicios (actitud de anteponerse y rectificar a tiempo), comprometido con su práctica (reflexiona sobre la misma y aporta elementos de mejora), que se convierte en un recurso más para el grupo. Las necesidades del nuevo profesional pueden definirse como: espíritu innovador, flexibilidad, trabajo en equipo, conocimientos tecnológicos, creer en su profesión, tener un sentido de la responsabilidad y el compromiso. Todo este perfil docente, integra una serie de conocimientos, capacidades, habilidades-destrezas y actitudes entre los que podemos destacar como más relevantes: 1.- Debe conocer el entorno (centro educativo, entorno social envolvente y contexto social general) e interactuar con los mismos. 2.- Capacidad reflexiva para poder tener conciencia de cada uno de los pasos en el proceso de la enseñanza. 3.- Actitud autocrítica y evaluación profesional entendida como mecanismo de mejora y calidad de los procesos de cambio. 4.- Capacidad constante de adaptación a los cambios. 5.- Tolerancia a la incertidumbre que provoca el cambio, el riesgo que supone, y la inseguridad personal y profesional que se deriva de los nuevos retos. 6.- Capacidad de iniciativa y toma de decisiones, reflexiva, crítica y evaluadora. 7.- Capacidad para poder acometer procesos de innovación. 8.- Trabajo en equipo tanto en la planificación como en el desarrollo y evaluación en el proceso de innovación. 9.- Motivado a buscar nuevas formas de actuación para la mejora de su práctica.


10.- Compromiso ético profesional, capaz de implicarse no sólo en procesos de cambio, sino también para acometerlos con garantías de éxito. La presencia de las Nuevas Tecnologías en la sociedad y las potencialidades que éstas ofrecen como recursos para la educación constituyen una razón suficiente para justificar su incidencia en el perfil del profesor, en la medida en que éste ha de desarrollar su acción educativa de un modo coherente con la sociedad en la que vive aprovechando al máximo los recursos que le ofrece. En relación con las Nuevas Tecnologías esto implica que el docente debe conocerlas en todas sus dimensiones, ser capaz de analizarlas críticamente, de realizar una adecuada selección tanto de los recursos tecnológicos como de la información que estos vehiculan y debe ser capaz de utilizarlas y realizar una adecuada integración curricular en el aula. Podemos afirmar entonces que las Nuevas Tecnologías afectan al perfil del docente en la medida en que le exigen una mayor capacitación para su utilización y una actitud abierta y flexible ante los cambios que se suceden en la sociedad como consecuencia del avance tecnológico.

Teniendo en cuenta las exigencias e influencias de la sociedad tecnológica en el perfil profesional del profesor, una serie de aspectos que deberían ser integrados en la formación del profesorado de este siglo son los siguientes: 1- Destrezas de comunicación. 2-Técnicas de asesoramiento personal. 3- Conocimiento de los nuevos recursos y reglas. 4- Manejo de técnicas de creatividad.


5-Planificación estratégica y gestión del tiempo. 6- Gestión de la calidad total. 7- Servicio al cliente. 8- Técnicas de negociación.

LA EDUCACION EN LA ERA DE LA INFORMACION  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you