Issuu on Google+

segundones

sociedad

El segundo mejor nadador en una Olimpiada VÍCTIMA Steve Genter VICTIMARIO Mark Spitz Los Juegos Olímpicos de Munich 1972 reconocieron al nadador estadounidense Mark Spitz (el bigotón de la foto) como el ganador indiscutible, cuyo récord de siete medallas de oro y el rompimiento de las marcas mundiales –en cada una de sus victorias– opacaron a Steve Genter, quien, a diferencia de Spitz, consiguió dos de plata y una de oro. Pese a que Genter no recibió el orgullo y la euforia de un primer lugar, lo colocamos como uno de los mejores nadadores en una Olimpiada, ya que a menos de una semana de la competencia uno de sus pulmones se colapsó. Genter nadó sin el consentimiento del médico y, durante los 200 metros estilo libre, las puntadas se abrieron y le ocasionaron sangrado interno. A pesar de su serio problema de salud logró convertirse en el segundo mejor nadador y, tal vez, de no haber sido por el pulmón defectuoso Genter hubiera podido ser el triunfador.

fotoS latin stock

El segundo pico más elevado de la Tierra VÍCTIMA Godwin Austen K-2 VICTIMARIO Everest El monte Everest es el nombre que ocupa el único registro mental que tenemos sobre el pico más elevado de la Tierra, debido a que ningún otro supera los 8,844 metros (casi nueve kilómetros) sobre el nivel del mar. El Everest ha acaparado la atención mundial de escaladores, geógrafos y tipógrafos, pero en esta ocasión dirigimos el reflector al segundo –y no menos impactante– pico más elevado, el Godwin Austen, conocido como el K-2 o Dapsang. Localizado a 1,300 kilómetros del Everest, el K-2 es el más alto de la cordillera del Karakórum con 8,611 metros de altura sobre el nivel del mar. A 234 metros de ser el número uno del mundo y, aunque ya ha sido escalado, también merece admiración. Recomendamos que busquen nuevos retos, como la montaña Gosainthan, que aún no ha sido conquistada.

El segundo auto más vendido de la historia VÍCTIMA Ford F series VICTIMARIO Toyota Corolla En 1966, época en la que los automóviles europeos y estadounidenses eran considerados los más confiables, nace el modelo Corolla, del fabricante japonés Toyota. En un inicio fue un sedán de dos puertas y motor de cuatro cilindros con 60 caballos, que demostró su calidad y precio económico, y cuya popularidad lo impulsó a ser el coche más vendido con 35 millones de unidades hasta la fecha. Nuestro segundo lugar es una pick-up que, a pesar de que sólo se vende en Norteamérica, cada año es adquirida por un millón de usuarios, lo que equivale a una camioneta vendida cada 30 segundos. En la actualidad, 25 millones de F Series circulan por la calle y, no obstante de que no se acercan a las ventas del Corolla, rompieron el récord de ventas en un sólo mes, con 126,905 autos en julio de 2005. ¿Y el ‘Vocho’? Lamentamos decirte que el vehículo alemán que dejó de producrise en México en 2003, vendió una cantidad mundial de 21 millones 529 mil unidades. Esos japoneses volvieron a hacerlo.

El mejor subcampeón de un Mundial de futbol

fotoS zuma press/efe

VÍCTIMA Italia VICTIMARIO Brasil El récord –hasta ahora insuperable– de cinco victorias y la calificación en todas las fases finales colocan a la selección de Brasil como la número uno del mundo y, a Italia, con sólo una copa de diferencia, en el combinado que se mantiene a punto de también llegar a ser el mejor. El ‘Partido del Siglo’, que se jugó en el Mundial de 1970 en México, reunió a los dos grandes en la final que, hasta ese momento, llevaban un empate de dos copas. La figura de Pelé, quien salió victorioso y en brazos de sus compañeros, marcó la diferencia en la que Italia tomó el segundo lugar. En el Mundial de EU (1994) Italia tuvo otra oportunidad para vencer a su rival más fuerte, sin éxito alguno. Hoy, a un año del próximo campeonato, reconocemos al ‘País de la Bota’ como el actual campeón del último Mundial de 2006 (contra Francia). Esta selección no nos sorprendería si mandara a Brasil a la posición número dos, ya que desde el inicio de los mundiales, Italia definió su grandeza con su primer título, el cual lo obtuvo 24 años antes de que Brasil ganara su primera copa. Forza Italia!, gritan las mujeres aficionadas a la galanura latina.

y psicólogo organizacional de la compañía Avon Cosmetics México, Emir Bernal, dice que “los padres transfieren sus propias frustraciones a sus hijos y, el deseo de superación personal, se concibe por medio del logro de sus descendientes. El éxito de sus hijos es también el

de sus progenitores, es decir, los hijos se vuelven una extensión y ampliación de sus padres”. La psicóloga Pesqueira coincide con la explicación de Bernal, y agrega que “somos el resultado de nuestros padres; sin embargo, tenemos la opción de asumir el lugar en el que ellos nos colocan y la

libertad de situarnos y definirnos de manera personal en el sitio que elijamos “. Esta actitud puede repetirse durante la educación de sus propios hijos o, por el contrario, omitirse como una decisión consciente. Los padres también son víctimas de la educación que recibieron durante su infancia.

Dime de qué presumes El deseo obsesivo de obtener el primer lugar responde a la carencia de autodefinición y a la falta de construcción individual de la identidad. “El ímpetu por ser el mejor recae en una necesidad de confirmación del yo,

CM 66 julio 09

066 CM07-mxJul09

66

6/8/09 8:55:49 PM


066 CM07-mxJul09